Tu personalidad marca la elección de tu operativa: a favor de tendencia o a la contra

Aunque se pueda ganar dinero contratendencia operar a favor de esta incrementa mucho las expectativas de ganancia.

Si coges un gráfico y comienzas a hacer operaciones al azar fácilmente te darás cuenta de ello.

Por supuesto que habrá muchos traders que defiendan la operativa contratendencia. Personalmente considero que sólo se puede ganar de esta manera operando con muchísima disciplina y sobre todo con un gran número de contratos que te permitan sacar unas ganancias apropiadas ya que este tipo de traders sacan su dinero abriendo y cerrando posiciones muy rápido.

Son operaciones con muy pocos puntos o pips de beneficio pero que debido al alto apalancamiento suponen mucho dinero en beneficios. Ni que decir que necesitas de un gran capital para operar de esta manera.

La operativa contratendencia, a parte de muchísima disciplina, requiere vigilancia constante (con su consiguiente desgaste), fijación de objetivos de pérdidas y ganancias,  stops-loss muy ajustados, que te guste la acción y que seas equilibrado psicológicamente sino el mercado te hará trizas en este sentido.

No permite ni un mínimo fallo ni cualquier punto de dejadez. Y por supuesto, dedicación a tiempo completo.

El trader que opera contratendencia debe ser metódico y para nada despistado o pasota.

Cualquiera que llegue al mundo del trading hará bien en estudiarse primero a si mismo para ver cual es su personalidad antes de decidirse por una operativa u otra porque el primer fallo vendrá de este lado.

Así que, dicho esto, estoy en condiciones de exponer que se puede ganar mucho dinero operando a la contra pero que también, las exigencias para ello son las máximas.

Por el contrario operar a favor de tendencia suele ser más llevadero, salvo en una cosa: necesitas de una paciencia extraordinaria para aguantar el lento devenir de las cotizaciones en tendencia.

Es verdad que se pueden lograr también ganancias astronómicas sin tener tanto dinero en cuenta y operando con pocos contratos o lotes, pero exige de tí que seas una persona calmada y paciente para aguantar la duración del movimiento. Si te sales antes de tiempo no tendrás éxito con este tipo de operativa.
De nuevo, como puede percibirse, entra en juego la personalidad del trader en cuestión.

contratendencia

En el gráfico de arriba puede observarse como la cotización dibuja en el gráfico una leve tendencia alcista.

Si entrásemos al azar, tanto hacia arriba como hacia abajo en los puntos A y B, como en otros puntos intermedios, nuestra posición sería barrida por el zig zag de las velas.

Si operamos a la contra en los puntos C y D podremos coger 2 interesantes movimientos cortos. Movimientos que operaremos con muchos lotes para lograr una ganancia antes de que la cotización se de la vuelta, asunto del que deberemos estar muy pendientes porque sino, y debido a que la tendencia es alcista, nuestras ganancias irán desapareciendo y entraremos en pérdidas en algún punto.

Operar a la contra en los puntos f y g no merece la pena. El recorrido es demasiado corto y la exigencia máxima para sacar algún beneficio de ello.

En cambio, si sabemos que la tendencia es alcista y entramos al alza en los extremos de esta (puntos mínimos en 1, 2, 3 y 4) nunca entraremos en pérdidas pero, como dije antes, aquí la exigencia es la paciencia para aguantar el tiempo que dura la tendencia sin cerrar.

¿Qué tiene de bueno operar a favor? que el dinero va creciendo mientras duermes y el tiempo libre es máximo. Sólo que si eres personalmente activo y te gusta estar pendiente a cada rato del gráfico te aburrirás como una ostra y no serás capaz de aguantar mucho con la posición abierta y mucho menos con esta forma de operar.

Por tanto, en un acto de sinceridad, haz un escaneo sobre tu personalidad y decide.

Seguramente tu mente te dirá que quieres ganar dinero rápido y que deseas operar contratendencia, pero debes dejar tus ansias de ganar a un lado y consultar a tu personalidad por si no está preparada para operar de la manera que deseas.

Operar contratendencia es complicado pero más lo será operar contra tí mismo.