Tiempo Vs beneficios

Los traders podemos operar en cualquier espacio temporal gráfico de un activo.

Si hubiese un sólo espacio temporal para todos, sería más fácil.

Estos espacios son muy importantes y cada uno de ellos va por libre aunque siempre de la mano del resto de los marcos temporales. Todos están interrelacionados.

El trader intradía es aquel que opera en espacios muy pequeños de tiempo: 5´, 10´, 15´, 30´.

Cuanto más pequeño es el marco temporal más rápido pueden sucederse las operaciones ya que hay más cantidad de tendencias, de figuras, patrones, soportes, resistencias, etc.

Ni que decir tiene que cuanto más pequeño, más difícil de operar.

Por el contrario, los espacios temporales más grandes tardan más en el tiempo en desarrollar las características gráficas antes descritas.

He aquí que el trader debe tener muy en cuenta todos estos detalles.

Los hay que operan incluso en un sólo espacio temporal. Cada uno debe saber mejor lo que le va.

Pero lo que si está claro es que para operar en time frames muy pequeños o intradía es necesario una buena cantidad de dinero en cuenta puesto que las tendencias se desarrollan tan rápido que con muy pocos contratos sólo podrás ser capaz de ganar muy poco dinero para el riesgo que supone operar en el intradía.

Así que la característica operativa de un trader intradiario sería la de operar con un gran volumen de contratos para conseguir mucho dinero en un corto movimiento de la cotización. Pero no sólo sería corto el trazado del movimiento en el gráfico sino el tiempo empleado para ello.

Por ejemplo: supongamos que el Ibex tuviese un movimiento intradiario de 50 puntos. Operando en el Mini-Ibex eso supondría para 1 contrato, 50 euros de ganancia acertando con el movimiento. Es fácil entonces averiguar que si operamos con 20 contratos, esos 50 euros se convertirían en 1.000 euros, posiblemente en unos minutos.

Así que quede claro que para operar intradía, el trader tiene que ser capaz, por todos los medios, de tener una cuenta lo suficientemente voluminosa para poder operar con gran cantidad de contratos. En un día puedes hacer el sueldo de un mes.

Que quede también claro que la disciplina a la hora de operar en el intradía será mucho más férrea cuanto más pequeño sea el espacio temporal en el que operemos. Y por añadidura, influirá muchísimo el saber elegir las operaciones ganadoras. En intradía la sobreoperación se castiga con un margin call.

Dejando de lado la operativa intradía nos centramos en los espacios temporales mayores. A mayor time frame, mayor tiempo se necesita para la formación del movimiento esperado.

Ni que decir tiene que operar en grandes marcos temporales: diario y semanal, sobre todo, requiere de una gran dosis de paciencia sobre todo si estás en beneficios ya que la tendencia tarda tanto en desarrollarse que no serán pocas las veces que te vendrán las ganas de cerrar la posición.

Estos espacios temporales son los idóneos para ir sumando más posiciones al mercado sobre beneficios. En los espacios intradía esto ya es muy difícil.

Por tanto, queda claro que:

-Intradía: gran volumen de contratos buscando un movimiento corto a favor que será rápido en su desarrollo en el tiempo. (Abrir, esperar a que la cotización se mueva unos puntos a nuestro favor y cerrar la posición)

– No intradía: identificación del movimiento u oportunidad por medio de noticias fundamentales o señales en espacios temporales grandes. (Abrir posición, dejar que el movimiento se mueva a nuestro favor y añadir poco a poco más posiciones según se van incrementando las ganancias: crecimiento piramidal.

El volumen de contratos en espacios temporales grandes no tiene porque ser grande. Aquí lo que se pretende es que sea el tiempo y no el volumen el que nos de el dinero. Está claro que a mas volumen siempre más dinero pero empezando con un sólo contrato y añadiendo poco a poco, y siempre sobre beneficios, más contratos, acabará dándole una potencia a nuestra posición que hará que al final del movimiento cada incremento de la cotización a nuestro favor nos genere una gran cantidad de dinero.

Por supuesto que operar de esta última manera es a la que todo trader quiere llegar pues supone máximo rendimiento y máximo tiempo libre ya que no hay que estar vigilando las posiciones a cada momento.