Operando intradía no es como se gana más dinero

Un día, hace bastante tiempo, leyendo a Ben Graham, me llamó poderosamente la atención uno de sus escritos.

¿Cual es el historial de otras personas que han tratado de hacer esto en el pasado?

_  Nadie que haya investigado diligentemente la respuesta a esta pregunta, y haya aceptado de verdad los resultados, realizaría jamás operaciones intradía ni compraría acciones en ofertas públicas iniciales.” _(El inversor inteligente). “

Con el paso del tiempo y centrándome, absolutamente, en la manera de generar dinero para mi cuenta fui cayendo en la cuenta de porque decía lo dicho.

Ben Graham es el mentor de Warrent Buffet. La manera, a grandes rasgos, de operar de Warrent, todo el mundo la conoce:

Esperar la oportunidad – margen de seguridad muy grande – dejar correr los beneficios.

Como he dicho antes, cuando te centras en generar beneficios no te importa si tienes un estilo definido. No te importa si eres scalper, trader intradía o swing trader, lo que quieres es que tu cuenta se incremente.

Personalmente, ya he comentado en otros artículos que suelo operar de cualquiera de las maneras allí donde veo una oportunidad que pueda darme un rendimiento. No me importa si la operación dura unos minutos, unas horas o unas semanas.

Pero la diferencia viene cuando observas el historial de operaciones y compruebas que aquellas que más beneficios te generan son las que duran más en el tiempo, a consecuencia de dejar correr las ganancias.

Por tanto, en ese momento vuelve a mi cabeza el comentario de Graham sobre la operativa intradía.

Son bastantes los brokers que me ofrecen sus servicios centrándose sobre todo en las comisiones.

Las comisiones en Forex son mínimas pero, sin embargo, recalcan una y otra vez sobre ello, en la importancia de hacerte saber que las que ellos te ofrecen son más bajas que las de otros brokers.

No obstante, eso que a ellos les parece tan importante, para mi no lo es en absoluto.

Sí he escogido los mercados en los que opero seleccionándolos por spread. No estoy dispuesto a pagar un spread de 150 por operar en un mercado, ni mucho menos tampoco.

Pero a lo que iba, el tema de las comisiones no me parece importante porque mi principal manera de operar es:

Esperar la oportunidad – situar el stop – calcular el número de lotes – dejar correr los beneficios.

En el momento que realizas la primera y última premisa, o sea, esperar la oportunidad y dejar correr los beneficios has dejado de sobreoperar y de operar intradía por objetivos.

De alguna manera, la experiencia, que no yo, se ha encargado de enseñarme el camino para evitar operar intradía como hacía antaño.

Dicha experiencia, al ver que conseguía más dinero operando de una forma en concreto se ha encargado ella misma, sin yo ser consciente, de automatizar y operar de la manera que esta comprende que genero más ganancias.

La sorpresa me la he llevado yo, cuando, pudiéndome considerar un trader intradía por estar delante de la plataforma todos los días, no opero como tal, sino que me remito a lo anterior:

espero la ocasión – sitúo el stoploss – calculo el número de lotes – dejo correr

De ahí que siempre diga que tengo mucho tiempo libre, de ahí que el mayor tiempo de mi operativa lo ocupe la búsqueda de la ocasión que yo considero tiene unas respetables probabilidades a mi favor.

Por lo tanto, de operar intradía en mis comienzos, la experiencia extraída del resultado de mis pérdidas y mis ganancias me ha llevado a operar (cada vez más evidente) de la forma que algo dentro de mí me dice que me es más beneficiosa. Y esa es dejar correr las ganancias sin reparar en un objetivo.

Por eso no me importa tanto el tema de las comisiones.
Me importaría si hiciese muchas operaciones al día (intradía se entiende como abrir y cerrar una operación en el mismo día), pero al hacer una, dos o ninguna, la comisión es lo de menos. Ni siquiera el swap que te aplican me importa ya que el mero hecho de dejar correr las ganancias supone un mero residuo que no afecta prácticamente al resultado final.

Por lo tanto, ¿cuando me preocuparían las comisiones?

  • Operando intradía
  • Operando por objetivo

Cuando operas por objetivo lo único que haces es cortar las ganancias por lo que rápidamente pasas a hacer otra y otra operación. Estas nuevas operaciones, añadiéndole las comisiones, se encargarán de eliminar los beneficios de la operación que has cerrado al llegar a tu objetivo de ganancias y de darle, de paso, un bocado a tu cuenta original.

Y así progresivamente hasta quedarte sin saldo en ella….

Datos y noticias intradía e influencia en la operativa

Cuando has elaborado una red de fuentes, de datos o noticias económicas a la que seguir, tienes que tener en cuenta esto:

  • Si operas intradía perderás gran parte de tu tiempo consultando esas fuentes. Además, lo más probable es que cuando quieras aprovecharte de lo que estás leyendo ya haya sido cotizado en el mercado.

La reacción a cualquier dato o noticia es tan inmediata en el gráfico que cuando quieras reaccionar habrá pasado la oportunidad.

Por lo tanto, tratar de aprovecharse de los movimientos intradiarios es harto difícil.

Lo mejor, para el DayTrading es, por tanto, el gráfico, puro y duro. No son pocas las veces en las que el análisis técnico se adelanta incluso a la propia noticia. Curioso, pero es así.

Sin embargo, sí son útiles las fuentes para recoger movimientos a medio y largo plazo. La realidad es que son bastante aprovechables y puedes generar grandes beneficios.

Así entonces, tienes que tener claro lo que haces. Si te gusta leer las noticias y los datos económicos que van saliendo…adelante, podrás ir recabando información para la operativa a medio y largo plazo pero no para el intradía.

Lo que debes tener claro es la necesidad de decantarte por aquello que mayor beneficio te esté dando pero por lo general (en intradía) tendrás que elegir entre datos y noticias o los gráficos. Seguir ambos a la vez puede resultar muy contraproducente, y por supuesto, desde mi experiencia recomiendo el gráfico.

El seguimiento del mercado a través de las fuentes es bastante más entretenido que dibujar líneas en el gráfico, por supuesto, pero no estamos en esto sólo para divertirnos sino para sacar dinero.

La complicado de ganar dinero en la operativa intradía

Hay una cosa muy clara en la operativa intradía.

Ganar dinero es posible con un volumen adecuado de lotes, pero hay una gran dificultad añadida: el “ruido” se vuelve muy grande a medida que trabajas con espacios temporales más pequeños de manera que resulta imprescindible no “disparar” a todo lo que se mueve.

Así que, bajo riesgo de sobreoperar hay que elegir muy bien las entradas.

Suponiendo que operas con stoploss, si este es del 1% por operación, como comprenderás, los fallos no pueden ser muchos. Y ya no digamos si el riesgo por operación supera dicha cifra.
Las pérdidas podrían volverse incluso irrecuperables, sobre todo si operamos buscando un objetivo.

Si este no es suficiente para neutralizar las operaciones en las que hemos salido con el stop tocado, la curva de resultados será claramente negativa.

La conclusión más lógica de esto es que trabajando por objetivos de beneficios estamos limitando las pérdidas, pero también limitamos las ganancias.

Por lo tanto todo vuelve a lo mismo y cuando todo vuelve a lo mismo hay que tomarlo con mayor consideración. ¿Y qué es lo mismo? Dejar correr los beneficios.

Puede ser entonces muy contraproducente operar en intradía y por objetivo. No es imposible pero las entradas tienen que ser casi perfectas, y con una fiabilidad muy grande.

De la otra forma, operando dejando correr los beneficios, la cosa cambia mucho. Las pérdidas están limitadas pero las ganancias están ilimitadas de manera que para ganar dinero consistentemente el porcentaje de fiabilidad de las entradas baja dramáticamente, hasta el punto en que:

Cortando pérdidas al 1% y estableciendo un objetivo de ganancias fijo, la cuenta corre un alto riesgo de mantenerse neutral y de quiebra paulatina, incluso con un porcentaje de acierto del 90%.

¿Qué sucede? Que también es muy duro, psicológicamente hablando, por no decir casi inhumano, soportar los retrocesos de una operación en beneficios hasta casi la extinción de estos, más el tiempo que es necesario esperar para que se desarrolle la operación que nos de las grandes ganancias sin cortarlas antes de tiempo.

Operando por objetivo puedes decir que haciéndolo con 2 lotes puedes generar, por ejemplo, 400 euros en un período muy corto de tiempo y en un tramo muy pequeño, y estoy de acuerdo, pero es que operando con más cantidad de dinero o de lotes los problemas son los mismos.

Por tanto, el resultado de operar con 20 lotes o con 1 minilote es similar, con 2 operaciones fallidas vuelves a estar en negativo.

Los gráficos te lo dicen todo

Hay catalizadores, por medio de datos o noticias, que explican claramente el por qué de un movimiento y hay movimientos que los catalizadores no pueden explicar. Es aquí donde entra en juego el análisis técnico. El gráfico te lo cuenta todo.

Salvo noticias que lanzan los Bancos Centrales y que forman tendencias que son duraderas en el tiempo no te podrás aprovechar de los datos económicos intradía para operar.

Por tanto, el análisis técnico es el más adecuado para operar en todos los Time Frames mientras que los catalizadores están más indicados para plazos más largos.

Pros y contras de operar intradía

PROS: posibilidad de ganar mucho dinero hasta la independencia económica y algo más.

La realidad es esta. Ganar dinero haciendo trading es muy difícil. Si le hacemos caso a Warrent Buffet y a su mentor Ben Graham la verdad es que nadie haría trading.

Para ellos los 3 instrumentos de los que todo inversor debe huir como de los demonios son:

  • OPVs
  • Warrants
  • Trading intradía

Sin embargo es absolutamente factible ganar dinero en el intradía aunque los dones para conseguirlo tengan que ser varios e incluso alguno de ellos sobrehumano.

CONTRAS:

  • Tienes que estar muy pendiente de los gráficos por lo que la dedicación debe ser absoluta. Cuando haces trading intradía tienes que estar dispuesto a “quemarte las pestañas” frente al ordenador. Es un trabajo muy solitario, te tiene que gustar mucho y por supuesto que nunca triunfarás si sólo te acercas al intradía con el único objeto de hacer dinero. Tiene que ser tu pasión y tu personalidad tiene que coincidir en un grado muy elevado con lo que este tipo de operativa te va a exigir. Por poner un ejemplo, si eres muy hablador y necesitas el contacto de la gente, el trading no es para tí.

Tienes que ser consciente de que la oportunidad aparece cuando menos te lo esperas, sobre todo si el time frame en el que operas es muy pequeño, de ahí que no te bastarán un par de horas como la publicidad engañosa te cuenta: “Consigue el sueldo del mes trabajando 2 horas diarias”.

Para lograr hacer esto no sólo necesitarás 4 Masters, 5 Carreras y toda la experiencia del mundo sino que la oportunidad que esperas se digne a aparecer justo cuando tú consideras que vas a trabajar esas 2 horas. Hay que bajarse de las nubes antes de que el mercado te obligue a ello.

El trading te exige igual o más sacrificio que le puede exigir su profesión a cualquier deportista de Élite. Al igual que en la especulación intradía sólo llegan unos pocos. Así que antes de aventurarte y perder tu dinero para nada pregúntate si serás capaz de aguantar el sacrificio que te va a exigir la profesión.

  • Las operaciones con pérdidas tienen que ser muy pocas. La experiencia es un grado pero no sólo vale con eso, tienes que ser capaz de elegir una técnica de entrada que te permita no sobreoperar y entrar en el mercado cada vez que pienses que esa “es la buena”.

Teniendo en cuenta que si sólo quieres arriesgar el 1% del total de tu cuenta por operación, si tienes 5 operaciones negativas habrás perdido un 5% de la cuenta por lo que sólo para equilibrarla tendrás que obtener otras 5 positivas. Pero el problema es que no todas te darán el importe perdido, unas llegarán pero otras no.
Por supuesto que también las hay que sobrepasan el objetivo y este es un punto crucial. Cuando la cotización llega al objetivo no se debe cerrar, se de debe dejar un margen de poder seguir sumando subiendo el stop cercano al objetivo, nunca cerrarla.

Por lo tanto, para que la curva de resultados sea positiva la relación mínima tiene que ser por lo menos de 2 a 1 (ganancias/pérdidas).

Y volviendo a hablar de objetivo, puedes trazar uno, pero ¿quién te dice que lo va a alcanzar? Nadie puede prever el futuro, por lo tanto el margen de error en la operativa intradía es mínimo.

  • La elección del espacio temporal es otra. El trader que sea capaz de entender en cada momento la relación existente entre ellos tiene casi todo el trabajo hecho. Sería ideal que solo existiese un espacio temporal para cada uno de los mercados. Siempre hay una manera y esta sería ceñirse a uno sólo obviando todos los demás. Demasiada disciplina para cualquier trader que se puede aburrir en un único espacio temporal esperando la oportunidad ideal.

Además, cuanto más pequeño sea el espacio temporal más ruido de mercado, más señales falsas, más control psicológico, más disciplina y más atención requiere.

Por tanto, con el trading intradía se puede ganar mucho dinero pero antes deberás pasar muchas fases, tanto técnicas como psicológicas, el tiempo no te va a llegar a nada (sobre todo hasta que seas capaz de ganar dinero consistentemente) y tendrás que llegar a tener ciertos detalles muy claros en tu mente.

Dejar correr los beneficios: tan fácil y tan difícil

Mi método de operar con catalizadores está basado básicamente en un puntal principal: dejar correr los beneficios por encima de cualquier cosa como único limite de un stop-loss.

Cuando has decidido dejar correr los beneficios de una operación ganadora, por encima de todas las cosas, estás renunciando al Break Even, al Trailing Stop, al Profit Warning, a un objetivo de ganancias, a una resistencia (si estás largo), a un soporte (si estás corto)….

Emplear cualquiera de estas herramientas es lo mismo que cortar las ganancias y hacer esto y vivir del trading son dos puntos totalmente contrapuestos.

A parte de dichas herramientas el problema está en la parte mental. Es muy difícil aguantarse sin cerrar la posición cuando estás ganando. Y a medida que estas ganancias aumentan la presión es mayor. Y ya no digamos si sufren un retroceso.

Así que por esto es el porque hay infinidad de traders que cortan sus pérdidas perfectamente pero que no son lo suficientemente capaces de dejar correr las ganancias el tiempo que sea necesario, de hay que sus cuentas presenten una tendencia neutra donde ni ganan ni pierden, siempre se mantienen en un permanente “rectángulo lateral”.

Y hablando de retrocesos, quizá sea esta la parte más difícil de soportar ya que no paras de preguntarte si será sólo un retroceso o un giro de tendencia.

Cuando dejas correr los beneficios se da una curiosa situación:

al principio los recortes, dentro de lo que cada uno pueda soportar son llevaderos, pero a medida que la tendencia avanza a tu favor estás expuesto a retrocesos verdaderamente importantes.
Según dejas correr los beneficios, aunque hayas abierto la operación en un espacio temporal de 5 minutos, la tendencia, si se mueve a tu favor, acaba implicando Time Frames más amplios de ahí el de esos bruscos recortes.

Bruscos recortes que pueden llevarte a ver una disminución en tus beneficios de incluso más de un 50%. Pero es necesario soportarlos con calma, dentro de lo que buenamente se pueda, para optar a ganancias mucho mayores.

Estoy hablando de una operación con catalizadores con duración que va de horas a días o semanas, incluso meses y no de una operación intradía. El intradía funciona de otra manera, tratando de aprovecharse de los avances y retrocesos dentro de una tendencia con lo que si se hace adecuadamente el recorrido “cosechado” es mayor.

Está claro de ver que la operativa intradía requiere de una precisión de cirujano para agarrar perfectamente el timing de mercado. Es mucho más difícil lograr hacer ganancias operando intradía que por catalizadores enganchándose a una tendencia y dejando correr la posición.

Ambas son prácticas muy válidas para obtener la independencia económica pero, por experiencia, operar por catalizadores podría ser la profesión más liberal y reditual de todas.

Intradía + catalizadores

Revisando a ojo el historial de mis operaciones, tanto operando intradía como por catalizadores (a más plazo) surgen dos respuestas claras:

– Operando intradía se puede hacer mucho dinero a cuenta de mucha disciplina y mucho sacrificio. La sobreoperación merma mucho la cuenta de resultados por lo que la mejor estrategia que he encontrado y la que mayores beneficios me da operando en este período es la de entrar a mercado teniendo en cuenta una sola técnica.

Una sola y no dos o tres. Cada vez que añado más técnicas disminuye, por media, la fiabilidad.

Por tanto, para intradía, mis mejores operaciones se cuentan cuando:

1º- Uso una sola técnica de entrada

2º.- Sitúo un stop-loss del 1% del total de la cuenta

3º.- Mantengo la disciplina férrea para entrar sólo a mercado cuando aparece, sólo y exclusivamente, la señal que espero. Es vital para evitar la fatal sobreoperación.

– Si operando intradía se pueden alcanzar muy buenas ganancias, operar con catalizadores se lleva la palma.

Las operaciones son más dilatadas en el tiempo. Quiero decir que no se dan con la frecuencia del intradía pero los beneficios que acumulas suelen ser espectaculares.

El handicap principal radica en tener el aplomo necesario para esperar el tiempo que haga falta a que aparezca la oportunidad adecuada. Esa que suele darte el movimiento con una fiabilidad del casi 100%.

El otro punto angular es la entrada. Puedes identificar y verificar el catalizador de la tendencia pero el éxito en la operación dependerá de la entrada.

Como el movimiento está claro lo ideal sería entrar sin stoploss para evitar barridos y retrocesos (pero esto nunca es adecuado por muy 100% que parezca) así que es vital entrar con el stop lo más alejado que consideremos siempre sin arriesgar en ello más del 1% del total de la cuenta.

Y por fin vienen los 2 puntos vitales para hacer crecer los beneficios dentro de esta estrategia:

1º.- Dejar correr las ganancias. Es tan importante este punto que las grandes rentabilidades dependerán exclusivamente de él. Revisando las operaciones hechas he conseguido mucha más rentabilidad en aquellas operaciones en las que no movía el stop (sólo únicamente a Break Even cuando las ganancias eran realmente grandes), pero nunca haciendo trailing stop.

Cada vez que perseguía al precio, los retrocesos se encargaban de dejarme fuera de mercado. Con ganancias, eso si, pero fuera de mercado. Esto influye mucho psicológicamente desde el punto en que si se te cierran 3 posiciones o lotes que venían acumulando grandes ganancias ya no eres capaz de entrar de nuevo con otros 3 sino que empiezas con uno sólo, con la merma para las ganancias acumuladas que eso conlleva así como la imposibilidad de seguir acumulando beneficios con la fuerza de las operaciones abiertas en el principio de todo.

Esta manera de operar los beneficios no es fácil de hacer, nada fácil, ya que ves como buenas ganancias acaban retrocediendo hasta incluso alcanzar el stop, pero tuve que hacerlo debido a las múltiples buenas operaciones que me perdía por haber movido el stop-loss únicamente a Break Even.

Así que las grandes ganancias llegaron cuando identificaba el catalizador, situaba el stop muy alejado pero nunca más allá de un riesgo del 1% por operación y cerraba la pantalla sin importarme lo que pasara.

Cuando la volvía a abrir, a veces veía que el stop había saltado, pero otras muchas tenía abundantes ganancias.

Y aquí viene el segundo punto en importancia:

2º.- Cuando veía las ganancias acumuladas tras abrir de nuevo la plataforma no las materializaba sino que añadía más lotes con otro stop alejado para cada una de ellas y por supuesto, siempre sobre beneficios.

Operar intradía para el trader apasionado es muy apaciguador para el trader pasional ávido de acción y operar con catalizadores a más plazo es la estrategia que mas dinero acumula incluso partiendo de un capital pequeño, no así en el intradía. Además la libertad o tiempo libre del que dispones mientras se desarrolla la operación es impresionante. 

Lo mejor, combinar ambas técnicas. Pero de tener que decidirme por una sería la segunda sin lugar a dudas.

Scalpers, Intradía, Swing Trading, Medio plazo, Largo plazo

Scalpers, Intradía, Swing Trading, Medio plazo, Largo plazo…Todos son nichos de mercado y cada especulador será identificado según el plazo en el que opere.

Está bien desde el punto de vista en que lo más conveniente es especializarse en algo para sobresalir en ello.

Desde luego que operar en cada plazo específico depende de muchas cosas y no de cada trader como pudiera interpretarse:

  • Está claro que la predilección inclina la balanza a tu favor ya que cuanto más te gusta hacer algo más motivado te encuentras y si estás motivado más y mejores resultados acabarás alcanzando. Pero no es eso todo.

  • La personalidad de cada trader influye de gran manera también. Si eres paciente, operar en el intradía puede ponerte muy nervioso, y si necesitas actividad está claro que el largo plazo no es lo tuyo.

  • La cantidad de tiempo destinado a operar también influye ya que si dispones sólo de 2 horas tendrás que decantarte claramente por ser un Scalper u operar a medio y largo plazo. En intradía ya sería bastante difícil que justo en esas 2 horas de las que dispones apareciese la oportunidad que esperas.

Son muchos pocos que unidos hacen un todo.

Si operas en gráficos de 30´, la vela se cerrará en ese tiempo por lo que debes observar el gráfico cada 30´. Si operas en gráficos diarios con observar la posición al final de día bastará. Si operas en gráficos semanales con observar el gráfico el fin de semana será suficiente, etc, etc.

Por tanto, cada trader debe buscar el período que mejor se le adapte.

Pero aun así y bajo mi punto de vista considero que hay que tener cierta flexibilidad. Estamos en esto para ganar dinero y si yo opero intradía pero veo que la cotización se puede mover mucho más allá del intradía y comprobar que incluso se puede extender el movimiento a mi favor incluso varias semanas no dudo de pasar de ser un especulador intradía a ser uno de medio plazo dentro de la misma operación.

Esto lo tengo muy claro por muy intradía que sea.

Es algo que debe considerar cada uno, pero mi segunda máxima después de la primera: “cortar pérdidas” es: “dejar correr ganancias”.

 

Fondos, Hedge Funds, Bolsa y Trading

Existen muchos traders famosos (españoles y extranjeros) a causa de que un buen día tuvieron un golpe de suerte y convirtieron una inversión en una gran cantidad de dinero. No voy a decir nombres, pero leyendo y navegando un poco por internet e informándose es fácil descubrir en las biografías cómo han hecho su fortuna gente que solemos considerar grandes traders.

Otros han forjado su imagen a raíz de tener una cartera de clientes y constituir un fondo. A ese fondo hay que generarle una rentabilidad, por supuesto, pero no es lo que buscamos, y tampoco los consideraremos traders.

Pero traders que se dediquen sólo al trading puro y duro, activamente, todos los días a jornada completa y vivan de ello, se cuentan con los dedos de la mano.

De esto se saca una clara conclusión: ¡ Es muy difícil este oficio !. Además suele ofrecer otras alternativas para ganar más dinero y con menos esfuerzo, pero ninguna relacionada con la operativa intradiaria.

El caso es que los que han tenido ese golpe de suerte acaban dedicándose a otras ramas relacionadas con el trading, por algo será.

Y es que te tiene que gustar muchísimo para estar horas y horas sentado pegado a una pantalla. Siempre me viene a la cabeza aquel experimento que hicieron con un mono dejándolo atado durante días mirando a una pared a unos 20 centímetros de sus ojos. El mono en cuestión acabó desarrollando miopía.

Así mismo. Y no digo que eso no sea también factible en los humanos ya que debido a los ordenadores, TV, móviles, tablets, consolas, etc cada vez ves a mas gente con problemas de visión. Y yo, sin nadie con gafas en la familia, fui el primero en desarrollarla. La verdad es que hasta leía mientras comía, y en cama, debajo de las mantas con una linterna para que mi madre no se diera cuenta.

Ahora debe hacer como 6 ó 7 años que me he operado y estoy encantadísimo. Después de reducirme las 8 dioptrias de miopía y las 2 de astigmatismo a cero, sigo viendo como el primer día. Para mi fue un milagro después de llevar gafas desde los 8 años. Y por eso, cuando estoy tantas horas pegado a la pantalla me acuerdo del mono y me da miedo que me vuelva, pero, gracias a Dios, hasta ahora, como el primer día después de la operación.

Pero bueno, volviendo al tema, los que se dicen traders, traders, no son todos los que están ni están todos los que son.

Por tanto, en todo este batiburrillo de opciones que se nos ofrecen debemos tener muy claro qué es lo que queremos:

A)  Si optamos a una rentabilidad un poco mayor que la que nos ofrece los depósitos tenemos para ello los fondos de inversión.

B)  Si queremos optar a más rentabilidad, pero con mayor riesgo, tienes que optar por los Hedge Funds

C) Si ya quieres participar del mercado e intentar ganar más, el paso que suele dar la mayoría de la gente es hacer sus pinitos en acciones. (Parece mentira, aunque cada vez menos sobre todo entre los jóvenes, como los inversores españoles se han quedado estancados en las acciones puras y duras. Ya sabéis lo que opino sobre ello. Y como he dicho, parece que los más jóvenes y gracias a las nuevas tecnologías se están pasando de la opaca bolsa a otros productos más potentes en los que puedes aspirar a mucho más.)

D) Y, finalmente, si lo que quieres es optar a vivir de los mercados e incluso a tener una oportunidad de conseguir la independencia económica, sólo te queda el trading. El trading a través de futuros o Cfds en Indices Internacionales, Materias Primas y divisas (Forex).

Eso si, a tiempo completo, repleto de esfuerzo y de grandes emociones. Nadie te da algo por nada.

¿Cómo debes operar con datos intradía de por medio?

Uno de los mayores dilemas a la hora de operar que se le presentan al trader es el de qué tener en cuenta a la hora de abrir una operación. Qué si gráficos, que si noticias, datos macro…

La mayoría se decantan por todo a la vez, y la verdad, es que para lograr la consistencia en el trading, aunque todos los traders pasemos por las mismas etapas, hay diferentes caminos para llegar al objetivo.

El problema de hacer lo que todos hacen es que tú también harás lo mismo.

Solución: buscar tu propio camino, con todo lo que ello te acarree.

La mayor parte de los traders siguen las noticias, los datos y luego los contrasta con los gráficos para así tratar de determinar el mejor punto de entrada. No contento con esto suele buscar la opinión de otros traders en la red para que estos confirmen su decisión.

Consultar las opiniones de los demás suele ser bastante contraproducente sobre todo en el sentido de que cambiarán para bien o para mal cualquier opinión personal sobre la situación. Siempre tendemos a pensar que los demás saben más que nosotros y que si ellos piensan diferente será por algo y no vas a ser tu el que lleves la razón.

Otra muestra más de la psicología que existe en el mercado y la determinación humana de seguir siempre a la masa, vaya a donde vaya, esté equivocada o no. Si acierta muy bien, que listo soy, y si falla … por lo menos no he sido yo sólo. “Mal de muchos consuelo de tontos”.

Considero que para llegar a vivir del trading la investigación tiene que partir de uno mismo, es vital. Y esto es necesario para refutar o no la información con que nos bombardea el mercado a cada minuto.

Necesitas de una formación y experiencia muy intensa para vivir del trading. Necesitas hacer músculo.

¿Cuántos traders hay que entran intradía en base al calendario económico? ¿Cuantos hay que ganan? No compensa.

A sabiendas de la multitud de traders que se concentran alrededor de la plataforma en horas clave, los creadores de mercado tienen trampas de toda índole. Su favorita; el barrido. Arriba, abajo y a ambos lados a la vez.

¿Mejor stop mental? en mi caso no. No se lo mentalmente fuerte que eres tu, pero la palabra ya lo dice todo: stop-mental. Cuando te expones a dejar que la mente piense te estás metiendo en el peligroso terreno psicológico y es muy difícil, si estás en pérdidas, cerrar con disciplina en todas y cada una de las operaciones.

Fíjate que digo en todas y cada una, porque con que no respetes una sola y el precio no vuelva en esa operación al punto de entrada será tu eliminación como trader.

Por tanto, todo lo que puede ocasionar una pérdida al operador merece la pena desecharlo.

La avaricia no te deja, sabemos que ante un dato a favor de nuestra posición se puede ganar mucho dinero pero como el dato sea en contra y aun encima forme un hueco, no nos salva nadie. Y ya no hablo de si estás apalancado.

Estar apalancado y que la posición corra en tu contra es una de las experiencias más duras que puede vivir un trader.

Ver como se destruye tu capital a marchas forzadas, como se incrementan las pérdidas, como no eres capaz de cerrar porque esperas una recuperación para hacerlo, es dramático. Darse cuenta como aquella primera pérdida, que al principio te parecía grande, ahora ya no te parece tanto y que ahora “matarías” para perder sólo eso.

Una vez que estás perdiendo mucho ya no serás capaz de cerrar. Llega un momento en que lo asumes y dejas correr ya las pérdidas hasta donde sea. Lo has aceptado. Arriesgas la cuenta con la esperanza de recuperarte.

Esto supone horas de espera para la deseada recuperación. Además, el mercado es muy canalla. Tras la caída llega el rebote, normalmente hasta la mitad. Te haces a la idea de que ya se va a recuperar del todo y en vez de cerrar aguantas para ver si llega un momento en que no pierdes nada, el mercado así te lo hace creer que va a pasar.

Incluso puede que promedies (añadas más lotes) para que la recuperación se adelante y de paso si llega la cotización a donde has abierto la primera operación salgas con ganancias. Pero, como digo, el mercado es muy cruel, y cuando vuelves a soñar, a tener esperanza, este se da la vuelta y cae con más fuerza si cabe, machacándote la cuenta y el ánimo.

El resultado lo sabemos todos. Si la cuenta no tiene el suficiente capital para aguantar la sangría, nos visitará margin call. Y si lo tiene, tardarás días, semanas, meses o inclusos años en recuperar tu capital, si lo haces. Días, semanas, meses e incluso años sin liquidez para hacer lo que más te gusta,  trading.

Ante esto, el stoploss, así como pasar de toda aquella situación que te hace perder, está más que justificado.

Y a lo que iba, si operar en base a datos macro intradiarios (calendario económico) significa comprar casi todas las papeletas para perder, la solución es cerrar todas las operaciones antes de que el dato se de a conocer. (Yo ya hace tiempo que lo hago).