Categorías
Trading

Primero defensa, luego ataque

Cuando esperas por esa operación que se supone te va a dar las ganancias que buscas, que van a mantener la línea de tu cuenta creciente, vas a tener que soportar una gran carga psicológica.

Y esa carga vendrá principalmente de la cantidad de pequeñas operaciones con pérdidas que vas a tener que sufrir con paciencia.

La estrategia está clara: se trata de cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias.

Hasta aquí muy bien, las pérdidas están controladas y gestionas bien el capital de manera que entras con los lotes adecuados.

Pero el problema son esas tantas operaciones con pequeñas pérdidas. Te encanta ganar, a tu Ego le encanta ganar, por eso no te extrañes si te obliga una y otra vez a que busques otra solución, a que abandones la disciplina de tu sistema de trading, a que sobreoperes, a que te vengues del mercado.

Cuando decides adoptar finalmente la estrategia de cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias debes saber que, sobre todo al principio, el número de operaciones perdedoras va a ser grande, de manera que si no dejas correr los beneficios cuando realmente estás en lo cierto no podrás hacer frente a las pérdidas acumuladas (otra presión psicológica añadida).

Esto puede llevarte a pensar que tu sistema no funciona, pero no es así sino que aun no tienes la destreza o experiencia suficiente como para elegir adecuadamente las entradas verdaderas.

Esto va viniendo muy lentamente y con la práctica, de ahí la imperiosa  necesidad de construir el sistema empezando por la gestión del dinero.

Si no gestionas tu dinero acabarás con él antes de adquirir la experiencia necesaria para ser consistente.

Habría muchos más traders y muy buenos si se dedicasen primeramente a proteger su capital en vez de lanzarse a operar arriesgando más de lo que debían.

Una vez que has asegurado tu sistema defensivo llega el momento de emprender la ofensiva.

Fíjate en el gráfico de abajo, en todas las ocasiones en las que podrías haber entrado, haber promediado a favor, y sin miedo a que la cotización volviese a por tu stop.

Cuanto tiempo, cuanta libertad para hacer lo que quieras mientras el dinero de tu cuenta crece.

tendencia

Por eso debes poner un stop y gestionar tu dinero, para que tus entradas erróneas solo provoquen un pequeño mordisco en tu cuenta y al dejar correr los beneficios la hagan crecer espectacularmente.

NO pierdas el tiempo en entrar y salir en el sitio justo porque te desgastarás tú y tu cuenta.

Incluso podrías entrar al azar, incluso podrías entrar sin consultar datos o noticias económicas. Bueno, esto es lo que yo hago.

 «Cuando agarras tendencia la cotización ya no vuelve a por tu stop».

Si cierras en cada retroceso de la tendencia por miedo a perder los beneficios que llevas acumulados, ¿piensas que vas a poder vivir así del trading?

De acuerdo, no es fácil, hace falta mucha sangre fría y un gran desapego por el dinero, pero es totalmente factible y probable.

Categorías
Trading

¿Por qué suele ser perjudicial mover el stop a favor?

Cuando tu estrategia de trading se basa en cortar las pérdidas y dejar correr los beneficios, y no buscas que tus operaciones se cierren tras haber prefijado un objetivo, tendrás que hacer frente a diversas situaciones, no técnicas, sino mentales para que el saldo final de tu operación crezca todo lo que tenga que crecer.

eurusd

 

 

Lo que tengo claro es que operando por objetivos nunca he logrado en ningún momento, conseguir las ganancias que he logrado dejándolas correr.

Eso si, no es nada fácil hacerlo. Veamos por qué:

En el gráfico de arriba puede verse donde entré, a la baja, y en el euro contra el dólar.

Hasta ahí bien, cualquiera hace una entrada. Aunque eso si, son aun bastantes los que operan sin un stoploss y sin calcular el número de lotes con los que entrar.
Esto ya hace tiempo que pasó a la historia en mi época de aprendizaje. Muchas pérdidas y casi quiebras para llegar a comprender que para arrancar los beneficios primero tienes que asegurar la retaguardia.

No poner un stop ante posibles pérdidas sólo está al alcance de aquellos que piensan que nunca van a fallar en ninguna operación. Y no calcular el número de lotes o de contratos con los que entrar, referenciando al capital total de la cuenta, pues es lo mismo que conducir con los ojos cerrados.

Pero esto no es lo difícil ya que, una vez asumido, sólo tienes que hacer unos cálculos y vía.

Lo difícil viene a la hora de dejar correr los beneficios cuanto ya está la operación en ganancias:

refiriéndome de nuevo al gráfico, la operación, en este caso, fue bien desde el principio. La cotización comenzó a caer y rápidamente entré en beneficios.

Ni siquiera en el punto A subí el stop a Break Even.
(No fueron pocas las operaciones en que las que la cotización subió a por él para luego continuar a mi favor pero conmigo fuera del mercado.)

Ni siquiera cerré cuando la cotización comenzó a retroceder junto con mis beneficios. Tengo la lección muy aprendida. Dejo incluso que me llegue a saltar el stop antes que no dejar correr la posición, incluso aunque buenos beneficios finalicen en pérdidas.

Dicen que se aprende de las pérdidas. Yo en su día tuve muchas por lo que tuve un buen maestro. Muchas veces, cuando operaba sin stoploss, recuperaba las pérdidas y justo cuando estas estaban a punto de entrar en beneficios (en ocasiones lo hacían unos pips) se daba la vuelta e incurría en pérdidas aun mucho mayores.

Ahora esta experiencia la utilizo a mi favor, pero con las ganancias, por eso nunca muevo el stop (se que la cotización va a intentar venir a por él para luego girarse en muchas de las ocasiones) sino que lo asumo a no ser que las ganancias sean muy abundantes. Todo más lo muevo a Break Even, pero, incluso para hacerlo, los beneficios tienen que ser grandes y consistentes.

Entrar en el terreno de las ganancias es entrar en terreno volátil, ninguna técnica funciona, todo está a merced de la sensación y de la experiencia del trader.

Ni siquiera cerré la posición cuando la cotización rompió al alza la directriz bajista trazada en el gráfico (de nuevo la cotización intentó volver a por mi stop y si hubiese hecho trailing stop lo habría alcanzado). No confió en ninguna línea, en ningún soporte, en ninguna resistencia, en ningún indicador, en ninguna media móvil, en nada. De hecho, mis gráficos están siempre vacíos.

Al principio metía de todo, las señales interferían entre si. Un indicador me daba compra y el otro venta. Si bajaba en temporalidad ya era un caos, me daba señales de entrada y de salida a cada momento. Todo era más complejo y más confuso.

A medida que eliminaba elementos del gráfico todo semejaba más simple y más fácil de interpretar, hasta que lo dejé «a pelo».

No quito las velas porque eso ya no se puede 🙂

Pues bien:

  • Es muy difícil aguantar una operación sin cerrarla cuando ves que estando en beneficios estos se reducen y amenazan tu stop, pero luego es fácil de hacer cuando comprendes perfectamente que si no renuncias a las migajas no optarás nunca a las ganancias más importantes.
  • Es muy difícil aguantar, por el aburrimiento, cuando la cotización se pone lateral y no sabes por donde va a salir, pero también es fácil cuando comprendes que el dinero está en ese aburrimiento.
  • Es muy difícil también aguantar una segunda embestida de la cotización en tu contra, como sucedió en el punto B, sin cerrar. Son golpes directos a tu línea de flotación, y si es difícil aguantar una primera embestida, una segunda y una tercera ya ni te digo.

Pero la espera tiene su premio y tras intentar, el mercado, machacarte mentalmente con sus mejores armas, es cuando llega la recompensa, la cotización avanza decidida a tu favor y, ahora si, ya puedes subir el stop a Break Even.

¿Qué ocurriría si desde el principio hubiese hecho trailing stop?

Pues que me abría salido con ciertos beneficios en el punto A, pero nunca habría recogido toda la bajada siguiente.

Por tanto:

  1. La consistencia no está en operar por objetivos sino dejando correr la posición a tu favor. Si así lo haces podrás incluso hacer crecer una pequeña cuenta. Si operas por objetivos no.
  2.  Es determinante comprender que no hay una técnica adecuada para dejar correr las ganancias y mucho menos para salir de una posición. Esto queda claramente a merced de la interpretación del trader en particular, siendo en este punto donde más se acaba diferenciando un trader de otro, al igual que sus beneficios.
Categorías
Trading

¿Por qué es necesario dejar correr las ganancias?

Imagínate lo necesario que es dejar correr las ganancias para ser un trader consistente.

Supongamos que sólo arriesgas el 1% del total de tu cuenta (esto para muchos aun es inconcebible. Me supongo que responde a las ganas de ganar mucho dinero con poco capital base por lo que arriesgan demasiado agotando la cuenta en 5 operaciones.)

Esto queda claro en el siguiente ejemplo:

Si tienes un capital total de 1.000 euros y arriesgas el 10% en cada operación, con que salgan 10 operaciones negativas seguidas (algo muy probable) ya no tendrás cuenta.
Y si no salen seguidas sólo tardarás un poco más en quedar sin dinero.

Por eso me resisto a creer que los traders que operan por objetivo vivan del trading. Y me resisto a creerlo porque a mí, de esa manera, me fue imposible.

Quiero que se entienda. No quiero decir que porque yo no haya sido capaz otros no lo sean sino que por más investigaciones que hago no me salen las cuentas a menos que el trader en cuestión tenga una fiabilidad de acierto casi improbable.

Además es realmente sacrificado y agotador.

Operar por objetivos no es lo que busca un trader que quiere tener libertad.

Volvamos al principio.

Si tenemos 1.000 euros en la cuenta y nos ponemos en el caso de arriesgar sólo el 1% del total es fácil pensar que (si operamos por objetivo) tenemos que tener como mínimo 2 operaciones positivas por cada negativa para que el resultado sea positivo.
O sea, que si perdemos 10, ganamos 20 siempre que tengamos un objetivo de 10€ para cada operación ganadora. (-10) + (10+10) = +10

Por cada operación con pérdidas, 2 con ganancias del mismo importe que la pérdida.

Tasa de acierto para que la estrategia tenga sentido: + del 50% de aciertos.

Atención máxima sobre el gráfico.

Hay también una segunda manera: que por cada operación que acabe en pérdidas haya una que cierre con el doble de ganancias.

Si tenemos una relación 1/1 la cuenta estará lateral siempre que ganemos lo mismo en las pérdidas que en las ganancias.

Por lo tanto tiene que ocurrir que por cada 1% que pierdas (10 euros) ganes 20€.

Lo malo es que es muy difícil mantener una fiabilidad de acierto de esas proporciones.

La sobreoperación se encargará de que esta estrategia por objetivos se vaya al traste.

Es ilusionante y matemáticamente es posible, el problema es que mentalmente y a nivel de disciplina no lo será. Lástima que entren estas variables en juego.

Como dice Al Brooks:
«Puedes aguantarle un hoyo a Tiger Woods pero no los 18». 

Contra el mercado pasa otro tanto:
«Puedes aguantar unas cuantas jornadas pero no un partido que dura toda una vida»

Hay que entender que cuando pones un objetivo de pérdidas (stoploss) y un objetivo de ganancias (profit warning) lo único que estás haciendo es LIMITANDO las pérdidas y LIMITANDO las ganancias.

Y no solo eso. Aunque operes por objetivos, sólo con ver como una operación que ya has cerrado al llegar al objetivo que has dispuesto, si la cotización sigue adelante y te paras a observar todo lo que acabas de dejar de ganar, el palo que se lleva tu autoestima es importante. En la próxima operación romperás tu disciplina y tu estrategia se irá al traste. Te pasará lo mismo que si juegas un partido con Tiger Woods. Tu mente no aguantará el envite.

Otro ejemplo más claro buscando un objetivo 1 a 2:

– Haces una operación y sale negativa (-10€)
– Haces otra operación y sale positiva (+20€)

Ya ganas +10. Esta relación sería ideal: 50% de aciertos

Toda aquella operativa que suponga + del 50% será factible siempre que en las ganancias consigas siempre el doble que una operación con pérdidas.

O sea, relación 1/1 y que en las ganancias ganes el doble que en la pérdida.

– Haces una operación y sale negativa (-10€)
– Haces otra operación y sale negativa (-10€)
– Haces otra operación y sale positiva (+20€)

Ya no vale porque teniendo 2 fallos por cada acierto la cuenta se mantiene plana.

O sea, que para que esta estrategia te haga un trader consistente tienes que operar con una señal de entrada que suponga un 50% de acierto, o con varias señales cuya media también de un porcentaje de 50.

Así que si operas de esta manera elige bien como entras a mercado. Tratar de entrar con todas las señales o figuras que veas lo único que hará será rebajar el porcentaje de la media y que tu linea de aciertos baje de ese 50% ideal.

Cuidado, que puedes buscar muchas más variables. En vez de esperar una relación 1 a 2, esperar una relación 1 a 3.

Pero claro, el mercado nunca te garantiza que llegues al 3, en este caso 30€, cada vez que arrancas una operación positiva.

Puede que llegue a 25€ y se de la vuelta haciéndote saltar el stoploss por lo que una operación que casi alcanza la relación 1 a 3 (+30€) acabe con una pérdida (-10).

Así que cuanto más aumentes la relación más posibilidades hay de que tu porcentaje de fiabilidad baje por debajo del 50% ideal.

Por consiguiente, no deberías esperar que el mercado te arrojase siempre una relación de 1 a 3. Más bien deberías quedarte con la 1 a 2 para tener más probabilidades.

Y lo que decía antes, reduciendo tus entradas a mercado a 1 sola técnica incluso, pero cuya fiabilidad de acierto esté por encima del 50%.

Malo será que el mercado no te de en cada acierto 20 € sin que se de la vuelta y salte el stop…

Demasiado complicado, ¿verdad? Esto no es trading. Operar por objetivos no es trading, es volver a la época de la esclavitud y ser un esclavo del mercado.

Por tanto, ¿qué mejor que limitar las pérdidas e ilimitar las ganancias?

Sabes que vas a tener muchas operaciones con pequeñas pérdidas limitadas al 1% del total de la cuenta o menos si cabe.

Sabes que vas a tener pocas operaciones con ganancias pero las vas a dejar correr como dejabas correr las pérdidas cuando operabas sin stoploss.

Y que vas a promediar estas operaciones con beneficios, pero a favor y no en contra, como hacías con las pérdidas.

Y vas a tener toda la libertad del mundo porque una vez que has puesto el stop y has calculado el número de lotes con los que vas a entrar te olvidas. Sabes que si estás en lo cierto la cotización ya no volverá a por tu stop y que si lo hace es porque no era la operación que estabas esperando.

Es cierto que no van a ser muchas las operaciones que te den los grandes rendimientos. Si nos atenemos a la Ley de Pareto, sólo el 20% serán buenas operaciones, el 80 restante serán malas.

Por supuesto que tienes que estar muy preparado mentalmente, tienes que tener una fuerza mental muy importante para operar con esta estrategia.

No hay muchos traders que sean capaces de aguantar semejante hilera de operaciones perdedoras por pequeñas que estas sean.
Pero es que la consistencia no la da el número de aciertos sino la diferencia entre pérdidas y ganancias.

Por lo tanto, puedes conseguir ser un trader consistente con sólo un porcentaje de acierto del 20%, esto es lo ideal. Por otra parte, si luego eres capaz de ir eliminando las operaciones perdedoras la excelencia habrá llegado a tu trading.

Es un camino largo, pero está ahí para quien lo quiera recorrer.

Categorías
Trading

Sistema de trading personalizado

Un sistema de trading, para que funcione, debe de estar personalizado.(En mi caso siento que me gusta entrar con stoploss alejado (tras percibir una oportunidad) y que la cotización haga lo que tenga que hacer, sin implicarme (o salta o genera ganancias) . Esto supone máxima libertad). Además, al no estar pendiente de la cotización al minuto, la dejo correr más de lo que lo haría si estuviese encima de ella.

Al entrar intradía lo único que consigues es entrar más a menudo y que se incrementen las operaciones negativas. Es bastante mejor la…

…»Táctica del francotirador»:

Debes operar como un francotirador, en vez de iniciar una posición tras otra rápidamente (sobreoperar). El trading intradía es propenso para ello.

Cuando finaliza una operación quédate fuera del mercado esperando una nueva oportunidad.

Durante el tiempo de espera vigila al mercado y NO vuelvas a operar hasta tener una visión despejada del objetivo.

Todo lo demás es espera y preparación (práctica y entrenamiento), permaneciendo al margen, con paciencia, en posición defensiva.

Si te vuelves demasiado agresivo y te aburrieses esperando la operación adecuada, comenzarías a sobreoperar sin ton ni son, la mayoría de las operaciones se desperdiciarían y rápidamente serías expulsado del mercado.

«Da igual» el mercado donde operes, todos generan tendencias.

SISTEMA

  1. Entrada: [ cuanto mayor sea el espacio temporal más fiable la señal] .

  2. Stop-loss: lo más alejado posible. Hacer trailing-stop a muchísima distancia o simplemente no hacerlo.

  3. Máxima pérdida: 1% del del capital total por entrada u operación.

  4. Time Frame: cualquiera que te permita tu capital total

  5. Stop-loss: subirlo sólo a Break Even cuando las ganancias sean importantes.

  6. Promediar: siempre a favor sobre beneficios (abundantes).

  7. Mentalidad: Una vez agarrada la tendencia esta no vuelve por tu  stop.

  8. Mentalidad: Una vez abierta la operación olvidarse de ella para, en caso de beneficios, no cortar las ganancias.

  9. Mentalidad: Sólo hay 2 lados en el mercado, en algún momento estarás en lo cierto.

  10. Fijación y reeducación mental: visualizar la estrategia para automatizarla y perfeccionarla.

    Visualiza la técnica:

    Contrarian

  11. Fuerza mental para:

  • Aguantar muchas operaciones, incluso seguidas, saltando el stoploss al 1% (muchas pequeñas pérdidas). Sensación de ganas de abandonar la estrategia por pensar que no es válida.
  • Aguantar sin cerrar al ver como beneficios importantes se reducen a la mitad o incluso llega a saltar el stoploss por intentar dejar correr las ganancias. (Subir como mucho a B.E)
  • Aguantar las ganas de materializar los beneficios.

Esta técnica es la contraria a la utilizada por los traders perdedores. Supone muchas pequeñas operaciones con pequeñas pérdidas y pocas con grandes beneficios.

 …y mucha Disciplina.

Categorías
Trading

Hacer trading no es sólo operar

Para ser un buen trader tienes que preparar no sólo tu operativa sobre el gráfico sino otros múltiples aspectos que están ahí, rodeándote, y que cada uno por separado va a aportar su granito de arena. Todo sumará.

Todos los detalles suman y son precisamente esos detalles los que te van a proporcionar un plus más de profesionalidad que va a repercutir directamente en tu cuenta.

Como decía, el trading no es sólo operar sino preparar otras «cosas», quizá menos importantes aparentemente, que harán que tu operativa tenga un punto más de ventaja respecto al de otros traders.

El trading es:

Psicología: quizá sea esta la parte más importante. El trading es pura psicología ya que en cada movimiento de las cotizaciones está por detrás la decisión de miles de traders (encontrada o no) de diferentes partes del mundo.

Cada cual tiene su forma de operar, su decisión tomada y su forma de actuar. Las pérdidas, las ganancias, los soportes, las resistencias… todo es producto de nuestra psicológia.

Quien domina esta parte vence. Las demás son piezas que se unen a este pilar dotándole de más robustez.

Técnica: la técnica es la destreza que tienes a la hora de operar. La búsqueda de la oportunidad, la forma de entrar, de salir, de promediar…

Vamos, que si la parte psicológica es el «general», la técnica es el «batallón».

Gestión: toda batalla necesita una gestión previa, en el trading no es menos. Contamos con unas fuerzas (capital) que sólo aumentará o dejará de disminuir según la adecuada gestión del mismo.

Estas son las 3 partes principales del trading. La más determinante es la psicológica pero si «cojea» alguna, el engranaje de tu sistema se viene abajo.

Las otras piezas:

Quizá menos importantes sobre el papel pero que son decisivas «en el campo de batalla».

Descanso: si no has descansado lo suficiente tus incursiones en el mercado no serán de calidad.

Es vital descansar bien antes de operar e incluso en períodos cortos de descanso a lo largo de la jornada de trading. Necesitas estar al 100%. El oficio de trader no es un trabajo físico pero el cerebro es el órgano que más participa y el que más recursos consume. (Se dice que el 20% de los recursos del cuerpo).

 Alimentación: he dicho que el cerebro consume el 20% de la energía. Esa energía la obtiene principalmente de la glucosa.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Es un ciclo. Todo está unido como los eslabones de una cadena y acaba afectando positivamente o negativamente a todo el engranaje que mueve tu sistema operativo global.

Tienes que tenerlo muy en cuenta. No es sólo sentarse delante de la pantalla, estés en las condiciones que estés, y hala a ganar dinero.

El trading es un «juego» de suma cero. Esto quiere decir que cuando tu ganas es porque otro ha perdido. Y si tu pierdes alguien se ha quedado con tu dinero.

Y ese alguien puede que se lo haya llevado porque está más preparado que tu y porque tiene en cuenta pequeños detalles que para ti aun pasan desapercibidos.

Si te subes al circo de los mercados recuerda que al otro lado de la pantalla te están esperando los mejores traders.

Por tanto, no está de más que cuides tu alimentación.

Actividad física: «mens sana in corpore sano».

Necesitas desconectar de alguna manera y quemar toxinas no sólo corporales sino a nivel mental.

El ejercicio hace que la sangre  fluya mejor y tengas más rapidez de pensamiento así como es necesario para que tu cuerpo en general no se sienta cansado.

Personalmente los días que voy a hacer running son los días que mejor me siento en todos los aspectos (físico y mental) y eso que voy a correr a las 7 de la mañana y sin haber desayunado y casi sin cena (no suelo cenar casi nada).

Pues bien, con estos 6 aspectos controlados tu trading mejorará mucho.

Puedes incluso añadir más de tu cosecha, cada trader es un mundo. Ya no voy a hablar de estado de ánimo, motivación, etc. Pero si voy a decir que todo suma y que cada matiz que añadas será un punto a tu favor.

Trata cada pieza de forma individual y llegará un momento en que se unan como un todo, como una máquina con sus piezas perfectamente engranadas.

Recuerda lo que decía Julio Cesar:

«Divide y vencerás»

Muy bonita la frase, pero ¿qué quiere decir? ¿qué expresa? ¿qué significa?

Pues básicamente lo siguiente:

«Divide y Vencerás consiste en descomponer un problema en subproblemas más simples del mismo tipo, resolverlos de forma independiente y una vez obtenidas las soluciones parciales combinarlas para obtener la solución del problema original«.

Categorías
Trading

Simplifica tu estrategia de trading

TIME FRAME:
el tamaño de tu cuenta determina el espacio temporal en el que puedes operar. Esto se calcula destinando el 1% del total de esa cuenta como máxima pérdida siempre teniendo en consideración la distancia del stop-loss al punto de entrada y el mercado en el que se opera (en unos mercados podrás apalancarte más que en otros).

NÚMERO DE LOTES:
Cuanto más pequeño sea el espacio temporal en el que vas a operar más número de lotes deberás abrir para sacar un rendimiento aceptable. Recuerda que a menor Time Frame menor duración de la tendencia.

Es la pescadilla que se muerde la cola. A menor Time Frame más dinero en cuanta necesitarás para operar más apalancado.

TÉCNICA:
el verdadero problema de un trader está en la sobreoperación utilizando gran número de técnicas para abrir una operación. Por lo tanto elige una o dos técnicas de entrada, mejor una (la que mayor rendimiento te haya dado) y ten la paciencia y disciplina adecuada para ceñirte sólo a ella.

El buen trading es la simplificación máxima de tú estrategia.

Categorías
Trading

Observación, estrategia y desenlace

La dificultad extrema del trading reside en la observación continua de los gráficos sin perder el foco. Pueden pasar horas y horas hasta la aparición de la oportunidad que deseamos.

Sin embargo, una vez localizada esta, una buena gestión de la misma proporcionará al trader toda la libertad que necesita.

Stop, Profit Warning, son herramientas que facilitan la vida al trader pudiendo dejar la estrategia marcada y ausentarse de la pantalla sin miedo a ser sorprendido.

Categorías
Trading

No se si estás preparado para tu operar con tu sistema…

La norma es, sin lugar a duda, ser capaz de esperar el tiempo que haga falta a que aparezca la oportunidad que esperamos.

No se trata de estar todo el rato en el mercado. Lo ideal es estar la mayor parte del tiempo fuera de él y esperar lo que sea, y cuando digo lo que sea, lo digo literalmente, a que tengamos todas las probabilidades a nuestro favor.

¿qué conseguimos con esto? Eliminar de raíz todas esas malas operaciones negativas que produce la sobreoperación.

Vamos, que ya no basta con reducir las pérdidas de las operaciones negativas al mínimo, sino que el número de ellas sea lo menor posible y esto sólo se logra esperando la «ola perfecta».

Date cuenta del poder de la paciencia: si esperas por esa oportunidad única puede que se te haga eterno, no lo dudes, pero la satisfacción que obtendrás cuando aparezca y te aproveches de ella será máxima.

Además, te habrás librado de todas esas pequeñas operaciones con pérdidas que además de ir limando tu cuenta minan tu moral y hacen que cometas errores más grandes.

Date cuenta de una cosa: partes de un capital – lo dejas en estado latente hasta que aparece una ocasión en las que tienes todas las de ganar (poco o mucho pero sin duda ganas) – tu confianza va aumentando – lo único que hará que esta estrategia te siga funcionando es que seas capaz de seguirla con disciplina y que el aburrimiento o las ganas de acción no te hagan cometer el error de entrar por entrar – esperando la oportunidad la cuenta estará en estado latente pero obtendrá un importante incremento de capital con cada oportunidad ideal – esto hará que tu cuenta crezca y puedas operar con más lotes – si operas con más lotes, que no con más riesgo, las ganancias se irán multiplicando progresivamente- al final, debido a ese apalancamiento sin riesgo que produce el crecimiento de tu cuenta no necesitarás dejar correr tanto el movimiento para alcanzar sumas de dinero increíbles.

Ahora bien, no se si tu mente está preparada para la disciplina, paciencia y el aburrimiento. Si no es así prepárala porque sino volverás a los malos hábitos y a operar sin ton sin son, sin sentido, sin una estrategia clara.

Categorías
Trading

Catalizadores: una de mis mejores estrategias

Una de mis mejores estrategias, con la que he conseguido más beneficios, se ha regido por una gran simplicidad. Pero cuidado, una simplicidad muy difícil de llevar a cabo por soportar una gran carga de disciplina añadida.

Desde el momento en que puedes abrir una operación con un simple clic, la operativa, mejor dicho la sobreoperativa se ha encargado de destruir un número incontable de cuentas.

Los brokers facilitan la labor. No nos obligan a sobreoperar, por supuesto, pero si se han encargado de facilitarnos las cosas para hacerlo.

Desde mi punto de vista es de agradecer, ya que gracias a ellos se puede acceder a operar en la mayor parte de los mercados financieros  mundiales por muy poco dinero.

Esto lo han conseguido reduciendo el importe para abrir una cuenta. Desde luego que se han visto obligados a hacerlo porque la crisis a bajado mucho su negocio y entonces han tenido que dejar paso a pequeños capitales que generen comisiones.

Pero ese es su negocio: captar clientes y comisiones. Nada que objetar. Nada es gratis en esta vida. Ellos nos dan un servicio a cambio de unos costes.

Así que el verdadero problema no son los brokers. Ellos, por lo que sea, han tenido que dar opción a acceder a los mercados a personas con bajo nivel adquisitivo dejando abrir microcuentas para operar con microlotes.

Con esta acción han abierto las puertas a muchos aprendices de trader que antes no podían operar por el volumen que solicitaban, lo cual se agradece.

Así que, como decía, el problema no son los brokers sino los traders que quieren enriquecerse a toda costa y en un mínimo espacio de tiempo.

Todo ello lleva a la sobreoperación, los brokers encantados pero no es su culpa.

Si he dicho que se agradece esa apertura a la operativa en microlotes es porque desde la premisa que no serás capaz de ganar dinero con una gran cuenta mientras no lo seas capaz de hacer con una pequeña, operar en microlotes permite a cualquier trader adquirir una gran experiencia con muy poco dinero antes de lanzarse con más volumen de lotes.

Pues bien, una de las estrategias que mas dinero me ha dado ha sido la siguiente:

  • Operar por catalizadores (noticias o datos económicos precursores de grandes tendencias que suelen dar generosamente los Bancos Centrales principalmente).
  • Mantenerme fuera de mercado el tiempo que haga falta hasta que surja la oportunidad que estoy esperando, incluso meses. Tiene que ser una ocasión que merezca realmente la pena y que tenga todas las de salir bien. Escasas probabilidades de fallo.
  • Al salir muy pocas oportunidades durante un año, la libertad es absoluta ya que con una revisión del panorama económico a principio o final de día basta.
  • Una vez clara la oportunidad entro con la adecuada gestión del dinero, poniendo un stop bastante lejano (no hay un punto standard de stoploss para todas las operaciones) y voy añadiendo más lotes a medida que los beneficios se incrementan a mi favor.
  • Aplico el interés compuesto, de manera que extraigo muy poco dinero o ninguno de la cuenta (según) pero siempre trato de aumentarla de manera que cada vez opero con mayor número de lotes logrando de esta manera aumentar mis beneficios de forma exponencial.

Como se puede ver, las reglas son muy sencillas. Pero lo realmente difícil es la disciplina para:

– Esperar la oportunidad adecuada sin entrar sin ton ni son a cualquier ocasión que crea ver.

– Esperar a que se desarrolle la tendencia aguantando la gran presión de querer materializar los beneficios.

Así que la estrategia es muy sencilla, lo realmente difícil es aplicarla. 

Por tanto, debes sacar una conclusión clara:

para vencer a los mercados tienes que vencerte primero a ti mismo, por eso habrás oído decir a los mejores traders del mundo que su don más importante ha sido la disciplina.

Así que no se trata de perder el tiempo buscando las mil y una estrategias sino prepararte mentalmente para seguir las reglas, a rajatabla, de una de esas estrategias.

Y no busques la complejidad sino todo lo contrario. La simplicidad tiene mucha fuerza porque por esa misma simplicidad no se puede variar, de ahí su poder. Es tan simple que es invariable.

Gran error creer que sólo se puede ganar dinero con una estrategia compleja, todo lo contrario. Nuestro cerebro no está preparado para procesar gran cantidad de datos en un momento.

Categorías
Trading

Intradía + catalizadores

Revisando a ojo el historial de mis operaciones, tanto operando intradía como por catalizadores (a más plazo) surgen dos respuestas claras:

– Operando intradía se puede hacer mucho dinero a cuenta de mucha disciplina y mucho sacrificio. La sobreoperación merma mucho la cuenta de resultados por lo que la mejor estrategia que he encontrado y la que mayores beneficios me da operando en este período es la de entrar a mercado teniendo en cuenta una sola técnica.

Una sola y no dos o tres. Cada vez que añado más técnicas disminuye, por media, la fiabilidad.

Por tanto, para intradía, mis mejores operaciones se cuentan cuando:

1º- Uso una sola técnica de entrada

2º.- Sitúo un stop-loss del 1% del total de la cuenta

3º.- Mantengo la disciplina férrea para entrar sólo a mercado cuando aparece, sólo y exclusivamente, la señal que espero. Es vital para evitar la fatal sobreoperación.

– Si operando intradía se pueden alcanzar muy buenas ganancias, operar con catalizadores se lleva la palma.

Las operaciones son más dilatadas en el tiempo. Quiero decir que no se dan con la frecuencia del intradía pero los beneficios que acumulas suelen ser espectaculares.

El handicap principal radica en tener el aplomo necesario para esperar el tiempo que haga falta a que aparezca la oportunidad adecuada. Esa que suele darte el movimiento con una fiabilidad del casi 100%.

El otro punto angular es la entrada. Puedes identificar y verificar el catalizador de la tendencia pero el éxito en la operación dependerá de la entrada.

Como el movimiento está claro lo ideal sería entrar sin stoploss para evitar barridos y retrocesos (pero esto nunca es adecuado por muy 100% que parezca) así que es vital entrar con el stop lo más alejado que consideremos siempre sin arriesgar en ello más del 1% del total de la cuenta.

Y por fin vienen los 2 puntos vitales para hacer crecer los beneficios dentro de esta estrategia:

1º.- Dejar correr las ganancias. Es tan importante este punto que las grandes rentabilidades dependerán exclusivamente de él. Revisando las operaciones hechas he conseguido mucha más rentabilidad en aquellas operaciones en las que no movía el stop (sólo únicamente a Break Even cuando las ganancias eran realmente grandes), pero nunca haciendo trailing stop.

Cada vez que perseguía al precio, los retrocesos se encargaban de dejarme fuera de mercado. Con ganancias, eso si, pero fuera de mercado. Esto influye mucho psicológicamente desde el punto en que si se te cierran 3 posiciones o lotes que venían acumulando grandes ganancias ya no eres capaz de entrar de nuevo con otros 3 sino que empiezas con uno sólo, con la merma para las ganancias acumuladas que eso conlleva así como la imposibilidad de seguir acumulando beneficios con la fuerza de las operaciones abiertas en el principio de todo.

Esta manera de operar los beneficios no es fácil de hacer, nada fácil, ya que ves como buenas ganancias acaban retrocediendo hasta incluso alcanzar el stop, pero tuve que hacerlo debido a las múltiples buenas operaciones que me perdía por haber movido el stop-loss únicamente a Break Even.

Así que las grandes ganancias llegaron cuando identificaba el catalizador, situaba el stop muy alejado pero nunca más allá de un riesgo del 1% por operación y cerraba la pantalla sin importarme lo que pasara.

Cuando la volvía a abrir, a veces veía que el stop había saltado, pero otras muchas tenía abundantes ganancias.

Y aquí viene el segundo punto en importancia:

2º.- Cuando veía las ganancias acumuladas tras abrir de nuevo la plataforma no las materializaba sino que añadía más lotes con otro stop alejado para cada una de ellas y por supuesto, siempre sobre beneficios.

Operar intradía para el trader apasionado es muy apaciguador para el trader pasional ávido de acción y operar con catalizadores a más plazo es la estrategia que mas dinero acumula incluso partiendo de un capital pequeño, no así en el intradía. Además la libertad o tiempo libre del que dispones mientras se desarrolla la operación es impresionante. 

Lo mejor, combinar ambas técnicas. Pero de tener que decidirme por una sería la segunda sin lugar a dudas.