La distribución de tu tiempo influye de manera muy importante en tu éxito

Siempre mantengo el dicho: «Destacas en aquello a lo que más horas le dedicas»

Desgraciadamente, hoy en día tienes una batería de cosas entre las que te gustaría repartir tu escaso tiempo. Y es por eso también que, al repartirlo entre una serie de tareas, acabamos siendo mediocres en todas en vez de muy bueno en una de ellas.

El día tiene 24 horas para todos. Aunque no durmieses no tendrías más horas. Por lo tanto, la manera en que repartas ese tiempo influirá de manera determinante en lo que quieras conseguir.

¿Cómo distribuir tu tiempo adecuadamente?

 

OBJETIVO:

lo primero de todo es tener claro que cosa o cosas queremos conseguir. Una vez pensado esto sólo habrá que comenzar el camino hacia la meta.

 

GESTIÓN DE LA ENERGÍA:

no tenemos la misma intensidad de energía a todas las horas del día. Por tanto, conviene dejar las tareas más duras para cuando estamos con la batería cargada al máximo. Dejar lo sencillo de hacer para cuando estamos «más bajos» hará que completemos todas las tareas del día minimizando el esfuerzo.

Recuerda que primero debes hacer lo que debes y luego lo que te gusta. Y si tienes la suerte que tu trabajo es lo que te gusta, aun encima podrás decir que nunca has trabajado. Es impresionante cuando tu hobby se convierte en tu trabajo. ¡Acabarás odiando los festivos!

 

PRIORIDAD: 

aunque haya muchas cosas que te gustaría hacer, si buscas un objetivo, tendrás que sacrificarte y renunciar a muchas de ellas por tu sueño. Según vayas avanzando en el camino hacia la meta, verás que a cosas que considerabas imprescindibles ya no lo son tanto.

Es impresionante como esa lista de prioridades va tomando forma y logras distinguir lo que de verdad importa de lo que no.

 

A CADA COSA SU TIEMPO:

Una vez que ya has identificado tu lista de tareas, a cada una tendrás que asignarle un tiempo dependiendo de la importancia de la misma para conseguir tu objetivo.

 

 PERSONALIZACIÓN:

Y lo más importante. Aunque es bueno beber de otras fuentes, pues los humanos somos parásitos por naturaleza, más importante que copiar es personalizar. Conozco historias de traders que han publicado su sistema de inversión con pelos y señales. Y aunque parezca mentira, nadie ha sido capaz de ganar dinero con ellos tras leerlos y ponerlos en práctica.

La mayoría de los traders que ganan consistentemente es porque han personalizado su sistema adaptándolo a ellos mismos y esta es la respuesta más importante de porque otros traders no son capaces de ganar dinero tras usar los mismos parámetros.

Hay algo que no se puede transmitir de un ser humano a otro: la experiencia. Es aquí donde la naturaleza ha puesto una vara de medir para distinguir a los unos de los otros: a mayor esfuerzo y perseverancia más alto saltarás.

La naturaleza obliga a esforzarnos individualmente para lograr nuestras aspiraciones, es algo personal e intransferible. Es la ley de selección natural. Existe en todo lo que te rodea.

 

DISTRIBUCIÓN DEL TIEMPO DE UN TRADER:

Por supuesto que dicha distribución del tiempo por parte de cada uno puede ser muy parecida pero nunca igual. Es más, lo que hoy es blanco mañana es verde. Con esto quiero decir que debido a la evolución del trader en su paso por las distintas fases tendrá que ir cambiando interesadamente la repartición del tiempo asignado para cada tarea.

La prioridad va cambiando. No es algo estable y el tema que hoy te parece principal mañana es secundario.

El trader va y vuelve en su ascensión, como una tendencia, y está continuamente en movimiento, como el magma terrestre. Es algo muy flexible y etéreo difícil de explicar.

 

LA DISTRIBUCIÓN DE MI TIEMPO:

Tengo una aplicación en el móvil que me resume en titulares las noticias más importantes en diversas materias: Internacional, Nacional, Economía, Ciencia, Tecnología, Salud, Deporte…

Suelo Twittear las que me parecen más importantes para el devenir de los mercados y a veces la completo con una de salud. Ya se sabe: «Mens sana in córpore sano»

Tras esto voy a hacer running, generalmente 3 días a la semana. Tras correr me ducho (los días que no voy a correr también 🙂  )

Despierto a la enana para ir al cole y a la «patrona». Desayunamos todos juntos. A todo esto aprovecho para practicar algo el inglés viendo los dibujos en el idioma anglosajón con los subtítulos en español.

Tras esto comienza la jornada maratoniana. No he dicho que me levanto a las 7: 15h.

Enciendo el ordenador y paso a contestar los correos. Tengo asignado para esta tarea: primeros y últimos momentos de la jornada de la mañana y de la tarde.

A partir de aquí, normalmente desde las 8:30 hasta las 14:00h sólo opero y twiteo (no siempre). El fin de twittear es sólo para expresar mis sentimientos sobre el mercado, pensamientos filosóficos que te vienen a la cabeza y distribuir señales que puedo estar viendo y que me resulta muy importante de cara a fijar la práctica y acostumbrar el ojo.

Lo hacía de forma parecida cuando no existía twitter. Es algo que te hace estar pendiente de los mercados y coger experiencia a marchas forzadas. Además, lo tienes todo ordenado cronológicamente lo cual es muy cómodo a la hora de consultarlo. Ni que decir tiene que si además ves como te van siguiendo cada día unas cuantas personas más con las que a veces interactúas e intercambias opiniones, la satisfacción es plena.

En esta jornada matutina de trading, a parte de twitter, (del que me he olvidado decir que sólo sigo a uno por vergüenza de tener el marcador a cero, es básicamente porque cuando seguía a mucha gente que realmente merecía la pena, la distracción era tal que me pasaba la mañana twitteando y leyendo en vez de operar. De nuevo, la responsabilidad te hace abandonar tareas que te perjudican hacia tu objetivo real) , hago estiramientos, me subo de vez en cuando a la vibropower y medito (si procede) sobre todo después de cada operación cerrada.

Suelo ser estricto con mi tiempo sino este vuela. Cuando te das cuenta no has hecho nada.

A las 14:00 más o menos, comemos, también todos juntos. Considero el tiempo para la familia vital. Es algo que te hace avanzar hacia el objetivo cuando pasas por situaciones difíciles. Es importante saber que tienes a alguien por quien luchar para darlo todo. La niña no va al comedor por este motivo.

Llega la jornada de la tarde, mas llevadera. Sobre todo porque es más corta en duración: más o menos de 16:00h a 18:00h.

Por la mañana todo aquello que me parece relevante lo voy apuntando en notas para luego, a la tarde, escribir un post para el blog. No sabes lo que me ayuda esto para el trading. Muchísimo. Cada vez te vas especializando más y fijando la rutina en el subconsciente de manera que luego te sale todo automático.

Tras acabar el blog suelo leer algún manual de estrategia que tengo a mano tipo: «El arte de la Guerra», «Tao», «El libro de los Cinco Anillos», etc.

Tras acabar, a esto de las 18:00, el resto del tiempo es libre para hacer lo que quiera en familia o no, según proceda y decidamos.

Las noches son para ver la TV, si hay algo interesante, y sino para cama y a «meditar»

Los fines de semana suelo despertarme antes que mi esposa por eso de que durante la semana madrugo más. Lo aprovecho también para meditar. Ya todos levantados, el finde es para ir de ruta, sobre todo si hace buen tiempo, para hacer cosas en familia, visitar el resto de la misma y amigos, ocio, golf (lamentablemente cada vez menos por esto de priorizar. Gracias que lo suplanto de alguna manera con el running. En el campo de juego haces muy buenas amistades y pasas muy buenos ratos la verdad, pero bueno, es un deporte que puedes practicar incluso mucho más allá de haberte retirado. Siempre estará ahí).

El gimnasio también lo he tenido que dejar por falta de tiempo. El deporte, realmente ayuda mucho. Soy una persona bastante tranquila, pero si no hago deporte llega un momento en que me stresso mucho. Es vital para mí practicar algo durante la semana. La piscina está tomando forma en mi vida, el running ya la ha tomado . Espero competir pronto en algún pequeño maratón a mis 43 años).

La alimentación es también algo fundamental. Tanto en esta como en la disciplina ha tenido mucho que ver mi mujer: más decidida, con mayor fuerza mental, más lista y más ordenada que yo.

A veces salto toda esta rutina con días libres por la semana o con largas vacaciones repartidas como las que me he tomado este año, pero claro, siempre tengo que dejar primero los deberes hechos sino me voy de muy mal humor y estoy muy pendiente de ello sin poder liberar la mente.

La verdad es que tengo el tiempo muy repartido, cada vez más, y el primer beneficio que notas es que de no tener tiempo para nada, todo se te hace muy llevadero y nada stresante. Todo es coger la rutina y ya todo sale automáticamente. Luego, ya solo son pequeños retoques.

Ni que decir tiene que crear una rutina y seguirla con disciplina ha sido y sigue siendo lo más duro que me he encontrado en este oficio de trader.