El cerebro, la herramienta más importante de un trader

Esta es una de las secuencias que un trader debe tener en cuenta o debe tener, por decirlo de otra manera, en continua preparación para lograr el éxito en el trading.

Suelen decir que no se debe operar sin un plan. Verás, el plan está bien para otras cosas pero no para el trading. Un plan no te permite romper las reglas cuando hay que romperlas. Un plan limita la máquina más poderosa que tenemos: el cerebro.

Según vas acumulando horas de experiencia la mente se vuelve cada vez más flexible sobre un tema en cuestión fruto de dichas horas de práctica (en real, por supuesto). La mente ya se encarga ella sola de establecer un plan y de saltárselo si llega a hacer falta.

El plan es rígido, la mente flexible.

Puedes practicar por partes (los diferentes aspectos fundamentales que rigen al trading) o tratar de adquirir experiencia desarrollando todos los aspectos a la vez.

Lo que sí que está claro es que debes tener perfectamente entrenados e insistir sobre los siguientes temas:

– OPERACIONES ESCOGIDAS: la cuenta acaba desapareciendo cuando tenemos varias operaciones con grandes pérdidas o muchas operaciones con pequeñas pérdidas.

Escoger la que tiene más probabilidades de acierto, esperando para ello lo que haga falta, para de esta manera eliminar una gran parte de esas operaciones fallidas que nos liman la cuenta.

La práctica en real hará que cada vez veas más claras las operaciones idóneas.

– STOPS : es básico que las pérdidas por stop sean lo más pequeñas posibles. No quiero decir que este vaya pegado al punto de entrada sino que sean pequeñas en relación con el capital total que poseemos en la cuenta, lo cual es totalmente diferente.

Las pérdidas por stop deben de ser pequeñas de manera que una ganancia sea capaz de recuperar varias operaciones cerradas con pérdidas.

ANÁLISIS TÉCNICO: los gráficos van por delante de todo prácticamente la mayor parte de las veces, por lo que mientras lees la noticia para ver como aprovecharte de ello (sobre todo operando intradía), la cotización ya la estará descontando en el gráfico por lo que cuando llegues lo harás tarde.
«Si no estás atento al mercado te perderás las mejores oportunidades»

 DEJA CORRER LA OPERACIÓN: no vale de nada ganar un 3% en una operación si luego tienes 6 seguidas en las que pierdes el 1% en cada una de ellas.

Reducir las pérdidas por stop es básico pero reducir el número de operaciones fallidas es vital.

Así como también lo es dejar correr las ganancias.

Cuando estás ganando dinero es muy difícil aguantar las ganas de cerrar la posición ante cualquier retroceso. Tenemos miedo a perder lo acumulado, salta la alarma y cerramos.

No hay una técnica fija para dejar correr las ganancias. Sólo la establece la experiencia de cada trader. La verdad es que hay que ser muy pero que muy frío.

Cuando operas por objetivos se suele cerrar cuando se alcanzan. Se puede vivir del trading de esta manera, pero la mejor para conseguir grandes ganancias es dejar correr al máximo los beneficios.

Una de las técnicas más efectivas para ello es una vez tienes unas importantes ganancias, subir el stop a Break-Even (precio de entrada) ,donde no ganas ni pierdes, y dejar que la cotización haga lo que sea sin intervenir. Muchas de las veces verás que los beneficios alcanzados se diluyen y te salta el stop, pero sabes que no vas a perder nada.
Pero en las ocasiones en que no lo hace las ganancias pueden ser desorbitantes. El truco está en no cerrar y mentalizarse de que ya no se va a perder nada.

Si te lamentas de las ocasiones en las que tenías ciertas ganancias y las has perdido por haber dejado correr la posición, volverás a cortarlas antes de tiempo. Para conseguir beneficios muy grandes tendrás que ser capaz de soportar esto y como otras ganancias importantes se reducen un 50% ó más antes de volver a recuperarlas y pasarlas por encima dentro de una misma operación. Ten en cuenta que:

 «Cuando agarras una tendencia de verdad esta ya no vuelve atrás»

A parte de tener que soportar esas duros recortes de capital para poder optar a los mayores beneficios tendrás que ser también capaz de aguantar el factor tiempo, ya que muchas de las mejores tendencias tardan mucho en desarrollarse.

El trading ejerce una presión psicológica muy seria sobre la mente del especulador. Es por eso que la principal herramienta que llevará al trader al éxito y a vivir de esta profesión será la preparación y adaptación de lo que cada uno de nosotros tenemos entre las 2 orejas: el cerebro.