Trading y mercados — www.bolsaydinero.com

Etiquetaganar

Hay 2 formas de operar en el mercado, ¿con cual te quedas?

Siempre digo que el trading tiene algo en particular. Te obliga a decidir siempre un camino entre dos posibles.

En el caso de la operativa sucede lo mismo, debes seguir una u otra de las 2 existentes.

PRIMERA. OPERAR POR OBJETIVOS

Operar por objetivos significa pérdidas limitadas y ganancias también limitadas.

En el caso de las pérdidas estas están limitadas, primero, por un stop-loss y después por alcanzar el objetivo de pérdidas diarias.

Las ganancias estarán limitadas también por un objetivo, pero en este caso de beneficios diarios.

El verdadero rendimiento de esta estrategia vendrá de operar con un gran número de lotes por posición.

De esta manera tendremos una serie de operaciones con pérdidas que serán pequeñas, limitadas por dicho stop, así que las ganancias las proviene el alto apalancamiento con el que operamos.

Ni que decir tiene que se necesita bastante dinero en cuenta para operar así, ya que lo hacemos con un máximo de pérdida del 1,2% del capital total por operación, comisión incluida. Y además, no será posible apalancarse lo suficiente sin el dinero en cuenta necesario.

A todo esto, el margen de error a la hora de entrar es pequeño, por lo que tenemos que desarrollar una férrea disciplina y saber escoger muy bien las operaciones ganadoras.

Esta es una técnica muy rentable pero que exige un gran sacrificio y mantiene al trader muy pendiente de la operación y por lo tanto, de la pantalla.

La libertad que se supone da esta técnica viene tras haber conseguido el objetivo establecido.

Debido al alto apalancamiento con el que se opera se pueden conseguir cantidades de dinero considerables.

No suele ser propicia para ir añadiendo lotes.

SEGUNDA. CORTAR PÉRDIDAS Y DEJAR CORRER LAS GANANCIAS

Esta estrategia es la verdadera técnica contrarian ya que busca operar justo al contrario de lo que te indica tu mente.

La mayoría de los traders, por ese sesgo mental que hace que las aptitudes que necesitas para la vida cotidiana interfieran con las que necesitas para hacer trading, hacen que seas perdedor de nacimiento.

Dichas aptitudes invitan al especulador a cortar ganancias demasiado rápido y dejar correr las pérdidas.

Entonces, con esta técnica buscamos hacer justo lo contrario: dejar correr las ganancias y cortar las pérdidas.

Al igual que en la estrategia anterior, las pérdidas están limitadas, pero, en este caso, los beneficios no.

No hace falta operar con tanto volumen de capital en cuenta ya que pocos lotes pueden obtener un gran capital.

El tiempo o duración de la operación suele durar más que en la primera técnica.

Llegará un momento en que también podrás operar con mucho volumen de lotes por lo que las ganancias se multiplicarán debido a 3 factores:

– el factor tiempo

– el factor apalancamiento

– y el factor promedio. (Esto es que esta forma de operar permite promediar a favor cómodamente).

Da una total libertad al trader ya que este se limita sólo a esperar la oportunidad adecuada. Ya no importa tanto la elección de la entrada perfecta. Sabe que esta llegará.
Se sabe que dominas esta técnica si revisando el historial tienes muchas operaciones negativas con pequeñas pérdidas y pocas pero con grandes ganancias.

La parte dura de esta estrategia radica en que el especulador sea capaz de aguantar la serie de operaciones negativas sin romper su disciplina. Esto es vital, debe comprender que en algún momento va a estar en el lado correcto, y se dará cuenta de que es la operación que busca porque la cotización ya no volverá.

Es por esto que, permite total libertad. Solo buscar la entrada, establecer el stop y el número de lotes adecuado. Después puedes dedicarte a otras cosas.

La salida será por porcentaje.

Para emplear esta técnica necesitas tener un total desapego por el dinero, cosa que no todo el mundo vale para ello, pero es ese desapego el que te permitirá incrementar tu capital espectacularmente.

Y, como siempre, la mejor manera para ti y más rentable, será la que se adapte mejor a tu personalidad.

¿Crees que es posible ganar mucho dinero especulando en los mercados?

Por supuesto que es factible vivir del trading. Muchos abandonan sobre todo porque requiere muchísimo sacrificio, tiempo y dinero ir quemando las sucesivas etapas hasta poder vivir de los mercados. Es un verdadero trabajo de superación.

Haciendo una simple observación y una simple cuenta veremos que es totalmente posible.

Si observas un gráfico, con sus sucesivos movimientos en zig-zag es más que lógico darse cuenta que si eres capaz de comprar en la parte baja y vender en la parte alta de un movimiento, harás dinero y si estás apalancado, mucho más. Sobre el gráfico, a toro pasado, todo es muy fácil de ver, pero en la práctica, falta esto, práctica, y muchísima.

Pero pasando de esto que es totalmente lógico, y centrándonos en las cuentas, vamos a ver como realmente se puede hacer mucho dinero con el trading:

– No se trata de coger todos los movimientos. No se trata de apresurarse. Si operas intradía el secreto es no sobreoperar y esperar sólo a las operaciones que pueden sernos válidas. Aquí es donde el trader falla, no siendo capaz de esperar incluso horas por la operación adecuada. Se cree que ha pasado mucho tiempo desde la última operación y entra a cada impulso o corazonada que le viene. El resultado es que coge demasiadas operaciones, las suficientes como para mantenerse en rojo.

Pero si es capaz de esperar a esas 3 ó 4 buenas operaciones, y generar aunque sólo sea 20 euros por cada minilote, esto supondrá 400 euros por los 20 días operativos que tiene el mes.

400 euros mensuales puede parecer poco, de hecho lo es, si quieres vivir del trading. Pero es que 1 minilote es lo mínimo con lo que puedes operar.

Si pasamos a 10 minilotes, que también es muy poco, y de nuevo, eres capaz de generar 20 euros diarios por minilote esto ya supondrá una suma un poco más seria:

10 minilotes X 20 euros día X 20 días = 4.000 euros. Parece que ya convence un poco más.

Pero seguimos:

20 euros diarios con 30 minilotes  ya supondrían 12.000 euros mensuales.

y con 50 minilotes ya nos vamos a los 20.000 euros mensuales.

Fíjate que estoy hablando de sacar sólo 20 euros diarios por minilote. Ya que si tratas de sacar sólo 10 por minilote aun será más factible localizar una operación que te los proporcione. Claro que así ganarás sólo la mitad, pero la mitad también es mucho dinero, y además aun cuentas con la posibilidad de seguir aumentando el número de lotes con los que operas.

No voy a hablar ya del número de lotes con los que operan ya los grandes especuladores.

Y esto, sólo se puede hacer en mercados muy líquidos, pero para eso existe Forex.

 

Fondos, Hedge Funds, Bolsa y Trading

Existen muchos traders famosos (españoles y extranjeros) a causa de que un buen día tuvieron un golpe de suerte y convirtieron una inversión en una gran cantidad de dinero. No voy a decir nombres, pero leyendo y navegando un poco por internet e informándose es fácil descubrir en las biografías cómo han hecho su fortuna gente que solemos considerar grandes traders.

Otros han forjado su imagen a raíz de tener una cartera de clientes y constituir un fondo. A ese fondo hay que generarle una rentabilidad, por supuesto, pero no es lo que buscamos, y tampoco los consideraremos traders.

Pero traders que se dediquen sólo al trading puro y duro, activamente, todos los días a jornada completa y vivan de ello, se cuentan con los dedos de la mano.

De esto se saca una clara conclusión: ¡ Es muy difícil este oficio !. Además suele ofrecer otras alternativas para ganar más dinero y con menos esfuerzo, pero ninguna relacionada con la operativa intradiaria.

El caso es que los que han tenido ese golpe de suerte acaban dedicándose a otras ramas relacionadas con el trading, por algo será.

Y es que te tiene que gustar muchísimo para estar horas y horas sentado pegado a una pantalla. Siempre me viene a la cabeza aquel experimento que hicieron con un mono dejándolo atado durante días mirando a una pared a unos 20 centímetros de sus ojos. El mono en cuestión acabó desarrollando miopía.

Así mismo. Y no digo que eso no sea también factible en los humanos ya que debido a los ordenadores, TV, móviles, tablets, consolas, etc cada vez ves a mas gente con problemas de visión. Y yo, sin nadie con gafas en la familia, fui el primero en desarrollarla. La verdad es que hasta leía mientras comía, y en cama, debajo de las mantas con una linterna para que mi madre no se diera cuenta.

Ahora debe hacer como 6 ó 7 años que me he operado y estoy encantadísimo. Después de reducirme las 8 dioptrias de miopía y las 2 de astigmatismo a cero, sigo viendo como el primer día. Para mi fue un milagro después de llevar gafas desde los 8 años. Y por eso, cuando estoy tantas horas pegado a la pantalla me acuerdo del mono y me da miedo que me vuelva, pero, gracias a Dios, hasta ahora, como el primer día después de la operación.

Pero bueno, volviendo al tema, los que se dicen traders, traders, no son todos los que están ni están todos los que son.

Por tanto, en todo este batiburrillo de opciones que se nos ofrecen debemos tener muy claro qué es lo que queremos:

A)  Si optamos a una rentabilidad un poco mayor que la que nos ofrece los depósitos tenemos para ello los fondos de inversión.

B)  Si queremos optar a más rentabilidad, pero con mayor riesgo, tienes que optar por los Hedge Funds

C) Si ya quieres participar del mercado e intentar ganar más, el paso que suele dar la mayoría de la gente es hacer sus pinitos en acciones. (Parece mentira, aunque cada vez menos sobre todo entre los jóvenes, como los inversores españoles se han quedado estancados en las acciones puras y duras. Ya sabéis lo que opino sobre ello. Y como he dicho, parece que los más jóvenes y gracias a las nuevas tecnologías se están pasando de la opaca bolsa a otros productos más potentes en los que puedes aspirar a mucho más.)

D) Y, finalmente, si lo que quieres es optar a vivir de los mercados e incluso a tener una oportunidad de conseguir la independencia económica, sólo te queda el trading. El trading a través de futuros o Cfds en Indices Internacionales, Materias Primas y divisas (Forex).

Eso si, a tiempo completo, repleto de esfuerzo y de grandes emociones. Nadie te da algo por nada.

Crea tu propio estilo de trading

«No se trata de hacer el mejor sistema sino el de hacer el peor pero que te vaya bien a tí»

Con esta confusa frase quiero recalcar algo muy importante:

Debes crear un estilo propio que será el que te identifique entre los demás traders

Tendemos a copiar lo que hacen los demás. Está bien hasta cierto punto, pero te encontrarás que el resultado sigue siendo el mismo. Nada de nada.

Tienes el sistema ganador de otro trader pero a ti no te funciona, ¿Por qué? Pues porque sencillamente te falta la experiencia que tiene ese trader. Esas horas acumuladas, esas horas de vuelo que le dan la veteranía que a ti te falta.

No te engañes entonces, no te va a valer el sistema de otro trader. Sí te pueden servir sus maneras a la hora de operar, si te puede servir que te diga el camino que ha recorrido y como lo ha hecho para así poder seguir sus pasos.

Fíjate lo que te digo: ¡ para poder seguir sus pasos !. Si alguien hace el Camino de Santiago, podrá indicarte por donde ir, en que albergues dormirás mejor, cuantos kilómetros debes andar al día, en fin, te explicará su experiencia, cómo ha hecho para hacerlo, igual que el trader. Pero el camino, si quieres hacerlo, tendrás que recorrerlo tu mismo, nadie más lo va a hacer por tí.

Y una vez lo hagas será cuando estés en condiciones de explicárselo a los demás. De explicárselo digo, no de hacérselo.

El trading es más de lo mismo.

Te pueden explicar una técnica, una forma de operar, pero si no la pones en práctica no te valdrá para nada.

Cuando operas en real y tienes pérdidas, volver a hacer otra operación te cuesta Dios y ayuda. Tienes miedo de perder otra vez. El stop te ayuda pero, si entras y vuelves a salir con pérdidas, el miedo a abrir de nuevo una posición se acrecienta. Y, seguramente, por este motivo te perderás las mejores operaciones.

Una vez tienes definido el stop-loss y el número de lotes con los que entrar no debes tener miedo de entrar una vez que veas la señal. Puede que sigas perdiendo, es lo más seguro, pero esas pérdidas harán que poco a poco aprendas a librarte de ellas.

Perder te enseña a ganar. Si tienes miedo y evitas entrar, entonces no aprenderás nunca.

Eso si, ten cuidado de no acabar con todo tu capital antes de obtener la experiencia necesaria. Si no eres capaz de ganar dinero (será poco claro, pero primero se trata de ganar consistentemente) con lo mínimo que puedas abrir una operación, no vas a ganar tampoco aumentando los lotes con los que operes.

Durante buena parte del aprendizaje, serán muchas las incógnitas que se te planteen. Lo que si debes tener muy claro es que desde tus comienzos tendrás que apuntar en una lista lo que te funciona. Esa lista la irás cambiando muchas veces, pero de lo que se trata es de crear un estilo propio que de forma a tu trading, a tu manera de operar.

Por supuesto que al principio cambiará mucho más rápido para luego quedarte con unas premisas que perdurarán en tu vida como trader, que serán las que te funcionen, y que estarán expuestas, lógicamente, a cambios (ya que el trading es una continua evolución) pero esos cambios ya serán mínimos, serán más bien un acto de pulir más esas reglas, de hacerlas más personales, más refinadas, y como digo, definirán tu estilo intransferible como trader.

De ese estilo surgirá una idea a la que deberás ser siempre fiel. Es necesario además que así sea. Si no te quedas con una idea, dudarás, y las dudas son demoledoras.

Ganar dinero tiene que ser aburrido

Cuanto más te aburras con el trading más dinero podrás conseguir.

1.- Te aburres mientras esperas la oportunidad adecuada. Si no lo haces es que estás sobreoperando.

Las mejores oportunidades necesitan de un proceso de maduración. Es muy difícil estar el suficiente tiempo aguantando sin entrar en el mercado pero es la mejor manera de ganar dinero. Cuando aparece la ocasión que estás esperando sabes que es ella.

Tienes prácticamente la ganancia asegurada. Lo intuyes. La intuición tiene un grado importante de participación en el éxito de un trader. Es como si «todo» confluyera en «uno».

Evitando entrar por entrar eliminas la mayoría de operaciones malas.

2.- Te aburres porque sabes que cuanto más de cerca sigas al mercado las probabilidades de pérdida o de ganar menos aumentan. Te aburres porque ya no lees noticias que hacían más amena la espera. Pero prefieres aburrirte porque las noticias que de verdad mueven los mercados, aquellas de las que es difícil escaparse, esas que son las verdaderas, son las que tienes que estar esperando, las demás son sólo pura distracción.

Estás en esto para ganar dinero no para divertirte. Ya lo harás después cuando contemples los número de tu cuenta.

El mercado exige muchísima disciplina al trader y el abandono de ciertas costumbres y privilegios antes de confiarle su dinero.

3.- Te aburres porque después de estar tanto tiempo esperando la oportunidad, el momento de actuar pasa muy rápido. Has identificado la oportunidad, has calculado el número de contratos y has situado el stop. Entras y se acabó la diversión.

No sólo sucede en el trading. Si alguna vez has jugado al golf sabrás que el tiempo efectivo de juego es mínimo, el resto es todo andar.

4.- Te aburres porque ahora tienes que esperar a que se desarrolle el movimiento. Cuanto más de cerca sigas una operación abierta que esté en ganancias menos tiempo durará esa operación abierta y menos dinero ganarás.
La espera tediosa, dejar que se desarrolle el lento movimiento de la tendencia y la cantidad de tiempo que seas capaz de aguantar la operación abierta está directamente relacionada con la cantidad de dinero que ganarás al final de la operación.

Dicho todo esto es fácil darse cuenta que lo que quiero decir es que cuanto más te estés divirtiendo con el trading, seguramente, menos dinero estarás ganando.

Si ya no pierdes, pero tampoco ganas, esta es la solución

Lo más difícil cuando te inicias en el trading es ser capaz de cortar las pérdidas. Normalmente no se ponen stops por lo que la merma de capital se acentúa hasta entrar al margin call. El historial de la operativa en los inicios se caracteriza por tener muchas operaciones con pocas ganancias (esto es por miedo a perder lo ganado) y pocas operaciones con pérdidas pero estas muy grandes (esto es porque el trader mantiene la esperanza de que se recuperen).

Salir de esa etapa supone una gran transformación psicológica por parte del especulador. La solución para cortar de raíz los 2 más grandes males de un trader (el miedo y la esperanza) pasan por utilizar siempre y en cada una de sus operaciones un stop-loss.

Después de superada esta etapa el trader ya no perderá, lo cual ya es un gran paso, pero tampoco ganará por lo que verá impotente como la cuenta siempre se mantiene neutral.

Esto mientras sea capaz de mantener la misma disciplina porque bastará un momento de desfallecimiento para que la cuenta comience a menguar de nuevo poco a poco.
Esta falta de disciplina viene de esa impotencia de no ser capaz de hacer crecer la cuenta por lo que salta las reglas y arriesga de nuevo más de lo necesario.

Por tanto, para salir de esta etapa surgen 2 caminos posibles:

Esto es:

LIMITAR LAS PÉRDIDAS:

a) stop- loss del 1% del total de la cuenta en cada una de las operaciones.

b) hacer trailing-stop para tener pérdidas más reducidas del 1% inicial e incluso ninguna e ir incrementando las ganancias poco a poco de manera que sea el mercado el que nos cierre la posición.

c) operar con el tamaño adecuado de contratos o lotes (relación precio de entrada/stop) para no apalancarse más de lo estrictamente seguro.

Hasta aquí bien. El trader tiene controladas las pérdidas más o menos por medios como los que acabo de exponer. Este ya no es su problema sino como incrementar las ganancias y superar la fase en que no gana ni pierde. Hasta aquí ha sido «fácil» comparado con lo que viene ahora. Esto es porque la parte anterior podríamos definirla como tangible y la que viene ahora como intangible, por expresarlo de alguna manera.

INCREMENTAR LAS GANANCIAS:

Aquí surgen dos caminos. El seguir uno u otro dependerá de cada trader. Yo siempre recomiendo seguir el que se adapte más a cada uno, o sea, con el que nos resulte más cómodo operar con él.

a) Operar al contrario de los traders perdedores. Esto es:

  • Tratar de tener muchas operaciones con pequeñas pérdidas y pocas pero con grandes ganancias.

EN CONTRA:

  • aquí ya entra en juego el aspecto mental o psicológico del trader. La mayoría de los traders no son capaces de aguantar una serie larga de operaciones con pérdidas por pequeñas que estas sean.
  • cuando se acierta con la operación buena, también hay que tener la fuerza mental suficiente para no caer en la tentación de realizar beneficios pues el rendimiento vendrá exclusivamente de estas operaciones ganadoras.
  • también tendrá que ser capaz de aguantar la presión que suponen los retrocesos de toda tendencia para coger impulso y seguir.
  • y también decir que estas operaciones suelen durar mucho en el tiempo por lo que si el trader es impaciente se aburrirá con esta operativa lo cual puede repercutir en precipitaciones que dan lugar a errores y, por ende, a fallos en la operativa. O sea, falta de disciplina.

A FAVOR:

  • si es un trader paciente y metódico está será su forma de operar ideal.
  • al ser una operativa que consiste en dejar correr las ganancias puede establecerse, o no, un Profit Warning de manera que si optas por esta forma de operar, el tiempo libre será máximo ya que las pérdidas están protegidas y las ganancias, en caso de no tocar el stop, se irán incrementando progresivamente.
  • el aburrimiento que puede traer esta forma de operar se verá compensada por las grandes ganancias recogidas. Ya sabes: «paciencia es dinero» (la máxima de Warrent Buffet).
  • es la operativa perfecta para ir promediando a favor
  • si eres capaz de seguir esta manera de obtener las ganancias, este sistema será el ideal y el que mayores beneficios y tiempo libre te aportará.

b) para traders más inquietos y que buscan ganancias rápidas:

  • Establecer un objetivo de ganancias y cerrar cuando se cumpla.

El objetivo puede ser por operación y por añadidura diario, semanal, mensual o anual.

A FAVOR:

  • te sientes más satisfecho porque has alcanzado el objetivo y te dará más confianza para seguir operando.
  • puedes obtener el objetivo de un año, por ejemplo, en un mes o menos (depende del volumen con el que operes).
  • las ganancias son más rápidas y las operaciones duran menos por que lo que realmente nos dará el dinero será el número de acciones, lotes o contratos con las que abramos la posición.

EN CONTRA:

  • si la cotización sigue avanzando una vez has cerrado, aunque hayas alcanzado el objetivo, puede que te surja un sentimiento de culpa por no haber dejado correr la posición.
  • se necesita una cantidad de dinero adecuado para operar de esta forma ya que es necesario hacerlo con un número adecuado de contratos si queremos sacar unas cantidades suficientes para vivir del trading.

La otra manera de ganar

Cuando tienes muy poco dinero decía Kostolany que era obligatorio especular (aunque no por eso vamos a arriesgarlo todo).

Es para traders que tienen poco dinero y que quieren tener una oportunidad de ver aumentar su patrimonio espectacularmente.

Decía que no debes arriesgar, pero inevitablemente cuanto menos dinero tengas más deberás hacerlo y cuanto más tengas menos tendrás que arriesgar para obtener igual o mayor rendimiento.

Esta claro que es una técnica que funciona y que se basa en los pilares fundamentales de inversión de nombres como Soros o Warrent Buffet.

Por supuesto que es gente de mucho dinero, pero no siempre lo tuvieron. Nacieron por el mismo sitio que los demás y de la misma manera: desnudos.

Pero, ¿cuales son esos pilares fundamentales?

1.- IDENTIFICAR LA OPORTUNIDAD: dice Soros que la inversión es aburrida o que debe serlo para sacar rendimiento. Esperar lo que sea (con mucha paciencia) a que aparezca la oportunidad y esperar con igual paciencia a que se desarrolle el movimiento.

2.- MARGEN DE SEGURIDAD: el margen suele ser tan grande que aunque entres sin stop (aunque no lo recomiendo) y la cotización retroceda, esta siempre lo hará en un porcentaje tan pequeño que el capital total casi no sufre para luego afrontar un movimiento a favor muy prolongado tanto en dirección como en tiempo.

3.- TIEMPO: se trata de «apagar el ordenador» y abrirlo mucho tiempo después (es una manera burda de dejar correr las ganancias) sin caer en la tentación de realizar beneficios.

4.- PROMEDIO DE GANANCIAS: es fundamental ir incrementando poco a poco los contratos o lotes para maximizar los beneficios.

Aumentando las probabilidades de ganar

Uno de los objetivos principales de un trader es hacer dinero, esto esta claro. Como también está claro que no es nada fácil. Al principio, es muy complicado porque son muchas las variables que entran en juego.

Y tengo claro que la mayoría de esas importantes variables sólo se pueden llegar a dominar con la práctica. Pero cuidado porque esa práctica, y como he dicho infinidad de veces tiene que ser en real, eso sí, con un número mínimo de lotes. Una vez que eres capaz de ganar (con el mínimo de lotes no ganarás cantidades espectaculares) ya sabrás como ganar con un gran volumen de ellos.

Así que lo primero que debe buscar un trader en su entrenamiento es acertar el mayor número de veces. Es verdad que lo que cuenta al final es la suma de la diferencia entre ganancias y pérdidas, pero si eres capaz de perder muy poco cuando pierdes a la vez que las operaciones falladas son poquitas, entonces las probabilidades de ganar dinero consistentemente aumentan dramáticamente.

Siempre se suele oír lo que he dicho anteriormente: lo que cuenta es la diferencia obtenida entre ganancias y pérdidas. Estoy de acuerdo pero no debemos quedarnos ahí, sino buscar poco a poco la perfección.

Así que si tienes muy pocas operaciones con pérdidas y estas son muy pequeñas cuando lo haces, lógicamente eres un gran candidato a vivir del trading.

El aumento de las operaciones positivas depende del entrenamiento para aprender a distinguir las mejores entradas.
Las pérdidas deben ser limitadas al máximo. Esto se hace poniendo un stop del 1% del total de la cuenta, pero no será suficiente para ganar. Esto último depende de lo bueno que seas corriendo el stop a Break Even.

El stop-loss te protege de pérdidas mayores cuando hemos fallado la entrada y casi ni siquiera has rozado beneficios. Ante esto, la primera pérdida siempre es la mejor.

Pero si has tenido beneficios y has cerrado porque te ha saltado el stop, esto puede ser el detalle que marque la diferencia. Una vez ganancias nunca pérdidas.
Está claro que en muchas de las ocasiones mover el stop a Break Even inmediatamente será más perjudicial que dejar el stop donde está de inicio, pero alcanzar unas ganancias aceptables y cerrar en negativo no es para nada recomendable. Por eso, lo dicho, es fundamental aprender a usar el Break Even, casi más que el trailing-stop.

La primera premisa de un trader es no perder. Siempre vale más no perder que dejar de ganar. Es básico y uno de los pilares principales de la consistencia.

Así que, ya que no podemos cubrirnos al 100% de que nos salte el stop en algunas de las operaciones resulta imprescindible reducir las pérdidas que provoque ese stop-loss minimizándolo incluso por medio del comentado Break Even cuando podamos hacerlo. Y poder no es lo mismo que deber.

De esta manera en vez de contar con las pérdidas que generan siempre los stops-loss, estas estarán repartidas entre las que han alcanzado el stop y las que hemos logrado reducir a la mitad de ese stop e incluso las que han cerrado en cero (Break Even). Así, de esta manera hemos logrado reducir las pérdidas al máximo.

Partiendo entonces de esta base, no tendremos problema en cerrar cuando hayamos alcanzado unos beneficios 3 veces mayores que el stop-loss. Más adelante, cuando seamos capaces de aumentar el número de contratos podrá ser más que suficiente para alcanzar los objetivos económicos.

Pero bueno, esto no se acaba aquí.

Según vayas aumentando el dinero de la cuenta surgirán dos dilemas:

había dicho que el tamaño del dinero en cuenta determina en que espacio temporal puedes operar (por supuesto que no puedes abrir una operación en un espacio temporal de 1 hora si esto te supone que el stop sobrepase el 1% establecido, tendrás que remitirte a uno más pequeño que te lo permita). Pero claro, si ya tienes un capital importante sabes que ya puedes optar a operar en otros time frames más amplios.

Y esto, como decía, suponen dos incógnitas las cuales están relacionadas con el espacio y el tiempo:

  • Si aumentas es espacio temporal en donde abres las operaciones tendrás que tener en cuenta que el tiempo para que se desarrolle el movimiento también aumentará por lo que la paciencia resultará indispensable para el trader. Eso si, esta forma de operar también supone mayor libertad. Así que todo depende del enfoque que le des. Si te gusta seguir la operación de cerca sufrirás operando así y tendrás que remitirte a time frames más pequeños donde se vea más movimiento, pero si te gusta tener libertad, una vez creada la estrategia, abierta la posición, situado el stop-loss y el profit warning, sabes que te puedes marchar tranquilo a donde quieras pues tienes las pérdidas cubiertas y sabes en cuanto lo vas a hacer en caso de que salga mal.
    Tiene sus riesgos y sus beneficios porque te será más difícil subir el stop a Break Even y hacer Trailing-Stop pero por otra parte seguro que no cerrarás la posición antes de tiempo, propio de los que suelen seguir las operaciones muy de cerca.
  • La otra incógnita que te sobrevendrá si no aceptas operar en espacios temporales más grandes viene del stop-loss.

Como ya dispones de bastante suficiente dinero en cuenta para saltar a otros espacios pero no quieres, entonces tendrás que tener una elección:

poner el stop más alejado o aumentar el número de lotes con los que operas.

Si optas por la primera opción habrás ganado seguridad puesto que a mismo % de stop-loss (1%) habrás logrado que tu posición sea más difícil de barrer. En contra de lo que piensan muchos traders, es mejor poner el stop más alejado que cercano, ya que aunque se pierde menos si lo pones muy cerca, este saltará muchas más veces que si lo pones lejos por lo que tendrás muchas más probabilidades de coger un buen movimiento (recordemos las tendencias se mueven en zig-zag y que es muy difícil ajustar al máximo el momento de la entrada por lo que poniendo un stop alejado nos cubrimos de esto).
Entonces, poner el stop más alejado nos beneficia en el lado de que será más difícil que nos lo cacen y si lo hacen seguiremos perdiendo sólo el 1% del total de la cuenta.

Y por otro lado tenemos la opción de en vez de aumentar la distancia del stop, aumentar el número de contratos de manera que seguiremos renunciando a la lejanía del stop pero por otro lado en caso de acertar con la entrada estaremos multiplicando las ganancias.

¿Cuando será entonces el estado ideal?

Cuando seamos capaces de operar con el stop tan alejado como queramos y siempre dentro del 1%, lo cual requiere la suficiente cantidad de capital en cuenta, y a la vez podamos operar con un gran número de contratos. ESTO ES MÁXIMO BENEFICIO Y MÍNIMO RIESGO.

Como salir de una posición

Saber salir de una posición es una de las materias más difíciles en el ámbito del trading, pero lo que sí está claro es que si aprendes a salir acabarás ganando dinero de verdad.

break_even

Casi todos los traders practican una y otra vez la manera de entrar cuando deberían destinar más parte de su tiempo a como salir.

Una de las máximas más importantes que tengo es: «Una vez en ganancias nunca pérdidas»

Para ponerlo en práctica utilizo el Break Even. Eso si, no lo pongo inmediatamente pues muchas veces la cotización sube hasta el punto de entrada para después volver por donde tiene que ir, pero claro, si pones demasiado rápido en Break Even, este saltará y te quedará la cara de tonto de ver el dinero que acabas de perder por haberlo movido demasiado rápido.

El Break-Even hay que ir bajándolo progresivamente, ni muy cercano ni muy alejado, no hay una ciencia exacta. Hay que ir bajándolo para evitar dilapidar las ganancias. Si lo dejas en el punto de entrada cuando las ganancias son muy abundantes y la cotización se da la vuelta alcanzándolo, no habrás perdido nada pero habrás dejado de ganar un buen dinero.

Aplicando el B.E eliminas un buen porcentaje de operaciones con pérdidas de tu cuenta. El B.E es como un balón, hay que aprender a manejarlo, depende pues de tu destreza tu éxito o no.

Si sale bien ganarás mucho, si sale mal ganarás menos pero nunca perderás.

El B.E te permite incluso marcharte con la tranquilidad de que por lo menos tu operación no acabará en pérdidas e incluso con la gran posibilidad de estar ganando mucho cuando hayas regresado.

Muchas veces he ganado más cerrando la plataforma y marchándome con la posición abierta que estando atento a la pantalla. Si estás delante y ves muchas ganancias es difícil reprimir el deseo de materializarlas con lo que muchas veces acabas dejando de ganar mucho dinero. Si dejas la posición abierta, con el Break Even en el punto de entrada, no tendrás ese problema, sabes que tus pérdidas están limitadas a cero y tus ganancias ilimitadas.

Cuando las ganancias son importantes lo que tienes que hacer en vez de cerrar es añadir otro contrato con su correspondiente Stop-loss para moverlo en cuanto se pueda también a Break-Even para que si la cotización se da la vuelta no se borren las ganancias del primer contrato, y así sucesivamente.

NO pretendas ser más listo que el mercado y no trates de ver la salida donde puede que no la haya. Deja que sea el mercado el que te saque de la posición,  si no lo haces evitarás ganar mucho dinero en muchas ocasiones. Que no se te nuble la vista con los beneficios. Mente fría, que diría el otro.

Decir que es mejor ir añadiendo contratos de 1 en 1 para ir controlando todo este sistema.

Una vez controlada la técnica del Break Even, habremos eliminado un gran porcentaje de posibles pérdidas por ejecución del stop por lo que ahora sólo hay que preocuparse de que cuando nuestra entrada sea fallida y no podamos correr el stop a B.E que las pérdidas sean las menores posibles.

El stop me gusta ponerlo a una distancia en la que si pierdo sólo sea el 1% del total de mi cuenta operativa, a lo sumo el 2%, pero nunca más de eso.

Muy importante para el trader: una vez que sabes que vas a perder poco si te salta el stop-loss,  que no pierdes nada si entras en ganancias y que sabes como añadir contratos, habrás eliminado uno de los más grandes causantes de fracaso en un trader: EL MIEDO.

Ahora, cuidado. La experiencia, que sólo corre de tu parte, deberá llevarte a elegir muy bien el momento de entrar ya en ese momento es donde radica también parte del éxito (aquí no cabe la sobreoperación) primero para que no te salte el stop y segundo, para que como mal menor, no lo haga el B.E, no por lo menos en el punto de entrada.

El buen trading es el arte de eliminar todo aquello o todas aquellas situaciones que te hacen perder. Tras esto sólo caben las ganancias.

El número de contratos es esencial para vivir del trading

El trading no es difícil, es mucho más que eso… aun no he encontrado el nombre apropiado, cuando lo haga os lo haré saber.

Es una carrera de muchos años y todos los días aprendes algo, nunca se termina, es por eso que lo defino como un Arte. No es una ciencia exacta, para nada.

 

El trader intradía se enfrenta a multitud de parámetros e incógnitas. Del scalper ya no quiero hablar. El día que encuentre uno que gane dinero sólo con esta técnica me pondré de rodillas delante de él.

La gente inexperta que se acerca a los mercados no se da ni cuenta de lo extremadamente difícil que es el proceso de aprendizaje que te lleva a vivir del trading. Quisiera ver a Calleja por estos lares, esto si es un desafío extremo.

Es la jungla, es un lugar totalmente inhóspito, sin escrúpulos.

Pero nadie debe desfallecer, si por algo se tiene que distinguir un trader es por la persistencia. Hasta los más expertos se llevan de vez en cuando palos duros, sólo que acaban levantándose una y otra vez. Las pérdidas, al fin y al cabo, los tropiezos, son los que te muestran el camino a la victoria.

Como digo en el título, el número de contratos es esencial aunque este guarda una estrecha relación con el espacio temporal en el que se opera.

No hace falta estar operando todo el día y todos los días sino esperar la ocasión apropiada con las herramientas adecuadas. Ahí está la virtud de un trader, la de sacar provecho de la oportunidad que nos brinda el poder operar en todos los mercados del mundo a golpe de click.

Es ese golpe de click el que acaba matando al trader impulsivo. Operar intradía denota esta característica en el trader y si encima puede lanzar órdenes de  compra/ venta a diestro y siniestro con sólo pulsar un botón …. eso no vale. El trader intradiario con éxito se caracteriza por una gran paciencia a la hora de elegir las operaciones y si en ese día no aparece la esperada cierra la plataforma y mañana será otro día.

Sabe que con sólo una buena operación puede tener algo más que el mes cubierto.

Pero no es tan fácil, no para los que acuden al mercado con una cuenta pequeña. La cantidad de dinero que tienes en ella marca, y mucho, las probabilidades de vivir del trading.

Yéndonos al gráfico se puede apreciar mucho mejor.

El trader intradía se caracteriza por operar en períodos gráficos de tiempo en torno a los 5 minutos. Hay muchos que operan incluso en espacios temporales más pequeños.

Cuanto más pequeño sea ese espacio temporal en el que operas más grande tiene que ser tu cuenta para sacar dinero. Veamos el motivo:

Imaginemos (ver gráfico) que entramos con 0.1 contratos (lo mínimo) al alza, en el Ibex, en los 8.250 puntos. Logrando cerrar, que tan poco es fácil saber cuando hacerlo, en los 8.310 puntos habremos conseguido 60 euros en la operación, excluyendo comisiones.

Y claro, puedes pensar:

_ que bien, 60 euros x 20 días de mercado = 1.200 euros, perfecto.

Lástima que no sea así. La multiplicación si, está bien hecha, pero el mercado no entiende de Matemáticas.

En esta ocasión has cerrado bien la operación pero no siempre es así, otras veces ganas menos y otras más acabas con pérdidas, por lo que es la diferencia entre pérdidas y ganancias la que determinará tu éxito o no al final de la jornada.

Decir que es muy difícil conseguir la cantidad que estás dispuesto a ganar día tras día.

Lo que no es ya tan difícil es encontrar una buena oportunidad a lo largo del mes. Pero claro, para beneficiarte de ella necesitas operar con un buen número de contratos, y eso sólo se puede hacer con dinero, con bastante dinero.

Claro que puedes conseguir una fortuna partiendo de una suma pequeña pero eso es como jugar a la quiniela. No debe ser este el procedimiento a emplear.

Claro también, que si tienes 1.000 euros en cuenta puedes apalancarte al máximo y lograr una gran suma pero, en este caso, el mercado si sabe ya un poco mas de Matemáticas. Sabe que con un par de puntos que se mueva la posición en tu contra estarás fuera de juego.

Entonces si lo normal es asumir una pérdida como mucho del 2% de nuestra cuenta por operación, comisión incluida (yo asumo sólo el 1%) no podrás comprar muchos contratos con 1.000 euros.

Así que, hacer una gran cantidad de dinero en una o dos operaciones al mes que te cubran el objetivo requiere de bastante dinero en cuenta.

Volvamos al ejemplo del gráfico. Para el mismo recorrido si en vez de entrar con un minilote de 0.1 contratos, entramos con 5 contratos, en vez de 60 euros en esa operación, habremos obtenido 3.000 euros en 35 minutos. Día y mes libres.

Así que no os cuenten milongas en los banners, sobre que podéis sacar un dinero mensual para vivir empezando con una microcuenta. No, esto no es en el País de las Maravillas.

Estoy, sin embargo, totalmente de acuerdo con Kostolany cuando rezaba aquello de:

«Quien tiene mucho dinero puede especular, quien tiene poco debe especular, quien no tiene dinero en absoluto está obligado a hacerlo.»

Esta frase es una verdad absoluta, pero cuanto antes llegues a la primera premisa de dicha frase más fácil te será conseguir el dinero. «El dinero llama al dinero»

Por tanto, un consejo: trabaja lo más que puedas en aumentar el número de contratos con los que operas, pero evitando aumentar nunca el riesgo.