Trading y mercados — www.bolsaydinero.com

Etiquetadistracción

¿Padeces de procrastinación?

Procranistar= Es el hábito de postergar actividades que deben atenderse sustituyéndolas por otras más irrelevantes o agradables.

En el trading es muy fácil caer en la procrastinación lo cual nos aleja directamente de la consecución de la práctica adecuada y por consiguiente del logro del objetivo principal.

Pasión= Sentimiento muy intenso que domina la voluntad y puede perturbar la razón. Afición o inclinación viva por algo.

Para dominar la procranistación, sin duda hay que tener pasión por lo que se hace. El trading necesita de esa pasión, sin ella nunca lograrás vivir de este oficio tan sacrificado. Te tiene que gustar más que ninguna otra cosa estar «absorbiendo» gráficos y más gráficos, que para los neófitos en el tema no será nada más que ver unos «palos absurdos» dibujados en la pantalla.

Distracción= Lo que atrae la atención y la aparta de algo.

Es uno de los peores males para el trader. Conectado al ordenador a todas horas es fácil distraerse en otras tareas más placenteras que no tienen nada que ver con el trading, pasando las horas sin producir nada de valor ni progreso.

Aburrimiento= Fastidio provocado por la falta de diversión o de interés.

Si te aburre el trading es porque lo único que te llama de él es que has oído que se puede ganar mucho dinero rápidamente. Si el trading te aburré escápate lo más rápido que puedas sino será tu dinero el que se escape a borbotones.

Muchas veces caemos en la procrastinación por falta de pasión, porque somos propensos a distraernos con cualquier cosa, porque nos aburre lo que hacemos.

Para conseguir los mayores logros tienes que disfrutar de ello, tienes que estar deseando que se haga de día para empezar a trabajar y aun así es fácil caer en la procrastinación, sobre todo, porque no sabes o aun no has identificado las tareas principales, las que realmente te hacen progresar.

Para no caer en la procrastinación tienes primeramente que identificar aquello que realmente te hace avanzar hacia el objetivo y una vez hecho esto tienes que repetirlo día tras día, tener continuidad. Esto es lo más importante. Podrás ser muy bueno en algo que si no tienes continuidad no te servirá de mucho, no conseguirás los resultados que deseas.

 «No es importante sólo lo que haces, sino hacerlo todo el tiempo»

Disciplina= es la capacidad que puede ser desarrollada por cualquier ser humano y que implica, para toda circunstancia u ocasión, la puesta en práctica de una actuación ordenada y perseverante, en orden a obtener un bien o fin determinado.

Habrás oído decir a cualquier trader famoso, que vive del trading, que la disciplina ha sido fundamental a la hora de conseguir la consistencia. 

El trading es fácil, somos nosotros quienes lo complicamos

Espero que haya quedado muy claro que para vencer a los mercados, primeramente hay que vencerse a uno mismo.

¿Qué es lo que debes controlar cuando operas en los mercados?

El trading no es solo operar y ya está. Son muchos los parámetros que hay que controlar antes de operar, mientras lo haces y después.

Las variables que tiene que tocar cada trader no son las mismas para todos. Estas tienen que personalizarse. Los puntos débiles y fuertes no son para todos iguales.

Según van pasando las horas de operativa, investigación, etc. se va haciendo un camino. Ese camino no es ni mucho menos recto y requiere que bebas en muchas fuentes para poder seguirlo.

En mi caso son los siguientes puntos los que considero esenciales trabajar:

 

TÉCNICA:  sin duda, sin técnica no hay nada. El trading no es cosa del azar y acertar con las operaciones requiere de un buen dominio del análisis técnico. O trabajas las figuras clásicas o te buscas tú otras, pero tienes que practicar horas y horas sobre un gráfico para aprender cuando se pueden dar las mejores oportunidades.

Para lograrlo, yo, aparte de operar todos los días en real, destino un mínimo de 2 horas aprox. diarias a investigar sobre históricos de gráficos. La consistencia a la hora de entrenar lo es todo.

En una lista iba apuntando las técnicas que más rendimiento me daban las cuales iba perfeccionando poco a poco.

 

PSICOLOGÍA: los golpes más duros que te da el mercado (sin contar las pérdidas de capital) van dirigidos a tu linea de flotación: el cerebro. La inmensa mayoría de malas sensaciones que he tenido con el trading las he curado a base de stop-loss. El stop es como la aspirina, te cura la mayoría de los malos tragos psicológicos que te produce el trading.

Dentro de la psicología pueden aparecer otros subcampos también muy importantes. Cada uno debe reconocer los suyos. En mi caso supuso un lista de frases que leía todos los días para reeducar el cerebro y enseñarle lo que debía hacer. Son muchas las listas que he tenido que elaborar hasta llegar a completar una a partir de la cual casi nada varío. Cada una de estas frases ha evolucionado hasta simplificarla al máximo pero si consultásemos su «árbol genealógico» podría descomponerse en un folio lleno de frases relacionadas:

– Acumula horas de práctica, todo se irá dando.

– No dejes que tu mente se distraiga

– Prioriza y no tengas miedo a empezar la tarea

– Atento al mercado para no perderte las mejores oportunidades

– Hazlo mal, pero hazlo

– Te sientes mejor, realizado, si haces tus tareas

– Empieza el camino y evita salirte de él.

 

 RESTRINGIDO: además de imponerme unas frases emocionales también tuve que hacer otra lista con algunas tareas que debía restringir al máximo o incluso eliminar durante mi jornada de trading:

– Twitter

– Facebook

– Correo

– Estadísticas

– Otras cosas ( planificar viajes de fin de semana, consultar la webs que no tienen nada que ver con el trading, solucionar problemas que no tenían que ver con el trabajo, etc, etc, etc, etc, etc).

– Noticias (las noticias fue como el yonki que quiere dejar de drogarse y no puede. Muy duro). Una me llevaba a otra y me encontraba a media mañana leyendo el Marca sin haber empezado a operar.

 

PROGRAMA: el programa supone las tareas diarias que debo realizar.

– Operar (In/Out). (Esto es entrenar gráficos con el mercado abierto (operando en real) y con él cerrado (históricos de gráficos), las máximas horas posibles).

– Postear. (El blog es imprescindible para mi. Antes de tenerlo escribía lo mismo pero en una libreta. Me ha ayudado y me ayuda a evolucionar y a fijar conceptos nuevos y viejos que son fundamentales para mi operativa).

– Meditar. (La meditación ha logrado mostrarme el camino más corto. Me ha contestado a muchas preguntas).

– Estiramientos, vibropower, running, hipopresivos. (El trading se hace sentado y quieras que no tantas horas sentado acaban por entumecerte. «Mens sana in corpore sano»).

– Alimentación. (Suelo llevar una alimentación sana y no fumo ni bebo). Los traders tenemos que comportarnos como deportistas de élite. Me gusta mucho leer sus programas de entrenamiento, sobre todo el alimenticio y el mental.

– Video/ lectura ingles. (Lo poco que se de inglés es gracias a la traducción de escritos en la lengua anglosajona con ayuda de un diccionario y viendo vídeos subtitulados en español. Para mi, lo más efectivo y sobre todo barato.

– Lectura de estrategia. (Leer libros de estrategia tipo «El arte de la guerra», » El libro de los cinco anillos», «Las 36 estrategias chinas, El arte de la prudencia, etc, para mi es fundamental).

 

RUTINA: todo lo explicado anteriormente hay que ponerle un orden y un horario para realizarlo diariamente.

Así que:

– me despierto a las 7 de la mañana, me siento en cama y comienzo a meditar. Muchas de las mejores ideas me han surgido con la mente fresca, sin embargo mi mejor momento físico es por las tardes.

– Si me toca hacer running me pongo el chandal y a correr. Y sino de cabeza a la ducha.

– Desayuno y enciendo el ordenador.

– Contesto los correos, le hecho un vistazo muy por encima a las estadísticas, a Twitter, leo los titulares en 10 minutillos para ver que ha pasado mientras dormía y me pongo ya a operar.

– Opero hasta las 14 horas más o menos con intervalos para meditar, estirar, vibropower, una frutita…

– Me voy a comer. Tengo la oficina en casa así que el desplazamiento es mínimo y algunas veces me suelo zafar para ver que pasa a las 14:30, momento en el que suele haber mucha volatilidad por los datos que salen de EEUU a esa hora.

– Tras comer regreso a la oficina a las 15:30 y vuelvo a hacer la rutina de primera hora: correos… etc…

– De nuevo a operar y escribo un post para el blog con lo que me parece más interesante o necesito afianzar.

– Entreno sobre históricos de gráficos, hora y media mínimo (tiempo que quiero incrementar), veo en Youtube algunos vídeos en inglés subtitulados en español y traduzco alguna lectura, y me leo un tema sobre estrategia.

– A las 18:00 salgo y no vuelvo a tocar nada referente al mercado (salvo alguna incursión de cotizaciones a través del móvil a lo largo de la tarde-noche si he dejado alguna posición abierta) hasta la mañana siguiente.

– Fines de semana sagrados, sobre todo el domingo. A veces aprovecho un par de horas por la mañana en el sábado para practicar sobre los gráficos.

 

SISTEMA: todo lo anterior queda plasmado en un sistema de trading cuyos pilares principales son:

– Stop-loss del 1%

– Tasa de acierto mínimo del 50%

– Relación entre pérdidas/ganancias de al menos 1/2. Cuanto mayor mejor

– Aumento progresivo del número de contratos.

 

Como se puede ver se trata de hacer del trading tu filosofía de vida, de priorizarlo y de centrar la mayor parte del tiempo en él o en tareas que lo complementan.

Por qué no deberías seguir las noticias a la hora de operar

Muchas son las razones que apoyan que el seguimiento de las noticias puede ser muy perjudicial para la operativa en los mercados y por añadidura para nuestra cuenta, y sólo una a favor.

Quizá habrás leído en alguna ocasión que ha habido un movimiento en tal mercado y que no se sabe porqué se ha producido pero que se especula con varias posibles causas.

Los informadores e incluso los traders siempre le buscamos la causa a un movimiento: «Ha sucedido por esto y por esto otro».

Pero señores: «Agua pasada no mueve molino»

Los gráficos son los primeros en hablar (figuras delatoras, patrones desveladores…), después, según lo que suceda se tratará de buscarle un motivo. Y es por esto que se suele decir que «las noticias cuando se producen ya están descontadas en el mercado», ya están cotizadas.

También suele oirse que «los traders (mercado) creamos las noticias que van a aparecer al día siguiente en los mercados».

Hay otra curiosidad y es que cuando la cotización llega a un punto importante de soporte o resistencia siempre ha de salir una noticia que rompa dicho soporte o resistencia, o que los traspase. No hace falta esperar la noticia para actuar en consecuencia, el gráfico te está marcando clara la operativa a seguir.

¿Pero por qué la inmensa mayoría de los traders se empeñan en seguir las noticias? Pues porque puede que le sea muy aburrido seguir sólo los gráficos. Es muchísimo más entretenido leer la noticia impactante de turno o el análisis de tal o cual señor que estar viendo unas barritas como se mueven arriba y abajo.

Pero cuidado, porque en este punto aparecen dos puntos débiles para los traders que se atiborran de noticias:

– Por un lado la distracción. Una noticia te llevará a otra y así sucesivamente habrás consumido buena parte de tu jornada de trading. Mientras las estás leyendo algo está sucediendo en los gráficos, algo que no podrás aprovechar pues tu tiempo se está yendo leyendo noticias. Y ya se sabe: «si no estás atento al mercado te perderás las mejores oportunidades».

– Y la segunda, es una de las causas más frecuentes de fracaso en la mayoría de los traders: no enfocar el trading como un verdadero trabajo. Y ya no voy a hablar de que el trading necesita dedicación a jornada completa sino que entre los que si le dedican todo este tiempo, leer noticias no es trabajar. El trading no es un hobby y si lo tomas como tal hay otros más divertidos en los que no pierdes dinero.

Si no te tomas el trading en serio y como un verdadero trabajo puedes desde hoy mismo cancelar tus cuentas antes de que las quiebres.

Además de todos estos inconvenientes hay que añadirle los rumores y noticias falsas que continuamente se lanzan al mercado. Cuando yo también leía las noticias mientras operaba se me acumulaba tanta información en la cabeza que la confusión era tal que no era capaz de operar y si lo hacía la pérdida era ya segura.

Son muchos los  rumores, desmentidos, afirmaciones, noticias compradas… hay que ser muy pero que muy bueno para ser capaz de cribar y distinguir lo que vale de lo que no, y pienso, humildemente, que no merece la pena el esfuerzo. En serio.

Es verdad que hace falta mucha disciplina para no leer ninguna noticia, pero como dije antes, aquí estamos para ganar dinero, este es un trabajo, y seguro que en tu trabajo habitual no te dejan leer el periódico. Aquí puede estar otro de los grandes hándicaps de un trader: el no tener a nadie por encima suyo que le haga estar pendiente del trabajo, la falta de un jefe.

¿Cuando se debe entonces hacer un seguimiento de las noticias? Pues sólo cuando tu jornada de trading se ha acabado. Es justo en ese instante cuando le sacarás el máximo partido a esa lectura, por eso decía al principio que sólo hay una cosa a favor de la lectura de noticias: la interpretación de la atmósfera de mercado. Si es totalmente contraproducente leer noticias en el intradía, si es favorable leerlas al final de mercado para tener en mente una situación general de este.

Menos es más y un exceso de información es muy perjudicial. «Los árboles no dejan ver el bosque».

Trading en casa

Entre muchas de las decisiones que tendrá que tomar un trader que se dedica a hacer trading a tiempo completo surgirá una en especial que puede marcar sobremanera su futuro como trader.

Este dilema se presentará cuando se tenga que plantear si trabajar en una oficina o en su propia casa.

Por supuesto que el principal motivo por el que un trader se decidirá a hacerlo en casa, sobre todo si tiene una habitación libre, será el económico. Te ahorras el alquiler de la oficina.

Pero cuidado, la responsabilidad tendrá que ser máxima tanto por tu parte como por los que te rodean.

Trabajar en casa supone un acto de disciplina total. El trading es un trabajo y debes de tomarlo como tal.

Y como es un trabajo debes intentar que tus jornadas de trading se parezcan lo más posible a las de cualquier otro trabajo, sobre todo mientras no ganas dinero consistentemente, después ya vendrán las libertades.

Trabajar desde casa es sumamente cómodo, pero muy peligroso, sobre todo si, volviendo a insistir, quieres trabajar de verdad.

Una vez has superado el parar para ver un momento la televisión, para ir a la nevera, a mirar un rato por la ventana, el ir a jugar un rato con el perro… vendrá uno de los mayores inconvenientes que se puede encontrar el trader a la hora de desempeñar su trabajo: la familia.

Como he dicho, el trading es una labor que se puede desempeñar en casa perfectamente pero debes tomártelo como tal. Es un oficio muy celoso que quiere total dedicación y cada detalle cuenta en el buen devenir de tus resultados.

Si tu familia está en casa debes hacerles comprender el horario de tu trabajo (si lo que quieres es trabajar de verdad). Ya no se trata de que tú si seas capaz de respetar dicho horario sino de que te dejen hacerlo.

La asertividad manda a la hora de hacerlo entender, pero si no cuaja, la mejor opción no es levantarse a operar a las 5 de la mañana, sino irse a trabajar a una oficina en un local.

Debes hacer que tu horario se respete. Levantarse de madrugada para recuperar horas perdidas irá en detrimento de tu trading. Necesitas descanso y el buen engranaje a la hora de operar lo proporciona la rutina. Si acostumbras al cuerpo a esa rutina todo irá mejor. Y, sobre todo, tu mente necesita de silencio y tranquilidad para poder concentrarse y tomar las mejores decisiones.

Tu quieres cumplir tu sueño sobre todas la cosas: vivir del trading y saborear todos su privilegios, pero te encontrarás con muchos obstáculos en el camino. El que llegues al final o no vendrá de pequeños detalles con los que tendrás que lidiar en el transcurso de esa travesía. Te deber es afrontarlos y superarlos de la manera que sea.

Para nada debes capitular y pensar que el intento ha llegado a su fin, no te desmorones nunca, defiende tus intereses. Si has decidido trabajar en casa y tu familia es tu principal obstáculo porque no entienden tu quehacer o porque tienes niños pequeños a tu alrededor, o pones la cosas claras o te alquilas una oficina, pero no abandones.

No cedas si es tu sueño, haz respetar tus horarios, tu intimidad.

No accedas a cambiar el horario habitual porque eres el jefe y tu mujer quiere que salgas antes para ir de compras o aprovechar el día de playa, no cedas a ir a la tienda durante tu horario de trabajo, ni a levantarle el sillón para que pase la aspiradora, ni a jugar con el niño un rato, ni a darle el desayuno, ni que venga tu mujer a que le dejes consultar un momento la lista de hoteles para las próximas vacaciones…ESTAS TRABAJANDO, bastantes distracciones te acechan ya cuando operas. Entiéndelo y que lo entiendan, es muy importante.

¿Haces todo lo anterior en un trabajo normal? ¿No verdad? Pues lo mismo, ¿Crees que vas a conseguir vivir del trading infravalorándolo? El trading, tu trabajo, merece un respeto y tu también. Así que si quieres trabajar de verdad piénsalo muy bien si te merece la pena hacerlo en casa o en una oficina. No es un juego, es tu futuro.

En busca de la rutina

Si hay algún bien que de verdad debemos apreciar ese es el tiempo. No somos eternos por lo que el tiempo pasa a ser nuestro mejor activo.

Y como lo aprovechemos vendrá a determinar nuestros logros en el futuro. No se trata de trabajar más horas sino de hacer efectivas esas horas.

Hay quién trabaja 12 horas al día pero, de tiempo efectivo, sólo emplea 3.

Y hay quién trabaja 4 horas al día empleando de tiempo efectivo 3.

La diferencia es brutal. La segunda persona dispondrá de mucho más tiempo para otros quehaceres.

En el trading esto es aun más evidente. La falta de rutina hace que nos pasemos horas y horas delante de la pantalla sin lograr ningún avance.

Tienes que tener muy claro en tu rutina lo que vas a hacer cada día. No vale la improvisación.  De ello depende que tu tiempo efectivo sea de calidad.

La distracción es con diferencia, uno de los peores males del trader y la fuerza de voluntad uno de sus mejores aliados.

Primeramente debes establecer las horas diarias que le vas a dedicar al trading y dentro de esas horas tendrás que establecer un tiempo para cada una de estas tareas:

– Aseo, desayuno, comida y cena (la alimentación y cuidado del cuerpo es fundamental para el trader. Es un profesional de élite y tendrá costumbres y la disciplina que también tienen los deportistas de élite. Esta es una profesión muy exigente tanto en el aspecto emocional como físico).

– Ejercicio (mens sana in corpore sano)

– Consulta de operaciones abiertas y posibles oportunidades intradía

– Lectura de noticias (para buscar algún catalizador que pueda mover los mercados)

– Operativa y meditación ( la tarea que más tiempo se llevará)

– Streching (durante la jornada de trading)

– Lectura (se seleccionará para leer exclusivamente en el tiempo asignado para ello)

– Investigacion (imposible citar todos los aspectos, materias, herramientas, técnicas y demás sobre las que tiene que trabajar un trader)

– Repaso de operaciones cerradas (en busca de puntos fuertes y débiles)

– Ocio (hay que saber desconectar). No todo es trading

– Descanso (hay que tener la máquina perfectamente engrasada para que rinda al máximo nivel. El mercado así lo exige y tu cuenta notará si has descansado lo suficiente o no.

Ten en cuenta que el trading es un gran árbol con una buena cantidad de ramas. Y recuerda también que tiene que ser tu filosofía de vida. Obtienes mayores resultados en aquello a lo que más tiempo efectivo le dedicas.

Una mala secuencia de trading

Tengo explicado en más de una ocasión que la distracción es uno de los males mayores del trader, y más en la actualidad cuando estas son múltiples y vienen de la mano de diferentes medios.

Es por eso que hace falta mucho más que devoción por el trading, hace falta una fuerza de voluntad férrea para hacer primero siempre lo más importante y después lo secundario, para hacer primero lo que debes hacer y luego lo que te gusta.

Si por algo se caracteriza la profesión de trader es por no tener un jefe supervisor. Tú debes adoptar ese rol y tomártelo seriamente como el trabajo que es y no como un juego, si pretendes vivir de ello y no es tu hobby.

Una posible mala secuencia de un trader intradía sería la siguiente aunque podría ser de infinitas maneras. Cada uno debe ser consecuente con lo que hace en su jornada de trading y apuntar en un papel lo que debe de hacer y lo que no debe para erradicar esto último, como si de un horario de trabajo se tratase.

Una mala secuencia de trading:

– Te levantas a las 7:00 , vas a correr (un día si, un día no) , te duchas y desayunas. Hasta aquí bien.

– Enciendes el ordenador entre las 8:00 y las 8:30. Puedes hacer trading durante las 24 horas pero es algo que no es viable por lo que tienes que establecer un horario. Al principio debes seguirlo férreamente y empezar siempre a la misma hora para crear un hábito.
Después, cuando ganes dinero, podrás variar dicho horario e incluso meter descansos por el medio y saltarte alguna que otra sesión de trading o tomarte varios períodos de vacaciones durante el año.

– Antes de abrir la plataforma consultas el correo, lo contestas, das una vuelta por twitter y facebook, consultas estadísticas si tienes una web, lees los periódicos a ver que ha pasado…. Vamos que una cosa lleva a otra y al final abres la plataforma sobre las 10:00. Te has perdido ya dos horas de trading. Y lo peor, ya no conservas la energía inicial y tienes la mente un poco perdida por lo que vas al salón (se supone que trabajas en tu casa y si lo haces en una oficina vas a tomar algo al bar). Son las 11:00 y lo único que sabes a estas horas es como ha abierto el Ibex.

– Te vuelves a sentar a las 11:45 y como ya ha pasado un tiempo vuelves a consultar los periódicos a ver si ha sucedido algo entretanto. Vas al twitter y ves que tienes alguna interacción por lo que la contestas y son las 12:15 cuando por fin decides observar los distintos mercados para ver si hay alguna oportunidad.

Iba a ser mucha casualidad que surgiera justo en ese momento. Los mercados no están esperando por ti sino que es al revés, tienes que estar tu pendiente de ellos incluso varias horas seguidas para identificar esa oportunidad.

El problema es que como ya son las 12:30 y aun no has lanzado ninguna orden te inventas una y entras en el mercado. Consecuencia: una nueva pérdida y disminución de las ganas de operar en lo que queda de mañana, por lo que vuelves mirar el correo, otras informaciones, colocas un poco el escritorio y te vas a la cocina a por un poco de pan. Te entretienes con el perro y te dan las 2 de la tarde, hora de comer.

Vuelves a las 4, pero claro, tienes el estómago llego y te entra una modorra que no te pasa en una hora. Son las 5 de la tarde y tras la medio siesta y la consulta de nuevo del correo y de las redes sociales por fin te pones en serio con los mercados, pero a esa hora las cotizaciones ya empiezan a ir más lentas de lo normal, por lo que desesperas, cierras la plataforma y te vuelves a dar una vuelta por Internet.

– Cierras en torno a las 6 de la tarde y ahí va tu jornada de trading. ¿Qué has hecho realmente? ¿Es esto un verdadero trabajo de trading?

El trading supone mucho compromiso y ganas de trabajar. Mucho sacrificio. Mas de lo que se piensa porque no tienes a nadie detrás vigilándote. Las distracciones son múltiples y así pasa una y otra jornada de trading hasta que tu sueño se desvanece y tienes que dejar eso que se suponía era tu pasión para buscar trabajo de cualquier otra cosa y renunciar a lo que podría haberte resuelto la vida económicamente por el resto de tus días.

Tienes que mentalizarte que primero viene el trabajo duro y luego la cosecha. Al final siempre recoges eso, lo que has sembrado.

Por tanto, medita si haces algo parecido a esto, si es el trading realmente lo que te gusta, y si es así establece un horario de trabajo, síguelo a rajatabla, y si nunca llegas a vivir de este maravilloso oficio entonces si podrás decir que por lo menos lo has intentado de verdad.

Los pecados capitales del trading

En mi experiencia los pecados capitales más importantes del trading o trader son los siguientes:

  • Miedo
  • Esperanza
  • Falta de disciplina
  • Falta de entrenamiento
  • Escasez de motivación o pasión
  • Ausencia de perseverancia y constancia
  • Falta de prioridad
  • Distracción

Hay traders que acarrean unos, traders que acarrean otros y traders que los acarrean todos. El saber cual o cuales corresponden a cada uno y tratar de minimizarlos es tarea de cada trader en cuestión.

Pero del que quiero hablar hoy en concreto es del último: la distracción

Si tengo una flaqueza, que tengo muchas, es esa, la constante distracción a la hora de operar. He tenido que luchar duramente contra ella. El mundo en que vivimos, las redes sociales, internet, etc, son pecados muy tentadores, pero el trader tiene que luchar contra ellos si no quiere perderse un día tras otro y dejar de ganar dinero en los mercados. Compromiso ante todo.

Hace unos días, un follower en Twitter me preguntó porque no seguía a nadie en dicha red social. Pues uno de los motivos es el expuesto, la distracción.

Abrir Twitter y aparecer de repente el «timeline» hacía que me perdiese. Una distracción me llevaba a otra y al final cuando abría la plataforma ya era media mañana. Esto es un lujo que no te puedes permitir si quieres mantener un nivel adecuado de trading.

Hay mucha gente interesante a la que seguir, demasiada diría yo. Además, el flujo de noticias en Twitter es en tiempo real, ideal para un trader intradía siempre que no llegue a obsesionar.

Me gusta saber lo que pasa, el porqué de cada movimiento pero considero que el gráfico ya me dice todo y las noticias procuro dejarlas para antes y después de jornada para no caer en distracciones fatales. Sólo las consulto durante la jornada de trading cuando ya he hecho las operaciones que tenía que hacer o cuando ya no puedo abrir más.

Si que suelo comentar aspectos de mercado tanto técnicos como psicológicos en dicha red social pero como si me lo estuviese contando a mí. Si no existiese Twitter haría lo mismo, pero en una libreta.

Siempre me ha parecido una falta de respeto ver como  algún «twittero» no seguía a nadie, pero mira por donde he tenido que hacer lo mismo por obligación, aunque se que más pronto que tarde seguiré a unos cuantos, y es ahí donde tendrá que entrar en acción la disciplina para que no se interrumpa mi sesión de trading.
Aun así mantengo una lista, en donde tengo gente y medios de noticias que considero importantes y dignos de seguir que actualizo de vez en cuando.

Considero que para ser bueno en algo se deben eliminar todas las distracciones posibles, no caben las medias tintas.
Si quieres triunfar dedícale el máximo tiempo posible a tu sueño.

Hay una gran diferencia entre tener al trading como hobby o como un trabajo. En mi caso es lo segundo y no me puedo permitir perder mucho tiempo con otros aspectos residuales que me perjudican más que benefician.

Hay otro motivo importante. Cuando lees algo o sigues a alguien, ese libro o esa persona te está influyendo de alguna manera, tanto para bien como para mal.
Como autodidacta tengo mucha precaución con esto porque aunque puedas tomarlo o dejarlo ya ha dejado su huella dentro de ti.
Al principio no, ya que necesitas saberlo todo, pero cuando alcanzas cierto nivel, resulta muy peligroso.
Cuando investigas debes estar liberado de cualquier influencia, de esta manera alcanzarás un buen conocimiento puro sobre el tema y tendrás que desaprender menos.