Tener unas reglas y perfeccionarlas es vital para rendir en los mercados

Una vez tienes las reglas de un sistema de trading definidas, el reto es insistir sobre ellas para pulirlas.

Todo cambio de sistema requiere empezar de cero por eso siempre insisto en que es más provechoso “evolucionar” uno malo que andar “saltando de rama en rama”.

En mi caso las reglas están muy claras y no sólo obedecen a reglas técnicas:

Descanso.
es esencial dormir las horas suficientes. Se consiguen más y mejores resultados trabajando durante 3 horas, después de haber reposado bien, que durante 8 seguidas tras no haber descansado absolutamente nada.

Los descansos alternos durante la jornada de trabajo también redundan en una mayor eficacia durante la misma.

Un estudio vino a revelar que los mejores deportistas conocidos tienen en común que no suelen dormir nunca menos de 10 horas al día.

Ejercicio.
un trader que pasa mucho tiempo en posición sedentaria necesita mantenerse en forma por el bien de su salud y, por añadidura, porque repercutirá en sus resultados a la hora de hacer trading.

No sólo el cuerpo se mantendrá en forma sino que la mente también lo notará.

Ahora bien, no vale estar 8 horas sentado y después ir a correr. Eso el cuerpo no lo nota tanto como movilizarse cada x tiempo, bien levantándose y dando un “paseillo”, haciendo unos estiramientos, o como yo, recurrir a una plataforma vibratoria. El objetivo es que la circulación fluya. Evitarás de esta manera el cansancio.

Si no te mueves, tras x horas sentado te sentirás igual de cansado que si hubieses corrido un maratón. Y te aseguro que no estarás muy despierto para pensar tan eficientemente como el buen trading requiere.

En referente al ejercicio, actualmente hago running 1 vez cada 3 días.

Alimentación.
procuro cuidarla comiendo lo buenamente sano que puedo, no al nivel de un runner profesional (todo se andará) pero con el pensamiento encima de que el cuerpo que vas a tener dentro de 20 años dependerá de los cuidados que le hagas ahora.

Sería maravilloso llegar a los 80 dándole caña al mercado.

Mercados.
Divisas: Forex, está clarísimo, por muchos motivos que he expuesto en otros artículos.

Acciones: ni tocarlas, también superclaro. Las acciones individuales son un mecanismo de destrucción de capital particular masivo. Sobre todo aquello que no pertenezca a la “especie” de los Blue Chips.

Indices: más que suficiente si se quiere estar de alguna manera en el mercado bursátil.

Materias primas:las más conocidas y con menos spread posible. Oro y petróleo básicamente.

Gestión.
es la piedra angular, desde la que se comienzan a desarrollar todas las demás reglas de un sistema de trading.

Muchos traders que ya entran a mercado con el stoploss aun lo hacen arriesgando una parte importante de su capital. Es un gran paso el poner stop y sobre todo, respetarlo, pero el trader debe ir más allá y limitar dentro de lo posible el % arriesgado en cada operación.

Particularmente me siento muy cómodo en torno al 1% o inferior. Despúes, el número de lotes con los que abro la posición hace el resto.

Desde luego que sacrifico lotes por respetar ese 1% y por obtener una mayor distancia desde donde sitúo el stop respecto al punto de entrada.

Duermo de maravilla desde que lo hago, y si tengo pérdidas las recupero enseguida cuando la operación va a mi favor.

No es lo mismo recuperar un pequeño porcentaje de pérdidas que el porcentaje perdido resultante de haberlas dejado correr.

Entradas. 
hasta no hace mucho me guiaba por una sola señal de entrada. El motivo era claro. Si tienes una señal que arroja un 70% y la complementas con otra que tiene el 56%, la media se reduce al 63%. Y ya no te digo nada si le sumas otras dos o tres.

Por lo tanto, solo operaba con una sola señal, la que más % de fiabilidad representaba, pero claro, lo que hoy te vale mañana no. Es el premio de seguir practicando e investigando. Vas evolucionando.

Ahora espero la oportunidad, con mucha paciencia, y la “ataco” sea cual sea. No se porque motivo los años de práctica te dejan ver “situaciones” que antes no lograbas verlas claras. Nos sucede a todos y en todos los campos.

Cuantas más horas le dedicas a algo en concreto, más experto te vuelves en esa materia en cuestión.

O sea, que la entrada perfecta nunca vendrá de un sistema o de una señal sino de la experiencia que vayas acumulando, (lo mismo para la salida). Aun así tendrás tus operaciones fallidas con sus pérdidas pero para ello ya tienes un sistema de gestión del dinero de confianza.

Insisto sobre una frase que leí el otro día:

“La teoría es cuando sabes todo pero nada funciona.La práctica es cuando todo funciona pero nadie sabe por qué”.

Algo evidente para entender el trading y que, desgraciadamente, muchos traders no son capaces de ver y se empeñan una y otra vez en darle forma al sistema automático, de meter el mar en un cubo de agua, de querer hacer palpable lo volátil…Pero bueno, es una etapa más que hay que pasar…

Salidas.
Más de lo mismo. Por mucho que sea el nivel de experiencia de un trader, las entradas y las salidas será uno de los aspectos del trading infinitamente mejorables.

Tipos de salidas:

  1. Operaciones en las que salta directamente el stop.
  2. Operaciones que andan tanteando los beneficios y las pérdidas hasta que finalmente acaba saltando el stoploss. Las ganancias alcanzadas en caso de cerrar son ínfimas.
  3. Operaciones que se sitúan claramente en el lado de los beneficios pero que si los dejamos correr se dan la vuelta y hacen saltar el stop. Los beneficios son mayores en caso de cerrar pero merece la pena dejarle un atisbo de probabilidad a que sigan corriendo a nuestro favor aun en el caso de que acabe saltando el stop.
  4. Operaciones que ya dan unos buenos beneficios y que si cogiésemos varias de ellas (con el número de lotes adecuado) sí generarían buenas ganancias.
    Tienen en su contra que tratar de “cogerlas” significa que renunciamos a más ganancias y cabría la posibilidad que una serie de operaciones negativas acabase por borrar los beneficios obtenidos por lo que se necesita tener un porcentaje de acierto muy elevado para que está técnica (por objetivos) sea factible.
    Requiere mucha precisión y atención absoluta a la plataforma.
  5. Son esa clase de operaciones en las que la cotización ya no vuelve a por el stoploss. Puedes estar días o incluso semanas con ellas abiertas y no se cerrarán. Estas son las que buscamos.
    Tienen en su contra, psicológicamente hablando, que son poco frecuentes aunque merece mucho la pena esperarlas.
    Pero, como he dicho, muy pocos traders son capaces de aguantar el período de inactividad que esta técnica consistente requiere, tanto a la hora de esperar la operación adecuada sin sobreoperar como a la hora de esperar el tiempo suficiente a que genere los beneficios deseados, que van a acabar con los malos resultados de las malas operaciones que hemos hecho y, aun encima, van a hacer crecer la cuenta de manera importante.
    Como digo, la presión psicológica operando de esta forma es bastante grande. Tienes que tener unos nervios de acero para ver como en alguna de las operaciones “se van al traste” ciertas ganancias importantes hasta el punto de tentarte abandonar dicha técnica operativa.
    A su favor, que es la mejor técnica para generar beneficios que vas a encontrar y la que más libertad te va a dar.

Práctica y meditación.
La práctica es imprescindible, pero cuando le metes mucha información al cerebro este necesita de un tiempo para procesarla y asimilarla. Tal cual como un ordenador.

A unos el procesador le va más lento y a otros más rápido. El mío, lo reconozco, peca de lentitud y ya no voy a entrar en temas de memoria…
Doy siempre mil y un rodeos para llegar a la solución. Eso si, cuando por fin llego a ella se claramente que es esa.

Pues para procesar toda esa información mucho más rápido hay que darle rienda suelta al pensamiento. Tanto fuera de horas de trabajo como en medio de la jornada (mucho más provechoso si cabe).

Sin embargo, hoy en día decirle a alguien que piense, supone que te mire con cara rara: Pensar a solas no es muy divertido según estudio.

Ya quedan pocos Thomas Alva Edinsons:

“Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida”