Diferencias entre un trader consistente y otro que no lo es

Un trader consistente es aquel que ha aprendido a vivir con un historial que refleja muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas y pocas positivas pero con grandes ganancias.

Hay que entender que los traders que no son consistentes cometen el grave error de tratar de acertar en todas las operaciones posibles, sólo buscan eso, sin embargo dedican muy poco tiempo o ninguno en pensar en como hacer que sus beneficios crezcan en aquellas operaciones en las que están en lo cierto.

Por su puesto que el enfoque de un trader consistente y el de otro que no lo es difiere mucho entre si.

Mientras que el trader que aun no está logrando hacer crecer su cuenta sólo piensa en aumentar su porcentaje de fiabilidad el trader consistente sólo piensa en como arrancarle más puntos al mercado con sus buenas entradas.

He aquí la diferencia:

Conseguir el máximo porcentaje de acierto no quiere decir que en cada una de las operaciones en las que salgas positivo vayas a conseguir el mismo recorrido. Esto que parece lógico y que el trader no consistente no percibe es donde el que sí es consistente ve la ventaja.

De todas las operaciones positivas que haga sabe que no todas generarán el beneficio que espera. Entonces entiende que las migajas que le ofrecen la mayor parte de las operaciones positivas tiene que renunciar a ellas, incluso dejando que salte el stop.

El trader no consistente no puede soportar cerrar una operación en rojo, ni aunque sólo sean un par de pips, y es ahí donde radica su error.

Debido a que no quiere cerrar ninguna operación en negativo, cuando está en positivo cierra en cualquier retroceso de los beneficios para evitar quedar en rojo.

El resultado es que muchas veces acertará porque su stop acabaría siendo tocado, pero también cerrará aquellas en las que la cotización no habría llegado a tocar su stop y que se habrían dado la vuelta para generar grandes plusvalías si no las hubiese cerrado para evitar acabar con una operación en negativo.

Esto sí es avaricia y no dejar correr los beneficios como muchos entendidos promulgan. ¿Qué clase de avaricia hay en generar grandes ingresos?. Es tu trabajo como trader.

Ahora viene el quid de la cuestión:

El trader consistente siempre arriesga un porcentaje del total del capital menor del 1% por operación. Lo ideal está por debajo incluso del 0.75%.

¿Qué logra con ello?

Sabe que su porcentaje de acierto es bajo. Hay traders consistentes incluso con un 30 ó 35% de fiabilidad en sus aciertos.

Comprende que la entrada no es lo más importante sino dejar correr cuando está en lo cierto.

Por eso, mientras opera sabe que va a cosechar muchas operaciones negativas pero con pérdidas ínfimas.

De todas maneras sabe que ese pequeño porcentaje de fiabilidad puede jugar en su contra ya que muchas pequeñas pérdidas juntas suman una grande.

Entonces, ¿cómo se cubre de ese pequeño porcentaje de acierto que tiene?:

  1. Dejando correr las ganancias cuando las tiene
  2. Minimizando el porcentaje de pérdida de cada una de sus operaciones

Por lo tanto, y muy importante: su porcentaje de acierto es muy bajo, pero al arriesgar menos del 1% en cada una de sus operaciones es más que suficiente para aguantar perfectamente hasta que llega la operación en la que está en lo cierto.

O sea, tiene el porcentaje de acierto muy bajo pero al perder tan poco cada vez que lo hace es más que suficiente para elevar ese % ficticiamente pero de forma muy eficaz.

Esta última frase debería estar escrita en la mesa del trader no consistente para poder leerla a cada rato hasta que le quedase grabada en la mente.

Frecuentemente me encuentro con traders que son reacios a arriesgar menos de un 5% de su capital en cada operación. Como mucho los encuentras que arriesguen el 4% o el 2%, pero de ahí para abajo “se cuentan con los dedos de la mano”. Y es justo aquí donde está su error.

Actuando como un trader consistente podrás hacer crecer una cuenta con pequeño capital (2.000 euros) hasta cantidades que no te imaginas, pero primero tendrás que entender:

  • Que el porcentaje de acierto no es lo más importante
  • Que tienes que dejar correr las ganancias aun a riesgo de que tu stoploss salte
  • (Lo más importante) Que si no arriesgas el 0.75% por operación o menos no serás capaz de hacer crecer tu capital.

Así que, aquellos traders que ya han comprendido que es necesario poner un stoploss en todas y cada una de sus operaciones, ahora deben ir un paso más allá y reducir el porcentaje que arriesgan en cada operación.

Claro que arriesgando un 0.75 tienes poca capacidad operativa y que no podrás entrar en muchas de las oportunidades que veas porque el capital arriesgado no te lo permite ya que saltarías tu disciplina.

Pero no es excusa porque lo tengo muy comprobado. Tengo muy comprobado que es absolutamente factible. Todo pasa, como he dicho, por respetar esa disciplina y dejar pasar esas oportunidades en las que te gustaría entrar pero que no puedes hacer porque el riesgo que asumes es muy poco. Pero comprende que tiene que ser así para que llegues a ser consistente.

Es cierto, al principio ganarás muy poco, sobre todo si tu cuenta es pequeña, pero al ir haciéndola crecer lentamente cada vez abrirás una posición con mayor número de lotes, y aquí está la magia… ¡ Arriesgando incluso solamente un 0.5%, o menos, de tu capital total !

O sea, MÁXIMO APALANCAMIENTO, MÍNIMO RIESGO.

No hay nada que supere esto.

Como hacer crecer una cuenta pequeña haciendo trading

NOTA: Este artículo es para traders de nivel avanzado. Absténganse principiantes y mucho menos aquellos que no tengan nada que ver con el mundo del trading y que sólo acudan atraídos por el título de este post.

Puedo distinguir claramente 3 grupos principales de traders:

  1. Son principiantes que se acercan por una causa indeterminada al mundo del trading: por curiosidad, porque les interesa de verdad, porque les han dicho que se puede ganar mucho dinero, etc, etc.
    Sea como fuere unos quedarán enganchados, otros desplumados y otros enganchados y desplumados.
    El caso es que la mayor parte de ellos huirán de los mercados como gatos escaldados pero otros persistirán porque lo que han visto les llena.
    Este grupo de iniciados supone la parte más gruesa de la totalidad de traders.
  2. Tras un duro proceso de aprendizaje suelen llegar a una etapa intermedia en la que la principal característica es que su cuenta se mantiene estable y lateral. Pueden pasar meses así o incluso años. Su cuenta no disminuye pero tampoco son capaces de hacerla despegar.
    Los traders integrantes de este grupo son también numerosos pero muchísimos menos que en el anterior.
  3. Llega el conjunto de los traders que ganan dinero consistentemente. Es, por supuesto, un grupo minoritario y selecto. Están por encima de comentaristas, analistas, gurús, etc. O sea, no se centran en tratar de predecir el mercado. (Se puede decir que los analistas y los gurús fueron en su momento aspirantes a vivir de la operativa pura y dura en los mercados pero por alguna causa no lo lograron por lo que derivaron en otras ramas relacionadas. Ni que decir tiene que sus ingresos no provienen del mercado).

Me centro desde ahora en los traders intermedios: 

son traders que tienen un cierto grado de experiencia y, como dije anteriormente, su cuenta presenta una acusada lateralidad.
Muchos de ellos romperán, ya cansados, su disciplina y dicha lateralidad se convertirá en una gran pérdida que pondrá su cuenta en caída libre. Se han cansado de probar y probar cosas y llega un momento en que no respetan la gestión del riesgo, vuelven a patrones pasados y caen en la ruina. Seguramente no volverán a acercarse a los mercados.

Otros quedarán enganchados en la búsqueda del Santo Grial: mayoría absoluta dentro de este grupo. Y ni se te ocurra decirles que no existe porque te comen.

Por lo tanto, su quehacer diario se resume en: leer noticias, consultar datos, probar el indicador de moda, hacer pruebas con medias móviles de todos los colores, consultar foros, debatir sobre que técnica o sistema de trading automático es el mejor, que si el RSI de 8 va mejor que el de 14, que si hoy va a subir o bajar tal o cual mercado… en fin.
AH, eso si, que no les falte el backtesting de cada día. Esto les motiva mucho. Les llena sobreoptimizar el sistema y ver como el resultado del backtesting les arroja una rentabilidad brutal.

Se entusiasman.

_Ahora si…ya lo tengo.

Lo trasladan al mercado y…castañazo que Dios te crió.

Vaya….

No existe el Santo Grial. Esto sólo lo aceptarán una milésima parte, el resto seguirá erre que erre hasta el fin de sus días en el mundo del trading.

Mucho cuidado con esto. No les pongo culpa alguna. Cualquier investigación que hagas te lleva, de alguna manera y no se porque, a buscar la solución absoluta.
Es cierto, es como un agujero negro que te absorbe, necesitas solucionar la incógnita para sentirte primero aliviado y después seguro a la hora de operar.

Pero en el mercado todo aquello que signifique seguro, es un espejismo.
Todo es cambiante, incluso en minutos. No hay certezas, ninguna técnica o sistema puede ganarle al mercado.

Y si te quieres poner a su nivel, si quieres “jugar” en su terreno de juego estás perdido porque cuenta con una serie de trampas, sobre todo psicológicas, que acabarán destrozando tu cuenta, y lo que es peor de todo, a ti, a tus aspiraciones y a tu autoestima.

Indicadores y osciladores:

qué voy a decir de los indicadores, creo que los he probado todos en mi época de búsqueda del ideal. Y aun encima, he creado y modificado muchísimos con la ayuda del Metastock.

No los voy ni a nombrar porque el artículo se haría muy intenso. Tampoco los voy a repudiar porque, aunque perdí el tiempo con ellos se que es una fase necesaria por la que tienes que pasar.

Encontré indicadores que funcionaban bien a la baja o al alza, individualmente. Que funcionaran para ambos escenarios a la vez, no. Y de esos que funcionaban individualmente, sólo daban buenas señales en el largo plazo pero según ibas bajando de temporalidad fallaban más que una escopeta de feria. Es una herramienta más que, a mi, particularmente no me sirvió.

Tipos de velas:

Candlestick, heikin ashi, renko, kagi….. Me acostumbré a los Heikin, con los cuales sigo las cotizaciones actualmente por su claridad a la hora de mostrar los soportes y las resistencias.

Figuras y patrones:

suelo redondeado, triángulos, diamantes, martillo, estrella verspertina, nube oscura, doble techo… no sigo.
Al igual que los indicadores, tienen un porcentaje de acierto que disminuye según bajas en temporalidad. Es la característica más predominante de este tipo de técnicas.

Medias móviles:

otro de los campos donde más perdí el tiempo.

Variable, exponencial, simple…qué voy a decir que no sepáis. Cruce dorado, combinación de 3 medias moviles, de 5, de 12 🙂 … la Biblia en verso.

Siempre retardadas, nunca llegan a tiempo, siempre reaccionan tarde y si bajas en el Time Frame o en los parámetros para hacerlas más rápidas pasa lo mismo que con las otras técnicas. Mucho ruido y pocas nueces.

Datos económicos:

la perdición del trading intradía. Semejan a las ramas que no dejan ver el bosque.
Hoy sale un dato que mueve la cotización de un mercado al alza y mañana o dentro de una hora sale otro que la mueve al alza.
Un verdadero rompedero de cabeza que no conduce a nada solo a aumentar las comisiones que ingresa el broker con el cual operas.

Lo que si merece realmente la pena (exclusivamente, como excepción y aplicado sobre todo a las divisas son las declaraciones de los gobernadores de los bancos centrales. Si los datos son las ramas, las declaraciones de los bancos centrales son el bosque. Nunca operar en su contra. Los movimientos o tendencias que suelen generar son muy fiables y altamente predecibles.

Noticias:

depende de lo bueno que seas seleccionándolas e interpretándolas. Las hay de todos lo tipos.

Las que no sirven para nada (que son mayoría), las que generan tendencias secundarias, y las más importantes (que suelen generar tendencias primarias).

CONCLUSIÓN: 

No hay una manera o técnica eficaz al 100% a la hora de abrir una posición por lo que lograr el éxito en ello queda estrictamente reducido a la propia interpretación del trader basándose en su propia experiencia.

Por lo tanto, esa parte del trading que son las entradas y que es en lo que la mayoría de los traders se centra día si y día también, con la importancia que pueda tener se queda a la altura del betún comparándolo con la relevancia extrema que tiene el saber “únicamente” dejar correr las ganancias.

Con esto quiero decir que sabiendo cortar las pérdidas y sabiendo dejar correr las ganancias sería más que suficiente para convertir una cuenta lateral en una cuenta claramente alcista, aun entrando al azar.

Como hacer crecer una cuenta de trading partiendo de una cuantía pequeña:

Lo primero de todo es saber con que capital contamos de inicio. Hoy en día se pueden abrir microcuentas por lo que, con paciencia, disciplina y una buena gestión del dinero es totalmente factible convertir una pequeña cantidad de dinero en otra muy importante.

Uno de los errores más frecuentes a la hora de hacer crecer una cuenta es querer hacerlo rápidamente y apalancándose en exceso. Así no vale. Puedes tener suerte, pero no deja de ser eso, suerte. Tienes que hacerla crecer con profesionalidad.

Asegurando la retaguardia:

el principio base de un trader es saber resguardar por encima de cualquier cosa el capital.

Por lo tanto: “Siempre valdrá más dejar de ganar que perder”. Graba esto en tu mente, a fuego.

¿Como se asegura el capital?
Tienes que ser consciente que el porcentaje de acierto en el trading no es suficiente, ni mucho menos decisivo. Puedes ser consistente con un porcentaje de acierto de incluso un 30%.

Por lo tanto, el capital que tengas determinará si puedes abrir o no una posición cuando veas una oportunidad.
Con 2.000 euros en cuenta seguramente no puedas abrir una posición en un gráfico diario e incluso tampoco en el de 1 hora.

Donde más fallan los traders es en la gestión del dinero y del riesgo. Y es aquí donde nace la robustez de su sistema. Es una lástima que sólo se centren en acertar con la entrada. No van por ahí los tiros.

Decía que no puedes abrir una posición en un gráfico diario porque no debes arriesgar nunca más del 1% del capital total, o sea que, ¿donde pones el stop en un gráfico diario si sólo puedes arriesgar 20 euros de esos 2.000, por operación?. Creo que es fácil de entender.

Por consiguiente: sólo abrirás una posición si tu capital te lo permite, sino la desecharás por muy clara que esta parezca. Me remito, de nuevo, al refrán anterior: “vale más dejar de ganar que perder”. La mente y las ganas de entrar y ganar te traicionan. Si no eres capaz de enfrentarte al mercado con disciplina te mirará como a un gusano y te esmagará como tal.

Otra cosa: siempre mejor stop loss alejado aunque esto signifique entrar con menos lotes.
Repito, sin prisas para ganar. Nos centramos en preservar el capital inicial y en tratar de hacer crecer la cuenta lentamente.

El potencial verdadero, lo más de lo más, es cuando progresivamente puedes añadir cada vez más lotes a la posición (sin aumento del riesgo, claro). Verás entonces como lo que antes eran unas ganancias pequeñas se convierten en bastante grandes para el mismo recorrido de pips.
Esto, lógicamente, solo es viable haciendo crecer poco a poco el capital inicial sino no podrás incrementar el número de lotes.

La confianza será máxima porque cada vez que pierdas lo harás en cantidades del 1%, en cambio las ganancias podrán ser de un porcentaje de 2 cifras por operación. Como he dicho, si haces las cosas bien todo comenzará a fluir y la progresión será impresionante.
La paciencia es fundamental, básica e insustituible. Las prisas están reñidas con el buen trading.

Preparando el ataque:

tengo muy claro que si la fiabilidad puede ser una parte importante, no es ni mucho menos concluyente.
Cuando te centras en otros aspectos del trading, en vez de en la entrada, la rápida progresión hacia la consistencia se hace evidente.

He dicho anteriormente que no hay técnica 100% segura por lo que el éxito del trader radicará en su capacidad de interpretar las señales que le da el mercado, vengan de donde vengan.
Tiene a su favor que cuando falle (si aplica la gestión del dinero y riesgo), sus pérdidas van a ser mínimas y fácilmente recuperables, y cuando esté en lo cierto las ganancias van a ser cada vez más importantes.

Atacando:

el trading se bifurca muchas veces, y lo peor es que te obliga, si o si, a seguir únicamente uno de los dos caminos posibles.

En su día se presentó ante mí una de esas múltiples bifurcaciones: operar por objetivos o dejar correr las ganancias.

Mi cuenta estaba también en lateral. Hice muchos estudios fuera y dentro del mercado y todos me llevaron a la conclusión que dejar correr los beneficios se imponía por encima de la operativa por objetivos.

Operando por objetivos serás un esclavo del mercado.

Cuando operas dejando correr las ganancias la libertad es plena y el incremento de tu cuenta, exponencial.

Pero cuidado, esto que semeja tan fácil como “dejar correr los beneficios”, es lo más difícil y determinante que encontrarás antes de lograr ser consistente.

No sabrás lo difícil y casi imposible que es hasta que lo pongas en práctica.
Tus instintos naturales obran en tu contra:

-En cada retroceso te entra el miedo y tienes que sobreponerte de forma sobrehumana a las ganas de cerrar por miedo a perder lo que llevas acumulado.

-Según van creciendo las ganancias, tienes que sobreponerte a las ganas de verlas materializadas ya que si lo haces renunciarás a ganar más.

Para neutralizar las operaciones negativas tendrás que dejar correr las ganancias varias veces tus pérdidas. NO vale como en la operativa por objetivos, que te dicen que operes en una relación 1 a 2 , ó 1 a 3. ¿Y que sabes tu cuando se te va a aparecer esa relación?, ¿cómo sabes que cada vez que entres vas a hacer 3 veces tu pérdida?. Vaya tontería.

Si cierras cuando has llegado a conseguir una relación 1 a 3 no tardarás en dilapidar las ganancias conseguidas en las siguientes operaciones que hagas.
¿ O es que te piensas que en todas las operaciones positivas que efectúes vas a conseguir esa relación?.
¿ O es que piensas que vas a acertar más de lo que fallas?

Si no eres capaz de dejar correr las ganancias tu cuenta nunca saldrá de la lateralidad, tenlo muy presente a la hora de operar.

Eso si, para lograr hacerlas correr no vale la técnica sino que tendrás que implicarte psicológicamente.

Y por supuesto, para entender esta implicación psicológica trata de actuar mentalmente de forma contraria a como lo haces o hacías cuando operabas sin stops.

Primero defensa, luego ataque

Cuando esperas por esa operación que se supone te va a dar las ganancias que buscas, que van a mantener la línea de tu cuenta creciente, vas a tener que soportar una gran carga psicológica.

Y esa carga vendrá principalmente de la cantidad de pequeñas operaciones con pérdidas que vas a tener que sufrir con paciencia.

La estrategia está clara: se trata de cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias.

Hasta aquí muy bien, las pérdidas están controladas y gestionas bien el capital de manera que entras con los lotes adecuados.

Pero el problema son esas tantas operaciones con pequeñas pérdidas. Te encanta ganar, a tu Ego le encanta ganar, por eso no te extrañes si te obliga una y otra vez a que busques otra solución, a que abandones la disciplina de tu sistema de trading, a que sobreoperes, a que te vengues del mercado.

Cuando decides adoptar finalmente la estrategia de cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias debes saber que, sobre todo al principio, el número de operaciones perdedoras va a ser grande, de manera que si no dejas correr los beneficios cuando realmente estás en lo cierto no podrás hacer frente a las pérdidas acumuladas (otra presión psicológica añadida).

Esto puede llevarte a pensar que tu sistema no funciona, pero no es así sino que aun no tienes la destreza o experiencia suficiente como para elegir adecuadamente las entradas verdaderas.

Esto va viniendo muy lentamente y con la práctica, de ahí la imperiosa  necesidad de construir el sistema empezando por la gestión del dinero.

Si no gestionas tu dinero acabarás con él antes de adquirir la experiencia necesaria para ser consistente.

Habría muchos más traders y muy buenos si se dedicasen primeramente a proteger su capital en vez de lanzarse a operar arriesgando más de lo que debían.

Una vez que has asegurado tu sistema defensivo llega el momento de emprender la ofensiva.

Fíjate en el gráfico de abajo, en todas las ocasiones en las que podrías haber entrado, haber promediado a favor, y sin miedo a que la cotización volviese a por tu stop.

Cuanto tiempo, cuanta libertad para hacer lo que quieras mientras el dinero de tu cuenta crece.

tendencia

Por eso debes poner un stop y gestionar tu dinero, para que tus entradas erróneas solo provoquen un pequeño mordisco en tu cuenta y al dejar correr los beneficios la hagan crecer espectacularmente.

NO pierdas el tiempo en entrar y salir en el sitio justo porque te desgastarás tú y tu cuenta.

Incluso podrías entrar al azar, incluso podrías entrar sin consultar datos o noticias económicas. Bueno, esto es lo que yo hago.

 “Cuando agarras tendencia la cotización ya no vuelve a por tu stop”.

Si cierras en cada retroceso de la tendencia por miedo a perder los beneficios que llevas acumulados, ¿piensas que vas a poder vivir así del trading?

De acuerdo, no es fácil, hace falta mucha sangre fría y un gran desapego por el dinero, pero es totalmente factible y probable.

Si tu sistema o forma de operar es compleja, tu trading también lo será

El correcto timing de mercado (acertar con el momento justo de entrada) es casi imposible de conseguir hacerlo a la perfección, por no decir imposible del todo.
Y mucho menos en todas y cada una de las operaciones.

Es sobrehumano tratar de entrar justo en el sitio perfecto y que, aun encima, la cotización se mueva a tu favor sin apenas retroceder.

Ante esto se suele poner un stoploss alejado, sacrificando apalancamiento.

Pero no desesperes porque tienes una ventaja sobre el Mercado:

“Aunque entrases al azar, en alguna ocasión lo harás en el sitio adecuado”, y será en ese instante cuando la gestión adecuada de la operación juegue a tu favor.

Esto se resume en:

“Cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias”

Una frase que encontrarás en todas las lecturas sobre trading, que todo el mundo ha leído y conoce, pero que muy pocos aplican.

No hay más:

“El trading es sencillo sólo que nos empeñamos en complicarlo”

Estrategia para reducir el % de operaciones con pérdidas

En su tiempo, poner stops en cada una de mis operaciones me dio la estabilidad que necesitaba para operar.

Me liberó del miedo a entrar (sabía lo que iba a perder en el caso de que la cosa fuera mal) de manera que el dolor ante las pérdidas era escaso o nulo y aun encima evitaba todo el suplicio mental y corporal que experimentaba cada vez que dejaba correr una operación negativa.

Este hecho junto con el cálculo correcto del número de lotes con los que tenía que abrir cada posición hizo que mi trading avanzase mucho y que ese tiempo ahorrado quedase destinado para otros menesteres que la operativa exige.

El factor tiempo es el activo más valioso para un trader

El avance fue tan grande que en un primer momento pensé que ya no tenía que hacer nada más en el caso de las pérdidas, pero aun faltaba uno de los detalles más importantes.

Todo trader que haya operado estará de acuerdo conmigo en lo extremadamente difícil que es acertar con el punto exacto de entrada. Nadie es capaz de hacerlo a la perfección todas las veces.

Y aquel que tenga más experiencia también afirmará que no hay un punto exacto para situar un stop y que la diferencia entre el éxito y el fracaso queda a merced de la maestría del trader en este aspecto.

Pero si hay algo que eleva enormemente las posibilidades de éxito:

Muchos traders, convencidos ya de que es totalmente necesario operar con stoploss, sitúan este lo más cerca que pueden del punto de entrada para tener pérdidas muy pequeñas cada vez que salte.

_De nuevo el miedo de por medio, ¿eh?

De esta manera pierden muy poco cada vez que lo hacen pero tienen tantísimas operaciones perdedoras (debido a los barridos y a los retrocesos propios del mercado) que sumando todas las pérdidas semeja lo mismo que una gran pérdida.

A esto se suma que cuando están en lo correcto no son capaces de dejar correr los beneficios por lo que el saldo de la cuenta acaba siempre siendo negativo.

Por tanto, ese detalle que comentaba, ese detalle que elevo considerablemente el porcentaje de aciertos fue situar el stop lo más alejado que me permitía la gestión del dinero de mi cuenta.

Sacrifiqué número de lotes por distancia de stop.

De esta manera evitaba tener que entrar con la máxima precisión y me libraba de barridos maliciosos y retrocesos imprevistos del mercado.

Por consiguiente, el miedo es claramente el instinto más perjudicial para un trader.
Toda acción que hagas para mitigarlo o controlarlo incidirá positivamente sobre tus resultados en tu historial de operaciones.

Si operas buscando un objetivo o una relación perdidas/ganancias no ganas dinero consistentemente

Imagínate que en cada operación que abres arriesgas sólo un porcentaje del 1% del total de tu cuenta. (Estoy completamente seguro que arriesgas bastante más).

Así que para 2.000 euros arriesgas 20 euros.

Aun encima estableces un objetivo de ganancias. Como dicen por ahí….una relación 1 a 3.

Si, todo muy bonito, en teoría. Estableces una relación 1 a 3, o incluso 1 a 2 y ya te dan las cuentas, tu saldo acabará siendo positivo.

Perdona, no todas las operaciones que abras y se pongan en positivo van a alcanzar un objetivo 1 a 2 y mucho menos 1 a 3 sino que lo rondarán se darán la vuelta y harán saltar tu stop.

Por lo tanto:

  1. si esperas a que se alcance el objetivo tu porcentaje de acierto bajará dramáticamente.
  2. si te “acongojas”, por no decir otra cosa, y cierras antes de llegar al objetivo que te has impuesto tendrás pequeñísimas ganancias que ni siquiera serán apreciables.

O sea que, si crees que tienes un porcentaje de acierto del 60%, no lo tienes.

Entonces, ¿que ocurrirá?:

Supón que te sale una buena operación en la que has alcanzado el objetivo 1 a 3.

Entonces habrás ganado 60 euros, arriesgando 20.

Así perfecto si tuvieses un porcentaje de acierto sobre un objetivo 1 a 3 espectacular, que no lo tienes ni nunca lo vas a tener.

Por consiguiente, en las 3 próximas operaciones que hagas, si no logras conseguir de nuevo un objetivo 1 a 3 irás perdiendo los beneficios que ganaste en la anterior operación que te salió bien, y aun encima acabarás perdiendo dinero de tu cuenta original estableciéndose en esta una clara curva descendente.

Y voy más lejos… (Es que a veces ves cosas que te rompen el corazón.)

Hay muchísimos más traders de los que piensas que si llegan a un objetivo de pérdidas para ese día, cierran la plataforma y ya no operan más hasta el día siguiente.

Je, je, je, ¿Qué pasa?, ¿que mañana ya no piensas perder por eso dejas hoy de operar?. Es que no se si reirme o llorar.

¿Qué quieres entonces, dejar hoy de operar y mañana también, si vuelves a llegar a tu tope de pérdidas, para que la cuenta te dure más?

Bueno… vamos a dejarlo porque me estoy riendo yo sólo.

Verás, mi forma de operar es dejar correr las ganancias al máximo que aguanto. Sí, que aguanto, porque si hay algo que ningún trader logrará será dejar correr las ganancias al máximo.
Sólo arriesgo el 1% o menos del total de mi cuenta.

Y a veces consigo una relación pérdidas/ganancias 1/10 y superior. Y aun así no creas que es fácil aguantar una cuenta en modo consistente haciendo que esta crezca progresivamente.

Para cuanto más si me impusiera un objetivo 1/3 y ya no digamos 1/2 ó arriesgando más del 1%.

Por favor…

¿Qué ocurre si aplicas a tu sistema la “sencilla” técnica de dejar correr los beneficios?

Ante la pregunta: ¿es posible ganar dinero en bolsa?, tenía la respuesta muy clara; si se podía perder, lógicamente, haciendo lo contrario se podía ganar. Y mis pérdidas aparte de haber entrado con mayor o menor acierto venían de muy pocas operaciones (sólo recuerdo tres) en las que había sido un “maestro” dejando que corrieran. No obstante he tenido que topar recientemente con tu blog para tener el convencimiento e impulso necesarios para intentar llevarlo a la práctica.

Ayer mismo revisé mis últimas 20 operaciones en las que había perdido 79 puntos del eurostoxx con un sistema con objetivo de ganancias; descubrí que si hubiera aplicado una sencilla técnica de dejar correr los beneficios manteniendo los mismos stop de pérdidas que había usado, el resultado final de esas operaciones se hubiera transformado en 330 puntos de beneficios. Me quedé asombrado.

Respondiendo a Carlos:

Poniendo en antecedentes a la gente – ¿Por qué no aplicamos la experiencia en las salidas?

Volverte a decir y recomendarte que no cambies de camino ni de forma de operar sino que te afiances y te trates de perfeccionar, sin más. No cambies de sistema.

Hay una regla de oro que dice: “Si algo te funciona no lo cambies”. Pues eso.

En todos los años que llevo operando eres el único que he encontrado que haya llegado a una misma conclusión que yo.

Y es que la mayoría de los traders operan buscando un objetivo de ganancias y esto es lo mismo que cortarlas. No se dan cuenta. Dicen:  _¡ Pero en algún punto tengo que cerrarlas!.

Es cierto, pero no te preocupes por ello porque nunca serás capaz de alcanzar ese punto. (Me refiero al punto máximo).

Serás capaz de dejar correr las pérdidas hasta el infinito (porque tu Ego no las puede soportar y vive siempre con la esperanza de recuperarlas) pero las ganancias nunca serás capaz de dejarlas correr tanto como lo puedas hacer con las pérdidas (porque tu Ego es muy miedoso y a cada retroceso de los beneficios tiene miedo a perderlos todos, por eso cierras y te conformas con acabar en positivo aunque sólo sean 10 euros).

Resultado: tu historial refleja muchas operaciones con pequeñas ganancias y pocas pero con grandes pérdidas.

Solución: hacer justo lo contrario. Si, amigo Carlos, muy fácil de decir pero casi imposible de realizar pues estarás luchando contra tus instintos primarios. En concreto uno muy arraigado, el miedo.

Solución 2: reeducar la mente. Por tanto, el camino está en tu psique y no en los backtestings que le haces a tu sistema de medias móviles o lo que sea.

El camino está en hacer justo lo contrario a lo que hacen los traders perdedores.

Porcentaje de pérdidas frente a porcentaje de ganancias

Si ya eres de esos traders que, por fin, es capaz de arriesgar en cada operación, únicamente el 1% del total de su capital total llega el momento de dar el siguiente paso, sobre todo enfocado a la operativa por objetivos.

Partiendo entonces que en cada operación fallada la pérdida va a ser del 1% cabe destacar lo siguiente:

  • Para que la curva de ganancias de la cuenta sea alcista es necesario minimizar las pérdidas (lo hacemos con ese -1% del capital total), pero no es suficiente.
  • NO es suficiente porque si tienes 20 operaciones negativas seguidas (que no es nada difícil que suceda), esto supondrá el -20% del total de tu cuenta por lo que no habrás solucionado nada con minimizar el porcentaje negativo de cada operación.
  • Por lo tanto, la siguiente fase tras limitar las pérdidas al 1% será la de elegir cuidadosamente las operaciones en las que vas a entrar, o sea, no sobreoperar, para reducir más las operaciones negativas.
  • Aun así, hecho esto, seguirá siendo insuficiente. De nada sigue valiendo que ahora no sobreoperes y que no tengas 20 operaciones negativas seguidas sino sólo 5 (en suma -5% del capital total) si has tenido 7 operaciones positivas en las que has ganado en cada una de ellas un 0,5%, lo cual sigue dando un saldo total negativo.
  • Por tanto, y llegados aquí, llega la hora de arriesgar y de tratar de obtener o de tratar de seleccionar aquellas operaciones que, por lo menos, puedan darte un 3% de beneficio para por lo menos operar en una relación a favor de 3 a 1, de manera que perdemos el 1% pero ganamos el 3%.
  • Esto que parece tan fácil y tan bonito y que es lo que se suele leer por ahí no lo es tanto ya que nadie te asegura cada vez que abres una operación hasta donde va a correr el precio a tu favor o si en caso de hacerlo si serás capaz de aguantar la presión. Por lo que la relación 3 a 1 nunca la tendrás asegurada, sólo tendrás la esperanza.
    Esperanza que se vuelve con las probabilidades más a tu favor según vas obteniendo más experiencia (entiende antes de nada que ningún sistema ni nada del Universo conocido te asegurará que vas a tener una relación mínima de 3 a 1 en cada operación que realices).

Así que, el dilema viene, cuando estás en ganancias, de la mano de… ¿Hasta donde dejo correr las ganancias?

Vuelvo a insistir en que llegados a este punto, sólo la experiencia tiene algo que decir, y para añadir algo más nada mejor que este refrán de Peter Lynch:

“Todo el mundo tiene el cerebro suficiente para ganar dinero en Bolsa, pero no todo el mundo tiene suficiente estómago”

Eso es, no todo el mundo tiene el suficiente estómago. Y esto es porque el mercado tiene por costumbre hacer que la posición siga avanzando a tu favor cuando ya has cerrado y que cuando decides mantenerla abierta la cotización se de la vuelta y te haga saltar el stop, por lo que te quedas más confundido que Adan en el día de la madre.

– Entonces, para eso está el Historial, el Diario de Trading, para saber cual es el porcentaje más adecuado que debemos dejar correr una posición.

– Lo que tienes que tener en cuenta primero es cual es tu porcentaje de error (aunque te vas a encontrar con muchísimas variables).

Por ejemplo: si tienes x operaciones con pérdidas por cada una con beneficios, ¿cuanto % sueles ganar cada vez que lo haces?.

Son detalles de investigación sobre tu manera de hacer trading que nadie va a hacer ni puede hacer por ti.

Así que si tienes muchas operaciones perdedoras sabes que tienes que practicar más para entrar sólo en aquellas en las que tienes un alto porcentaje de acierto.

Y si tienes 7 operaciones seguidas con pérdidas (el -7%) pero en cada operación que ganas lo haces con un 15% de beneficios pues es más que suficiente. Conozco a traders con grandes rentabilidades en su cuenta teniendo un porcentaje de acierto de sólo el 35%.

Así que, si quieres ganar dinero en el trading primero te tendrás que conocer a ti mismo, personalizar el sistema a tu forma de operar.

Y si tienes 3 operaciones fallidas por cada una que ganas sabes que en esa operación positiva, por lo menos tienes que sacar un 3% para mantenerte neutro.

No, el trading no es nada fácil, cualquier descuido o mala operación pone tu cuenta cuesta abajo, por lo que la disciplina, fuerza mental y precisión tiene que ser máxima.

Ya ves que lograr que tu cuenta se mantenga en positivo pasa por tener “atados” multitud de matices o detalles que suelen ser los que acaban marcando la diferencia.

Dejar correr los beneficios: tan fácil y tan difícil

Mi método de operar con catalizadores está basado básicamente en un puntal principal: dejar correr los beneficios por encima de cualquier cosa como único limite de un stop-loss.

Cuando has decidido dejar correr los beneficios de una operación ganadora, por encima de todas las cosas, estás renunciando al Break Even, al Trailing Stop, al Profit Warning, a un objetivo de ganancias, a una resistencia (si estás largo), a un soporte (si estás corto)….

Emplear cualquiera de estas herramientas es lo mismo que cortar las ganancias y hacer esto y vivir del trading son dos puntos totalmente contrapuestos.

A parte de dichas herramientas el problema está en la parte mental. Es muy difícil aguantarse sin cerrar la posición cuando estás ganando. Y a medida que estas ganancias aumentan la presión es mayor. Y ya no digamos si sufren un retroceso.

Así que por esto es el porque hay infinidad de traders que cortan sus pérdidas perfectamente pero que no son lo suficientemente capaces de dejar correr las ganancias el tiempo que sea necesario, de hay que sus cuentas presenten una tendencia neutra donde ni ganan ni pierden, siempre se mantienen en un permanente “rectángulo lateral”.

Y hablando de retrocesos, quizá sea esta la parte más difícil de soportar ya que no paras de preguntarte si será sólo un retroceso o un giro de tendencia.

Cuando dejas correr los beneficios se da una curiosa situación:

al principio los recortes, dentro de lo que cada uno pueda soportar son llevaderos, pero a medida que la tendencia avanza a tu favor estás expuesto a retrocesos verdaderamente importantes.
Según dejas correr los beneficios, aunque hayas abierto la operación en un espacio temporal de 5 minutos, la tendencia, si se mueve a tu favor, acaba implicando Time Frames más amplios de ahí el de esos bruscos recortes.

Bruscos recortes que pueden llevarte a ver una disminución en tus beneficios de incluso más de un 50%. Pero es necesario soportarlos con calma, dentro de lo que buenamente se pueda, para optar a ganancias mucho mayores.

Estoy hablando de una operación con catalizadores con duración que va de horas a días o semanas, incluso meses y no de una operación intradía. El intradía funciona de otra manera, tratando de aprovecharse de los avances y retrocesos dentro de una tendencia con lo que si se hace adecuadamente el recorrido “cosechado” es mayor.

Está claro de ver que la operativa intradía requiere de una precisión de cirujano para agarrar perfectamente el timing de mercado. Es mucho más difícil lograr hacer ganancias operando intradía que por catalizadores enganchándose a una tendencia y dejando correr la posición.

Ambas son prácticas muy válidas para obtener la independencia económica pero, por experiencia, operar por catalizadores podría ser la profesión más liberal y reditual de todas.

Exponerse a las pérdidas para lograr las ganancias

Muchas de las veces en las que dejas correr las ganancias quedarás confuso cuando veas el precio retroceder y el stoploss saltar..

Entonces te preguntarás si la estrategia que estás siguiendo es la correcta. Es una dura batalla contra tí mismo, contra tu mente observar como habrías ganado una buena cantidad de dinero si hubieses cerrado la posición cuando estabas en positivo.

Estamos de acuerdo, pero tienes que tener presente que actuando así, cerrando la operación cuando tienes unas ganancias que te satisfacen nunca lograrás dejar correr la posición como para obtener las ganancias más grandes.

Es por eso que debes comprender que la cuenta sólo crece cuando tu historial muestra gran cantidad de operaciones en negativo pero con pequeñas pérdidas y pocas positivas pero con grandes ganancias.

Que casualidad, justo al contrario de lo que refleja el historial de los traders perdedores.