El retroceso de la cotización hasta un punto anterior de soporte, dentro de una tendencia alcista, nos ofrece una de las mejores ocasiones para reincorporarnos a dicha tendencia.