No confundas el trading con la inversión

No confundas el trading con la inversión:

  • La inversión, básicamente trata de sacar un rendimiento anual discreto pero superior a lo que ofrece un depósito bancario.
  • La inversión busca depositar el dinero y no sacarlo hasta un período mínimo de un año.
  • Es más bien para perfiles conservadores (comparados con el trading) y que buscan la seguridad en la diversificación.

 

  • El trading, busca un rendimiento superior, incluso obtener la misma rentabilidad en un día que te puede dar un fondo de inversión en 1 año.
  • Es para perfiles de mucho riesgo, pero son perfiles que comprenden que sin riesgo no hay rentabilidad.
  • Basan su seguridad en la gestión del dinero por medio de stops y de entradas en el mercado con el número adecuado de lotes o contratos en consonancia con el total de su capital en cuenta.
  • No a lugar para la diversificación. Una vez encontrada la oportunidad ponen todos los huevos en la misma cesta y tan rápido como entran…salen.
  • El ritmo es trepidante y es comparable a cualquier deporte de alto nivel, en lo que respecta al modo psicológico-mental.

Así que no confundas 2 mundos totalmente diferentes: especulación VS inversión

Las prisas por ganar dinero rápido

Un guerrero de la luz nunca tiene prisa, el tiempo trabaja en su favor.

Él aprende a dominar la impaciencia y evita gestos impensados.

Caminando despacio, nota la firmeza de sus pasos. Sabe que participa de un momento decisivo en la historia de la humanidad, y necesita cambiarse a sí mismo antes de transformar al mundo.
Por eso recuerda las palabras de Lanza del Vasto: “Una revolución necesita tiempo para instalarse”.
Un guerrero nunca coge el fruto cuando aún está verde.

_Manual del Guerrero de la luz.(Paulo Cohelo)

Uno de los mayores deseos y también uno de los mayores defectos del ser humano es la prisa por enriquecerse. Teme morir mañana. La vida es corta piensa, así que mejor tratar de ser rico cuanto antes.

Todo necesita de su madurez, todo necesita de su tiempo. El que tiene experiencia, el que es profesional, avanza muy rápido en su trabajo, sin embargo, sus movimientos parecen lentos.

En el mundo de la inversión/especulación el ritmo adecuado es el mismo: paciencia para que madure la oportunidad, paciencia para que madure la inversión.

Es fácil verlo, incluso en el día a día, a poco que observes. Por ejemplo, en las populares máquinas de apuestas que se están instalando por los bares de todo el país, puedes ver como la mayoría de los que juegan en ellas hacen la apuesta para los acontecimientos deportivos más cercanos en el tiempo en vez de apostar por los más seguros pero más alejados en el tiempo.

Cuando haces de la especulación tu filosofía de vida acabas comparándolo todo con el trading. Todo está estrechamente relacionado.

Las ansias de dinero rápido es anhelo de todo el mundo, y es ahí donde nos perdemos.

Si sólo lees lo que todo el mundo está leyendo, sólo puedes pensar lo que todos los demás están pensando_  (Murakami)

La frase anterior de Murakami viene a decir que si lees a alguien que sea alguien que lo haya conseguido de verdad sino corres el riesgo de alcanzar lo mismo que él, tanto para bien como para mal. De ahí que siempre recomiende a todo el mundo que se inicia en la especulación, el comenzar una línea de investigación propia, de abrir uno mismo el camino.

Aunque claro, abrirlo lo abre cualquiera, después viene la perseverancia y el sacrificio. La mayoría no pasan del “abrirlo”.

Pues volviendo al tema de hacer lo que hacen los mejores no cabe fijarse sino en 2 especuladores, que no inversores, como Warrent Buffet y George Soros, 2 de los hombres más ricos del mundo. Algo tienen que haber hecho bien.

Por supuesto que ambos tienen algo en común ya que comparten esta misma idea: “La buena inversión raya el aburrimiento”. 

Así que si estas 2 personas, han hecho un lema de esa frase, no somos nosotros los más adecuados para llevarles la contraria.

A sus más de 80 años, Warrent, no tiene ni la más mínima prisa por apurar sus inversiones. La vida es corta pero hay tiempo para todo, se trata más bien de “saborearlo”.

Ambos inversores se caracterizan por esperar con mucha paciencia a su presa, dejan madurar la oportunidad el tiempo que haga falta, no tienen prisa, no se trata de disparar por disparar. Las prisas por ganar dinero es el principal motivo de que lo pierdas más rápido a un si cabe.

¿Cuantas veces habrás visto que ganarías más dinero aguantando una sola operación abierta el tiempo suficiente que haciendo lo que haces?: cortar los beneficios rápido para abrir aun más rápido si cabe otra serie de operaciones.

Como digo, la manera de operar de estos 2 especuladores raya el aburrimiento. Pero su característica más importante no es la espera de esa presa por el tiempo suficiente ni el margen de seguridad aplicado por Buffet, sino lo siguiente: ponen siempre sus inversiones en “piloto automático”.

Normalmente, la mayoría de los especuladores no aguanta mucho tiempo sin ser capaz de cerrar una operación con beneficios. Extrañamente, Soros y Buffet tienen algo innato: son capaces de dejar correr una posición en beneficios como nadie. Es aquí donde está la diferencia entre ellos y el resto.

La decisión de poner la inversión en piloto automático, elimina cualquier autoengaño que pudiese hacerle creer que sabe cúal va a ser la evolución que sigan las acciones (la típica manía de todo trader profesional y no profesional de tratar de adivinar y establecer objetivos), y elimina la capacidad que tiene el mercado de enojar a las personas por desquiciada que sea su recuperación. _ El inversor inteligente (Benhamin Graham)

Ya lo tengo comentado en alguna que otra ocasión:

– El trader perdedor es aquel que deja correr las pérdidas y corta las ganancias de raíz. NO GANA DINERO.

– El trader profesional es aquel que corta las pérdidas de raíz pero tampoco deja correr las ganancias lo suficiente. NO GANA DINERO.

– Y el trader ganador es aquel que corta las pérdidas de raíz y deja correr las ganancias.

Y tu dirás. ¿Y hasta donde las deja correr? Pues simplemente hasta que desaparecen las condiciones que han hecho que haya abierto esa operación.

La maldad o perjuicio mayor de un trader es buscar una regla exacta tanto de entrada como de salida. No soporta la incertidumbre. Por lo tanto, se pasa su mayor vida como trader buscando esos 2 parámetros sin darse cuenta que sólo la práctica continua le dotará del sentido necesario para abrir y cerrar una operación en el momento adecuado.

No se trata de dominar la certeza sino el caos y esto, como digo, no se logra con reglas ni fórmulas matemáticas exactas sino con el sexto sentido que te da dominar la materia.

Cuando se alcanza un principio uno se desapega del principio. De esta manera posee uno una independencia espontanea de forma natural y logra hacer maravillas. Uno actúa sin pensar y logra resultados de forma natural. 

_El libro de los cinco anillos

Y para terminar, otro genio del mercado, (Peter Lynch):
“La gente no tiene paciencia para enriquecerse lentamente. En lugar de ello decide arruinarse rápidamente” 

¿En base a qué tomas tus decisiones?

Hay traders que beben de los datos económicos y de las noticias para tomar según la interpretación de estas sus decisiones de entrada y salida del mercado.

Otros, sin embargo, se basan sólo en lo que le dicen los gráficos, entre los que me incluyo.

Y la inmensa mayoría se declina por utilizar ambos métodos a la vez.

Por supuesto que cualquiera puede ser bueno interpretando noticias, leyendo gráficos o haciendo ambas cosas pero por experiencia salen mejor parados aquellos traders que se inclinan por una u otra opción y no por la combinada.

De nuevo, el propio trading nos pone en situación de bifurcación y nos obliga a seguir un único camino, por buenos que parezcan ambos. Desde luego que nos hace un favor. En el trading para triunfar debes hacer que todo resulte lo más sencillo y menos confuso posible.

Particularmente he operado de las 3 maneras posibles.

Con las noticias he sacado suculentas sumas en ocasiones, el problema que en toda inversión o especulación debemos cubrirnos con un stoploss por si esta saliese mal, que puede suceder muy fácil por muchas cartas que tengas a favor.

Entonces, operando según datos y noticias, casi obligatoriamente, tendrás que recurrir a los gráficos para ver un punto donde situar el stop.

De esta manera ya estás usando las 2 estrategias para operar.

Lo que he notado yo, cuando usaba la interpretación de las noticias para vislumbrar una oportunidad, es que mientras estaba leyendo o diseccionando la noticia, el gráfico ya había tomado la delantera y la cotización ya reflejaba el movimiento esperado. En suma, siempre llegaba tarde, a no ser que fuera una noticia de esas que ves como se va formando, no a base de un sólo titular, sino de muchos que van indicando con bastante precisión donde va a estar la próxima tendencia.

Pero por lo demás los gráficos suelen adelantarse a casi todo. Las cotizaciones reflejan el sentimiento del conjunto de todos los traders que operamos en el mercado. Cuando hay rumores, información privilegiada, acceso a datos previos…, muchos especuladores y Hedge Funds ya están tomando posiciones antes de que salga la noticia y eso puede verse en el gráfico del mercado afectado.

Si esperas a que salga el dato o la noticia, seguramente, en muchas ocasiones serás cogido a la contra porque ya ha sido cotizado con anterioridad.

Las noticias, además de ser tardías, van plagadas de interpretaciones de gente que sabe y gente que no sabe, y más aun ahora con Internet y las redes sociales en las que cada uno dice lo primero que le viene a la cabeza.
Leyendo todo esto te encuentras, a parte del tiempo que pierdes leyéndolo ya que mientras lo haces te estás perdiendo lo que hace la cotización en el gráfico, con un cacao en la cabeza que más que ayudarte a ver la oportunidad lo que hace es confundirte.

Aunque tú por tus propias averiguaciones e investigaciones tengas una imagen correcta de la situación, acabarás siguiendo a la masa y sucumbiendo con ella.

Un consejo: de perder mejor que lo hagas en base a tus propias decisiones. Si pierdes que no te importe, por lo menos estarás aprendiendo, pero siguiendo el consejo de los demás sólo lograrás acabar arruinado.

Por supuesto, como he dicho antes, en un mundo que depende ya tanto de las redes sociales, es muy difícil apartarse de la opinión otros, siempre queremos saber lo que opinan los demás antes de tomar una decisión y es ahí donde nos perdemos. No hace falta que nos confirmen o no nuestra posible decisión. Además, siempre, encontrarás partidarios y conclusiones a favor de una y otra.

Por tanto, mucha disciplina. Es absolutamente necesario tener mucha disciplina, para hacer lo que hay que hacer, todo el rato.

Y mucha disciplina y fuerza mental es necesaria para aislarse del mundo y centrarse sólo en lo que te dicen los gráficos.

Son todo paz y serenidad. Sin hablar te lo dicen todo.

La mala costumbre de invertir en acciones

Cuando recibes consultas, opiniones y análisis sobre los mercados, alrededor de un 90% largo lo es sobre algún tipo de valor bursátil en concreto.

Echando la vista atrás hemos mejorado porque la idea que antaño tenía la gente sobre la bolsa era la imagen de algo inaccesible salvo para grandes patrimonios. Como digo, en este punto hemos mejorado, pero aun así el pequeño inversor sigue anclado en la prehistoria.

Sólo los más  jóvenes, gracias a Internet, se van interesando y adentrando en otros mercados fuera de la renta variable. Esto deja a las claras que el mercado de acciones va a ir perdiendo adeptos poco a poco en el futuro en post de Forex, Materias Primas e Indices bursátiles mundiales.

Haciendo referencia a lo que he dicho anteriormente sobre que más de un 90% de los inversores sólo están interesados en acciones se ha desarrollado o inventado, al calor de ello, un auténtico arsenal diabólico destinado al acoso y derribo del novato.

Esta esquilmación es vista claramente desde fuera por los que llevamos tantos años en los mercados y gracias a nuestra experiencia de haberlo probado previamente en nuestras carnes.

Se trata de mecanismos de destrucción masiva que están especialmente diseñados para arruinar al pequeño accionista:

OPVs:

se suelen producir al final de un ciclo alcista cuando la empresa está cara y es buen momento para venderla. Desde ese mismo momento comienzan a aparecer en TV más y más anuncios tratando de captar al pequeño accionista, y lo hacen porque la economía está boyante y la sensación es de que todo va a seguir subiendo.
Además, las promocionan con un % de descuento más barato de lo que van a salir a mercado por lo que tratan de hacer ver al inversor que el mismo día de salida a bolsa ya van a ganar dinero. Lo que no se imaginan es que esa rebaja queda descontada en el mismo momento en que la acción sale a bolsa igualándose la cotización al precio con el descuento.

A los pocos meses el pequeño accionista comenzará a ver en su cuenta el impacto negativo de tal apuesta.

Ejemplos: Altadis, Logista, Parques Reunidos, Recoletos, Bankia…etc,etc,etc.

OPAS DE EXCLUSIÓN:

cuando el pequeño accionista, que suele aguantar siempre las pérdidas con la esperanza de que algún día se recupere la cotización, atisba ya que salimos de la recesión y que se vislumbra una posible luz para la recuperación de las cotizaciones sufre un nuevo varapalo: las OPAS DE EXCLUSIÓN: en dichas Opas se ofrece un precio por encima de la cotización actual del valor que va a ser excluido de la cotización en bolsa. Para los que han comprado en los últimos días perfecto pero para los que llevan acumulando pérdidas desde que el valor comenzó a bajar es un desastre total. Verá como el dinero que invirtió en su día se verá reducido incluso en más de un 80%.

Suelen aparecer en los momentos más bajos de la economía.
Ejemplos: Metrovacesa, Banesto, Dermoestética…

AMPLIACIONES DE CAPITAL:

son unos de los instrumentos más utilizados por las empresas que cotizan en bolsa para captar dinero para nuevas inversiones, en suma, para crecer.

Es inevitable un nuevo desembolso en metálico por parte del accionista para acudir a la ampliación de capital y para que le den un número nuevo de acciones dependiendo de la proporción que haya elegido la empresa que la emite.

En este caso el accionista tiene la opción de acudir o no. Si acude, para lo que tiene que desembolsar como he dicho x cantidad de dinero, se hace en propiedad con nuevas acciones pero cuando estás comienzan a cotizar dicha cotización suele quedar estancada meses y meses, sino baja, por el efecto dilución de las nuevas acciones.

Si decide no acudir se quedará con un menor número de acciones en proporción por lo que si sube la cotización de la compañía en cuestión ganará menos dinero que si subiese antes de la ampliación. Por decirlo de alguna manera, es como si pasara de tener 100 acciones a tener 75.

Ejemplo: aquel que haya invertido en Service Solutions pondrá muy en duda el famoso dicho de que “en bolsa a largo plazo nunca se pierde”.
Esta empresa, antigua Picking Pack, siempre ha tenido la costumbre de crecer a golpe de ampliación. No conozco accionista que haya ganado dinero con este valor a largo plazo.

QUIEBRAS:

toda empresa que cotiza en bolsa está expuesta a una posible quiebra y concurso de acreedores. La pérdida de valor por parte del accionista suele ser prácticamente total.

Ejemplos: Terra, Astroc, Bankia, Banco de Valencia, Pescanova.

Para concluir, con las acciones la probabilidad de hacerte algún día rico son prácticamente nulas, y menos para sacarte un sueldo mensual. Ni lo sueñes.
Para lo único que deberías invertir en acciones es para hacer una cartera de cara a tu jubilación.
El único momento que recomiendo para hacerlo es tras una recesión en empresas que se han reajustado duramente y que no tienen prácticamente deudas. Serán las que más suban.

Alternativa a las acciones: materias primas, divisas, Indices bursátiles y todo ello a través de Futuros y CFDs.
Y claro, tu me dirás. Si hombre, el apalancamiento puede destruir tu cuenta en minutos.

Y yo te diré: _ y una pistola puede también matarte si no la sabes usar.

Si decides operar en estos instrumentos que te he dicho si un plan de gestión del riesgo estás muerto, económicamente hablando, pero nunca verás quebrar una materia prima, una divisa o un Indice. Aquí las reglas son diferentes, las probabilidades de vivir de ello o de alcanzar la independencia económica aumentan dramáticamente respecto a las acciones.

Eso si, requiere una preparación previa…nada es fácil en este mundo.