Templanza es la receta

Si hay algún sitio donde cualquier persona tiene la posibilidad real de alcanzar un gran capital ese es en los mercados financieros.

Por supuesto que se necesita un aprendizaje previo muy duro, dedicación total y mucha práctica.

Y, desde luego, un compromiso y una Fe absoluta de que se puede conseguir.

Significa estar pendiente de todos los movimientos, tanto Macro como Técnicos, que se dan en los mercados y saber escoger lo que vale de lo que no sin sucumbir a ciertas oscilaciones frenéticas que invitan a actuar, y por lo tanto, a sobreoperar.

Por tanto, la templanza y la sangre fría es un Don de los traders consistentes.

Esperar con paciencia y con la “mente fría” nuestro momento, que siempre llega.