El porcentaje que arriesgas en cada operación es fundamental a la hora de hacer crecer la cuenta

Me llamo Lluís, llevo aproximadamente 5 años en esto del trading y con la vista jodida de tanta pantalla jeje. Te quiero felicitar por el blog, cuando tengo tiempo me gusta leer lo que escribes. Tengo una duda, porque dices que no se debe de arriesgar nunca más de 1% del capital total. Si por ejemplo tienes experiencia y un sistema que funciona bien, no crees que estas apagando el potencial del sistema?. Si tienes muy contrastados los datos y calculado el drawdown…

Respondiendo a Lluís:

Si el sistema funciona bien, con poco dinero, funcionará bien con mucho por lo que no habría nada que objetar.

Lo malo es que no hay un sistema que funcione bien como para ganar dinero consistentemente. Si lo hubiese comprende que se acabarían los mercados.

El asunto no depende entonces de backtestingsdrawdowns, etc. Esto está muy bien para entretenerte y pasar el rato. Son meros datos estadísticos que no te van a servir de mucho a la hora de operar, sobre todo porque todos estos estudios están basados en cotizaciones pasadas.

Se habrán hecho millones de backtestings y cálculos de drawdows utilizando las mejores computadoras del planeta…y ya ves, no veo a los bancos metidos en el ajo (con esto te digo mucho). Pero bueno, si alguien cree que puede batir esto, no voy a ser yo el que se lo quite de la cabeza.

Por tanto, como estás sujeto a fallos, si o si, tienes que tratar de minimizarlos al máximo, por eso ese 1%.

Aun así, ganarás más dinero cuanto más bajes de ese porcentaje, respetando la distancia del punto de stop al de entrada, por supuesto, sino no parará de saltarte dicho stoploss.

Ten en cuenta que debido a que arriesgas muy poco necesitarás un cierto capital total para operar de esta manera.

Comprende que si tienes poco capital  no podrás desarrollar esta estrategia correctamente.

Es lo que le pasa a la mayoría de los iniciados en el mundo del trading. Debido a que sus cuentas son pequeñas lo suplen apalancándose más de lo que esta puede soportar y es cuestión de poco tiempo la dilapidación del capital.

¿Se puede decir, en el trading, que dinero llama a dinero?. Pues si, es cierto.
Pero también lo es que, haciendo las cosas correctamente, es este el lugar donde tendrás las mayores oportunidades de conseguir un gran capital partiendo de una suma pequeña.

Pero eso si, tendrás que respetar de igual manera la gestión del dinero por lo que primeramente ganarás muy poco. Y dichas ganancias deberán ser destinadas a incrementar el capital total con el que operas para cada vez poder hacerlo con más lotes y el mismo riesgo o incluso menor.

Respecto a que te dejas las pestañas en la pantalla, es propio de los traders sistemáticos o que operan por objetivo.

Se conoce a un trader profesional de otro que no lo es por el tiempo que pasa delante del ordenador. A mayor grado de profesionalidad menos tiempo.

Como hacer crecer una cuenta pequeña haciendo trading

NOTA: Este artículo es para traders de nivel avanzado. Absténganse principiantes y mucho menos aquellos que no tengan nada que ver con el mundo del trading y que sólo acudan atraídos por el título de este post.

Puedo distinguir claramente 3 grupos principales de traders:

  1. Son principiantes que se acercan por una causa indeterminada al mundo del trading: por curiosidad, porque les interesa de verdad, porque les han dicho que se puede ganar mucho dinero, etc, etc.
    Sea como fuere unos quedarán enganchados, otros desplumados y otros enganchados y desplumados.
    El caso es que la mayor parte de ellos huirán de los mercados como gatos escaldados pero otros persistirán porque lo que han visto les llena.
    Este grupo de iniciados supone la parte más gruesa de la totalidad de traders.
  2. Tras un duro proceso de aprendizaje suelen llegar a una etapa intermedia en la que la principal característica es que su cuenta se mantiene estable y lateral. Pueden pasar meses así o incluso años. Su cuenta no disminuye pero tampoco son capaces de hacerla despegar.
    Los traders integrantes de este grupo son también numerosos pero muchísimos menos que en el anterior.
  3. Llega el conjunto de los traders que ganan dinero consistentemente. Es, por supuesto, un grupo minoritario y selecto. Están por encima de comentaristas, analistas, gurús, etc. O sea, no se centran en tratar de predecir el mercado. (Se puede decir que los analistas y los gurús fueron en su momento aspirantes a vivir de la operativa pura y dura en los mercados pero por alguna causa no lo lograron por lo que derivaron en otras ramas relacionadas. Ni que decir tiene que sus ingresos no provienen del mercado).

Me centro desde ahora en los traders intermedios: 

son traders que tienen un cierto grado de experiencia y, como dije anteriormente, su cuenta presenta una acusada lateralidad.
Muchos de ellos romperán, ya cansados, su disciplina y dicha lateralidad se convertirá en una gran pérdida que pondrá su cuenta en caída libre. Se han cansado de probar y probar cosas y llega un momento en que no respetan la gestión del riesgo, vuelven a patrones pasados y caen en la ruina. Seguramente no volverán a acercarse a los mercados.

Otros quedarán enganchados en la búsqueda del Santo Grial: mayoría absoluta dentro de este grupo. Y ni se te ocurra decirles que no existe porque te comen.

Por lo tanto, su quehacer diario se resume en: leer noticias, consultar datos, probar el indicador de moda, hacer pruebas con medias móviles de todos los colores, consultar foros, debatir sobre que técnica o sistema de trading automático es el mejor, que si el RSI de 8 va mejor que el de 14, que si hoy va a subir o bajar tal o cual mercado… en fin.
AH, eso si, que no les falte el backtesting de cada día. Esto les motiva mucho. Les llena sobreoptimizar el sistema y ver como el resultado del backtesting les arroja una rentabilidad brutal.

Se entusiasman.

_Ahora si…ya lo tengo.

Lo trasladan al mercado y…castañazo que Dios te crió.

Vaya….

No existe el Santo Grial. Esto sólo lo aceptarán una milésima parte, el resto seguirá erre que erre hasta el fin de sus días en el mundo del trading.

Mucho cuidado con esto. No les pongo culpa alguna. Cualquier investigación que hagas te lleva, de alguna manera y no se porque, a buscar la solución absoluta.
Es cierto, es como un agujero negro que te absorbe, necesitas solucionar la incógnita para sentirte primero aliviado y después seguro a la hora de operar.

Pero en el mercado todo aquello que signifique seguro, es un espejismo.
Todo es cambiante, incluso en minutos. No hay certezas, ninguna técnica o sistema puede ganarle al mercado.

Y si te quieres poner a su nivel, si quieres “jugar” en su terreno de juego estás perdido porque cuenta con una serie de trampas, sobre todo psicológicas, que acabarán destrozando tu cuenta, y lo que es peor de todo, a ti, a tus aspiraciones y a tu autoestima.

Indicadores y osciladores:

qué voy a decir de los indicadores, creo que los he probado todos en mi época de búsqueda del ideal. Y aun encima, he creado y modificado muchísimos con la ayuda del Metastock.

No los voy ni a nombrar porque el artículo se haría muy intenso. Tampoco los voy a repudiar porque, aunque perdí el tiempo con ellos se que es una fase necesaria por la que tienes que pasar.

Encontré indicadores que funcionaban bien a la baja o al alza, individualmente. Que funcionaran para ambos escenarios a la vez, no. Y de esos que funcionaban individualmente, sólo daban buenas señales en el largo plazo pero según ibas bajando de temporalidad fallaban más que una escopeta de feria. Es una herramienta más que, a mi, particularmente no me sirvió.

Tipos de velas:

Candlestick, heikin ashi, renko, kagi….. Me acostumbré a los Heikin, con los cuales sigo las cotizaciones actualmente por su claridad a la hora de mostrar los soportes y las resistencias.

Figuras y patrones:

suelo redondeado, triángulos, diamantes, martillo, estrella verspertina, nube oscura, doble techo… no sigo.
Al igual que los indicadores, tienen un porcentaje de acierto que disminuye según bajas en temporalidad. Es la característica más predominante de este tipo de técnicas.

Medias móviles:

otro de los campos donde más perdí el tiempo.

Variable, exponencial, simple…qué voy a decir que no sepáis. Cruce dorado, combinación de 3 medias moviles, de 5, de 12 🙂 … la Biblia en verso.

Siempre retardadas, nunca llegan a tiempo, siempre reaccionan tarde y si bajas en el Time Frame o en los parámetros para hacerlas más rápidas pasa lo mismo que con las otras técnicas. Mucho ruido y pocas nueces.

Datos económicos:

la perdición del trading intradía. Semejan a las ramas que no dejan ver el bosque.
Hoy sale un dato que mueve la cotización de un mercado al alza y mañana o dentro de una hora sale otro que la mueve al alza.
Un verdadero rompedero de cabeza que no conduce a nada solo a aumentar las comisiones que ingresa el broker con el cual operas.

Lo que si merece realmente la pena (exclusivamente, como excepción y aplicado sobre todo a las divisas son las declaraciones de los gobernadores de los bancos centrales. Si los datos son las ramas, las declaraciones de los bancos centrales son el bosque. Nunca operar en su contra. Los movimientos o tendencias que suelen generar son muy fiables y altamente predecibles.

Noticias:

depende de lo bueno que seas seleccionándolas e interpretándolas. Las hay de todos lo tipos.

Las que no sirven para nada (que son mayoría), las que generan tendencias secundarias, y las más importantes (que suelen generar tendencias primarias).

CONCLUSIÓN: 

No hay una manera o técnica eficaz al 100% a la hora de abrir una posición por lo que lograr el éxito en ello queda estrictamente reducido a la propia interpretación del trader basándose en su propia experiencia.

Por lo tanto, esa parte del trading que son las entradas y que es en lo que la mayoría de los traders se centra día si y día también, con la importancia que pueda tener se queda a la altura del betún comparándolo con la relevancia extrema que tiene el saber “únicamente” dejar correr las ganancias.

Con esto quiero decir que sabiendo cortar las pérdidas y sabiendo dejar correr las ganancias sería más que suficiente para convertir una cuenta lateral en una cuenta claramente alcista, aun entrando al azar.

Como hacer crecer una cuenta de trading partiendo de una cuantía pequeña:

Lo primero de todo es saber con que capital contamos de inicio. Hoy en día se pueden abrir microcuentas por lo que, con paciencia, disciplina y una buena gestión del dinero es totalmente factible convertir una pequeña cantidad de dinero en otra muy importante.

Uno de los errores más frecuentes a la hora de hacer crecer una cuenta es querer hacerlo rápidamente y apalancándose en exceso. Así no vale. Puedes tener suerte, pero no deja de ser eso, suerte. Tienes que hacerla crecer con profesionalidad.

Asegurando la retaguardia:

el principio base de un trader es saber resguardar por encima de cualquier cosa el capital.

Por lo tanto: “Siempre valdrá más dejar de ganar que perder”. Graba esto en tu mente, a fuego.

¿Como se asegura el capital?
Tienes que ser consciente que el porcentaje de acierto en el trading no es suficiente, ni mucho menos decisivo. Puedes ser consistente con un porcentaje de acierto de incluso un 30%.

Por lo tanto, el capital que tengas determinará si puedes abrir o no una posición cuando veas una oportunidad.
Con 2.000 euros en cuenta seguramente no puedas abrir una posición en un gráfico diario e incluso tampoco en el de 1 hora.

Donde más fallan los traders es en la gestión del dinero y del riesgo. Y es aquí donde nace la robustez de su sistema. Es una lástima que sólo se centren en acertar con la entrada. No van por ahí los tiros.

Decía que no puedes abrir una posición en un gráfico diario porque no debes arriesgar nunca más del 1% del capital total, o sea que, ¿donde pones el stop en un gráfico diario si sólo puedes arriesgar 20 euros de esos 2.000, por operación?. Creo que es fácil de entender.

Por consiguiente: sólo abrirás una posición si tu capital te lo permite, sino la desecharás por muy clara que esta parezca. Me remito, de nuevo, al refrán anterior: “vale más dejar de ganar que perder”. La mente y las ganas de entrar y ganar te traicionan. Si no eres capaz de enfrentarte al mercado con disciplina te mirará como a un gusano y te esmagará como tal.

Otra cosa: siempre mejor stop loss alejado aunque esto signifique entrar con menos lotes.
Repito, sin prisas para ganar. Nos centramos en preservar el capital inicial y en tratar de hacer crecer la cuenta lentamente.

El potencial verdadero, lo más de lo más, es cuando progresivamente puedes añadir cada vez más lotes a la posición (sin aumento del riesgo, claro). Verás entonces como lo que antes eran unas ganancias pequeñas se convierten en bastante grandes para el mismo recorrido de pips.
Esto, lógicamente, solo es viable haciendo crecer poco a poco el capital inicial sino no podrás incrementar el número de lotes.

La confianza será máxima porque cada vez que pierdas lo harás en cantidades del 1%, en cambio las ganancias podrán ser de un porcentaje de 2 cifras por operación. Como he dicho, si haces las cosas bien todo comenzará a fluir y la progresión será impresionante.
La paciencia es fundamental, básica e insustituible. Las prisas están reñidas con el buen trading.

Preparando el ataque:

tengo muy claro que si la fiabilidad puede ser una parte importante, no es ni mucho menos concluyente.
Cuando te centras en otros aspectos del trading, en vez de en la entrada, la rápida progresión hacia la consistencia se hace evidente.

He dicho anteriormente que no hay técnica 100% segura por lo que el éxito del trader radicará en su capacidad de interpretar las señales que le da el mercado, vengan de donde vengan.
Tiene a su favor que cuando falle (si aplica la gestión del dinero y riesgo), sus pérdidas van a ser mínimas y fácilmente recuperables, y cuando esté en lo cierto las ganancias van a ser cada vez más importantes.

Atacando:

el trading se bifurca muchas veces, y lo peor es que te obliga, si o si, a seguir únicamente uno de los dos caminos posibles.

En su día se presentó ante mí una de esas múltiples bifurcaciones: operar por objetivos o dejar correr las ganancias.

Mi cuenta estaba también en lateral. Hice muchos estudios fuera y dentro del mercado y todos me llevaron a la conclusión que dejar correr los beneficios se imponía por encima de la operativa por objetivos.

Operando por objetivos serás un esclavo del mercado.

Cuando operas dejando correr las ganancias la libertad es plena y el incremento de tu cuenta, exponencial.

Pero cuidado, esto que semeja tan fácil como “dejar correr los beneficios”, es lo más difícil y determinante que encontrarás antes de lograr ser consistente.

No sabrás lo difícil y casi imposible que es hasta que lo pongas en práctica.
Tus instintos naturales obran en tu contra:

-En cada retroceso te entra el miedo y tienes que sobreponerte de forma sobrehumana a las ganas de cerrar por miedo a perder lo que llevas acumulado.

-Según van creciendo las ganancias, tienes que sobreponerte a las ganas de verlas materializadas ya que si lo haces renunciarás a ganar más.

Para neutralizar las operaciones negativas tendrás que dejar correr las ganancias varias veces tus pérdidas. NO vale como en la operativa por objetivos, que te dicen que operes en una relación 1 a 2 , ó 1 a 3. ¿Y que sabes tu cuando se te va a aparecer esa relación?, ¿cómo sabes que cada vez que entres vas a hacer 3 veces tu pérdida?. Vaya tontería.

Si cierras cuando has llegado a conseguir una relación 1 a 3 no tardarás en dilapidar las ganancias conseguidas en las siguientes operaciones que hagas.
¿ O es que te piensas que en todas las operaciones positivas que efectúes vas a conseguir esa relación?.
¿ O es que piensas que vas a acertar más de lo que fallas?

Si no eres capaz de dejar correr las ganancias tu cuenta nunca saldrá de la lateralidad, tenlo muy presente a la hora de operar.

Eso si, para lograr hacerlas correr no vale la técnica sino que tendrás que implicarte psicológicamente.

Y por supuesto, para entender esta implicación psicológica trata de actuar mentalmente de forma contraria a como lo haces o hacías cuando operabas sin stops.

Tener unas reglas y perfeccionarlas es vital para rendir en los mercados

Una vez tienes las reglas de un sistema de trading definidas, el reto es insistir sobre ellas para pulirlas.

Todo cambio de sistema requiere empezar de cero por eso siempre insisto en que es más provechoso “evolucionar” uno malo que andar “saltando de rama en rama”.

En mi caso las reglas están muy claras y no sólo obedecen a reglas técnicas:

Descanso.
es esencial dormir las horas suficientes. Se consiguen más y mejores resultados trabajando durante 3 horas, después de haber reposado bien, que durante 8 seguidas tras no haber descansado absolutamente nada.

Los descansos alternos durante la jornada de trabajo también redundan en una mayor eficacia durante la misma.

Un estudio vino a revelar que los mejores deportistas conocidos tienen en común que no suelen dormir nunca menos de 10 horas al día.

Ejercicio.
un trader que pasa mucho tiempo en posición sedentaria necesita mantenerse en forma por el bien de su salud y, por añadidura, porque repercutirá en sus resultados a la hora de hacer trading.

No sólo el cuerpo se mantendrá en forma sino que la mente también lo notará.

Ahora bien, no vale estar 8 horas sentado y después ir a correr. Eso el cuerpo no lo nota tanto como movilizarse cada x tiempo, bien levantándose y dando un “paseillo”, haciendo unos estiramientos, o como yo, recurrir a una plataforma vibratoria. El objetivo es que la circulación fluya. Evitarás de esta manera el cansancio.

Si no te mueves, tras x horas sentado te sentirás igual de cansado que si hubieses corrido un maratón. Y te aseguro que no estarás muy despierto para pensar tan eficientemente como el buen trading requiere.

En referente al ejercicio, actualmente hago running 1 vez cada 3 días.

Alimentación.
procuro cuidarla comiendo lo buenamente sano que puedo, no al nivel de un runner profesional (todo se andará) pero con el pensamiento encima de que el cuerpo que vas a tener dentro de 20 años dependerá de los cuidados que le hagas ahora.

Sería maravilloso llegar a los 80 dándole caña al mercado.

Mercados.
Divisas: Forex, está clarísimo, por muchos motivos que he expuesto en otros artículos.

Acciones: ni tocarlas, también superclaro. Las acciones individuales son un mecanismo de destrucción de capital particular masivo. Sobre todo aquello que no pertenezca a la “especie” de los Blue Chips.

Indices: más que suficiente si se quiere estar de alguna manera en el mercado bursátil.

Materias primas:las más conocidas y con menos spread posible. Oro y petróleo básicamente.

Gestión.
es la piedra angular, desde la que se comienzan a desarrollar todas las demás reglas de un sistema de trading.

Muchos traders que ya entran a mercado con el stoploss aun lo hacen arriesgando una parte importante de su capital. Es un gran paso el poner stop y sobre todo, respetarlo, pero el trader debe ir más allá y limitar dentro de lo posible el % arriesgado en cada operación.

Particularmente me siento muy cómodo en torno al 1% o inferior. Despúes, el número de lotes con los que abro la posición hace el resto.

Desde luego que sacrifico lotes por respetar ese 1% y por obtener una mayor distancia desde donde sitúo el stop respecto al punto de entrada.

Duermo de maravilla desde que lo hago, y si tengo pérdidas las recupero enseguida cuando la operación va a mi favor.

No es lo mismo recuperar un pequeño porcentaje de pérdidas que el porcentaje perdido resultante de haberlas dejado correr.

Entradas. 
hasta no hace mucho me guiaba por una sola señal de entrada. El motivo era claro. Si tienes una señal que arroja un 70% y la complementas con otra que tiene el 56%, la media se reduce al 63%. Y ya no te digo nada si le sumas otras dos o tres.

Por lo tanto, solo operaba con una sola señal, la que más % de fiabilidad representaba, pero claro, lo que hoy te vale mañana no. Es el premio de seguir practicando e investigando. Vas evolucionando.

Ahora espero la oportunidad, con mucha paciencia, y la “ataco” sea cual sea. No se porque motivo los años de práctica te dejan ver “situaciones” que antes no lograbas verlas claras. Nos sucede a todos y en todos los campos.

Cuantas más horas le dedicas a algo en concreto, más experto te vuelves en esa materia en cuestión.

O sea, que la entrada perfecta nunca vendrá de un sistema o de una señal sino de la experiencia que vayas acumulando, (lo mismo para la salida). Aun así tendrás tus operaciones fallidas con sus pérdidas pero para ello ya tienes un sistema de gestión del dinero de confianza.

Insisto sobre una frase que leí el otro día:

“La teoría es cuando sabes todo pero nada funciona.La práctica es cuando todo funciona pero nadie sabe por qué”.

Algo evidente para entender el trading y que, desgraciadamente, muchos traders no son capaces de ver y se empeñan una y otra vez en darle forma al sistema automático, de meter el mar en un cubo de agua, de querer hacer palpable lo volátil…Pero bueno, es una etapa más que hay que pasar…

Salidas.
Más de lo mismo. Por mucho que sea el nivel de experiencia de un trader, las entradas y las salidas será uno de los aspectos del trading infinitamente mejorables.

Tipos de salidas:

  1. Operaciones en las que salta directamente el stop.
  2. Operaciones que andan tanteando los beneficios y las pérdidas hasta que finalmente acaba saltando el stoploss. Las ganancias alcanzadas en caso de cerrar son ínfimas.
  3. Operaciones que se sitúan claramente en el lado de los beneficios pero que si los dejamos correr se dan la vuelta y hacen saltar el stop. Los beneficios son mayores en caso de cerrar pero merece la pena dejarle un atisbo de probabilidad a que sigan corriendo a nuestro favor aun en el caso de que acabe saltando el stop.
  4. Operaciones que ya dan unos buenos beneficios y que si cogiésemos varias de ellas (con el número de lotes adecuado) sí generarían buenas ganancias.
    Tienen en su contra que tratar de “cogerlas” significa que renunciamos a más ganancias y cabría la posibilidad que una serie de operaciones negativas acabase por borrar los beneficios obtenidos por lo que se necesita tener un porcentaje de acierto muy elevado para que está técnica (por objetivos) sea factible.
    Requiere mucha precisión y atención absoluta a la plataforma.
  5. Son esa clase de operaciones en las que la cotización ya no vuelve a por el stoploss. Puedes estar días o incluso semanas con ellas abiertas y no se cerrarán. Estas son las que buscamos.
    Tienen en su contra, psicológicamente hablando, que son poco frecuentes aunque merece mucho la pena esperarlas.
    Pero, como he dicho, muy pocos traders son capaces de aguantar el período de inactividad que esta técnica consistente requiere, tanto a la hora de esperar la operación adecuada sin sobreoperar como a la hora de esperar el tiempo suficiente a que genere los beneficios deseados, que van a acabar con los malos resultados de las malas operaciones que hemos hecho y, aun encima, van a hacer crecer la cuenta de manera importante.
    Como digo, la presión psicológica operando de esta forma es bastante grande. Tienes que tener unos nervios de acero para ver como en alguna de las operaciones “se van al traste” ciertas ganancias importantes hasta el punto de tentarte abandonar dicha técnica operativa.
    A su favor, que es la mejor técnica para generar beneficios que vas a encontrar y la que más libertad te va a dar.

Práctica y meditación.
La práctica es imprescindible, pero cuando le metes mucha información al cerebro este necesita de un tiempo para procesarla y asimilarla. Tal cual como un ordenador.

A unos el procesador le va más lento y a otros más rápido. El mío, lo reconozco, peca de lentitud y ya no voy a entrar en temas de memoria…
Doy siempre mil y un rodeos para llegar a la solución. Eso si, cuando por fin llego a ella se claramente que es esa.

Pues para procesar toda esa información mucho más rápido hay que darle rienda suelta al pensamiento. Tanto fuera de horas de trabajo como en medio de la jornada (mucho más provechoso si cabe).

Sin embargo, hoy en día decirle a alguien que piense, supone que te mire con cara rara: Pensar a solas no es muy divertido según estudio.

Ya quedan pocos Thomas Alva Edinsons:

“Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida”

La base de mi sistema de trading

La principal misión del especulador o trader es la de generar dinero. No importan los medios ni las herramientas, sino el fin.

Hay traders que se definen de varias maneras posibles: intradía, scalpers, swing traders…

Personalmente, y como buen trader discrecional que soy, no pertenezco a ningún grupo en concreto. Vamos, que donde vea una operación factible allí estoy, me da igual que dure unas horas, unos días o unas semanas…

Por mis comienzos voluptuosos, con pérdidas sobre pérdidas, la base de mi sistema de trading (nótese que digo sistema de trading a secas y no sistema de trading mecánico o automático) se centra en evitar todo aquello que pueda provocar un retroceso en mi cuenta.

  • Stop-loss
  • Número de lotes adecuado
  • Evitar situaciones que puedan suponer pérdidas inmediatas (como entrar a mercado antes de un dato importante…)
  • No arriesgar, por operación, nunca más del 1% del capital total

Como se puede ver las directrices principales se reducen a unas cuantas pero hay que tener en cuenta toda la experiencia acumulada que hay detrás de cada una de ellas. No funcionan por si solas.

Cada una de las cuales tiene una forma de ejecutarse, una razón de ser, y unos parámetros concretos con muchas horas de labor empleadas en ello.

Una vez asegurado el capital por medio de la gestión del dinero llega la hora de exprimir aun más el sistema defensivo. Y esto se consigue reduciendo el porcentaje de operaciones negativas.

Hay diversas formas: operando con una sola estrategia cada vez que se de la señal de entrada o entrando con todas las estrategias posibles sin discriminar ninguna cuando las posibilidades de éxito sean máximas (discrecional).

De la primera manera siempre tendrás el mismo porcentaje de fiabilidad, de la segunda podrás aproximarla al máximo que puedas dar.

Tras esto viene una parte muy importante y que hará que tu sistema sea único: la personalización.

No a todos los traders nos gusta operar de la misma manera ni tenemos las mismas preferencias. Es más, no vas a conseguir mucho operando con el sistema de otro trader por muy ganador que sea.

Por lo tanto, es arma fundamental personalizar el sistema de trading y adaptarlo a nosotros y no que sea el trader el que se tenga que adaptar al sistema.

Personalmente, y aunque me guste estar mucho delante de la pantalla, mi sistema está adaptado para que este siga en funcionamiento aunque esté ausente, aunque esté durmiendo…

Básicamente está basado en la estrategia que mejores resultados me ha dado: cortar pérdidas y dejar correr beneficios.

Mediante esta táctica el único tiempo que estoy más ocupado es a la hora de buscar o esperar la oportunidad. Una vez descubierta me limito a situar el stop, calcular el número de lotes y dejar que pase lo que tenga que pasar.

Los beneficios son múltiples:

  • No hay que estar continuamente pegado a la pantalla consultando la posición.
  • Las pérdidas posibles están asumidas de antemano.
  • Al no estar pendiente de la operación acabo dejando correr los beneficios mucho más que si estuviese.
  • Tengo toda la libertad del mundo. Una vez entro no tengo ya casi nada más que hacer sino esperar.

Tengo asumido, (y ahora es donde viene la parte peliaguda del sistema, la psicología) que operando de esta manera voy a tener muchas operaciones negativas pero con pequeñas pérdidas (aunque según vas acumulando experiencia y tu mente aprende a ver “cosas” sobre el gráfico que antes no veías el porcentaje de acierto va aumentando) y pocas pero grandes ganancias que van a eliminar todas las operaciones perdedoras y encima voy a salir con saldo muy positivo.

Pero como decía, (me ha costado mucho) he preparado concienzudamente la parte psicológica de mi trading: el psicotrading.

  • No todo el mundo es capaz de abandonar una operación a su suerte y cerrar la plataforma con ella abierta.
  • No todo el mundo es capaz (estando en beneficios) de aguantar los retrocesos de estos sin cerrar la posición.
  • No todo el mundo es capaz de promediar a favor en los retrocesos de los beneficios en vez de cerrar.
  • No todo el mundo es capaz de aguantar como los beneficios se reducen a la mitad o acaba incluso saltando el stop tras haber acumulado unas importantes ganancias latentes por tratar de esperar por esa operación en la que cotización ya no regresa más al punto de entrada.
  • No todo el mundo es capaz de aguantar una larga serie de operaciones negativas esperando por la gran “ola”.
  • No todo el mundo es capaz de aguantar el stop en su punto inicial sin hacer Break Even o Trailing stop.
  • No todo el mundo tiene la paciencia necesaria para dejar correr las ganancias ni para aguantar las ganas de materializar los beneficios.

Por lo tanto, concluyo: las reglas idóneas para realizar un buen trading son relativamente fáciles de concretar pero muy difíciles de llevar a cabo.

Creo que con el listado que he expuesto en la parte inferior del artículo basta para dar a entender que el trader, para llegar a ser consistente, no tiene que trabajar sólo la parte técnica del trading sino que la que le va a dar esa consistencia va a ser el trabajo duro sobre su parte psicológica, la que le permite llevar a cabo las reglas técnicas.

Por tanto, sólo hay un camino hacia la consistencia: el psicotrading

Directrices de un sistema de trading

  1. Capital. El capital determina en que Time Frame puedes operar.
  2. Stoploss. Es esencial para evitar perder mucho dinero cuando no estás en lo cierto. Funciona mejor si se sitúa alejado. No debe estar a una distancia superior, respecto al punto de entrada, de más 1% del capital total.
  3. Número de lotes. Vendrá determinado por el capital total más la distancia que exista entre el punto de entrada y el stoploss.
  4. Entrada. Aunque es importante lo es más dejar correr las ganancias. Mientras no se tiene la experiencia suficiente el stop hace el trabajo, cuando la experiencia se acumula la eficiencia del stoploss más la reducción de las malas entradas multiplica la fiabilidad y los beneficios.
  5. Salida en pérdidas. Por stoploss del 1% del capital total.
  6. Break Even. Mejor asumir la pérdida por stop a no ser que las ganancias sean abultadas.
  7. Aumento de posiciones. Promediar a favor siempre sobre beneficios y cuando las ganancias sean suficientes para permitirlo.
  8. Salida en beneficios. No hay regla fija pero la pista más importante que los mercados nos ofrecen es que en algún momento estarás en el lado correcto.
    Y la otra pista, (por culpa de nuestros arraigados sentimientos anscentrales) es que nunca serás capaz de dejar correr los beneficios lo suficiente.
    Y lo bueno es que aunque no seas capaz de cumplir esto último en su totalidad, con que lo hagas durante una parte de la tendencia a tu favor y ayudado por la promediación sobre beneficios más el aumento progresivo del número de lotes será más que suficiente para llegar a ser un trader consistente.

En muchos puntos no hay reglas fijas sino un punto de equilibrio. A veces vendrá mejor afinar y perfeccionar los puntos y otras no.

“Un día un grupo de sabios reunidos llegó a la conclusión de que el término medio siempre suele ser la mejor de las decisiones”

La frase anterior es totalmente aplicable al mundo del trading. Sobre todo da a entender perfectamente lo que quiero inculcar: en el trading no hay certezas absolutas sino buena o mala interpretación por parte del trader.

Por otro lado conviene distinguir entre “sistema de trading” o “sistema de trading automático”.

Resumiendo: hay muchos puntos decisivos en el trading, (además tienes que entender que según vas avanzando en tu investigación aparecen otros nuevos y los que primero te parecían muy importantes ahora pasan a un segundo plano y son relevados por nuevas directrices. Es así como evolucionas y te haces más experto) pero los más determinantes son:

  • Cortar pérdidas
  • Saber que en algún momento estás en el lado correcto de la tendencia
  • Estar dispuesto a sufrir muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas
  • Dejar correr ganancias cuando estás en lo cierto
  • Aumentar progresivamente el número de lotes con los que operas

Por otro lado, y finalmente, comentar que la progresión sobre un sistema, por malo que este sea, se logra cuando se insiste sobre él sin saltar de uno en otro continuamente.

Encerrando al mercado

Cualquier trader (por no decir casi todos) siempre quiere tener la razón. Necesita un por qué de tal o cual movimiento.

Hacer una entrada y que salga como él espera.

Quiere dominar al mercado de forma matemática, no admite incertidumbres. Todo tiene que tener una razón de ser.

Sin embargo, en el trading, y al igual que la Naturaleza hace…

“Siempre tienes que buscar el camino más sencillo”

No importa por tanto querer tener la razón, eso da igual. Lo que sí importa es tener claro que alguna vez la vas a tener y es ahí donde está el secreto.

  • Estamos pendientes de los datos económicos para tomar una decisión sobre que dirección tomar a la hora de entrar en el mercado.
  • Seguimos las noticias al minuto para estar bien informados y que así no quepa ninguna duda.
  • Escuchamos y leemos a los entendidos analistas para guiarnos con sus palabras de por donde pueden ir los tiros.
  • Tratamos de cazar al mercado con sistemas, con patrones, figuras…

En fin, se trata de dar concierto a tanto desconcierto. Se trata de hacer concreto lo inconcreto. Se trata de hacer corpóreo lo etéreo.

Sin embargo, sólo acertamos e interpretamos lo que ha sucedido “a toro pasado”. Ahí ya sí es fácil concretar el por qué si y el por qué no.
Lo malo es que a la vuelta de la esquina nos está esperando el mercado y vuelve a pasar más de lo mismo: de nuevo, nadie sabe nada.

Pero cuidado, las cotizaciones se siguen dibujando en los gráficos silenciosamente. Parece como si no existiesen los rumores, ni las noticias, ni los datos económicos, ni los análisis, ni ninguna previsión…

Aun así, las “velas” se siguen esbozando en el gráfico de tu plataforma.

Medita esto pacientemente….

Ha llegado el momento

Sabía que tarde o temprano este momento iba a llegar y parece estar cada vez más cerca.

En su día había leído un artículo de Enrique Dans, en el que decía más o menos, creo recordar, aunque no con estas palabras:

“Podrás saber mucho, podrás tener muchas cosas en la cabeza, podrás tener mucho que decir, pero llegará el momento en que si no tienes unas “fuentes” que se actualicen y que te de doten de información diaria , te quedarás sin nada que contar”.

Mi fuente es la autoinvestigación, pero ha llegado un momento en que noto que me repito. Han sido muchos los artículos escritos y aunque creo firmemente que el trading está en pañales, he llegado a un punto en que tengo completamente definido mi sistema de trading, de ahí esa repetición.

Mi sistema de gestión del dinero me lo conozco al dedillo, me funciona muy bien y lo he simplificado tanto que no puedo evolucionarlo más. No tiene mucho sentido por tanto seguir investigando sobre algo que me funciona a la perfección.

En el aspecto psicológico he superado todos mis miedos. No tengo miedo a perder (tengo las posibles pérdidas asumidas antes de abrir la operación) ni tengo miedo a dejar correr las ganancias.
Ni siento ni padezco tanto en un frente como en el otro. Equilibrio total.

No necesito motivación ni perseverancia (son mis 2 puntos más fuertes). La disciplina, (mi punto más débil) parece estar domada.

Ya no sucumbo a las trampas del mercado y aplico mis reglas personalizadas, a rajatabla.

Ya no me dejo llevar  por nada ni nadie ni varío mis operaciones en base a las opiniones de los demás.

Podría seguir investigando para afinar más las entradas y para aumentar el porcentaje de acierto a la hora de entrar, pero al cortar las pérdidas de raíz y dejar correr las ganancias, a la vez que promedio la posición a favor, es más que suficiente para mantenerme con beneficios consistentes y con la cuenta en plena curva ascendente.

Por lo tanto, como he dicho antes, tengo mi sistema de trading completamente definido y adaptado a mi forma de operar.

Han sido muchos años desgranando todo lo habido y por haber en materia relacionada con el trading: indicadores, osciladores, fórmulas, metastock, todo tipo de velas, todo tipo de medias móviles, figuras, patrones, set-ups, técnicas de gestión del dinero, psicotrading en todas sus vertientes…

Vamos, podría seguir así por horas y no acabaría. He simplificado mi sistema al máximo, son unas cuantas reglas pero cada una de ellas tiene un gran trabajo por detrás por lo que no se trata de simples reglas. Si pudiera coger un martillo y romper cada una de ellas se descompondrían en otras 1.000.

Son reglas que puede leer cualquiera, son reglas que caben en una hoja de un bloc de notas, son reglas que resumen una experiencia. Una experiencia que no se puede transmitir, de manera que aunque las difunda una por una no significarán mucho para nadie.
Pero para mí si porque son la esencia de mi sistema.

Para que se entienda mejor valga la siguiente imagen:

evolucion

Las 5 reglas resultantes, son sólo 5, pero cada una se divide en muchas ramificaciones o fases por las que tienes que pasar para llegar a obtener cada una de ellas. Son la esencia del sistema de trading.

Las 5 reglas significan el final de una evolución en la que las ramificaciones van mucho más allá de lo que se puede ver en la imagen. Muchísimo más, de ahí el poder de esas reglas.

Y representan el paso final hacia el automatismo, llegando a operar con reglas pero sin reglas.

Cuando se alcanza un principio uno se desapega del principio. De esta manera posee uno una independencia espontanea de forma natural y logra hacer maravillas. Uno actua sin pensar y logra resultados de forma natural. _El libro de los cinco anillos.

Un poco más desgranado en este artículo: “La ruta del trader”

  • Esta es la razón de porque ninguna persona del mundo podrá acercarse al rendimiento que el propio creador de un sistema de trading obtenga por mucho que lo explique o lo quiera hacer entender.
  • Esta es la razón de porque un trader sólo sacará el máximo rendimiento de un sistema cuando lo adapte a su forma de entender el trading y no tratándo de adaptarse a un sistema dado.
    “Trata de adaptar el sistema a ti y no adaptarte tu al sistema”
    “La experiencia no se puede transmitir.”
  • Si un sistema valiese para todo el mundo sería el final del trading. Cuando tu ganas es porque otro está perdiendo y viceversa. Si todos tenemos un sistema de trading ganador, ¿de donde sale el dinero que ganarás?. Por tanto, practica y labra una experiencia, no busques el Santo Grial.

Sólo un sistema de trading personalizado conseguirá darle al trader el rendimiento que este desea obtener de él.” Esta debe de ser la primera frase que un novato del trading debería leer.

Por muchos maestros que tengas, por muchos libros que leas, por muchos cursos a los que asistas, si no recorres tu propio camino nunca conseguirás vivir del trading. No busques un salvador de tu trading porque no existe.

“La solución está en tu mente y no en la de los demás”

El motivo de este blog siempre ha sido el de obligarme a escribir diariamente el resultado de mis investigaciones y así ayudarme a evolucionar en este mundo del trading que tanto me gusta y, de paso, poder ayudar indirectamente a otros traders a sobrellevar este duro camino conjuntamente. (En el mercado hay dinero para todos).

Ya escribía mis evoluciones (diario de trading) en una libreta antes de existir los blogs e Internet. Si comenzase a escribir el blog cuando inicié las investigaciones la extensión de este blog sería considerable.

De todas formas, a parte del trading he descubierto otra pasión añadida: el blogging.

Por lo tanto y ya que han sido tantas las actualizaciones que he hecho escribiendo por lo menos un artículo de trading cada día (sobre todo en los últimos 2 años), el mundo del blogger ha pasado a formar parte de mi rutina diaria por lo que no creo que fuese capaz de abandonar esta aventura paralela.

Por consiguiente, el blog va a seguir adelante sólo que los artículos sobre trading posiblemente sean ya más esporádicos por lo que he dicho anteriormente (tengo mi sistema de trading completamente automátizado y personalizado (adaptado a mi tiempo, manera de ser, forma de operar…) y la evolución será cada vez más lejana en el tiempo debido a esa especialización).

He logrado configurar un sistema de trading que me deja muchísimo tiempo libre:

la parte que más tiempo me ocupa es la de esperar por la oportunidad que considero apta para abrir una operación. A partir de ahí todo es tiempo libre. Ya he explicado muchas veces que no necesito ni datos ni noticias para abrir una operacion, sólo el gráfico “a pelo” (sin ningún indicador, media móvil, etc…) y así seguiré haciéndolo.

A veces hago operaciones que pueden estar abiertas incluso durante semanas por lo que durante todo ese tiempo todo es ocio, así que quiero llenar parte de ese tiempo con otros temas.

Por lo tanto, a todos esos fieles seguidores que he tenido y tengo, decirles que seguiré estando por aquí, al pié del cañón, a su disposición para resolver las dudas que puedan tener respecto al mundo del trading.

Me encanta ayudar a atravesar este duro desierto del trading, con lo que humildemente pueda aportar, a todo aquel que, como yo, sienta este mundo dentro de las venas.

NOTA: no soy pinoniso por lo que no pienso dar a nadie recomendaciones de compra o de venta. Mi primera intención y la de este blog es la de enseñar al trader a operar por si mismo sin ayuda de nadie más: “Tienes que confiar en tu propia visión del mercado si quieres llegar a ser consistente”.

Determinando un principio y un final

Me recomendaron tu pagina y me ha gustado mucho, leo un poco cada día, y hoy he estado leyendo sobre lo de dejar correr las ganancias. Llevo operando 3 años, siempre medio plazo, y siempre por objetivos. Hasta ahora, cumplí mi objetivo en una operación pero no vi motivo para vender, e hice caso del dicho de dejar correr las ganancias. pero …? hasta donde, entiendo todas las sensaciones que explicas, y desde luego estoy totalmente de acuerdo con que se deben dejar correr las ganancias, pero a mi entender todo resulta mas simple cuando algo determina un principio y un final. Tal vez ponga un stop donde puse mi objetivo inicial, y ya pensare otro punto de salida. En todos los articulos que te he leido sobre el tema de dejar correr las ganancias tu idea de “no subir el stop a (Break Even y Trailing stop) cuando las ganancias sean abundantes.” no responde a mi pregunta: ¿como puedo ganar sin cerrar una operación?

Respondiendo a Manuel:

No sólo tú. Casi todos traders necesitan determinar un principio y un final. Es una condición humana.

Sin embargo, aunque, por ejemplo observando un simple gráfico puedas ver un principio y un final en una tendencia, ese “timing de mercado” es algo casi imposible de dominar.

Por lo tanto, las certezas son tu enemigo.
Tratar de buscar un sentido es tu enemigo.
Querer concretar lo inconcretable es tu enemigo.

Me hablas de que siempre has operado por objetivo.
Ahora la siguiente pregunta que te tienes que hacer es: “¿Gano dinero consistentemente?

Mis reglas de trading se basan en operar de forma contraria a como lo hace un trader perdedor.
Si te paras a pensar en tus fallos, en cómo lo haces cuando pierdes, te darás cuenta donde están tus fortalezas.

Los errores decisivos están en el entorno mental y no en la técnica que empleas.

Algunas veces estarás más fino que otras. Fíjate en el deporte para entenderlo. Los deportistas no siempre están al mismo nivel. Tampoco buscan algo concreto sino la regularidad. Buscan ganar pero no hay un principio ni un final sino tratar de hacerlo bien y eso depende de tu esfuerzo, de tu experiencia y de tu talento.

“Si lo haces bien los resultados llegarán. Si sólo te centras en el objetivo, no.”

Por tanto, todo lo que sea buscar un objetivo, un sistema, un fin, es buscar la fórmula matemática y eso no es trading. Al trading se le “juega” con el cerebro.

Con esto quiero decir que, como los deportistas, unos días estarás más fino que otros y que a veces cerrarás mejor y otras peor. No siempre acertarás con el cierre ideal, aunque ya sabes que la experiencia es un grado, que la mente aprende y que cada vez lo harás mejor (aunque todo esto exige mucho trabajo previo) . Pero depende de ti y no de un sistema que concrete la entrada y la salida.

Esto es algo que muy pocos entenderán y seguirán buscando, erre que erre, la salida en un indicador, en una media móvil, en un soporte, en una resistencia.

“La solución que parece más fácil es de hecho la más difícil” _Johan Cruyff

Hacer trading no es sólo operar

Para ser un buen trader tienes que preparar no sólo tu operativa sobre el gráfico sino otros múltiples aspectos que están ahí, rodeándote, y que cada uno por separado va a aportar su granito de arena. Todo sumará.

Todos los detalles suman y son precisamente esos detalles los que te van a proporcionar un plus más de profesionalidad que va a repercutir directamente en tu cuenta.

Como decía, el trading no es sólo operar sino preparar otras “cosas”, quizá menos importantes aparentemente, que harán que tu operativa tenga un punto más de ventaja respecto al de otros traders.

El trading es:

Psicología: quizá sea esta la parte más importante. El trading es pura psicología ya que en cada movimiento de las cotizaciones está por detrás la decisión de miles de traders (encontrada o no) de diferentes partes del mundo.

Cada cual tiene su forma de operar, su decisión tomada y su forma de actuar. Las pérdidas, las ganancias, los soportes, las resistencias… todo es producto de nuestra psicológia.

Quien domina esta parte vence. Las demás son piezas que se unen a este pilar dotándole de más robustez.

Técnica: la técnica es la destreza que tienes a la hora de operar. La búsqueda de la oportunidad, la forma de entrar, de salir, de promediar…

Vamos, que si la parte psicológica es el “general”, la técnica es el “batallón”.

Gestión: toda batalla necesita una gestión previa, en el trading no es menos. Contamos con unas fuerzas (capital) que sólo aumentará o dejará de disminuir según la adecuada gestión del mismo.

Estas son las 3 partes principales del trading. La más determinante es la psicológica pero si “cojea” alguna, el engranaje de tu sistema se viene abajo.

Las otras piezas:

Quizá menos importantes sobre el papel pero que son decisivas “en el campo de batalla”.

Descanso: si no has descansado lo suficiente tus incursiones en el mercado no serán de calidad.

Es vital descansar bien antes de operar e incluso en períodos cortos de descanso a lo largo de la jornada de trading. Necesitas estar al 100%. El oficio de trader no es un trabajo físico pero el cerebro es el órgano que más participa y el que más recursos consume. (Se dice que el 20% de los recursos del cuerpo).

 Alimentación: he dicho que el cerebro consume el 20% de la energía. Esa energía la obtiene principalmente de la glucosa.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Es un ciclo. Todo está unido como los eslabones de una cadena y acaba afectando positivamente o negativamente a todo el engranaje que mueve tu sistema operativo global.

Tienes que tenerlo muy en cuenta. No es sólo sentarse delante de la pantalla, estés en las condiciones que estés, y hala a ganar dinero.

El trading es un “juego” de suma cero. Esto quiere decir que cuando tu ganas es porque otro ha perdido. Y si tu pierdes alguien se ha quedado con tu dinero.

Y ese alguien puede que se lo haya llevado porque está más preparado que tu y porque tiene en cuenta pequeños detalles que para ti aun pasan desapercibidos.

Si te subes al circo de los mercados recuerda que al otro lado de la pantalla te están esperando los mejores traders.

Por tanto, no está de más que cuides tu alimentación.

Actividad física: “mens sana in corpore sano”.

Necesitas desconectar de alguna manera y quemar toxinas no sólo corporales sino a nivel mental.

El ejercicio hace que la sangre  fluya mejor y tengas más rapidez de pensamiento así como es necesario para que tu cuerpo en general no se sienta cansado.

Personalmente los días que voy a hacer running son los días que mejor me siento en todos los aspectos (físico y mental) y eso que voy a correr a las 7 de la mañana y sin haber desayunado y casi sin cena (no suelo cenar casi nada).

Pues bien, con estos 6 aspectos controlados tu trading mejorará mucho.

Puedes incluso añadir más de tu cosecha, cada trader es un mundo. Ya no voy a hablar de estado de ánimo, motivación, etc. Pero si voy a decir que todo suma y que cada matiz que añadas será un punto a tu favor.

Trata cada pieza de forma individual y llegará un momento en que se unan como un todo, como una máquina con sus piezas perfectamente engranadas.

Recuerda lo que decía Julio Cesar:

“Divide y vencerás”

Muy bonita la frase, pero ¿qué quiere decir? ¿qué expresa? ¿qué significa?

Pues básicamente lo siguiente:

“Divide y Vencerás consiste en descomponer un problema en subproblemas más simples del mismo tipo, resolverlos de forma independiente y una vez obtenidas las soluciones parciales combinarlas para obtener la solución del problema original“.

No se si estás preparado para tu operar con tu sistema…

La norma es, sin lugar a duda, ser capaz de esperar el tiempo que haga falta a que aparezca la oportunidad que esperamos.

No se trata de estar todo el rato en el mercado. Lo ideal es estar la mayor parte del tiempo fuera de él y esperar lo que sea, y cuando digo lo que sea, lo digo literalmente, a que tengamos todas las probabilidades a nuestro favor.

¿qué conseguimos con esto? Eliminar de raíz todas esas malas operaciones negativas que produce la sobreoperación.

Vamos, que ya no basta con reducir las pérdidas de las operaciones negativas al mínimo, sino que el número de ellas sea lo menor posible y esto sólo se logra esperando la “ola perfecta”.

Date cuenta del poder de la paciencia: si esperas por esa oportunidad única puede que se te haga eterno, no lo dudes, pero la satisfacción que obtendrás cuando aparezca y te aproveches de ella será máxima.

Además, te habrás librado de todas esas pequeñas operaciones con pérdidas que además de ir limando tu cuenta minan tu moral y hacen que cometas errores más grandes.

Date cuenta de una cosa: partes de un capital – lo dejas en estado latente hasta que aparece una ocasión en las que tienes todas las de ganar (poco o mucho pero sin duda ganas) – tu confianza va aumentando – lo único que hará que esta estrategia te siga funcionando es que seas capaz de seguirla con disciplina y que el aburrimiento o las ganas de acción no te hagan cometer el error de entrar por entrar – esperando la oportunidad la cuenta estará en estado latente pero obtendrá un importante incremento de capital con cada oportunidad ideal – esto hará que tu cuenta crezca y puedas operar con más lotes – si operas con más lotes, que no con más riesgo, las ganancias se irán multiplicando progresivamente- al final, debido a ese apalancamiento sin riesgo que produce el crecimiento de tu cuenta no necesitarás dejar correr tanto el movimiento para alcanzar sumas de dinero increíbles.

Ahora bien, no se si tu mente está preparada para la disciplina, paciencia y el aburrimiento. Si no es así prepárala porque sino volverás a los malos hábitos y a operar sin ton sin son, sin sentido, sin una estrategia clara.