Instinto de trader

La psicología ocupa un lugar muy importante en el éxito de un trader. Esto demuestra, aunque muchos se empeñen en lo contrario, que el trading nunca será una verdad absoluta, sino un arte.

¿Cuantas veces has pronosticado un movimiento, en el cual no has entrado por miedo, y ha ocurrido tal cual, poco después?

¿Cuantas veces has dudado si entrar o no y luego te arrepientes de no haberlo hecho?

Bastantes ¿verdad? ¿las suficientes para darte cuenta de que la experiencia, el subconsciente, va siempre por delante de la razón?

El refrán «muchos murieron de lo que se temían» también tiene cabida en el trading.

Es normal que sigas un sistema de trading pero procura que sus reglas sean lo menos rígidas posibles y sobre todo encaminadas a regular tus emociones y tus hábitos. En cuanto a la técnica, todas las reglas que yo tengo me las proporciona la experiencia y no tienen nada que ver con ninguna señal referida por ningún indicador ni media móvil, etc.

Por tanto, tu sistema de gestión del riesgo sí necesita reglas, la corrección de tus hábitos o disciplina sí necesita reglas, pero tu sistema técnico de trading no necesita las reglas que tu te crees sino las que te da la experiencia a base de horas y horas de práctica.

Es verdad que la inmensa mayoría de traders se basan en un sistema de trading porque así eliminan el sesgo psicológico. Creen que de esa manera, eliminando las emociones, podrán actuar como un robot, entrando y saliendo cuando el sistema se lo dice. Que bien!

Nada más inútil. Si de verdad quieres ganar dinero tendrás que enfrentarte al mercado cara a cara. El trader perfecto usa las mínimas herramientas mecánicas posibles. Si renuncias a las emociones renuncias a ser un gran trader.

¿Qué únicas herramientas automáticas usaría yo?

En primer lugar el Stop-loss y en segundo, concreción del número de contratos. Nada más. Como he dicho antes, el trading es un arte y por tanto, todo lo que signifique enfrentarse al mercado con un sistema estará condenado a fallar irremisiblemente.

Tienes que desarrollar tu instinto y esto sólo se logra practicando.

Muchas veces dices: _me parece que la cotización va a romper este soporte y va a llegar hasta tal nivel.
No entras, pero tu subconsciente te está bombardeando una y otra vez: va a suceder así.
Pero tu no entras por miedo a que no pase de esa manera y luego acabas tirándote de los pelos porque sucede tal cual. Has perdido una gran oportunidad.

Un consejo: cuando dudes, esa es la mejor oportunidad.
Nunca lo verás lo suficientemente claro. Si fuese así otros se te habrían adelantado antes. Pero estar todos los días operando sólo en real, esa acumulación de horas hace que veas ciertas señales antes que los demás. Eso va a ser lo que te diferencie de ellos, eso será lo que te haga ganar dinero.

Tu puedes contemplar que tu mujer viene luciendo un peinado perfecto para ti. Pero un peluquero profesional verá fallos que tú no los ves. Lo mismo pasa en cada profesión. El profesional ve imperfecciones que un neófito no ve o incluso dentro de la misma profesión, el que lleva más años de experiencia verá cosas que no verá otro que lleve menos tiempo.

En el trading no lo es menos. Cuanto más hayas practicado más fácil te será ver futuros movimientos que otros traders con menos experiencia no los verán. Y esto será lo que te diferencie de ellos, lo que te haga recoger para tu cuenta el dinero que ellos pierden.

Pues todo esto no se logra con un sistema mecánico, porque si existiese, todo el mundo ganaría, expertos y aprendices. Es fácil de ver pero difícil de explicar.

Así que olvídate de los sistemas mecánicos, es absurdo, porque si ganases dinero con tu sistema cualquiera lo podría hacer e incluso podrías venderlo a toda la comunidad de traders para que se hiciesen ricos o viviesen del trading. Esto, como deberías ver ya, es totalmente incompatible. Para que gane uno tiene que perder otro.

Lo que quiero que te des de cuenta es de la pérdida de tiempo que logras tratando de buscar un sistema de trading ganador, (en lo que a la técnica se refiere). Sólo podrás conseguir tener beneficios cuando tengas la experiencia adecuada, no antes, ni de otra manera.

Sólo vale la práctica en real y con dinero de verdad, sino estarás perdiendo el tiempo. No quiero que me des la razón, sino que sea el tiempo el que me la de.

10 reglas que deberías tener en cuenta a la hora de hacer trading

1.- No leas ninguna noticia referente al mercado.

2.- Opera sólo según lo que te digan los gráficos.

3.- Referente a la técnica a usar: no apuntes nada. Sólo practica en real. Céntrate en el proceso (acumula horas), todo se irá dando. Elimina cualquier distracción que te aparte del camino hacia tu objetivo.

4.- Puedes establecer un objetivo de ganancias diario, semanal o mensual. Lo mismo para las pérdidas.

5.- Céntrate en ir aumentando el número de contratos con los que operas (sin aumentar el riesgo)

6.- Recuerda que consigues mayores resultados en aquello a lo que más tiempo le dedicas.

7.- No entres por entrar (sobreoperar). Siempre hay un momento mejor para hacerlo. Espera que madure. Siempre hay un par de buenas oportunidades al día para alcanzar el objetivo.

8.- Cuando estés con ganancias no cierres porque la cotización llegue a un soporte, resistencia o porque estés ganando mucho. Deja que sea el mercado el que te saque o nunca obtendrás ganancias espectaculares.
Se necesita mucho temple para hacer esto. Tanto que igual sólo eres capaz de hacerlo apagando el ordenador.

9.- Cuida de tus hábitos (incluso por encima de la técnica de trading). Puede que sean estos los que hagan que aun no ganes dinero.

10.- Al final, el trading acaba reduciéndose sólo a: operar y pensar.

¿Donde está tu Diario de Trading?, ¿Analizas tu Historial de operaciones?

Nada, absolutamente nada, te dará más información sobre tu operativa que el análisis de tu historial de operaciones y el seguimiento de la misma mediante un Diario de Trading.

En estos 2 temas es donde está el secreto hacia el éxito.

Cada trader profesional tenemos un diario de trading. Y aunque, como es normal, cada uno lo tenemos elaborado según nuestra forma de ver y entenderlo, al final todos ellos nos van a dar la información necesaria para mejorar nuestra operativa.

Es normal que cuando empiezas tengas muchos errores. Los tienes también cuando eres profesional, pero menos. También tendrás un gran número de preguntas que se irá haciendo menor con el tiempo.

Tener como costumbre la elaboración de un diario y de consultar tu historial cada x tiempo hará que seas capaz de distinguir donde están tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Después, todo consistirá en mitigar o eliminar los débiles y potenciar los fuertes.

Cada trader, como he dicho configura el Diario de Trading a su manera.

Apunta todo lo que consideres necesario, de ello saldrán unas cuestiones que tendrás que resolver para mejorar tu operativa. Yo en este aspecto no soy muy puntilloso y la información que trato de sacar de él es la siguiente, aunque puedes y debes poner todo lo que te parezca adecuado para ti.

– ¿Qué táctica me funciona mejor a la hora de entrar?

– ¿En que espacio temporal consigo ganar más?

– ¿Me he precipitado al entrar o al salir?

– ¿Debía haber entrado antes, debía haber esperado más en hacerlo?

– ¿Qué sucede con la cotización cuando cierro la operación? ¿Debería haberla mantenido abierta? ¿Debería haberla cerrado antes? ¿Qué debo hacer para mejorar?

– Donde podía haber añadido más contratos?

– etc, etc, etc…

(Cada pregunta que te hagas debes tratar de buscarle una solución. No todos los traders tenemos los mismos puntos fuertes y débiles)

El Historial te dará otro tipo de información. Esta es la que busco yo:

– Porcentaje de operaciones con pérdidas y con ganancias. Se que si tengo muchas operaciones seguidas con pérdidas es porque estoy sobreoperando en vez de esperar con paciencia la mejor oportunidad para entrar y así reducir el número de estas malas operaciones.

– ¿Cuanto pierdo cada vez que lo hago? Si en cada operación con pérdidas pierdo casi tanto o más de lo que gano en las operaciones con ganancias se que tengo que entrar sólo en aquellas oportunidades que me permiten, en caso de pérdida, perder lo mínimo posible y sobre todo que dicha pérdida sea, al menos, 3 veces menor que la media de ganancias de lo que suelo ganar en cada operación positiva.

Finalmente, de la suma de lo que te dice el Diario de Trading y tu Historial deberás sacar varias conclusiones.

– Qué es lo que te hace perder. Errores. Puntos débiles

– Qué es lo que te hace ganar. Aciertos. Puntos fuertes.

O sea, un número de reglas que serán muy beneficiosas para tu trading.

Entonces tendrás una información muy valiosa que dará paso a tu sistema de trading, el cual marcará tu forma de operar, sobrando decir que para que este funcione deberás seguirlo con disciplina y añadiendo o sacando reglas según convenga.

Nunca debes abandonar esta buena práctica de escribir el diario y de consultar tu historial ya que las reglas que extraigas, al principio un poco toscas, se harán cada vez más selectas y se adaptarán a tu forma personal de operar por lo que conseguirás un sistema de trading personalizado.

Es por eso que siempre digo que un sistema debe adaptarse a uno mismo para triunfar, a tu personalidad y no adaptarte tú al sistema.

Y es por este mismo motivo que el sistema que le funciona a otro trader no te funcionará a ti y viceversa.

Así que ponte manos a la obra, confecciona desde hoy mismo tu diario, encuentra tus puntos débiles y fuertes, corrige lo que sea necesario, consulta tu historial para saber en donde fallas y qué es lo que haces bien, extrae unas reglas, ponlas en práctica…y en un tiempo me cuentas como te ha ido y si ha mejorado tu trading.

¿Qué tiene que ver un especulador con un estudiante de Derecho y otro de Informática?

Recuerdo cuando frecuentaba la Universidad de mi ciudad. «Frecuentaba, no que estudiaba»

Cuando veía salir a los alumnos distinguía muy bien a los de Derecho de los de Informática.

Los primeros siempre iban, en su gran mayoría, impolutos. Bien vestidos, bien peinados, aspecto limpio, perfumado, en grupos, despiertos, sonrientes, locuaces, vamos… lo que su profesión les exige de cara a una imagen que tienen que dar. En resumen, más pijos. Predominaban las féminas.

Los segundos, todo lo contrario. Sabía que pertenecían a la facultad de informática por ir despeinados, con la camisa por fuera del pantalón,no es que fueran mucho a la moda ni se distinguían por lucir marcas, aspecto desordenado, rostro cansado, tendencia al individualismo, ojos de no haber dormido o descansado lo suficiente, más parcos en palabras, con pinta de haber «currado» más. No voy a decir con restos de pizza y con pintas de no haberse aseado en varios días como en las películas, pero exagerando, ese es su estilo o imagen que dan. Más presencia masculina.

En suma, cada uno de los grupos defendiendo su rol.

Yo, en particular, no me quedaría ni con lo uno ni con lo otro, los extremos siempre son malos, un término medio siempre será lo más adecuado.

Si hubiese una universidad para traders o especuladores estos se distinguirían por ser una mezcla de ambas comunidades anteriores.

El trader debe cuidar su imagen o branding, cultivar sus relaciones, tener una personalidad, pero también debe trabajar duro, descansar y hacer ejercicio.

De una mezcla de lo mejor y peor de ambos grupos saldría un buen especulador y ya que hay más estudiantes femeninas en Derecho y más estudiantes masculinos en Informática, ¿quién sabe si de la mezcla de sus ADNs saldría un gran especulador?

Algo que le falta también al trading, más presencia femenina. Seguro que se están desperdiciando muy buenos traders. Y lo digo también por mi mujer, que cuando se interesa por mi oficio suele darme grandes lecciones lógicas y de sentido común que nos falta a la mayoría de los traders.

Espero que no se enfade conmigo ninguno de los 2 grupos y que unos no me demanden y los otros no me hackeen, pero es que son 2 comunidades totalmente antagónicas que siempre me han llamado la atención y por las cuales siento admiración.

Resumiendo: el trader debe seguir las reglas pero también debe ser capaz de romperlas cuando hace falta.

Sobre todo en sus inicios, es cuando más el trader necesita de dichas reglas, por el carácter puramente psicológico del trading, pero después cuando el subconsciente las haya asimilado, el trader debe mostrarse libre de toda regla.

El especulador se caracteriza por no ser un esclavo de la sociedad. Come cuando quiere, duerme cuando le parece, toma las vacaciones cuando le viene en gana, no necesita ni busca una pensión estatal, no tiene jefe, no tiene un horario de trabajo establecido, ni una rígida jornada diaria. Si quiere dar un paseo a cualquier hora… lo hace y si quiere ir a correr o al gimnasio a la 11 de la mañana, pues va. Y si quiere levantarse a las 4 de la mañana para operar, también. Puede trabajar hoy en Barcelona y mañana en París, su oficina es su portátil. No clientes, no proveedores. No sufre de stress horario, el mercado está abierto las 24 horas de lunes a viernes, siempre hay una oportunidad. No anda por tanto detrás del mercado, la paciencia es su virtud y sabe que decir NO es su baza más importante.

Puede permitirse el lujo de coger la Semana Santa en Julio si ha llovido en la de este año, o de trabajar 1 mes y coger 11 de vacaciones.

¿Merece la pena el esfuerzo o no? La sensación de libertad es única. Libertad es igual a felicidad.

Sólo tienes una vida. Como para gastarla… desayunando – corriendo a trabajar – salir para comer – vuelta al trabajo – cenar – para cama… y así hasta la jubilación. ¿Qué es esto? ¿Eres un autómata?

Te ha tocado vivir una aventura, se consciente de ello. Vive a tope. Haz lo que te guste.

¿Sabes las probabilidades que hay de que hayas nacido, de que estés en un mundo del que no volverás a saber nada cuando desaparezcas?

1 en 600000000000000000000000000000000000000000000000000000
000000000000000000000000000000000000000000000

¿Qué haces entonces malgastando tu tiempo? Espabila. No te digo que te hagas trader sino te gusta pero sí que le des un giro radical a tu vida. En 100 años…todos calvos.

No voy a decir que el trader o especulador, como le quieras llamar, viva al margen de la sociedad pero casi.
El Estado Social te protege, pero el exceso de protección es malo.

La ejecución mecánica de un sistema de trading

El hecho de que establecer unas reglas de trading para operar sea necesario obedece a la necesidad de dejar fuera de juego a la psicología mental del trader, que tanto daño acaba causando en la cuenta de este.

En el momento en que abres una posición si no tienes unas reglas, mejor por escrito y bien definidas, el mercado «romperá» tu mente y toda tu estrategia.

Cinco son las reglas que deben regir un sistema de trading. Las 4 primeras pueden establecerse mediante normas para que la quinta, «la disciplina», no campe a sus anchas y seas capaz de dominarla y, a su vez, dominarte sin problemas.

El trader consistente se caracteriza por tener un desapego total del dinero. Sus emociones son las mismas, tanto en las ganancias como en las pérdidas. Los sentimientos no tienen cabida. En el momento en que piensas en dinero tu mente ha de buscar el camino para que acabes perdiendo.

Lo ves cuando operas en demo o en un concurso. Como no es dinero real, no entran en funcionamiento los mecanismos mentales por lo que dejas correr la posición a tu favor todo lo que haga falta. Incluso te das el lujo de marcharte al cine o a la playa con la posición abierta, para luego al volver y ver como tienes unas abultadas ganancias.

Pero amigo, trata de hacerlo en real a ver si eres capaz… Es por eso que lo primero que debes hacer ahora mismo es coger un papel y escribir unas normas que vas a cumplir si o si.
Si son tus primeras normas seguramente no tendrán nada que ver con las que tengas dentro de un año, pero algo ya habrás avanzado.

Según te vas haciendo más experto esas posibles 50 normas que tengas al principio se convertirán en 30, en 20, en 5 e incluso en ninguna puesto que ya las has asimilado y llegarás a operar automáticamente como lo haces cuando conduces un coche. Será tu inconsciente el que opere por ti. Habrás llegado a la excelencia del trading.

Parece una incongruencia pero cuanto más indiferencia muestras por el dinero más se pega este a ti. Esto es porque te estás centrando en el proceso que lleva a él y no en el objetivo en si.

El mercado lo sabe y traza múltiples trampas para el que no tiene un sistema mecánico de trading que le aleje las nefastas emociones de la operativa.

Así que manos a la hora, no operes a lo que salga. Se metódico, disciplinado, crea tus reglas según tus experiencias y no las de los demás. Seguramente de 50 sólo te valgan 4 pero esas 4 serán muy importantes. Poco a poco añadirás otras y cambiarás alguna de las primeras. Ensayo y error.

Al final, con el tiempo, tendrás un sistema muy potente que, por supuesto, no hará que ganes el 100% de las veces pero si te permitirá ganar mucho dinero.

Las 5 reglas más importantes de un sistema de trading

Estas son las 5 reglas que considero más importantes para un sistema de trading ganador:

Primera. CAPITAL

De cuanto más capital dispongas en tu cuenta de trading más fácil te será sacar los beneficios necesarios para vivir de los mercados.

Operar con más capital significa operar con menos riesgos. Así que, fundamental, el trader debe concentrar todos sus esfuerzos en tratar de operar con el máximo número de contratos y con el mínimo riesgo. Y esto sólo se puede hacer con una cuenta aceptable.

Segunda. ENTRADA

Por experiencia he logrado más aciertos operando con una sola técnica que entrando en todas las oportunidades que me parecían factibles.
El truco está en desarrollar la fuerza mental necesaria para usar sólo y exclusivamente la técnica elegida sin caer en la tentación de recurrir a otras. Sólo centrarse en «refinar» dicha técnica siendo, por supuesto, muy conscientes, de que no existe ni existirá una que nos arroje un porcentaje de aciertos del 100%

Tercera. STOPLOSS

Más necesario y vital que situar el StopLoss es cumplirlo en caso de que sea necesario. Si no eres capaz por tu cuenta tendrás que hacer que se ejecute automáticamente. Las plataformas actuales lo permiten.
Si usas stops mentales corres el riesgo de no ser capaz de cerrar en caso de pérdida y que estas acaben aumentando dramáticamente.

El Stop supondrá un máximo de pérdida del 2% del total de tu cuenta, para la SUMA de todas las operaciones que abras. El 1% sería ideal.

El Stop determinará el número de contratos con los que abrirás una posición. Cuanto más cerca puedas ponerlo más contratos podrás abrir. Pero recuerda que ponerlo más cerca no significa menos pérdidas sino más riesgo a que te barran el stop.
Situar el StopLoss es cuestión de experiencia más que de técnica.

Cuarta.  SALIDA

La más difícil de todas. Todos los traders se empeñan en buscar continuamente la mejor técnica de entrada sin tener en cuenta que el éxito lo da la manera en la que sales de una posición.

Es la cuenta pendiente de todo trader, planificar la salida de una posición.

La salida significa ejecutar bien el StopLoss, el trailing stop o el profit warning.

Quinta.  DISCIPLINA

Desarrollar la capacidad necesaria para aplicar las reglas anteriores es sin duda una labor muy dura. Aquí ya interviene la aptitud mental, la psicología, culpable de nuestros males en el trading. Este apartado depende exclusivamente de cada trader y es fundamental para el funcionamiento de las 4 reglas anteriores

 Resumen. estas 5 reglas se pueden resumir aun más.

Trata de dirigir todo tu esfuerzo en aumentar el número de contratos con los que operas sin aumentar el riesgo.

Busca un sola técnica de entrada y trata de adaptarla a ti, a tu personalidad y mantente fiel a ella. Utilizar más técnicas a la vez lo único que hará será disminuir tu porcentaje de aciertos y que tu cuenta acabe en rojo.

Utiliza un stoploss, para el total de tus operaciones abiertas, de un 2% del capital total de tu cuenta como máximo. La situación del stop respecto al punto de entrada debe marcar el número de contratos con los que abrir la posición.

Dedica más tiempo a practicar la salida de una operación que la apertura de la misma.

Saca de donde sea la fuerza mental necesaria para mantener tus reglas increbantables. Sin disciplina no vivirás del trading.

Aunque estás 5 reglas te parezcan sencillas y más que evidentes, llegar a concretarlas y hacerlas simples requiere de mucha delicadeza para engranarlas de tal manera que funcionen a la perfección.

Cada una de ellas encierra una dificultad enorme tanto en su simplificación como en su ejecución.

Es muy fácil redactarlas y plasmarlas en un papel pero es muy difícil llegar a simplificarlas y aun más complicado asimilarlas por la mente.

Así que, si quieres tener una oportunidad de vivir de este duro pero maravilloso trabajo de trader trata de crear un sistema en base a las reglas anteriores y síguelo mecánicamente como un robot, sin sentimientos de por medio.

Lo más difícil no es crearlas, sino seguirlas. Es en este pequeño detalle en donde está la diferencia. Es la linea que separa a un proyecto de trader de un trader profesional.