Variación de mi estrategia de trading

Me impactó mucho tu artículo del año 2014 sobre como hacer crecer una cuenta pequeña con la estrategia de dejar correr las ganancias. Me preguntaba, a día de hoy, después de 6 años, cómo te fue con la estrategia, tuviste éxito?, ¿ya la cambiaste? ¿en qué terminó todo?

Respuesta:

Querido amigo, pues efectivamente sufrió variaciones, y te digo en que sentido y por qué.

Empecemos por el principio.

La idea de poner en práctica la estrategia de abrir una operación y dejar correr las ganancias comenzó con la creencia de que operando justo al contrario que los perdedores, que cortan los beneficios y dejan correr las pérdidas, tendría el efecto contrario y la cuenta terminaría creciendo.

Y, en efecto, cuando agarraba tendencia las ganancias crecían a lo largo del tiempo y si la operación era errónea, rápidamente saltaba el stop con lo que las pérdidas eran mínimas cuando esto sucedía.

A partir de ahí, mi siguiente paso, fue tratar de eliminar, en lo más posible, por pequeñas que fueran las pérdidas, las operaciones negativas.

Y esto lo logré de 2 maneras:

  1. Subiendo el stop a Break Even, pero sólo cuando las ganancias ya se habían despegado convenientemente del precio de compra. De esta manera sabía que si saltaba el stop lo hacía sin arrojar números rojos, con el efecto consiguiente de que si bien no eliminaba todas las operaciones negativas si lo hacía con gran parte de ellas.
  2. Escogiendo bien las entradas y no «entrar a todo lo que se moviese».

Pero me encontré con un serio inconveniente a la hora de dejar correr, el tiempo que fuese, las ganancias.

Y ese inconveniente fue: ¿Cuándo cerrar?, ¿Cuándo es suficiente?
Ahí me acordé de la célebre cita bursátil:
«Tratar de ganar el primer y último dólar, en una tendencia, resultan ser los dólares más caros del mundo». Algo así es 🙂

Entonces apareció un factor con el que no había contado: el factor tiempo.

La tendencia corría a mi favor, si, pero después de estar semanas o incluso meses aguantándola, esta, en sucesivas operaciones se dio la vuelta, eliminando buena parte de los beneficios latentes e incluso haciendo saltar el stop.

Vamos, una pérdida de tiempo irrecuperable con muy poco o ningún beneficio. Tanto tiempo aguantando la posición para nada. El tiempo que pierdes no se puede recuperar.

Entonces tuve que modificar mi estrategia e introducir un cambio.

En la actualidad sigo entrando y dejando correr la posición a mi favor pero con una mejora:

Dejo correr la operación hasta que gano 4 veces lo arriesgado, y justo en ese momento, subo el stoploss a 3 veces lo arriesgado, de manera que la cuenta crece porque cada ganancia me da para 3 operaciones con pérdidas (salvo las operaciones en las que ni llega a esa operación pero ahí ya actúa el stop minimizándolas), 3 a 1, pero al no cerrar la operación (sólo aproximo el stop para que sea el propio mercado quién la cierre), en muchas de las ocasiones se cierra la posición con una ganancia 6:1, 10:1 ó incluso más.

Esa es la pequeña gran variante.

Por lo demás entendí que es imposible intentar predecir lo que va a hacer el mercado porque ni el mismo lo sabe.

NO sabes dónde se va a dar la vuelta la tendencia, ni lo intentes siquiera, porque hay tendencias más largas o más cortas y otras que retroceden para tomar impulso pero otras lo hacen para darse la vuelta y no volver, por lo que, por ahora lo que me funciona es lo anteriormente explicado.

Y, por supuesto, perseguir el precio con el stop, cuando vas ganando, es la mejor manera de minimizar los beneficios. No debe hacerse. Hablo del trailing stop.

 
El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.