Tamaño de la posición

Pues todo depende del “espacio” que dejes entre el precio de entrada y el stoploss (lo cerca o lejos que lo sitúes), así como del mercado y Time Frame en el que operes.

Sabes que, para el mismo capital, cuanto más alejes el stop con menos lotes podrás entrar y cuando más cerca esté del punto de entrada con más lotes te permitirá abrir.

O sea, si lo pones lejos sacrificas lotes por seguridad.

Y si lo acercas, ganarás más dinero si la posición avanza a tu favor pero aumentan las posibilidades de que se cierre la operación en cualquier pequeño retroceso de la cotización.

Como puedes comprender, aquí no hay nada de reglas exactas ni de fórmulas matemáticas, todo depende de la pericia del trader. Absolutamente. Y es que si hubiese unas reglas standard, todos ganaríamos dinero.

Pero ya sabes que esto no ocurre. Las ganancias seguras en cada operación no existen, y esto es lo bonito del trading.

En cuanto a “cuanto dinero necesitas” depende de lo que te he dicho anteriormente pero pongamos que para abrir una posición en el EURUSD de 0.3 lotes, con una distancia de stop aceptable se necesitarán, por ejemplo en el TF de 4 horas, unos 50.000 / 60.000 euros.

Si bajas en temporalidad menos. Por ejemplo, si operas en el TF de 1 hora necesitarás, para operar con garantías de hacer una buena gestión del riesgo de la operación, unos 40.000 €.

Puedes seguir bajando la temporalidad del gráfico y necesitarás menos capital pero aumentan los movimientos erráticos en una y otra dirección, aumentando también tu número de operaciones negativas y las posibilidades de que sobreoperes.

Qué menos que operar con el mayor número de lotes posible para aumentar las ganancias pero hay que ceñirse al capital que tenemos sino nos apalancaremos demás, y ya sabes lo que ocurre entonces: adiós muy buenas.

La otra opción cuando el capital es pequeño es bajar aun más el número de lotes y dejar correr la posición a favor hasta donde buenamente (mentalmente hablando) puedas aguantar.

Desde luego, esta es la mejor manera de hacer crecer una cuenta con poco capital.