La investigación en el trading

El trader debe comprender que para vivir del trading debe investigar por su cuenta. Podrá hacer seminarios, cursos, leer libros, artículos, pero nada podrá sustituir a su propia investigación.

El ser humano por naturaleza, aunque le digan las cosas, necesita experimentarlas por si mismo para darse cuenta de ellas.

Muchas veces he leído opiniones de otros traders que han sido válidas para mí, pero he llegado a incorporarlas a mi trading hasta muchos años después. ¿Por qué no lo he hecho tan pronto las he leído?

El trader necesita un período de formación. Los más experimentados suelen dar consejos muy valiosos concentrados en una frase, sin embargo, un trader novel para poder poner en práctica los conocimientos que encierra esa frase necesitará un período de tiempo y de comprensión dilatado.

No se trata de leer la frase y ya está, no, necesitas experimentarlo tu mismo en tus operaciones para dar la razón a ese principio. Esto me ha pasado multitud de veces.

Tan bien es verdad, que impresionantemente, sucede lo mismo pero a la inversa. A mí me gusta mucho investigar todo lo que puede suponer una mejora en mi trading, en todos los campos a los que este pueda llegar, por lo que me he encontrado también, en muchos casos, con descubrimientos fruto de mis investigaciones que creía eran nuevos pero me he sorprendido como en muchas veces y tras leer un artículo, lo descubierto por mí ya había sido expuesto por otro trader.

Esto supuso un antes y un después en mis investigaciones. Fue en este punto donde decidí no seguir a ningún otro trader por mucho que me pudiese aportar. Comprendí que me haría más daño que beneficio. Además no sabía hasta donde ese o esos trader querían llegar, por lo que un alto en el camino por su parte también lo supondría para mí.

Y al ver que en mis investigaciones descubría cosas que en muchos casos ya estaban descubiertas me di cuenta de que no necesitaba a nadie ya que tarde o temprano iba a seguir su mismo camino o incluso superarlo, todo era cuestión de persistencia. Esto me supuso un avance grandísimo y pude comprobar como el progreso se acentuó logrando más calidad de trading y más tiempo libre.

Corroborar los avances de otros traders suponía una parada en el camino para ver el beneficio que para mi podía considerar. (Hay que tener en cuenta que seguir a muchos traders supone mucho tiempo ya que cada uno aporta su punto de vista.) Y hacerlo me movía en zig zag mientras que investigar por cuenta propia me movía en una dirección más constante y recta.

Entonces, lo tenía claro, todos mis logros vendrían fruto de mis ensayos, tanto para bien como para mal.

Además contaba con la experiencia de otros traders de éxito, el cual se originó tras tirar con todo y empezar de cero bajo su propia responsabilidad y sin contar con nadie más.
Y aun encima, había leído casos de personajes con triunfos en otros campos diferentes al trading cuyo pilar había sido una preparación personalizada basada en sus propias creencias e investigaciones. Es aquí donde logras diferenciarte de los demás y apartarte de la misma linea trazada.

Si sigues esa linea conseguirás los mismos resultados que los demás. Si sigues tu propia linea te diferenciarás del resto y crearás tu propia escuela.

El trading no es sólo operar, tiene muchos más campos asociados y cada uno de ellos suma. La investigación es uno de ellos, pero claro, como no todo se reduce a hacer operaciones tendrás que organizar muy bien tu tiempo y esto si es muy complicado aunque no lo parezca.

Muchos mercados están abiertos de lunes a viernes durante las 24 horas del día, pero lógicamente no puedes estar operando todo el tiempo por lo que tendrás que escoger muy bien a que horas quieres hacerlo y no hacer otra cosa durante ese tiempo.

Será cuando tu jornada de trading haya rematado cuando tendrás que dedicar el resto del horario libre a realizar otras actividades, como puede ser la investigación.

Al principio, bien es cierto, le faltarán horas al día, pero poco a poco identificarás lo que es importante de verdad, aprenderás a priorizar, y harás encajar todo en un puzzle, y esto quedará expresado todo en una rutina la cual deberás seguir con disciplina.
A partir de aquí, ya todo funcionará como el engranaje de un reloj.

Aquí será donde de verdad te tomes tu trabajo de trader en serio y lo harás funcionar como tal.

Tu jornada estará ocupada por el trading y todas su ramas. Ya no perderás el tiempo en otras cosas superfluas que no te aportan nada, sólo ocio.

Pero estamos hablando de trabajo, estamos hablando de encontrar un tiempo para todo. Así que si dispones de 8 horas para el trading, la mayor parte será para operar, y luego tendrás que dividir el resto de tareas entre el tiempo que te quede disponible, pero nunca integrarlas dentro de la operativa. Primero una cosa y luego otra. Así todos los días, y verás como con el paso del tiempo un simple mirada atrás hará ver todo el camino avanzado.

«Un viaje de mil millas comienza con el primer paso»_ Lao-tsé.

«Caminante no hay camino, se hace camino al andar»_ Antonio Machado