Tratar de operar en muchos mercados a la vez suele ser contraproducente

A raíz de un comentario de un lector del blog surge este artículo sobre un tema que ya he comentado alguna vez:
[...]

A raíz de un comentario de un lector del blog surge este artículo sobre un tema que ya he comentado alguna vez:

El número de mercados en los que operas influye en tu rentabilidad final.

En los humanos, el cerebro está preparado para lo simple, sólo es capaz de prestar atención a una sola cosa de cada vez (no es que lo diga el sexo opuesto) es que es verdad.

Yo también lo he intentado al principio, seguir muchos mercados a la vez. Me parecía que así tendría más oportunidades.

Luego entendí que muchos de los mercados que seguía estaban altamente correlacionados. ¿Qué suponía este nuevo enfoque de la situación?

Pues que si seguía 20 mercados, 15 se movían en la misma dirección con una gran similitud. Gran estupidez por mi parte no haberme dado cuenta antes.

Ante este nuevo panorama que se me abría comencé a cribar mercados para quedarme con los mínimos posibles.

La alta correlación negativa que hay entre los pares de divisas EURUSD y USDCHF me bastaban para poder operar al alza o a la baja. Cuando uno subía el otro bajaba.

Hasta que de todas maneras observe que otros mercados o activos que «caminaban» a su antojo respecto a estos pares por lo que hice una lista, que actualmente sigo, para abarcar todos los mercados mundiales con el mínimo de activos posibles.

Así que de esta manera surgió la siguiente relación:

Divisas: EURUSD, USDCHF, USDJPY

Materias Primas: ORO, PETROLEO

Bolsas: S&P, IBEX-35 (sólo por nostalgia, no recomendable. Genera más gaps que agujeros negros el Universo)

En el trading, te lo aseguro, «Menos es más».

 

El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.