Conoce el mercado en el que operas si quieres hacerlo correctamente

Ya se que en todos tus artículos que leo, siempre comentas que para dejar correr el precio se le ha de dejar respirar, o sea, mejor no tocar el stop ni hacer trailing.
Te comento esto porque en mis ultimas entradas, si las hubiera gestionado como hacia antes, por objetivos, habría sumado a mi cuenta 390 pips, no me importa la verdad.
La duda que tengo, que no se si tiene respuesta, que como tu bien dices la técnica se puede enseñar, pero la experiencia no, es la siguiente:

Ejemplo:
tengo dos posiciones de compra en eur/cad 1,4460 / 1,4570
(el precio esta en 1,4710)

Tengo puesto el stop de las dos en 1,4570 a mi me da la impresión de que hay espacio suficiente, aunque nunca se sabe, o no debería moverlo de la posición inicial.?
No se si esto tiene respuesta o, cada trader, que lo gestione como pueda.

 

Respondiendo a Jaume:

“Por tanto os digo: Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla.” _El  arte de la guerra (Tsun Tzu).

Hay traders consistentes que se caracterizan por operar en un único mercado: EURUSD, S&P, Dax, Oro, etc….

Sabes que no todos se mueven igual: unos son más volátiles, otros más lentos, otros retroceden más puntos en una tendencia, otros se mueven en zig-zag…

Por lo tanto, es mejor que empieces operando en uno y hasta que lo conozcas bien no añadir otro.

¿Pero que quiero decir con conocerlo bien?…

No voy a entrar en las noticias, datos o fundamentos que hacen mover ese mercado en cuestión (que también puede ser importante) sino en lo que propiamente me preguntas; ¿Cuando subir a Break Even?, ¿Donde situar un stop? ¿Hasta donde hacer trailing?.

Fíjate que no voy a pararme en el mercado o activo elegido en cuestión sino en sus diferentes Time Frames. Como debas actuar con el stoploss dependerá enormemente del espacio temporal en el que operes.

Lo primero, una vez elegido el mercado, deberás irte a un histórico del Time Frame/es, en los que vayas o operar. (Cuanto más datos tenga ese histórico, cuando más puedas irte atrás en el tiempo más fiables los resultados).

Supón que has elegido el EURUSD en el TF de 15 minutos:

  • Ahora imagina lo siguiente:

De 100 retrocesos, (en el TF de 15´)

  • 75 no lo hacen más de 20 pips
  • 15 retroceden hasta 30 pips
  • 5 hasta 40 pips
  • 5, más de 40 pips

Por lo tanto, y para ese espacio temporal de 15 minutos, sabrás que si pones el stop-loss, B.E o haces trailing-stop mantiendo una distancia de 35 pips, en el 90% de tus entradas tú stop no será alcanzado, y para el 10% restante te protegerá dicho stop.

Si sólo quieres mantener una distancia de 25 pips, en el 75% de los retrocesos tu stop no será alcanzado.

Y así sucesivamente…

Y esto para el Time Frame de 15 minutos del EURUSD (es un ejemplo).

Para cualquier otro TF tendrás que hacer un nuevo estudio del retroceso.

Para otro activo diferente al EURUSD, también, ya que cada mercado tiene vida propia.

Operando sin stops

Cuando empecé hará dos años, me enseñaron a operar sin stops. Ejem. para una cuenta.de 1000e podias abrir 5 posiciones de 0,02. A partir de ahí con sl.conseguí subir bien la cuenta y ahora que pongo stops en todas tengo la cuenta en lateral y no hay manera, de ahí que me salga humo de la cabeza.

Respondiendo a Jaume:

Verás, una de mis premisas principales es:

“Si algo te funciona no lo cambies”

No importa como lo hagas, si tiene base científica o no, o si tiene muchos detractores. Lo que importa es el resultado y no como lo consigas.

En el trading nadie sabe nada y aun queda mucho que descubrir.

Ahora, personalmente, considero que operar sin stops es tirarte de cabeza al vacío. Te lo digo por experiencia.

El stop-loss tiene 2 consecuencias:

  1. corta las operaciones con pérdidas cuando estás equivocado, de manera que tus pérdidas no siguen avanzando.
  2. elimina uno de los instintos más perjudiciales en el trader: el miedo a perder.

Personalmente, en mis comienzos operaba sin stops. Increiblemente, las pérdidas, en la mayoría de las ocasiones, regresaban al punto de entrada por lo que solía acabar sin pérdidas ni ganancias e incluso con algunos beneficios.

De esta manera generé la falsa sensación de que las pérdidas se acaban siempre recuperando, así que reforzaba aun más la idea de operar sin stoploss.

Un mal día el precio no regresó y prácticamente perdí toda mi cuenta.

A raíz de esta experiencia comprendí porque los traders perdedores tienen muchas operaciones con pequeñas ganancias y pocas negativas pero que son las que destrozan su cuenta completamente.

El trader que opera sin stoploss por lo general cierra con pocos beneficios porque cualquier retroceso le hace pensar que va a entrar en terreno negativo. Por lo tanto, su historial refleja muchas operaciones positivas (incluso seguidas) pero con ganancias ínfimas y muy pocas perdedoras pero con pérdidas brutales que acaban con esos pequeños beneficios y con el total de su cuenta.

Forex, el “Ferrari”. Simplificando mercados

El camino hacia el éxito de un trader comienza con un proceso (de nunca acabar) de selección brutal hacia la búsqueda de la esencia operativa.

En ese proceso de selección llegará un momento en que se verá clara la necesidad de adoptar la postura de operar en un sólo mercado.

Esta elección será vital hacia ese paso en busca de poder vivir del trading.

Se trata de saber mucho sobre algo y no un poco sobre todo.

Hay muchos mercados y muy atractivos:

  • materias primas
  • bursátil
  • divisas

Oportunidades de hacer buenas operaciones las va a haber diariamente en cada uno de ellos.

Cada trader va a tener predilección por operar en uno u otro mercado, o en todos a la vez, pero esto no es lo importante sino decidirse por uno en concreto.

Tratar de abarcarlo todo es maximizar las probabilidades de no salir adelante. Aunque operes a tiempo completo la dificultad temporal para seguir a todos los mercados a la vez y compaginarlo con las tareas obligatorias cotidianas supone un esfuerzo sobrehumano que acabará por no cuajar.

E incluso cuando has elegido operar en un sólo mercado, de nuevo tendrás que seleccionar (dentro de dicho mercado) operar con unos cuantos activos e incluso con uno sólo.

Como he dicho antes, se trata de saber mucho sobre algo en concreto. Esta es la clave.

Si operas en Indices bursátiles mundiales no podrás ni deberás seguirlos a todos.

Si operas en Materias Primas no podrás ni deberás seguirlas a todas.

Si operas en divisas no podrás ni deberás seguirlas a todas.

Las razones son múltiples:

Tiempo, spread, volatilidad, cantidad, nobleza, motivación, preferencias….

Por lo tanto, que te quede claro, (y si no lo has hecho plantéatelo porque seguro que la idea ha surgido alguna vez en tu mente) elige cuanto antes el mercado al que te quieres dedicar al 100%.

Como he dicho en numerosas ocasiones en diversos post de este blog, la simplificación es el camino hacia el éxito. Así que, no te tiemble la mano y ponte manos a la obra.

Desde luego que la disciplina tendrá mucho que decir en este proceso. De nada te valdrá elegir un mercado si luego sigues echándole un vistazo a los demás o leyendo noticias económicas que nada tienen que ver con el elegido.

Y si la decisión se te torna un poco complicada te voy a ayudar un poco:

 A grandes rasgos y omitiendo muchísima información estas son algunas de las razones para elegir un mercado digno de operar.

MATERIAS PRIMAS:

oro y petróleo. 

Dentro de las materias son las más predecibles y las más operables (sobre todo para principiantes).
Fuera de estas hay otras pero mucho más apalancadas y con spreads impracticables.

INDICES BURSÁTILES Y ACCIONES

Si te decides por el mercado bursátil es mejor operarlo a través de Índices. De acciones no quiero ni hablar y tu tampoco deberías. Ya he hablado sobradamente acerca de ello.

¿Acciones? para quien las quiera

La mala costumbre de invertir en acciones

¿Aun operas sólo en acciones?

Diferencias entre acciones y divisas

Aunque lo parezca no trato de eliminar mercados para nadie sino de acortar el camino a aquellos iniciados para que no pasen por los mismos infortunios que yo he padecido.
Al fin y al cabo el trayecto es similar para todos los traders (en lo único que nos diferenciamos es que unos abandonan dicho camino antes que otros) y tarde o temprano, si no lo has experimentado ya, pasarás por las mismas “paradas” que todos los demás.

DIVISAS (FOREX)

Ya no voy a empezar con lo de que son operables las 24 horas del día excepto fines de semana, de que es un mercado internacional donde participan los mejores traders del mundo, que son predecibles y que se mueven 5 billones de dólares al día (o lo que es lo mismo: se opera en un día el mismo volumen que Wall Street en un mes) sino que es la mejor herramienta y la que más posibilidades contrastadas ofrece para poder convertir a cualquier trader en una persona muy adinerada en muy poco tiempo.

NOTA: mucho cuidado con esto último. Estoy hablando de probabilidades respecto a los demás mercados no de que lo vayas a conseguir ya.

Para vivir del trading, sin recurrir a la suerte, se necesita de un proceso previo de aprendizaje durísimo. 

Por lo tanto, la pregunta final que se me ocurre es la siguiente:

¿En donde estás perdiendo ahora mismo tu tiempo, dinero y esfuerzo?

El mercado no duerme pero tú si

Aunque seas un trader intradía no hace falta estar quemándose las pestañas delante de la pantalla, si no quieres.

Es cierto que la parte que más pendiente tienes que estar es a la hora de buscar la oportunidad de entrada pero después la puedes gestionar fácilmente sin estar pegado a la pantalla todo el rato.

Recuerda que si operas en Forex, por ejemplo, este está abierto 5 días de la semana durante 24 horas excepto los fines de semana. No puedes estar con el ordenador colgado en el cuello ni dejar de dormir.

Aunque operes en Time Frames de 5 minutos, 5 minutos mirando para el gráfico continuamente, viendo como se forma la vela, pasan muy lentamente. Ya no te digo nada si operas en espacios temporales de 15´, 30´o mayores.

Por lo normal, si operas en gráficos de 5´debes mirar la pantalla cuando se cumplen esos 5 minutos ya que es ahí cuando cambia la vela; y siempre partiendo de la idea de que tienes que, una vez abierta la posición en un determinado espacio temporal, cerrarla en ese mismo espacio por los inconvenientes de no hacerlo que ya he explicado en posts anteriores.

Entonces, si hay que observar la pantalla por lo menos una vez cada 5 minutos (yo no lo hago), en un espacio de 15 minutos tendrás que observar la vela formada cada 15´.

(Digo que no lo hago porque cuando identifico una operación sea en el Time Frame que sea, establezco el stop y me olvido de todo. Si salta el stop asumo la pérdida (el 1%, o a veces incluso menos del capital total) y si no salta se que voy a tener unas ganancias suculentas.

Tengo que decir que aunque a mí me sea muy cómodo operar de esta manera, muchos traders no soportan perder de vista la operación ni un momento.
Esto último no va conmigo, una porque el objetivo máximo de un trader no es el dinero sino la libertad que te ofrece el oficio y otra porque se que si sigo la operación al minuto seguro que cierro antes de tiempo.
Así que si establezco el stop y me olvido se que en caso de ganancias estás van a ser importantes por el mero hecho de no estar siguiendo la operación vela a vela.

Como digo, es un sistema que a mi me funciona. Al principio trataba de copiar estrategias de otros traders pero es una de las peores opciones que puedes llevar a cabo.
Sólo vas a ganar dinero cuando adaptes el sistema a ti, a tus manías, a tu forma de operar, a tu tiempo disponible, a tus puntos fuertes, a tus puntos débiles………

Si crees que todos los traders somos iguales, o que operamos de la misma manera, o que el sistema de un trader ganador es válido para todos los demás traders… pues es ahí donde está tu error y una de las razones más poderosas de porque aun no ganas dinero consistentemente.

Operar, practicar y meditar

Cuando has identificado las tareas que realmente te hacen avanzar, el secreto está en repetirlas día tras día el máximo de horas posibles.

Los resultados no tardarán en aparecer.

En mi camino como trader he tenido sobre la mesa cientos de libros, artículos, técnicas… mil cosas que no me cabrían en este post.

Lo más duro ha sido el proceso, ha sido eliminar lo que no me hacía avanzar. Comprendí muy bien lo que quiso decir Steve Jobs con aquella frase:

“Es un error pensar que lo superfluo es fácilmente identificable: antes, tenemos que aprender a identificar lo esencial. Menos es más”

Te lleva muchísimo tiempo identificar las tareas principales, pero aun encima, una vez hecho esto es muy pero que muy difícil mantener la disciplina para hacerlas repetitivamente una y otra vez sin descanso.

Y lo más extraño es que sabes lo que tienes que hacer, sabes que cuando lo haces te sientes muy a gusto contigo mismo y tu autoestima sube (independientemente de los resultados) cuando acabas la jornada de trabajo, pero sin embargo caes en la tentación de hacer otras cosas primeramente. Te cuesta empezar ha hacer lo que debes.

Recuerda:

“Haz siempre primero lo que debes y luego lo que te gusta

Si no lo haces así no conseguirás productividad, no conseguirás tu objetivo y no aumentarás tu autoestima. Una cosa lleva a otra, se retroalimenta.

Pues bien, en mi caso, en referencia al trading, mis 3 tareas principales, las que en verdad me hicieron progresar fueron:

OPERAR en real: si no operas no adquieres práctica y si no lo haces en real no prepararás adecuadamente tu parte psicológica, que es la que determinará tu éxito en el trading.

Muchos traders operan en simulado por muchas razones: la principal porque les han dicho no operen en real hasta que sean capaces de ganar dinero en simulado (esto que parece lógico no lo es tanto y hay múltiples ejemplos en la vida cotidiana y en el deporte para comprobar la gran diferencia entre simulado y real).

Ya escribí al respecto en otras ocasiones:

– Los terribles simuladores

– Operar en real o en simulado

Por tanto, sólo asimilarás la verdadera esencia del trading cuando operes en real. Vas a perder dinero durante un tiempo pero vas a aprender como nadie.
Ya sabes:

“El mercado es el mejor maestro pero cobra sus lecciones muy caras”.

Esas pérdidas serán tu mejor aprendizaje. Esas lecciones se te van quedar grabadas a fuego. No hay simulación que lo supere.

Claro que para perder lo menos posible mientras obtienes experiencia tendrás que recurrir, si o si, a la gestión del dinero y del riesgo. Si no lo haces perderás todo tu dinero antes de lograr la experiencia necesaria para vivir de los mercados.

Existirían muy buenos traders si los novatos no se empeñasen en operar sin un buen sistema de gestión del dinero. Una vez te quedas sin materia prima será imposible labrarse una experiencia.

Así que, partiendo de la base de que si no eres consistente con una pequeña cuenta tampoco lo serás con una grande, basta operar con microlotes hasta que eso suceda.

Esto hará que cojas la suficiente experiencia y que el dinero perdido en esta labor sea el mínimo posible como para no quedar expulsado antes de tiempo.

PRACTICAR: una vez tienes todas las operaciones posibles abiertas en real o si el mercado está cerrado tienes que seguir practicando, sin descanso, sobre los gráficos.

Observando todos los gráficos que puedas, todos los Time Frames que necesites, tienes que acostumbrar al ojo, tienes que ver porque se ha producido tal o cual movimiento.
De esta manera llegará un momento en que, cuando estés operando en real, identifiques las oportunidades de compra-venta automáticamente.

Este es un proceso que durará toda tu vida de trader, es un proceso acumulativo y cuanto más te esfuerces en ello más buenas oportunidades descubrirás.

MEDITAR: tras practicar, la mente necesita de un proceso de maduración, de un proceso de asimilar lo aprendido, de un proceso de reposo.

Por tanto, es vital descansar, meditar, cada x tiempo de trabajo. De esta manera el camino se hace aun mucho más corto, identificas más claramente las partes vitales, encuentras las respuestas que buscas y fijas mejor todo lo aprendido.

Estas son mis tareas principales, las esenciales, el 20% que me da el 80% de resultados.
Pero claro, que me hagan avanzar a mi no quiere decir que sean las que te vayan a hacer avanzar a ti.

El trading, el buen trading es personal e intransferible, la experiencia no se puede transmitir por lo que cada trader debe buscar su propia esencia, aquello que realmente le haga avanzar a él.

Se trata de:

– Cómo encontrar tu sistema de trading

– Adaptar el sistema de trading a tu forma de ser

– Personalizar el sistema de trading

¿Tienes miedo a abrir una operación?

Cuando te has cansado de abrir operaciones y de sufrir pérdidas y más pérdidas, aunque hagas una correcta gestión del dinero, llega un momento en que la desconfianza y el miedo te evita entrar en las que de verdad te darían los beneficios que esperas.

Lo más grave sucede cuando intuyes que se va a desarrollar un movimiento con casi total probabilidad y entras. (También ocurre que lo intuyas y no entres pero ahí ya el miedo te domina totalmente). Entonces abres y salta el stop.

Casi estoy seguro que, dependiendo de tu nivel de pavor, no entrarás más, no lo intentarás mas. Y claro, sucede que el movimiento acaba desarrollándose tal y como tú esperabas pero no te has aprovechado de él.

Ante tal situación no te atreves a entrar de nuevo ya que tienes miedo a que la cotización se de la vuelta justo cuando lo hagas por lo que te mantienes al otro lado de la barrera calculando todo el dinero que has dejado de ganar. Este acto ni que decir tiene que refuerza aun más tu miedo y tu mala manera de actuar y cada vez se reafirmará más y te perjudicará enormemente de cara a otras posibles entradas en el mercado.

¿Para qué esta la gestión del dinero? Una vez que has identificado una oportunidad con un porcentaje elevado de probabilidades de que se cumpla no puedes parar de entrar aunque falles en varias ocasiones. La gestión te protege. Si solo estás perdiendo el 1% por operación y has entrado 4 veces esto supone que has perdido un 4%. (Por supuesto que no hay que entrar sin ton ni son para reducir esas operaciones con pérdidas por pequeñas que sean, pero eso lo da la práctica. Las pérdidas del presente te enseñan a ganar en el futuro).

El stop te protege de pérdidas mayores por lo que en el momento en el que coges la tendencia el movimiento te acompañará y te será más fácil recuperar las pérdidas y entrar en ganancias. Pero nunca y tras una operación fallida debes evitar entrar otra vez si la oportunidad es clara. No pienses, actúa. Si dejas rienda suelta a tu psique jamás lo lograrás. Eso es lo que quiere el mercado que hagas, que pienses.

El trader debe ser muy frío y calculador.

Una solución para evitar ese miedo no es operar en simulado, ni se te ocurra, así nunca prepararás tu mente sino operando con cantidades lo suficientemente mínimas para poder hacer trading con la máxima tranquilidad que te permita incluso marcharte dejando la operación abierta.

Se trata de coger confianza para luego, ya si, operar con más volumen de dinero.

¿Qué fuentes usas para tomar tus decisiones sobre los mercados?

Todos los días hay movimientos en cada uno de los mercados financieros. Unos son más acusados que otros y permiten recoger más o menos ganancias.

Es imposible abarcarlo todo, por eso debemos adoptar una visión paciente de observación.

A veces el “ruido” es tan grande y la variedad de mercados, tanta, que tratar de estar en todos los escenarios acaba por cansarnos mucho mentalmente, de manera que mucho esfuerzo ofrece pocos beneficios.

No es fácil el oficio de trader.

Por otra parte, hay 2 maneras de encontrar oportunidades.

Si te creas una lista de RSS, u otra a través de Twitter tendrás las noticias más relevantes a “golpe de ojo”. Es importante desde el aspecto en que hay ciertos catalizadores que provocan grandes movimientos en el mercado afectado.

El problema radica en que la desviación o distracción puede ser importante. Tienes que seleccionar muy bien las fuentes y, aun así, leer las diversas noticias e interpretarlas será un motivo de pérdida de tiempo, pero no hay otra.

Lo ideal es elegir muy bien las fuentes para la información que quieres obtener.

Recomiendo que dichas fuentes sean lo más relacionadas posibles con tu objetivo. A más fuentes, sobre todo no relacionadas, más dispersión. Tienes que saber separar el ocio del trabajo.

Por otro lado están los gráficos. Estos son más puros, no te confunden tanto la mente, tienes toda la información en ellos, por lo que el contacto con el mercado es más directo.

Tienen la ventaja de que los interpretas tu y que serás el único responsable de tus decisiones respecto a entrar o salir del mercado.

Si tratas de lograr una buena experiencia y llegas a ser bueno interpretándolos no te hará falta más. Lo que pasa es que, como tengo dicho, los gráficos no hablan. Te lo cuentan todo pero no hablan y nosotros como humanos necesitamos la opinión de otros, nos gusta leer, por eso caemos en la tentación de leer noticias, previsiones y comentarios.

No se trata ya de que no confiemos en que nuestro criterio sea correcto o no sino que necesitamos corroborar con la opinión de los demás si estamos en lo acertados o no.

Esta es una postura bastante peligrosa ya que siempre hay posiciones encontradas para un mismo tema, y encima tenemos un sesgo o inclinación a separar y rechazar la información que no coincide con la que tenemos nosotros sobre el mercado.

Simplemente buscamos interpretaciones que coincidan con nuestra visión para confirmarnos a nosotros mismos aunque luego no estemos en lo cierto.

Este es el peligro de leer una lista de fuente de noticias: primero distracción y luego contagio, que puede hacer variar nuestra postura original o confirmarla. Y no se trata sólo de eso sino de que tomemos la decisión que tomemos, esta sea la acertada. Nuestra cuenta sufre por todo ello.

En cambio, los gráficos son más directos y nos confunden menos.

No es fácil saber que manera es más efectiva para cada uno de nosotros. Cuando estamos observando únicamente las cotizaciones en el gráfico, si hay un movimiento brusco siempre nos gusta saber qué ha pasado y eso lo satisfacemos buscando la noticia relacionada.

Y si sólo tomamos nuestras decisiones en base a noticias o datos tenemos que valorar que muchas veces hay movimientos grandes en los gráficos que se suceden sin que haya ninguna noticia de por medio.

Puede entonces pensarse que lo ideal sería la combinación de ambos métodos y así lo corroboro pero siempre dedicando un importante porcentaje a favor de la lectura en gráficos. Hay muchas señales precursoras de buenos movimientos sin necesidad de acudir a la información. Además, la que nos ofrecen siempre viene contaminada por otro tipo de informaciones que no nos interesan. Vamos, que no hay la fuente perfecta.

Si te centras sólo en gráficos tienes la ventaja de que podrás analizar muchos más mercados.

Todo esto es algo a tener muy en cuenta y el éxito del trader vendrá de saber simplificarlo todo y adoptar aquello que a él mejores resultados le reporte.

No pises mercados

Aunque muchos mercados están abiertos las 24 horas del día durante toda la semana excepto fines, evidentemente, no puedes estar pendiente de ellos todo el tiempo.

Y no sólo porque tengas que dormir sino porque igual no operas a jornada completa, lo complementas con tu trabajo habitual o con otros quehaceres…

Por tanto, y aunque no debes tampoco tratar de abarcarlo todo, porque sería un estrés continuo a parte de contraproducente (muchas veces más es menos) si debes saber donde estás.

Analizar los gráficos, datos, y noticias del día te permiten hacerte una imagen de la situación actual de los mercados y averiguar o intuir donde hay o va a haber un movimiento adecuado que te permita abrir una operación con garantías.

Ante esto, no trates de seguir a todos los mercados posibles, sino a aquellos que tu tiempo disponible te deje. Es mejor seguir correctamente a un activo que medianamente bien a varios.

Por otro lado tienes que tener muy en cuenta que son muchos los mercados que “se pisan”, esto es que, se copian los movimientos en los gráficos.

Así que como primera norma debes distinguir aquellos mercados que se comportan más o menos de igual manera y quedarte con el más líquido, el que menor comisión o spread tenga, y el que sea más fuerte.

Por ejemplo, para mi es tontería seguir a la vez el Dow Jones y el S&P. Los movimientos son calcados. ¿Para que quieres perder el tiempo con 2 índices que dibujan en el gráfico el mismo “camino”?

Más de lo mismo en otros pares de divisas y materias primas.

Hacer una selección de mercados que se mueven de diferente manera hará que descartes a otros que se comportan igual y que así abarques más activos y tengas más tiempo para seguirlos.

Si eliges un par de índices, tres o cuatro pares de divisas y dos o tres materias primas, estarás englobando todos los mercados y dispondrás de más oportunidades reales para coger una tendencia. Podrás estar vigilándolos de manera más efectiva y con menos trabajo por tu parte.

No necesitas más. Si quieres cubrirlo todo, lo único que conseguirás será perder dinero y acabar dejando el trading por extenuación.

Steve Cohen, uno de los mejores especuladores de Wall Street, tiene como premisa principal focalizar los mercados en los que operan sus traders:

“Quiero que sepan mucho de algo, y no algo de todo. No pueden diversificar. Ellos pueden especular del lado largo o del corto. No creo que ninguno de mis traders piense que centrarse sólo en un sector sea algo negativo”.

Características fundamentales en una plataforma de trading. ¿Cual sería el broker ideal?

La plataforma de trading es el vínculo de unión entre nosotros los traders y el mercado.

Ni que decir tiene, algo que obvian la mayoría de los brokers, que es de suma importancia que esté lo más desarrollada técnicamente posible y que incluyan características básicas para nuestro buen hacer.

Operar en los diferentes mercados financieros y salir victorioso de ello es harto difícil pero si aun encima no disponemos de la herramienta adecuada, resultará imposible.

Por tanto, estoy seguro que aquel broker que muestre un mayor interés por satisfacer las necesidades de nosotros, los especuladores, será el que se lleve el gato al agua.

Características fundamentales en una plataforma de trading:

Transparencia: queremos un broker que nos infrinja la mayor de las confianzas posibles. Necesitas estar tranquilo y concentrado a la hora de operar y estar pendiente de que el broker no nos haga una trastada es un gran inconveniente de cara a nuestras aspiraciones como traders.

Necesitamos que a los comerciales “no se les vea el plumero” a la hora de intentar convencernos para abrir una cuenta con ellos. No queremos que nos traten como unos generadores de comisiones para sus bolsillos, queremos que nos aporten lo que necesitamos, nada más. Sin engaños y procurando una plataforma de calidad tienen casi todo el trabajo hecho.

Clara y concisa: no queremos perdernos en un sin fin de opciones. Cuanto más simple más potente será la plataforma.
No son pocas las que llaman al engaño. Ejemplo:

En esta foto se ve que la cantidad de lotes para entrar en el mercado está en modo “Amount”. Esto es fundamental para no entrar en mercado por error. A veces das un click sin querer y sin darte cuenta estás dentro de mercado. Que esté marcada de inicio la opción Amount evita esta circunstancia.

lotes

 

En otras plataformas no sucede lo mismo. Y no contentos con esto aun encima en vez de comenzar a contar desde el mínimo lote posible (de manera que si te equivocas entras con 0.10 lotes) pues ponen como cantidad inicial: 1:00, de manera que si entras por error habrás abierto la operación con una considerable comisión a tu cargo y la más que posible importante cantidad de dinero que te arrebatará el mercado. Se ve perfectamente en el siguiente ejemplo:

lote

 

Valor en pips: es muy importante para la gestión del dinero saber lo que vale 1 pip por cada activo. Es vital para configurar el mercado en el que vamos a operar y así poder calcular exactamente con que número de lotes debemos entrar. Todos sabemos que si nos apalancamos de más nuestra cuenta aumenta el riesgo de acabar en quiebra (margin call). Y aunque se puede averiguar el valor de un pip de un activo cualquiera por medio de una serie de cálculos, hay plataformas que nos facilitan la labor incluyéndolo. Esta lo hace:

valor pip

 

Añadir lotes (margen usado): añadir lotes a una posición en ganancias (promediar a favor) es básico para incrementar exponencialmente los beneficios. NO son muchas las operaciones que nos van a dar las grandes ganancias por lo que exprimirlas al máximo cuando tenemos razón marcará la diferencia.

El margen usado es vital a la hora de calcular el momento de añadir un lote más a la posición, pero muy pocos brokers lo representan en sus plataformas. Si ponen el nivel de margen, pero no el margen usado. Esto sería así:

margen usado

 

Ganancias en porcentaje (%): las ganancias suelen ser expresadas en pips o en beneficios. Falta la expresión en porcentaje. Esto es muy importante cuando operas con grandes cantidades. Cuando operas con la ganancia indicada en %, da igual que estés haciéndolo con una cuenta de 5.000 euros que con otra de 50.000. En cambio si operas viendo la verdadera cantidad, en metálico, la psicología empieza ya a funcionar y es mucho más fácil saltarsela.

Gráficos: no a todo el mundo le gusta operar con velas japonesas (candlesticks), barras (parece mentira pero aun hay mucha gente operando con este tipo de gráficos). En mi caso las favoritas son las Heikin Ashi, pero hay muchas más formas de expresar las cotizaciones.
Los gráficos son los ojos del trader. Los brokers prestan más atención a la operativa que a los gráficos. Gran error. Y sobre todo, los históricos son muy cortos. Es ideal que sean lo más lejanos posibles en el tiempo, hay mucha gente que le gusta comprobar sus estrategias, y a mayor base de datos mayor fiabilidad para la estrategia.

tipos de gráficos

Y ya puestos con los gráficos, los minutajes más importantes son: 5´, 10´, 15´, 30´, 1 h, 4h, diario, semanal y mensual.

Claro que todo esto se puede probar en las plataformas demos, pero la mayoría de las demos difieren de la plataforma real. No mucho pero si lo suficiente para desvirtuar el resultado o análisis. Y el trading, es un oficio de precisión.

Y, muy interesante también, que se refleje en el gráfico el tiempo que falta para completar la vela según el espacio temporal correspondiente:

Aun estoy buscando la plataforma que reúna todas estas condiciones.

¿Operar a favor de tendencia o contratendencia?

Se que ambos tienen sus partidarios y sus detractores.

He probado en ambos sentidos miles de veces. La inmensa mayoría de las ellas, sobre todo en mis inicios, mi operativa era prácticamente contratendencia. El resultado siempre a sido demoledor en mi contra.

Podría entonces decir que prefiero operar a favor.

Pero mejor aun podría decir que el éxito de un trader no depende para nada de que opere a favor o en contra. Con ambas formas de operar se puede ganar mucho dinero.

Mis investigaciones se han cerciorado en su momento de que nunca sería capaz de encontrar una técnica 100% de aciertos hasta que un día me vino una “luz” a mi cabeza: “si sigo una técnica nunca podré optar a un 100% de aciertos, pero si no sigo ninguna, o sea, las sigo todas, si podré aspirar a ese 100% o por lo menos aproximarme.

Observando un simple gráfico cualquiera puede intuir o comprobar que si se compra en el momento justo y se vende en el momento exacto es fácil hacer mucho dinero, lo difícil es hacer justo eso: comprar y vender en el momento adecuado.

Pero, imposible no lo es. Está ahí y es totalmente factible.

Cada día que operaba, una técnica funcionaba mejor que otra y otro día al contrario. Así fui descartando las menos fiables hasta quedarme con un ramillete  de las mejores. Seguí cribando y me quedé con 2 ó 3 hasta que me hice favorito de una de ellas.

Pero no conforme con ello, puesto que quería aspirar a más, fue donde surgió la duda: operar con una sola técnica o con todas a la vez.
Operar con una sola era ideal. Nada más que tenía que esperar a que apareciese, la fiabilidad era muy alta. Solo tenía que situar un stop por si fallaba y calcular el número de contratos con los que operar para no apalancarme en demasía. Era ideal y me daba dinero, sólo que necesitaba más acción. Me gustaba pero hay que reconocer que es aburrido. Además percibía que de esta manera desechaba otras muy buenas oportunidades.

Así que empecé, muy por encima, a leer datos y noticias para ver si así podía tener más pistas para superar el porcentaje que obtenía con la técnica.

Tengo que decir que, sobre todo gracias a las informaciones de los bancos centrales tuve las ganancias más grandes pero no obtuve la consistencia. Es más ameno leer datos y noticias pero llega un momento, hay tanta información y tantos informadores que me dolía la cabeza. Cuanta más información absorbía peor resultado para mis operaciones. Más era menos.

También observé que mientras leía las noticias me entretenía con otras relacionadas y encima cuando regresaba al gráfico veía que me había perdido una buena oportunidad.
Otras veces esperando la salida de un dato observaba lo mismo, que el mercado no para y no espera, sigue cotizando, por lo que seguía perdiendo buenas oportunidades de entrar por estar gastando el tiempo con las comentadas noticias y datos.

Aquí me di cuenta de 2 cosas:

– que, o haces una cosa o haces otra.

– que los gráficos te dicen todo lo que necesitas saber.

A partir de estos 2 puntos me hice trader técnico 100%. Venía de un mundo que no tenía nada que ver con la economía y mi oportunidad estaba en los gráficos que puede entender todo el mundo.  Era trader lo que quería ser y no economista.

Y así fue como eliminé las noticias y los indicadores, osciladores, medias móviles, etc. El gráfico a pelo, sólo precio. Ni siguiera volumen.

Entonces ya tenía varios parámetros resueltos pero me faltaba otro muy importante: operar a favor de tendencia o a contratendencia.

Y decidí que con ninguna de las 2, sino con lo que me marcara el gráfico en cada momento. Si el gráfico me decía opera a favor lo hacía y si me decía opera en contra también lo hacía.

De esta manera renunciaba a cualquier técnica por mucha fiabilidad que tuviese. Quería tener la oportunidad de aspirar al 100%. Y esto dejo en mi una cosa muy clara.

La fiabilidad y las ganancias sólo te las dará la experiencia de operar todos los días el máximo de horas posibles en real y en presente y en ausencia de dato o noticia alguna y usando la técnica más conveniente para cada momento de mercado.

Y todo esto tiene que salir de tu interior. Debe salir sin pensar.

Sólo un problema más se me planteo después de esto: la disciplina para hacerlo. Sin duda, obtener la disciplina necesaria para no distraerme y hacer lo que tenía que hacer fue, para mí, lo más duro de todo el proceso de formación como trader. Lo más duro.