Una confesión

Llegados ya a este punto, donde puedo decir que llevo un tiempo razonable operando en los mercados, voy a comentar lo que hasta ahora me ha funcionado mejor.

He probado de todo desde mis inicios, desde análisis técnico hasta fundamental, desde acciones hasta divisas. He hecho numerosas pruebas, backstestings, investigaciones, etc, etc, etc.

Y bien, mirando atrás y comprobando resultados históricos, aunque tengo que decir que ha sido todo un proceso y no se si aislando estas premisas actuarán por sí solas o si bien hay otros aspectos añadidos que no reconozco, lo cierto es que estas has sido las normas o actos, por así decirlo, que más beneficios me han reportado:

  • La operativa en divisas (Forex). Tengo que reconocer que mis mejores ganancias han venido de este mercado. No se, me resulta más fácil intuir los movimientos, quizá sea porque los bancos centrales ponen de su parte al decir de alguna manera lo que van a hacer… Tambien porque me permiten operar en ambas direcciones (corto o largo). También porque son las que ofrecen las ganancias más rápidas. Las acciones tardan bastante más con sus movimientos. Además, como sólo se operan al alza (hablo de compra de acciones al contado) en los momentos de crisis tienes que esperar años, primero a que bajen y luego a que se recuperen a base de incremento de beneficios de las empresas que cotizan, etc, o sea, demasiado lento para mí, demasiado lento para una vida. Necesito divertirme, no puedo estar sin hacer nada años y años. Es cierto que el value, ahora de moda, es interesante pero te tiene que gustar el análisis contable de las miles de empresas que hay por todo el mundo (algo bastante tedioso para mí) para luego, después de tantos años de apostar por un valor que no te de los resultados que esperabas. Años perdidos. Además, muy pocos o casi ninguno son los que superan la rentabilidad que ofrece el mercado año tras año. Vamos, comparando trabajo vs beneficio, claramente descartada esta opción. Quién sabe si algún día… De hecho lo he intentado mínimamente hace poco pero me he vuelto atrás al recordar el dicho «si algo funciona, no lo cambies».
  • Mantener mis reglas lo más simples posible. Cada cierto tiempo hago una «limpieza». Ya sabemos que a medida que avanzamos en las investigaciones, en nuestro trabajo, etc, vamos acumulando más y más «cosas, apuntes…» que lo único que hacen es ocupar y no aportan nada. Por lo que cada cierto tiempo, hago una limpieza y elimino aquello que no me aporta nada. Simplificar, hacerlo todo minimalista. Este es el ideal a perseguir. El famoso 20/80 de Pareto donde el 20 % de lo que haces aporta el 80% de los resultados. No hay que buscar donde no hay, ni sacrificarse sin más ni más. La mayoría de las veces, lo más fácil, lo evidente, es lo que mejor funciona.
  • El flujo del dinero. Algún día lo explicaré en detalle. Quizá en algún curso que tengo planeado en el futuro. He intentado por activa y por pasiva adivinar el futuro de los mercados por medio del análisis técnico. No lo he conseguido al nivel que yo quería, y ahora simplemente lo utilizo como apoyo a unas fuerzas mucho más poderosas que son realmente las que en realidad mueven los mercados y permiten concretar con bastante más precisión donde está el inicio y final de una tendencia. No digo que sea infalible pero tengo que reconocer, que de lejos, ha sido lo que mayor rentabilidad me a ofrecido. Repito, el flujo del dinero o lo que yo llamo «Efecto Discoteca»: identificación de los factores que dirigen el dinero de un mercado a otro. Esencial.
  • Y, en cuanto a herramientas técnicas, 2 imbatibles: mantener el stoploss lo más alejado posible y mantener la «apuesta» muy baja, no arriesgando nunca más del 0,5% del capital total (hablo de la operativa en divisas). Últimamente opero con CFDs.

Artículo Escrito por

Javier Pena

Trader en divisas, bolsa y materias primas.