¿Tienes la suficiente fuerza mental para ganar dinero en los mercados financieros?

El trader debe de ser consciente de que siempre hay alguna oportunidad en el mercado. El problema es dar con ella.

Señales o técnicas de entrada hay muchas y cada una tiene un porcentaje de acierto.

Lo ideal sería que el operador fuese capaz de distinguir el porcentaje de fiabilidad correcto del % de cada señal pero es algo que requiere de muchísima práctica. No es nada fácil distinguir el porcentaje positivo que arroja cada diversa técnica de entrada en el mercado.

Necesitas de bastante dinero para adquirir la experiencia que se necesita para saber cribar el ruido del mercado. Y mientras no la adquieres tu operativa será igual a “sobreoperación“.

Es por eso que siempre insisto en el susodicho 1% de pérdida máxima de la cuenta por operación. Todo aquello que se exceda hará que tu cuenta corra peligro y que la agotes antes de conseguir la suficiente experiencia como para distinguir las buenas oportunidades de las malas.

Por lo tanto este sería el objetivo máximo de un trader:

“Distinguir cada una de las buenas oportunidades que el mercado le lanza cada día”

Mientras no lo consiga abrirá posiciones sin lógica alguna y “disparará” a todo aquello que se mueva: llámese mercados, llámese todo tipo de señales. Su cuenta se mantendrá siempre en rojo hasta alcanzar la experiencia adecuada.

Para evitarlo hay otra forma de operar aunque más difícil, psicológicamente hablando. Se trata de elegir únicamente uno o dos mercados y entrar en base a una sola técnica.

De esta manera la sobreoperación será menor y la especialización en un par de mercados y en una sola técnica hará al trader mucho más experto.  Sabrá más sobre menos. Esto es lo que suelen hacer algunos grandes traders conocidos, se especializan sólo en un mercado.

No le hables de otros mercados, sólo háblale del que manejan. Conocen lo básico del resto pero del que se han preparado no hay nadie que les iguale, y les basta, les basta para ganar inmensas fortunas.

Pero como he dicho antes, este tipo de operativa no vale para todos. Requiere de un gran control psicológico. Requiere que el trader que se incline a operar de esta manera sea capaz primero de vencerse a si mismo. ¿Por qué?

– Porque requiere pasar por alto señales que dan otros mercados que no son el suyo específico.

– Porque requiere pasar por alto señales dentro del propio mercado que conoce y que no coinciden con la técnica que ha elegido para operarlos.

En un mundo tecnológico como el actual en que por medio de una pantalla tenemos acceso a todos los mercados financieros actuales y a toda la información financiera es meramente imposible para el trader no caer en la tentación de sobreoperar a cada momento.

Por tanto y además de la necesidad de tener una gran fuerza mental para operar según las reglas propuestas se une el hándicap del aislamiento. El trading es un oficio solitario y sólo ganan aquellos que saben aislarse adecuadamente de toda noticia, consejo y rumor.

Aislarse, centrarse en un par de mercados, operar con una sola técnica, esperar durante horas a que aparezca la oportunidad… Si aun no eres capaz de lograr seguir estas reglas, no durante un rato sino durante todo el tiempo, aun te falta mucho para vivir del trading.

NOTA: tienes muy poco margen de error de ahí que operar con una sola técnica o señal de entrada mejore tu porcentaje de acierto.