Tener unas reglas y perfeccionarlas es vital para rendir en los mercados

Una vez tienes las reglas de un sistema de trading definidas, el reto es insistir sobre ellas para pulirlas.

Todo cambio de sistema requiere empezar de cero por eso siempre insisto en que es más provechoso «evolucionar» uno malo que andar «saltando de rama en rama».

En mi caso las reglas están muy claras y no sólo obedecen a reglas técnicas:

Descanso.
es esencial dormir las horas suficientes. Se consiguen más y mejores resultados trabajando durante 3 horas, después de haber reposado bien, que durante 8 seguidas tras no haber descansado absolutamente nada.

Los descansos alternos durante la jornada de trabajo también redundan en una mayor eficacia durante la misma.

Un estudio vino a revelar que los mejores deportistas conocidos tienen en común que no suelen dormir nunca menos de 10 horas al día.

Ejercicio.
un trader que pasa mucho tiempo en posición sedentaria necesita mantenerse en forma por el bien de su salud y, por añadidura, porque repercutirá en sus resultados a la hora de hacer trading.

No sólo el cuerpo se mantendrá en forma sino que la mente también lo notará.

Ahora bien, no vale estar 8 horas sentado y después ir a correr. Eso el cuerpo no lo nota tanto como movilizarse cada x tiempo, bien levantándose y dando un «paseillo», haciendo unos estiramientos, o como yo, recurrir a una plataforma vibratoria. El objetivo es que la circulación fluya. Evitarás de esta manera el cansancio.

Si no te mueves, tras x horas sentado te sentirás igual de cansado que si hubieses corrido un maratón. Y te aseguro que no estarás muy despierto para pensar tan eficientemente como el buen trading requiere.

En referente al ejercicio, actualmente hago running 1 vez cada 3 días.

Alimentación.
procuro cuidarla comiendo lo buenamente sano que puedo, no al nivel de un runner profesional (todo se andará) pero con el pensamiento encima de que el cuerpo que vas a tener dentro de 20 años dependerá de los cuidados que le hagas ahora.

Sería maravilloso llegar a los 80 dándole caña al mercado.

Mercados.
Divisas: Forex, está clarísimo, por muchos motivos que he expuesto en otros artículos.

Acciones: ni tocarlas, también superclaro. Las acciones individuales son un mecanismo de destrucción de capital particular masivo. Sobre todo aquello que no pertenezca a la «especie» de los Blue Chips.

Indices: más que suficiente si se quiere estar de alguna manera en el mercado bursátil.

Materias primas:las más conocidas y con menos spread posible. Oro y petróleo básicamente.

Gestión.
es la piedra angular, desde la que se comienzan a desarrollar todas las demás reglas de un sistema de trading.

Muchos traders que ya entran a mercado con el stoploss aun lo hacen arriesgando una parte importante de su capital. Es un gran paso el poner stop y sobre todo, respetarlo, pero el trader debe ir más allá y limitar dentro de lo posible el % arriesgado en cada operación.

Particularmente me siento muy cómodo en torno al 1% o inferior. Despúes, el número de lotes con los que abro la posición hace el resto.

Desde luego que sacrifico lotes por respetar ese 1% y por obtener una mayor distancia desde donde sitúo el stop respecto al punto de entrada.

Duermo de maravilla desde que lo hago, y si tengo pérdidas las recupero enseguida cuando la operación va a mi favor.

No es lo mismo recuperar un pequeño porcentaje de pérdidas que el porcentaje perdido resultante de haberlas dejado correr.

Entradas. 
hasta no hace mucho me guiaba por una sola señal de entrada. El motivo era claro. Si tienes una señal que arroja un 70% y la complementas con otra que tiene el 56%, la media se reduce al 63%. Y ya no te digo nada si le sumas otras dos o tres.

Por lo tanto, solo operaba con una sola señal, la que más % de fiabilidad representaba, pero claro, lo que hoy te vale mañana no. Es el premio de seguir practicando e investigando. Vas evolucionando.

Ahora espero la oportunidad, con mucha paciencia, y la «ataco» sea cual sea. No se porque motivo los años de práctica te dejan ver «situaciones» que antes no lograbas verlas claras. Nos sucede a todos y en todos los campos.

Cuantas más horas le dedicas a algo en concreto, más experto te vuelves en esa materia en cuestión.

O sea, que la entrada perfecta nunca vendrá de un sistema o de una señal sino de la experiencia que vayas acumulando, (lo mismo para la salida). Aun así tendrás tus operaciones fallidas con sus pérdidas pero para ello ya tienes un sistema de gestión del dinero de confianza.

Insisto sobre una frase que leí el otro día:

«La teoría es cuando sabes todo pero nada funciona.La práctica es cuando todo funciona pero nadie sabe por qué».

Algo evidente para entender el trading y que, desgraciadamente, muchos traders no son capaces de ver y se empeñan una y otra vez en darle forma al sistema automático, de meter el mar en un cubo de agua, de querer hacer palpable lo volátil…Pero bueno, es una etapa más que hay que pasar…

Salidas.
Más de lo mismo. Por mucho que sea el nivel de experiencia de un trader, las entradas y las salidas será uno de los aspectos del trading infinitamente mejorables.

Tipos de salidas:

  1. Operaciones en las que salta directamente el stop.
  2. Operaciones que andan tanteando los beneficios y las pérdidas hasta que finalmente acaba saltando el stoploss. Las ganancias alcanzadas en caso de cerrar son ínfimas.
  3. Operaciones que se sitúan claramente en el lado de los beneficios pero que si los dejamos correr se dan la vuelta y hacen saltar el stop. Los beneficios son mayores en caso de cerrar pero merece la pena dejarle un atisbo de probabilidad a que sigan corriendo a nuestro favor aun en el caso de que acabe saltando el stop.
  4. Operaciones que ya dan unos buenos beneficios y que si cogiésemos varias de ellas (con el número de lotes adecuado) sí generarían buenas ganancias.
    Tienen en su contra que tratar de «cogerlas» significa que renunciamos a más ganancias y cabría la posibilidad que una serie de operaciones negativas acabase por borrar los beneficios obtenidos por lo que se necesita tener un porcentaje de acierto muy elevado para que está técnica (por objetivos) sea factible.
    Requiere mucha precisión y atención absoluta a la plataforma.
  5. Son esa clase de operaciones en las que la cotización ya no vuelve a por el stoploss. Puedes estar días o incluso semanas con ellas abiertas y no se cerrarán. Estas son las que buscamos.
    Tienen en su contra, psicológicamente hablando, que son poco frecuentes aunque merece mucho la pena esperarlas.
    Pero, como he dicho, muy pocos traders son capaces de aguantar el período de inactividad que esta técnica consistente requiere, tanto a la hora de esperar la operación adecuada sin sobreoperar como a la hora de esperar el tiempo suficiente a que genere los beneficios deseados, que van a acabar con los malos resultados de las malas operaciones que hemos hecho y, aun encima, van a hacer crecer la cuenta de manera importante.
    Como digo, la presión psicológica operando de esta forma es bastante grande. Tienes que tener unos nervios de acero para ver como en alguna de las operaciones «se van al traste» ciertas ganancias importantes hasta el punto de tentarte abandonar dicha técnica operativa.
    A su favor, que es la mejor técnica para generar beneficios que vas a encontrar y la que más libertad te va a dar.

Práctica y meditación.
La práctica es imprescindible, pero cuando le metes mucha información al cerebro este necesita de un tiempo para procesarla y asimilarla. Tal cual como un ordenador.

A unos el procesador le va más lento y a otros más rápido. El mío, lo reconozco, peca de lentitud y ya no voy a entrar en temas de memoria…
Doy siempre mil y un rodeos para llegar a la solución. Eso si, cuando por fin llego a ella se claramente que es esa.

Pues para procesar toda esa información mucho más rápido hay que darle rienda suelta al pensamiento. Tanto fuera de horas de trabajo como en medio de la jornada (mucho más provechoso si cabe).

Sin embargo, hoy en día decirle a alguien que piense, supone que te mire con cara rara: Pensar a solas no es muy divertido según estudio.

Ya quedan pocos Thomas Alva Edinsons:

«Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida»

Directrices de un sistema de trading

  1. Capital. El capital determina en que Time Frame puedes operar.
  2. Stoploss. Es esencial para evitar perder mucho dinero cuando no estás en lo cierto. Funciona mejor si se sitúa alejado. No debe estar a una distancia superior, respecto al punto de entrada, de más 1% del capital total.
  3. Número de lotes. Vendrá determinado por el capital total más la distancia que exista entre el punto de entrada y el stoploss.
  4. Entrada. Aunque es importante lo es más dejar correr las ganancias. Mientras no se tiene la experiencia suficiente el stop hace el trabajo, cuando la experiencia se acumula la eficiencia del stoploss más la reducción de las malas entradas multiplica la fiabilidad y los beneficios.
  5. Salida en pérdidas. Por stoploss del 1% del capital total.
  6. Break Even. Mejor asumir la pérdida por stop a no ser que las ganancias sean abultadas.
  7. Aumento de posiciones. Promediar a favor siempre sobre beneficios y cuando las ganancias sean suficientes para permitirlo.
  8. Salida en beneficios. No hay regla fija pero la pista más importante que los mercados nos ofrecen es que en algún momento estarás en el lado correcto.
    Y la otra pista, (por culpa de nuestros arraigados sentimientos anscentrales) es que nunca serás capaz de dejar correr los beneficios lo suficiente.
    Y lo bueno es que aunque no seas capaz de cumplir esto último en su totalidad, con que lo hagas durante una parte de la tendencia a tu favor y ayudado por la promediación sobre beneficios más el aumento progresivo del número de lotes será más que suficiente para llegar a ser un trader consistente.

En muchos puntos no hay reglas fijas sino un punto de equilibrio. A veces vendrá mejor afinar y perfeccionar los puntos y otras no.

«Un día un grupo de sabios reunidos llegó a la conclusión de que el término medio siempre suele ser la mejor de las decisiones»

La frase anterior es totalmente aplicable al mundo del trading. Sobre todo da a entender perfectamente lo que quiero inculcar: en el trading no hay certezas absolutas sino buena o mala interpretación por parte del trader.

Por otro lado conviene distinguir entre «sistema de trading» o «sistema de trading automático».

Resumiendo: hay muchos puntos decisivos en el trading, (además tienes que entender que según vas avanzando en tu investigación aparecen otros nuevos y los que primero te parecían muy importantes ahora pasan a un segundo plano y son relevados por nuevas directrices. Es así como evolucionas y te haces más experto) pero los más determinantes son:

  • Cortar pérdidas
  • Saber que en algún momento estás en el lado correcto de la tendencia
  • Estar dispuesto a sufrir muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas
  • Dejar correr ganancias cuando estás en lo cierto
  • Aumentar progresivamente el número de lotes con los que operas

Por otro lado, y finalmente, comentar que la progresión sobre un sistema, por malo que este sea, se logra cuando se insiste sobre él sin saltar de uno en otro continuamente.

Las 9 reglas del trader contrarian

Llamemos «trader contrarian» a aquel trader que actúa de forma totalmente contraria a la de un trader perdedor:

  1. Espera a ver clara la oportunidad el tiempo que haga falta sin caer en la perjudicial sobreoperación.
  2. Pone siempre un stop-loss en todas y cada una de las operaciones que abre.
  3. Determina el número de lotes con los que abre una operación teniendo en cuenta el capital total y la distancia que hay desde el punto de entrada al punto de stop.
  4. No opera por objetivos ya que sabe que cuando coge tendencia la cotización ya no vuelve.
  5. Promedia a favor sobre beneficios.
  6. Su historial de operaciones refleja muchas pequeñas operaciones con pérdidas y pocas positivas pero con grandes ganancias.
  7. Muestra el mismo semblante tanto en las pérdidas como en las ganancias.
  8. No siente miedo a la hora de operar ya que comprende que en un lado están las ganancias y en el otro el stop que le protege de las pérdidas.
  9. Tiene la paciencia adecuada para dejar correr las ganancias el tiempo que haga falta sin caer en la tentación de materializar los beneficios.

Sistema de trading personalizado

Un sistema de trading, para que funcione, debe de estar personalizado.(En mi caso siento que me gusta entrar con stoploss alejado (tras percibir una oportunidad) y que la cotización haga lo que tenga que hacer, sin implicarme (o salta o genera ganancias) . Esto supone máxima libertad). Además, al no estar pendiente de la cotización al minuto, la dejo correr más de lo que lo haría si estuviese encima de ella.

Al entrar intradía lo único que consigues es entrar más a menudo y que se incrementen las operaciones negativas. Es bastante mejor la…

…»Táctica del francotirador»:

Debes operar como un francotirador, en vez de iniciar una posición tras otra rápidamente (sobreoperar). El trading intradía es propenso para ello.

Cuando finaliza una operación quédate fuera del mercado esperando una nueva oportunidad.

Durante el tiempo de espera vigila al mercado y NO vuelvas a operar hasta tener una visión despejada del objetivo.

Todo lo demás es espera y preparación (práctica y entrenamiento), permaneciendo al margen, con paciencia, en posición defensiva.

Si te vuelves demasiado agresivo y te aburrieses esperando la operación adecuada, comenzarías a sobreoperar sin ton ni son, la mayoría de las operaciones se desperdiciarían y rápidamente serías expulsado del mercado.

«Da igual» el mercado donde operes, todos generan tendencias.

SISTEMA

  1. Entrada: [ cuanto mayor sea el espacio temporal más fiable la señal] .

  2. Stop-loss: lo más alejado posible. Hacer trailing-stop a muchísima distancia o simplemente no hacerlo.

  3. Máxima pérdida: 1% del del capital total por entrada u operación.

  4. Time Frame: cualquiera que te permita tu capital total

  5. Stop-loss: subirlo sólo a Break Even cuando las ganancias sean importantes.

  6. Promediar: siempre a favor sobre beneficios (abundantes).

  7. Mentalidad: Una vez agarrada la tendencia esta no vuelve por tu  stop.

  8. Mentalidad: Una vez abierta la operación olvidarse de ella para, en caso de beneficios, no cortar las ganancias.

  9. Mentalidad: Sólo hay 2 lados en el mercado, en algún momento estarás en lo cierto.

  10. Fijación y reeducación mental: visualizar la estrategia para automatizarla y perfeccionarla.

    Visualiza la técnica:

    Contrarian

  11. Fuerza mental para:

  • Aguantar muchas operaciones, incluso seguidas, saltando el stoploss al 1% (muchas pequeñas pérdidas). Sensación de ganas de abandonar la estrategia por pensar que no es válida.
  • Aguantar sin cerrar al ver como beneficios importantes se reducen a la mitad o incluso llega a saltar el stoploss por intentar dejar correr las ganancias. (Subir como mucho a B.E)
  • Aguantar las ganas de materializar los beneficios.

Esta técnica es la contraria a la utilizada por los traders perdedores. Supone muchas pequeñas operaciones con pequeñas pérdidas y pocas con grandes beneficios.

 …y mucha Disciplina.

La falta de disciplina rompe tus reglas

Muchas veces, mirando y mirando los diferentes espacios temporales con los que nos brinda cualquier gráfico de cualquier mercado, detectaremos una buena oportunidad de entrada en ese activo observado.

¿Qué ocurre entonces?

Me supongo que arriesgas sólo una pequeña parte de tu capital en tus operaciones. Yo, por ejemplo, sólo lo hago en 1% del capital total.

Entonces, si tengo 5.000 euros en cuenta, el 1% representa una pérdida máxima de 50 euros por operación en ese momento.

Aquí es donde entra en juego el stop.

Si has visto la oportunidad en un espacio temporal de 5 minutos seguramente que no tendrás problema en poner el stop a la distancia que deseas respecto al punto de entrada.

Pero si la has visto en el gráfico de 4 horas y sólo tienes 5.000 euros en cuenta seguro que no podrás abrirla (no debes hacerlo, la disciplina manda) porque poner el stop en el lugar adecuado te exigirá mucho más capital en cuenta o que arriesgues más de ese 1%, lo cual no debes hacer porque sino, de nuevo, estarás rompiendo con las reglas de tu sistema de trading y cada vez que lo haces tu cuenta sufre.

Si no sigues las reglas no te molestes en escribirlas.

Los traders consistentes son disciplinados a la hora de seguir sus reglas.

Fíjate en el gráfico de la plata:

plata

Poner un stop, donde está la linea punteada (para entrar al alza) supone para 1 minilote… 585 euros.

Estoy hablando de un Time Frame semanal.

Puede que la oportunidad sea buena para entrar al alza. Pero, ¿y si no lo es?

¿Tiene tu cuenta el capital suficiente como para no resentirse en caso de que estés equivocado?

Si tienes un capital de 5.000 euros y abres la operación en este espacio temporal semanal y pones el stop donde está situada la linea punteada estarás arriesgando casi el 12% de tu cuenta.

Actuando siempre así, en 8 operaciones estarás K.O

Por lo tanto, con 5.000 euros en cuenta y queriendo poner el stop donde se ve en el gráfico no podrás hacerlo ya que estarás superando el recomendable 1% de máxima exposición de tu cuenta por operación.

Exacto, para abrir esta operación en este Time Frame semanal y con el stop en esa posición y arriesgando el 1% del capital total, para tener una garantía de perder sólo ese 1%, en caso de que la operación vaya mal, necesitas un capital en cuenta de 58.000 euros.

Así que depende de tu capital total en cuenta el que puedas operar en ciertos espacios temporales o no. Si te saltas las reglas de gestión del dinero pronto serás expulsado del mercado.

Disciplina y sentido común ante todo.

Haciendo trading podrás ganar mucho dinero pero se tienen que hacer las cosas muy bien y con mucha disciplina.

Crea tu propio estilo de trading

«No se trata de hacer el mejor sistema sino el de hacer el peor pero que te vaya bien a tí»

Con esta confusa frase quiero recalcar algo muy importante:

Debes crear un estilo propio que será el que te identifique entre los demás traders

Tendemos a copiar lo que hacen los demás. Está bien hasta cierto punto, pero te encontrarás que el resultado sigue siendo el mismo. Nada de nada.

Tienes el sistema ganador de otro trader pero a ti no te funciona, ¿Por qué? Pues porque sencillamente te falta la experiencia que tiene ese trader. Esas horas acumuladas, esas horas de vuelo que le dan la veteranía que a ti te falta.

No te engañes entonces, no te va a valer el sistema de otro trader. Sí te pueden servir sus maneras a la hora de operar, si te puede servir que te diga el camino que ha recorrido y como lo ha hecho para así poder seguir sus pasos.

Fíjate lo que te digo: ¡ para poder seguir sus pasos !. Si alguien hace el Camino de Santiago, podrá indicarte por donde ir, en que albergues dormirás mejor, cuantos kilómetros debes andar al día, en fin, te explicará su experiencia, cómo ha hecho para hacerlo, igual que el trader. Pero el camino, si quieres hacerlo, tendrás que recorrerlo tu mismo, nadie más lo va a hacer por tí.

Y una vez lo hagas será cuando estés en condiciones de explicárselo a los demás. De explicárselo digo, no de hacérselo.

El trading es más de lo mismo.

Te pueden explicar una técnica, una forma de operar, pero si no la pones en práctica no te valdrá para nada.

Cuando operas en real y tienes pérdidas, volver a hacer otra operación te cuesta Dios y ayuda. Tienes miedo de perder otra vez. El stop te ayuda pero, si entras y vuelves a salir con pérdidas, el miedo a abrir de nuevo una posición se acrecienta. Y, seguramente, por este motivo te perderás las mejores operaciones.

Una vez tienes definido el stop-loss y el número de lotes con los que entrar no debes tener miedo de entrar una vez que veas la señal. Puede que sigas perdiendo, es lo más seguro, pero esas pérdidas harán que poco a poco aprendas a librarte de ellas.

Perder te enseña a ganar. Si tienes miedo y evitas entrar, entonces no aprenderás nunca.

Eso si, ten cuidado de no acabar con todo tu capital antes de obtener la experiencia necesaria. Si no eres capaz de ganar dinero (será poco claro, pero primero se trata de ganar consistentemente) con lo mínimo que puedas abrir una operación, no vas a ganar tampoco aumentando los lotes con los que operes.

Durante buena parte del aprendizaje, serán muchas las incógnitas que se te planteen. Lo que si debes tener muy claro es que desde tus comienzos tendrás que apuntar en una lista lo que te funciona. Esa lista la irás cambiando muchas veces, pero de lo que se trata es de crear un estilo propio que de forma a tu trading, a tu manera de operar.

Por supuesto que al principio cambiará mucho más rápido para luego quedarte con unas premisas que perdurarán en tu vida como trader, que serán las que te funcionen, y que estarán expuestas, lógicamente, a cambios (ya que el trading es una continua evolución) pero esos cambios ya serán mínimos, serán más bien un acto de pulir más esas reglas, de hacerlas más personales, más refinadas, y como digo, definirán tu estilo intransferible como trader.

De ese estilo surgirá una idea a la que deberás ser siempre fiel. Es necesario además que así sea. Si no te quedas con una idea, dudarás, y las dudas son demoledoras.

La otra manera de ganar

Cuando tienes muy poco dinero decía Kostolany que era obligatorio especular (aunque no por eso vamos a arriesgarlo todo).

Es para traders que tienen poco dinero y que quieren tener una oportunidad de ver aumentar su patrimonio espectacularmente.

Decía que no debes arriesgar, pero inevitablemente cuanto menos dinero tengas más deberás hacerlo y cuanto más tengas menos tendrás que arriesgar para obtener igual o mayor rendimiento.

Esta claro que es una técnica que funciona y que se basa en los pilares fundamentales de inversión de nombres como Soros o Warrent Buffet.

Por supuesto que es gente de mucho dinero, pero no siempre lo tuvieron. Nacieron por el mismo sitio que los demás y de la misma manera: desnudos.

Pero, ¿cuales son esos pilares fundamentales?

1.- IDENTIFICAR LA OPORTUNIDAD: dice Soros que la inversión es aburrida o que debe serlo para sacar rendimiento. Esperar lo que sea (con mucha paciencia) a que aparezca la oportunidad y esperar con igual paciencia a que se desarrolle el movimiento.

2.- MARGEN DE SEGURIDAD: el margen suele ser tan grande que aunque entres sin stop (aunque no lo recomiendo) y la cotización retroceda, esta siempre lo hará en un porcentaje tan pequeño que el capital total casi no sufre para luego afrontar un movimiento a favor muy prolongado tanto en dirección como en tiempo.

3.- TIEMPO: se trata de «apagar el ordenador» y abrirlo mucho tiempo después (es una manera burda de dejar correr las ganancias) sin caer en la tentación de realizar beneficios.

4.- PROMEDIO DE GANANCIAS: es fundamental ir incrementando poco a poco los contratos o lotes para maximizar los beneficios.

Las técnicas que me llevaron a encauzar mi trading

Mi problema respecto al trading no venía de la forma de operar los gráficos. No venía de utilizar tal o cual fórmula, indicador, oscilador…etc.

Mi problema era de conducta, de disciplina. Me costó mucho adquirir una disciplina. Debí de gastar más de 100 tacos de notas y no se cuantos bolígrafos en 3 años apuntando y apuntando. Era un continuo sin parar de apuntar hasta que al fin, y aunque sigo con el tema de las notas porque siempre estás evolucionando, ya es en plan mas calmado. Ya no necesito cambiar tanto las premisas, ya tengo más claro lo que tengo que hacer.

La verdad es que es un proceso duro el identificar los hilos que mueven tu filosofía de trading de entre tantas variables.

A la conclusión que si he llegado de verdad es que cada trader tiene que buscar su propio camino, no le vale otro ni el de otro. Cada uno es diferentes y aunque podamos coincidir en algún aspecto en común es muy raro coincidir en todos. Y más aun, dentro de esas características comunes habrá matices que hagan que no sean totalmente similares.

Dicho esto, estos son los parámetros principales en los que tuve que incidir tras identificarlos para mejorar definitivamente mi trading:

– EN DIRECTO:

tenía claro que operar en simuladores no me serviría para operar en real, era perder el tiempo. Tenía además la manía de aun cuando operaba en real de irme atrás al histórico para ver que patrones se repetían mas, etc. Vamos que tenía la plataforma en real abierta pero no me centraba en el punto que debía centrarme y a ese punto le pase a llamar «en directo».

Descubrir esto me llevó tiempo. Lo intuía pero no lo ponía en práctica. De nada me servía identificar los patrones que más se repetían para entrar cuando aparecía alguno de ellos. No, el trading no se podía basar sólo en eso.

Por mi seguimiento de técnicas de deportistas de élite sabía que no podía tratar de encerrar mi juego, mi trading. Tenía que hacerlo espontaneo, flexible. Y eso sólo se conseguía operando en directo, sobre la marcha, en el instante en que se producía la última cotización. Era la única forma de desarrollar mi intuición para los mercados.

Sabía que tenía que enfrentarme a ellos cara a cara y no por las espaldas. Había conseguido superar mi miedo a entrar gracias al stop-loss y había conseguido configurar un sistema muy eficaz para calcular el número de contratos con los que debía abrir una posición.

Así que controlado esto último, lo único que me quedaba era coger experiencia, la experiencia que nadie me podía transmitir. Entonces tuve que hablar con el mercado y decirle que aceptaba su propuesta de que él fuera mi maestro. Nadie podría enseñarme mejor, lo tenía clarísimo.

 – HAZLO MAL, PERO HAZLO:

Sabía que lo único que podía darme un cierto nivel era operando en real y en directo, lo tenía claro. Tenía que operar aun a riesgo de saber que iba a perder dinero mientras aprendía. Tenía que hacerlo, era la única manera. Aunque fuese a 1.000 cursos nunca obtendría la maestría suficiente si no lo ponía yo mismo en práctica, si no me ponía ya manos a la obra.

Una y otra vez venían a mi mente los versos de Confucio:  «Lo oí y lo olvidé. Lo ví y lo entendí. Lo hice y lo aprendí». 

Con esto en mi mente la única salida era: hacerlo mal, pero hacerlo.
Aprender a perder es la única manera de aprender a ganar. Y así lo hice.

 – NO APUNTES NADA:

Como dije anteriormente, gasté muchos tacos de notas, y fue esencial para llegar a descubrir mis puntos débiles pero una vez identificados estes, apuntar ya no tenía sentido. ¿Qué pretendía o quería apuntar sobre la práctica? Nada, práctica es práctica.

Cuando juegas a un videojuego ¿apuntas algo?, si intentas hacer malabares ¿apuntas algo?, si quieres aprender a jugar al tenis o al golf ¿apuntas algo? No ¿verdad?. Son disciplinas que sólo requieren práctica, como el trading.

Así que perder el tiempo apuntando cosas sólo hacía disminuir mi tiempo disponible para practicar. Por lo tanto, fuera apuntes.

(decir que leer libros y noticias ya lo había descartado en fases más tempranas de mi aprendizaje). Llega un punto en que lo has leído todo y nadie puede ya enseñarte mucho más. La teoría no te hace experto en nada.

– ACUMULA HORAS:

¿Cuál era entonces la táctica adecuada para coger la experiencia necesaria? Pues simplemente acumulando horas de práctica. Practicar, practicar y practicar. Los resultados vienen solos, nada más que hay que centrarse en el proceso de acumular horas de práctica diaria. Cuantas más le dediques más experiencia obtendrás.

Para aprender piano se necesitan 450 horas de práctica, 900 para cantar, 600 para el saxo alto, 1.200 para la flauta, 1.900 para el violín (380 días dedicándole 5h al día), 300 para la trompeta, 600 para el trombón, 150 para la guitarra, 150 para el solfeo. Aprender kung-fu supone 600 horas de entrenamiento y 2 horas aprender juegos malabares con dos pelotas.

Estas horas son necesarias para aprender medianamente estas habilidades, no para ser un virtuoso. Un virtuoso necesita muchísimas más.

Con lo anterior ya lo he dicho todo.

– NO DEJES QUE TU MENTE SE DISTRAIGA:

por tanto queda claro la importancia de la práctica, pero para que esta sea efectiva necesitas que tu mente no se distraiga. Si practicas 15 minutos y lees las noticias 5 minutos, si practicas 15 minutos y te vas al Facebook 10, así no hacemos nada.

La práctica requiere una concentración. La concentración necesita de su tiempo. Y si cuando ya estás concentrado te distraes, el tiempo que necesitas para alcanzar de nuevo un punto adecuado de concentración variará en función del tiempo que hayas estado distraído. Quiero decir que si te distraes 5 minutos tardarás 10 en volverte a concentrar. Y si te distraes media hora, tardarás 1 hora en volver a concentrarte.

– MEDITACION:

lo que si es muy bueno es descansar después de un período adecuado de práctica pero para meditar, para pensar. Es tanta la información que tiene que asimilar el cerebro que si no le das un descanso para ello no avanzarás adecuadamente.

Avanzas más practicando y descansando para reordenar y procesar ideas que haciendo una labor de práctica continua. Meditar te ayuda a organizar todo lo experimentado y a descansar el cerebro para continuar con la práctica.

Además, la meditación te da la calma necesaria para enfrentarte a los mercados. «Vence el que permanece en calma».

Estos son los puntos principales que han hecho adulto a mi trading. Como se puede ver no son técnicas de entrada y de salida, eso sólo te lo proporciona la práctica. Son técnicas para vencerme a mi mismo. Si no era capaz de vencerme a mi mismo ¿cómo demonios quería vencer al mercado?

Qué haría hoy si pudiese volver atrás…

Echando la vista atrás siempre es más fácil ver el camino pero esto sólo se puede hacer tras recorrerlo antes. Si me diesen la oportunidad de volver a empezar dejando una nota sobre mi escritorio con los pasos que debería recorrer, sería esta:

Piensa en lo que te ilusiona en la vida y no pares hasta conseguirlo. Si la vocación te sorprende trabajando en otro oficio, déjalo cuanto antes y lucha con todas tus fuerzas para poder trabajar en lo que de verdad te gusta (sabrás que es tu pasión cuando estés deseando que pase el fin de semana para volver al trabajo). _En mi caso era el trading. Hazlo o algún día en tu vida te arrepentirás de no haberlo hecho. No dejes que sea la sociedad la que marque tu ritmo (desayunar- trabajar-comer-trabajar-cenar-dormir). Inténtalo, siempre podrás volver de nuevo a esa rutina si no funciona.

TRADING:

– Abre una plataforma en CFDs y practica en real todas las horas del día que puedas. Empieza con poco dinero pero siempre utiliza un stop-loss  (poner el stop y cumplirlo ha sido uno de mis grandes handicaps que ahora aplico a cada operación con total disciplina) y calcula el número adecuado de contratos para no apalancarte demasiado (otro de mis fallos ha sido operar con más contratos de los que mi cuenta podía soportar).

– Antes de operar en intradía aprende a manejar bien la plataforma, te ahorrarás mucho dinero.

– Si lees libros o vas a cursos que sea para saber de que va y en que nivel está la profesión. Una vez creas haber leído lo suficiente sólo avanzarás rápido si investigas, piensas (meditas) y operas por tu cuenta sin hacer caso de nadie. Ensayo/error.

– Nunca operes con acciones y si lo haces que sea sólo en Blue Chips y a largo plazo aplicando la técnica del Dolar Cost Average.

– Opera sobre todo en divisas, Indices y Materias Primas. Es la única manera de enriquecerse en poco tiempo.

– Evita abarcar muchos mercados. Menos es más.

– Si tienes que decidirte entre operar sólo al alza o a la baja, que sea a la baja.

– Que no te distraiga nada. Sólo serás el mejor en algo si le dedicas a ello todo el tiempo posible.

– Cuando tengas varias tareas prioriza siempre la más importante sobre todas las demás.

– Simplifícalo todo al máximo de manera que tengas tiempo para otras cosas, no todo es trading. Si logras simplificarlo todas las tareas, te sobrará el tiempo. Esto se logra identificando el principio activo activo de cada cosa, la esencia (es la regla de Pareto 20/80).