La teoría del caos en los mercados

Teoría del Caos: pasa por encima de la complejidad de los mecanismos para centrarse en la estructura inherente a un fenómeno.

En los mercados los cambios en las cotizaciones son repentinos.

Ganar haciendo trading se relaciona con el mundo de las probabilidades, no hay certezas.

¿Por qué te empeñas entonces una y otra vez en buscar un sistema, fórmula, señal, indicador, figura … 100% ganador?. Es algo que debes entender cuanto antes.

Así nunca irás a ninguna parte, te pasarás el resto de tu vida buscando y buscando.

Primera premisa: Sólo acertarás una operación cuanto tengas las máximas probabilidades de hacerlo. Esta premisa viene con otra añadida, si cabe aun más importante. Segunda premisa: viene determinada por la necesidad imperiosa de aguantar sin operar el tiempo que sea necesario para que se den las condiciones idóneas para entrar en el mercado.

Si no se cumplen es vital permanecer fuera de él. Es la única ventaja que tenemos sobre los mercados.

Por lo tanto, el trading está regido por las probabilidades. La sobreoperación a diestro y siniestro no tiene cabida alguna.

Como muy bien dice la teoría del caos, si quieres tener éxito en los mercados no te puedes centrar en los mecanismos que los rigen, no puedes intentar buscarle un sentido a un movimiento, aunque lo pueda tener. La interpretación de un mismo movimiento puede ser totalmente diferente.

Por eso debes renunciar a la búsqueda de ese sistema ganador ya que esto supondría buscar los mecanismos que mueven a los mercados, y eso es imposible.

Por tanto, debes centrarte en la segunda parte de la teoría del caos: centrarse en la estructura inherente a un fenómeno.

Y esto sólo se consigue practicando y practicando sobre los gráficos. X horas todos los días, pero que sean todos. 3 horas, 2 horas, 5 horas… lo que importa es la constancia de hacerlo todos los días, lo que importa es la acumulación de horas.

Actuando de esta manera lo que consigues es no centrarse en el mecanismo de manera que, de repente, las soluciones, las oportunidades surgirán de manera espontánea en tu mente sin saber como. Es así como logras ver en el gráfico situaciones que otros no verán. Es ahí donde tomarás la delantera, es ahí donde comenzará el camino hacia la consistencia.

Por lo tanto, al trading (la parte técnica) sólo se le vence a base de práctica, práctica y más práctica.