Menú Cerrar

Tiempo y dinero

Sobre todo cuando operas intradía, las ganas de ganar dinero enseguida hace precipitarse a la mayoría de los traders.

La precipitación es, a la hora de entrar (el mercado siempre nos está tendiendo trampas y nos hace ver una oportunidad donde no la hay), y a la hora de salir (sobre todo si estamos en ganancias).

Hay un refrán que dice: » Tan malo es actuar antes de tiempo como dejar pasar la oportunidad».

La misión del trader es encontrar el equilibrio entre ambas pues son los 2 defectos más evidentes a la hora de encaminarnos hacia las pérdidas.

El tiempo justo a la hora de tomar una decisión incide de manera muy importante en su resultado.

Es fácil operar intradía, sólo tienes que apretar un botón, pero es el tiempo que dejamos para madurar la decisión lo que nos va a permitir elegir las mejores oportunidades del día. Si no eres capaz de esperar el tiempo suficiente para ver la oportunidad, que puede incluso llevar al trader a estar pendiente del gráfico incluso durante varias horas, no serás capaz de mantener la cuenta en positivo porque es el elevado número de operaciones sin ton ni son la que te la mantendrán en rojo (sobreoperación).

Por tanto, la elección de la operación «verdadera» es crucial. El stop también lo es y se encargará de que las pérdidas sean muy pequeñas de manera que cerrará las malas posiciones y mantendrá abiertas las buenas recuperando el dinero perdido en las operaciones falladas. Así que el stop-loss será esencial para lograr la consistencia. La manera de colocarlo también pero eso ya es harina de otro costal (el que mejor funciona es aquel que más alejado se pone sin aumentar nunca el riesgo).

Bueno, hasta aquí todo bien, y salvo la pesada espera (hándicap mayúsculo en la operativa del trader), el problema también viene cuando las operaciones están abiertas.

No siempre se desarrollan lo rápido que deseamos por lo que en ese momento la mejor técnica que me funciona es la de hacer otras tareas, puesto que si estás mirando el sube y baja de la cotización puede hacer que cierres antes de tiempo la posición, bien por aburrimiento o bien porque tienes unas pocas ganancias y tienes miedo perderlas.

También en las salidas, el tiempo juega un papel importante ya que debemos dejar que se desarrolle libremente la estrategia trazada. El movimiento, a veces, horizontal del mercado puede llevarnos al mayor de los aburrimientos por lo que, como he dicho, cuando los stops están situados perfectamente de manera que si saltan las pérdidas son mínimas, la mejor de las estrategias es dejar que se cumpla lo que se tenga que cumplir.
Si salta el stop estarás cubierto, ya sabes de antemano lo que puedes perder, nunca te convertirás en un inversor a largo plazo y si no lo hace seguramente te encuentres con una sorpresa agradable en el saldo de la operación.

Lo que está claro es que es muy difícil que pierdas en todas, por lo que las que han acabado en ganancias compensarán las de las pequeñas pérdidas y aun encima acabarás en beneficio.

Es importante también valorar la colocación de un profit warning alejado para que si la cotización llega a un nivel donde las ganancias serán muy abundantes, estas no se evaporen.

Por lo demás, aunque pueda parecer descabellado, el abandonar la posición a su suerte hará que tengas mayores ganancias que estar siguiéndola minuto a minuto. Comprobado.