Las ventajas de hacer siempre lo mismo

En Coruña, concretamente en Arteixo, se levanta la todopoderosa Inditex.

Para llegar a ser lo que es Amancio Ortega no ha cambiado su modelo de negocio sino que ha construido su imperio desde una sólida base y a modo de constancia, repetición e identificar lo que de verdad le funcionaba dicha base se ha convertido en una pirámide que, por ahora, no encuentra techo.

Todo se mueve en fractales.

Dentro de su factoría conserva a unas empleadas, ya entradas en años, que única y exclusivamente se dedican a hacer lo mismo día tras día. Es una tarea sencilla pero sólo ellas son las mejores en hacerla.

La constancia y la repetición las ha hecho insustituibles. Poseen el don de la excelencia adquirido gracias a la práctica diaria a través de años y años.

Al principio no eran tan buenas, lógicamente, pero día tras día han pulido su quehacer hasta ser las mejores en ello y que ninguna persona ni máquina pueda sustituirlas.

Como he dicho, se trata de una simple tarea, y no las pongas en otro lugar de la factoría porque no sabrán desempeñar otra tarea, sólo esa, pero si ellas paran para toda la producción.

Es por ello que son los empleados más valorados y con más privilegios de Inditex.

Y si a estos empleados les ha llevado años y años obtener una excelencia sobre una tarea tan sencilla como la que hacen, qué le llevará a un trader alcanzarla en un oficio tan difícil y con tantas variables como es la especulación.

Es por ello que siempre insisto en dedicarle a ello el máximo de horas posibles dentro de una jornada.

Y más que eso, hacerlo siempre sobre lo mismo.

Cuando has creado la base de un sistema con unas reglas no puedes estar variando estás continuamente ni saltando de un sistema a otro. Tienes que constituir dicha base y trabajar sólo sobre ella. Esto hará que cada día que practicas e investigas sobre esos parámetros dicho sistema se vaya haciendo poco a poco y con el tiempo más experto.

Se trata de construir una montaña a partir de esa base y no un ciento de pequeñas dunas.

Haciéndolo así sabrás lo que funciona y lo que tienes que cambiar o potenciar.

Al principio los cambios serán mas abruptos y continuos pero con el tiempo serán mínimos y esporádicos. Y serán esos pequeños cambios esporádicos sobre el sistema lo que cada vez lo hará más excelente y a tí con él.

Por lo tanto, el consejo que te doy, es que crees unas reglas básicas para un sistema en concreto y que trates perfeccionarlo un poquito cada día, confiando en él. No lo cambies, sólo trata de transformarlo y hacerlo mejor.

Al principio desesperarás, pero aplicando perseverancia y constancia llegará un día en que los resultados comiencen a aparecer de repente y verás como aquello por lo que soñabas se va precipitando y creciendo más y más, como una bola de nieve.

Llegado a ese punto tienes que ser más humilde que nunca o correrás el riesgo de que la caída sea mucho más rápida que la subida.
Siempre teniendo en cuenta que todo tiene su período de ascendencia y decadencia.
Todo sube hasta un punto, a partir de ahí irá decayendo. Es la ley de la naturaleza.

Así que, cuando lo consigas y lo saborees, tienes que tomar conciencia sobre cuando retirarte y saber el momento propicio para hacerlo antes de que los factores y el tiempo lo hagan por tí.