Trading y mercados — www.bolsaydinero.com

Etiquetadinero

El trading, esa pasión…

Es trading es un oficio que por su alta implicación psicológica suele producir variaciones extremas en el ánimo de los que operamos en el mercado.

El dinero es la materia prima para el funcionamiento de los mercados financieros de ahí que ganar o perder produzca tanto euforia como decaimiento. Cuando ganamos varias operaciones seguidas nos creemos los amos, pero el mercado, incansable, rápido nos baja del pedestal, muchas veces perdiendo lo ganado y mucho más. Aquí es cuando cunde el desanimo y la impotencia.

Al ser un oficio que se aprende por fases, cada una de ellas nos pone a prueba (nos curte y prepara para las siguientes) y vamos y venimos hasta que somos capaces, con empeño, disciplina y perseverancia de pasar a la siguiente, que si cabe, más dura que la anterior.

Las palabras de ánimo y de apoyo cuando todo va mal no suelen hacer su trabajo y el trader asume las pérdidas, pensando que fue lo que hizo mal. No escucha a nadie, todo son voces en su cabeza. ¿Por qué?, ¿Qué he hecho mal?…

El trading es muy adictivo, es apasionante. Parece mentira, como sin moverte, ahí en tu silla delante del ordenador es capaz de sacar de ti una concentración, presión y expectación, mayor que si estás viendo la Final de la Champions. Que viendo, que si la estuvieses jugando.

Está en juego tu dinero, y sobre todo, tu honor hacia ti y hacia los demás.

Ver como se evapora la cuenta, sobre todo si estás muy apalancado, es frustrante. Ya lo es, en si, la pérdida de capital, pero si encima te gusta con pasión la operativa en los mercados, la frustración es doble porque para participar necesitas eso, dinero.

Entonces te ves viendo los toros desde la barrera buscando y buscando en tu cabeza de donde sacar más dinero para volver al ruedo. Como digo es muy adictivo. Y es que la recompensa que te da el vencer al mercado es mayúscula.

Hay una cosa que el hombre desea poseer con mucha más fuerza que el dinero: el honor, el respeto, la autoestima. Ante eso no hay otra cosa que lo supere.

Y, como decía, en momentos de decaimiento las palabras de ánimo pueden ser totalmente inocuas.

Suelen ser más reconstituyentes y motivadoras frases delante del escritorio del tipo:

¡Nunca lo vas a conseguir, no tienes la fuerza de voluntad necesaria ni de sacrificio para lograrlo!

Dicen que en el amor y en la guerra todo vale. Amor y guerra, hay mucho de esto en los mercados así que cualquier arma o herramienta que conozcamos no estará demás probarla para intentar vencer.

«El diablo está en los detalles»

¿Crees que es posible ganar mucho dinero especulando en los mercados?

Por supuesto que es factible vivir del trading. Muchos abandonan sobre todo porque requiere muchísimo sacrificio, tiempo y dinero ir quemando las sucesivas etapas hasta poder vivir de los mercados. Es un verdadero trabajo de superación.

Haciendo una simple observación y una simple cuenta veremos que es totalmente posible.

Si observas un gráfico, con sus sucesivos movimientos en zig-zag es más que lógico darse cuenta que si eres capaz de comprar en la parte baja y vender en la parte alta de un movimiento, harás dinero y si estás apalancado, mucho más. Sobre el gráfico, a toro pasado, todo es muy fácil de ver, pero en la práctica, falta esto, práctica, y muchísima.

Pero pasando de esto que es totalmente lógico, y centrándonos en las cuentas, vamos a ver como realmente se puede hacer mucho dinero con el trading:

– No se trata de coger todos los movimientos. No se trata de apresurarse. Si operas intradía el secreto es no sobreoperar y esperar sólo a las operaciones que pueden sernos válidas. Aquí es donde el trader falla, no siendo capaz de esperar incluso horas por la operación adecuada. Se cree que ha pasado mucho tiempo desde la última operación y entra a cada impulso o corazonada que le viene. El resultado es que coge demasiadas operaciones, las suficientes como para mantenerse en rojo.

Pero si es capaz de esperar a esas 3 ó 4 buenas operaciones, y generar aunque sólo sea 20 euros por cada minilote, esto supondrá 400 euros por los 20 días operativos que tiene el mes.

400 euros mensuales puede parecer poco, de hecho lo es, si quieres vivir del trading. Pero es que 1 minilote es lo mínimo con lo que puedes operar.

Si pasamos a 10 minilotes, que también es muy poco, y de nuevo, eres capaz de generar 20 euros diarios por minilote esto ya supondrá una suma un poco más seria:

10 minilotes X 20 euros día X 20 días = 4.000 euros. Parece que ya convence un poco más.

Pero seguimos:

20 euros diarios con 30 minilotes  ya supondrían 12.000 euros mensuales.

y con 50 minilotes ya nos vamos a los 20.000 euros mensuales.

Fíjate que estoy hablando de sacar sólo 20 euros diarios por minilote. Ya que si tratas de sacar sólo 10 por minilote aun será más factible localizar una operación que te los proporcione. Claro que así ganarás sólo la mitad, pero la mitad también es mucho dinero, y además aun cuentas con la posibilidad de seguir aumentando el número de lotes con los que operas.

No voy a hablar ya del número de lotes con los que operan ya los grandes especuladores.

Y esto, sólo se puede hacer en mercados muy líquidos, pero para eso existe Forex.

 

Fondos, Hedge Funds, Bolsa y Trading

Existen muchos traders famosos (españoles y extranjeros) a causa de que un buen día tuvieron un golpe de suerte y convirtieron una inversión en una gran cantidad de dinero. No voy a decir nombres, pero leyendo y navegando un poco por internet e informándose es fácil descubrir en las biografías cómo han hecho su fortuna gente que solemos considerar grandes traders.

Otros han forjado su imagen a raíz de tener una cartera de clientes y constituir un fondo. A ese fondo hay que generarle una rentabilidad, por supuesto, pero no es lo que buscamos, y tampoco los consideraremos traders.

Pero traders que se dediquen sólo al trading puro y duro, activamente, todos los días a jornada completa y vivan de ello, se cuentan con los dedos de la mano.

De esto se saca una clara conclusión: ¡ Es muy difícil este oficio !. Además suele ofrecer otras alternativas para ganar más dinero y con menos esfuerzo, pero ninguna relacionada con la operativa intradiaria.

El caso es que los que han tenido ese golpe de suerte acaban dedicándose a otras ramas relacionadas con el trading, por algo será.

Y es que te tiene que gustar muchísimo para estar horas y horas sentado pegado a una pantalla. Siempre me viene a la cabeza aquel experimento que hicieron con un mono dejándolo atado durante días mirando a una pared a unos 20 centímetros de sus ojos. El mono en cuestión acabó desarrollando miopía.

Así mismo. Y no digo que eso no sea también factible en los humanos ya que debido a los ordenadores, TV, móviles, tablets, consolas, etc cada vez ves a mas gente con problemas de visión. Y yo, sin nadie con gafas en la familia, fui el primero en desarrollarla. La verdad es que hasta leía mientras comía, y en cama, debajo de las mantas con una linterna para que mi madre no se diera cuenta.

Ahora debe hacer como 6 ó 7 años que me he operado y estoy encantadísimo. Después de reducirme las 8 dioptrias de miopía y las 2 de astigmatismo a cero, sigo viendo como el primer día. Para mi fue un milagro después de llevar gafas desde los 8 años. Y por eso, cuando estoy tantas horas pegado a la pantalla me acuerdo del mono y me da miedo que me vuelva, pero, gracias a Dios, hasta ahora, como el primer día después de la operación.

Pero bueno, volviendo al tema, los que se dicen traders, traders, no son todos los que están ni están todos los que son.

Por tanto, en todo este batiburrillo de opciones que se nos ofrecen debemos tener muy claro qué es lo que queremos:

A)  Si optamos a una rentabilidad un poco mayor que la que nos ofrece los depósitos tenemos para ello los fondos de inversión.

B)  Si queremos optar a más rentabilidad, pero con mayor riesgo, tienes que optar por los Hedge Funds

C) Si ya quieres participar del mercado e intentar ganar más, el paso que suele dar la mayoría de la gente es hacer sus pinitos en acciones. (Parece mentira, aunque cada vez menos sobre todo entre los jóvenes, como los inversores españoles se han quedado estancados en las acciones puras y duras. Ya sabéis lo que opino sobre ello. Y como he dicho, parece que los más jóvenes y gracias a las nuevas tecnologías se están pasando de la opaca bolsa a otros productos más potentes en los que puedes aspirar a mucho más.)

D) Y, finalmente, si lo que quieres es optar a vivir de los mercados e incluso a tener una oportunidad de conseguir la independencia económica, sólo te queda el trading. El trading a través de futuros o Cfds en Indices Internacionales, Materias Primas y divisas (Forex).

Eso si, a tiempo completo, repleto de esfuerzo y de grandes emociones. Nadie te da algo por nada.

Investiga por tí mismo: abrir operaciones mientras duermes

Lo bueno de escribir un blog, a parte de plasmar tus ideas sobre un tema y tenerlo todo ordenado para poder consultarlo en cualquier momento y desde donde desees, son los correos o comentarios de otros traders con mayor o menor experiencia.

Cualquiera que sea su nivel siempre proporcionan su punto de vista. A veces te traen a la mente aspectos del trading que tenías olvidados o no recordabas y otras pueden incluso abrirte un camino nuevo.

Siempre que incorporo algo a mi operativa hago un estudio minucioso sobre ese «algo» antes de añadirlo.

Con el paso de los años vas formando una montaña que va creciendo poco a poco a base de desechar unas cosas e incorporar otras. Dicha montaña cada vez está más pulida y para incorporar algo tienes que comprobar primero su validez, porque eso que añades variará el resultado de tu sistema, tanto para bien como para mal.

El problema de no haber un temario sobre trading, que falte mucho por experimentar hace que mientras no investigas por tí mismo tengas que beber de fuentes y que tomemos dichas fuentes como una biblia.

Hasta que haces una labor de investigación por ti mismo no te das cuenta de los errores que tienen muchos dichos de trading que casi todos damos por ciertos.

Por eso siempre invito a cada trader, llegado a un cierto nivel, que no lea ya nada o ya no vaya a cursos y si lo hace que sean muy específicos para luego tras comprobarlo pueda añadir lo aprendido o lo realmente válido a su arsenal.

No conviene ir a muchos ni leer tantos libros cuando ya tienes un nivel medio porque refutar lo que te están enseñando te llevará mucho tiempo, y eso es lo que no tienes. NO puedes aceptar que algo es verdad porque te lo han dicho o lo has oído, no. Tienes que comprobarlo por ti mismo o en vez de avanzar irás hacia atrás.

A modo de lo que decía al principio, sobre los correos o comentarios que recibo, los cuales agradezco mucho, surgen recuerdos de trading como los siguientes:

– el trading es muy adictivo, como casi todo por donde anda el dinero de por medio. Además, para iniciarse esa adicción, el motivo por el que el trader comienza a involucrarse en este mundo es porque ha probado la miel del éxito.

Ha invertido un poco de dinero que tenía ahorrado y tiene la suerte, la del principiante, de que le saca al mercado un buen pellizco. Es el anzuelo que dicho mercado arroja para cazarnos. A partir de ahí suele comenzar el camino.

Y como dije, es tan adictivo que querrás estar operando las 24 horas del día durante los 5 días de la semana que está abierto. Recordar que el horario de Forex, por ejemplo, es así.

El problema es que aunque el mercado no duerma el trader sí es necesario que lo haga. Sueles sacarle más provecho si operas fresco aunque sólo sea una hora que si operas 5 sin haber previamente descansado.

Es verdad que a veces te fastidia ver luego en el gráfico como una gran oportunidad ha aparecido a las 3 de la mañana, pero ¿qué le vas a hacer?. Recuerda que siempre se está generando alguna oportunidad en algún mercado a cualquier hora del día.

Y recuerda también que para captar esas oportunidades sólo tienes 2 opciones:

– abrir la posición y dejarla abierta con un stop

– programar la operación para que si la cotización alcanza el nivel que tu esperas, esta se abra automáticamente.

Los escollos en las etapas de formación de un trader indican el final de las mismas

A modo de contestación para otros lectores a los que les surjan preguntas u observaciones similares a la de algún correo que he recibido surge la siguiente entrada.

Me gusta ver la evolución de otros traders y agradezco sus correos en este sentido. Es curioso ver como todos pasamos por las mismas etapas y lo es también advertir como fases que ya has pasado vuelven a repetirse en otros traders que pueden estar en alguna etapa inferior, seguros de lo que hacen como yo también lo estaba, y seguro de que pasarán esa etapa desechando las creencias antiguas y fijando otras que también acabarán igualmente desechando.

Es el ciclo evolutivo natural, normal, en todo proceso de aprendizaje.

Siempre he defendido que lo que le va bien a un trader no tiene porque igualmente bien a otro y viceversa.

El que yo apoye unas directrices no quiere decir que sólo haya ese camino.
Si bien las fases son las mismas, y aunque suene a controversia, los caminos son diversos.

El otro día, si lo lee se dará cuenta, un lector me comentaba que hacía trading sobre 2 valores de la bolsa española que no voy a decir cuales y que no había podido entrar por culpa de que habían arrancado con un gran gap.

Cuando leí que hacía trading sobre acciones, me asusté en un primer momento. Luego, cuando seguí leyendo y vi que lo hacía a través de CFDs ya me relajé un poco más.

Y me asusté porque la etapa de operar en acciones era algo que yo ya había desechado no me acuerdo ya cuando, pero sí que fue una de las primeras fases.

Si bien especular en acciones a través de CFDs ya me parecía un poco mejor, no apoyo para nada esta práctica. Si quieres vivir del trading nunca lo harás a través de hacer trading con valores bursátiles. Podrás coger algún pelotazo en un buen momento pero nunca podrás ir sacando un sueldo de operar en el mercado bursátil.

Aunque ahora no lo veas así, llegará el momento, según vas pasando fases en que lo verás de otra manera, y tendrás que abrir una cuenta para operar en Forex. Es el único mercado en el que más probabilidades tienes de hacerte rico.

¿Miedo a operar en estos mercados? Para nada, como le he dicho: «El sable largo es difícil de manejar, pero todo es así cuando comienzas». _El libro de los cinco anillos.

Aun hay el estereotipo de que operar en derivados es para mentes privilegiadas y traders muy preparados. La verdad es que no le veo más riesgo que operar en acciones, incluso lo veo más fácil. Hoy en día con Internet y con las plataformas que nos ofrecen los brokers de Forex, abrir una cuenta y empezar a operar es lo más fácil que hay.

Lo difícil, claro, es salir bien parado de ello, pero en las acciones más de lo mismo o incluso mucho peor.

En cuanto a otro de los correos, compaginar trading y trabajo habitual es lo más corriente. Es harto difícil dejar de sopetón la seguridad que te da el sueldo mes a mes que te ofrece un trabajo normal por algo de lo que no sabes si vas a poder sacar tajada. Es un miedo que está ahí, pero si de verdad te gusta con pasión el trading, trabaja pero con la idea de reunir unos ahorros que te permitan vivir durante al menos 5 años sin trabajar, y contando, si puede ser, con algún ingreso fijo aunque sea pequeño (podría ser por ejemplo la prestación de desempleo).

Desde luego que el trading exige jornada completa.

Y como he dicho, tendrás que dar algún día el salto a una profesión en la que sabes que si te va bien te permitirá un horario muy flexible, sin jefes por encima, sin disputas por las vacaciones, oficina en casa, etc, etc, etc. En verdad, son muchos lo privilegios a los que podrás optar si eres capaz de triunfar con el trading. Mira, sólo tienes una vida, esto es una aventura, ¿sabes las probabilidades que hay de que hayas nacido? Pues consúltalo por Internet.

Cada día que pasa es un día menos que te queda para intentarlo.

En el caso del lector, inmerso en una fase en la que no ve la salida, este ya ha aprendido a poner los stops en cada una de sus operaciones, pero ahora se encuentra con el hándicap de que tiene muchas pequeñas pérdidas y muy seguidas, lo cual mina su moral, y la de cualquiera.

Cada una de las fases tiene su trampa que invita al trader a abandonar. Es al final de cada fase cuando te encuentras en un callejón sin salida, cuando el escollo semeja insuperable. Cuando te ocurra esto que sepas que estás al final de una fase y que si continuas pasarás a la siguiente.

Como dije, cada etapa cuenta con esa piedra final donde muchos traders abandonan. Unos lo hacen en una fase y otros en otra pero entiende que sólo se vence superando todos los obstáculos.

Cuando tienes muchas pequeñas pérdidas tras aplicar correctamente el stoploss estás apunto de pasar a otra fase si eres fuerte, en este caso, psicológicamente, puesto que un trader profesional suele caracterizarse por tener muchas pequeñas pérdidas y pocas pero grandes ganancias, al contrario de los traders que suelen perder.

Estás al final de esta fase, tras ella viene la de aprender a dejar correr las ganancias.

Ganar dinero tiene que ser aburrido

Cuanto más te aburras con el trading más dinero podrás conseguir.

1.- Te aburres mientras esperas la oportunidad adecuada. Si no lo haces es que estás sobreoperando.

Las mejores oportunidades necesitan de un proceso de maduración. Es muy difícil estar el suficiente tiempo aguantando sin entrar en el mercado pero es la mejor manera de ganar dinero. Cuando aparece la ocasión que estás esperando sabes que es ella.

Tienes prácticamente la ganancia asegurada. Lo intuyes. La intuición tiene un grado importante de participación en el éxito de un trader. Es como si «todo» confluyera en «uno».

Evitando entrar por entrar eliminas la mayoría de operaciones malas.

2.- Te aburres porque sabes que cuanto más de cerca sigas al mercado las probabilidades de pérdida o de ganar menos aumentan. Te aburres porque ya no lees noticias que hacían más amena la espera. Pero prefieres aburrirte porque las noticias que de verdad mueven los mercados, aquellas de las que es difícil escaparse, esas que son las verdaderas, son las que tienes que estar esperando, las demás son sólo pura distracción.

Estás en esto para ganar dinero no para divertirte. Ya lo harás después cuando contemples los número de tu cuenta.

El mercado exige muchísima disciplina al trader y el abandono de ciertas costumbres y privilegios antes de confiarle su dinero.

3.- Te aburres porque después de estar tanto tiempo esperando la oportunidad, el momento de actuar pasa muy rápido. Has identificado la oportunidad, has calculado el número de contratos y has situado el stop. Entras y se acabó la diversión.

No sólo sucede en el trading. Si alguna vez has jugado al golf sabrás que el tiempo efectivo de juego es mínimo, el resto es todo andar.

4.- Te aburres porque ahora tienes que esperar a que se desarrolle el movimiento. Cuanto más de cerca sigas una operación abierta que esté en ganancias menos tiempo durará esa operación abierta y menos dinero ganarás.
La espera tediosa, dejar que se desarrolle el lento movimiento de la tendencia y la cantidad de tiempo que seas capaz de aguantar la operación abierta está directamente relacionada con la cantidad de dinero que ganarás al final de la operación.

Dicho todo esto es fácil darse cuenta que lo que quiero decir es que cuanto más te estés divirtiendo con el trading, seguramente, menos dinero estarás ganando.

Operando por objetivos

Muchos traders profesionales suelen operar por objetivos, tanto para pérdidas como para ganancias.

Establecen un tope para las mismas, diario, semanal, etc.

Por una parte operar por objetivos te cubre de un mal día y evita que sigas perdiendo y por otra te ayuda a no sobreoperar cuando has alcanzado el objetivo de ganancias evitando perder así lo ganado.

Hoy en día se puede operar tan apalancado que los objetivos, digamos mensuales, es viable conseguirlos incluso en horas, por lo que el resto del mes será tiempo libre para el trader (a parte de dinero, los traders buscan sobre todo tiempo para, aunque suene feo, gastarlo). El tiempo libre que te puede dar esta profesión quizá sea lo más preciado.

Operar por objetivos es una muy buena estrategia salvo para los traders que están en período de aprendizaje. Si este es tu caso no es esta la estrategia más adecuada.

Tengo comentado cantidad de veces que la experiencia lo es todo en el trading, y operar por objetivos limita mucho la adquisición de la misma.

La mayoría de los traders acaba abandonando el trading por falta de materia prima necesaria: dinero.

El mercado, el mejor de los profesores, cobra muy caras sus lecciones y la inmensa mayoría de los que se acercan a este mundo tienen que dejarlo porque acaban con su dinero mucho antes de conseguir la experiencia necesaria para vivir del trading.

No es que el trader que viva de esta profesión sea más listo que otros que no lo han conseguido sino que ha sabido administrar muy bien sus pérdidas en el periodo de aprendizaje de manera que ha logrado adquirir la práctica necesaria antes de acabar con el dinero disponible.

Si la correcta elección del número de lotes o contratos así como el porcentaje de pérdidas (stop-loss) es vital en cada una de las operaciones de cualquier trader profesional más importante lo es aun para un aprendiz de trader.

El objetivo principal para este último no será ganar dinero sino proteger el que tiene a toda costa con la idea de lograr adquirir la experiencia necesaria antes de acabar con todo su capital.

Es por eso que siempre recomiendo a todo aquel que aun no gana dinero de manera consistente que opere con un stop-loss máximo del 2% (si puede ser del 1% mejor) para el total de su cuenta y con el lote más pequeño que pueda abrir.

Si no es capaz de ganar dinero de esta manera no lo será tampoco con más cantidad por lo que no merece la pena arriesgar más capital. Una vez que el trader sea capaz de hacer que su curva de resultados comience a apuntar hacia arriba será el momento de ir añadiendo, muy poco a poco, más lotes a su posición.

Capital que necesitas para intentar vivir del trading

En contestación a un correo por parte de un lector escribo este post por si alguien mas puede sacar alguna conclusión clara al respecto del título del mismo.

Las circunstancias de cada uno son las de cada uno. Estas fueron las mías en concreto:

Antes de decidirme a dejarlo todo por el trading, más o menos, ya ganaba el sueldo que cobraba en mi trabajo habitual. Además tenía unos ahorros, fruto de dicho trabajo, que me permitían vivir unos años sin trabajar.

A esto se le añadieron otras 2 fuentes de ingresos:

– llegue a  un acuerdo con mi jefa para abandonar la empresa por lo que recibí la mitad de la liquidación (si me voy por mi cuenta, cosa que la jefa no sabía, no percibiría ninguna indemnización).

– Además me arregló para el paro, lo cual me daba un margen para subsistir durante más tiempo.

Con todo esto quiero decir que llega un momento en que te tienes que independizar para dedicarte a tiempo completo al trading, es imprescindible. Y para ello necesitas un respaldo económico que te deje vivir varios años sin trabajar y también que te permita sacar x dinero para abrir una cuenta para operar. Decir que este dinero no lo podrás tocar ya que es un fijo que te permitirá sacar las ganancias. Cuanto más puedas aportar mejor.

Y ni que decir tiene que desde ese mismo instante la conservación del capital existente primará por encima de cualquier cosa. Es nuestra materia prima, sin ella se acabó todo. Entonces, la gestión del capital, por medio de stop-loss y la operativa con el número adecuado de contratos, se convierte en la causa principal que el trader que quiera vivir de esta profesión tendrá que resolver primeramente.

Siempre será mejor dejar de ganar que perder. Siempre.

Yo repartí el dinero en 3 cuentas. Primero abrí una para operar con futuros sobre índices y acciones, luego otra para Forex y finalmente una última para CFDs.

Por otra parte, si estás sólo en esta empresa sólo te tendrás a ti como limitación. He conocido a traders en los que la pareja era un impedimento. Y es normal porque estar varios años ganando poco o nada mientras adquieres experiencia no lo soporta todo el mundo.

En mi caso ya tenía experiencia de años, no a tiempo completo claro, pero ya no empezaba de cero, por lo que fue más llevadero. De todas maneras fue mi mujer la que me hizo dar el salto. Sin ella estoy seguro que seguiría ejerciendo mi antigua profesión, una por la seguridad de un puesto fijo y un salario mensual y otra porque me sentía muy a gusto con mis compañeras.

Económicamente, también contaría con la ayuda de mi mujer, la cual se pondría a trabajar si fuese necesario mientras no me consolidaba lo suficiente, aunque no fue necesario.

Mucha gente no se da cuenta de que el trading es una profesión y que al igual que un médico que cursa su carrera de 5 años + MIR + cursos, más la experiencia que empiezas a adquirir una vez que comienzas a trabajar de verdad, esto supone un número de años considerable sin ingresos o casi.

El trading, considerado uno de los oficios más duros del mundo, no se aprende leyendo 4 libros y asistiendo a 2 cursos. La gente se toma el trading como un hobby y es aquí donde está el fallo, no entiendo como no se dan de cuenta.
Luego llegan al mercado y le pasan por encima como una apisonadora, le machacan la cuenta en horas y se quejan de que les vigilan las posiciones y que todo es una trampa.

Por favor, esto no es: «Si sueñas, Loterias del Estado». Si sueñas, te la pegas. El trading es un trabajo de verdad que necesita de muchas horas de práctica, 10.000 aproximadamente.

Como decía el antes médico y ahora famoso trader All Brooks:

«Decide si es un pasatiempo o un trabajo. Si es un pasatiempo, mejor encuentra otro porque este va a resultar muy caro y peligrosamente adictivo».

La comodidad, señal de fracaso en tus inversiones

Se dice que en el trading pierde el 95% de los que lo intentan. Esto es algo que hay que matizar.

¿Cuántos traders hay que se dedican al trading a tiempo completo? La verdad es que muy pocos.

Si quitamos los traders que operan a tiempo parcial o esporádicamente, a aquellos que se acercan por curiosidad, a aquellos que no se acercan por vocación sino porque le han dicho que se puede ganar mucho dinero, a aquellos que operan a través de un sistema de trading que han comprado y aquellos que abren posiciones porque alguien se lo ha dicho, ese 95% de perdedores está más que justificado.

Y quiero incidir sobre todo en el último grupo, aquellos a los que les gusta leer análisis sobre acciones. La mayoría de la gente que hace sus pinitos en los mercados en España sólo opera en acciones. Este es el caldo de cultivo de incautos más grande que existe. Todas las estrategias que hacen las Agencias y Bancos van encaminadas a captar de todas las maneras posibles el dinero de la gran suma de principiantes que se dejan llevar por la publicidad engañosa mejor diseñada que existe, pues incide sobre las emociones de la persona prometiéndole el oro y el moro incluso en horas.

Comisiones, carteras con gran rentabilidad pasada, exageración en los pronósticos, cursos, libros, seminarios, vídeos, etc, etc. El trader (especulador) o inversor si logra ir saliendo del embite acabará reconociendo con el paso de los años quienes son los que viven de vender sueños de los que aun promulgan el arte del trading con sinceridad y metodología. (Se cazan al vuelo. Cuanto más tiempo logres estar en este mundo más fácil te será distinguirlos). Se mueve mucho dinero en este mercado secundario (hay quién vive de los mercados, la minoría, y quién vive de todo lo que rodea a los mercados,  la mayoría).

Se gana mucho dinero con los principiantes que se acercan a la bolsa todos los días. De hecho hay una gran red dedicada a la enseñanza básica para este segmento de inversores. Son los que llegan, dejan su dinero y se tienen que ir. Todo un negocio.

Pero a lo que iba, al grupo que invierte según lo que le dicen los analistas. Si hay algo que debes comprender es que ni los verdaderos traders que ganan dinero de verdad saben lo que va a pasar mañana en el mercado. Nadie puede adivinar el futuro, nadie (es este matiz lo que iguala tus probabilidades con las suyas). A veces tienes períodos que aciertas más y otros que aciertas menos, pero es sólo eso, sólo nos basamos en probabilidades, nunca en certezas.

Cualquiera puede lanzar un pronóstico y acertar, cualquiera, hasta tu vecina. Claro que si lo lanza el economista famoso de turno y acierta ya tiene el éxito asegurado por los siglos de los siglos aunque no atine más en su vida: «Coge fama y échate a dormir». Pero es que hasta seguro que tú has tenido ese mismo acierto y no sales en ningún medio reconociéndotelo.

El inversor es muy cómodo. Le gusta leer las noticias y consultar los análisis de los valores o acciones preferidas o que tiene en cartera y basa sus decisiones en lo que le dicen los demás. Esto es falta de autoestima, esto es quitarle importancia a la profesión, esto es ser lo suficientemente cobarde como para no tomar sus propias decisiones y que otros le digan donde tiene que colocar su dinero. Que sepas que si lo pierdes lo pierdes tú, así que es mejor asumir esas pérdidas como errores de uno mismo (errores de los que vas aprendiendo poco a poco) y no que otros pierdan tu dinero por tí. Esto es muy triste.

Es verdad que no hay un temario para el trading o la inversión en bolsa como lo puede haber para el médico, abogado, mecánico, etc. Y es de aquí de donde parten la mayoría de los males, pero de ahí a que otros decidan el futuro de nuestro dinero…ya son palabras mayores.

Yo he conocido al director de un banco que tenía que llamar a sus clientes para explicarles que habían perdido dinero. Y era un banco. Por la «burrología» ciudadana pensamos que bancos y agencias saben mejor que nosotros donde meter el dinero, y no es cierto, saben tanto como tú, y aun encima si te pueden engañar para sacártelo mejor. Que se lo pregunten a los de las preferentes, a los del Forum Filatélico, a los de las participaciones de Rumasa…

Son instituciones que imponen con su fachada, pero como dice Murphy en una de sus leyes: «La fastuosidad del vestíbulo, varía de manera inversamente proporcional a la solvencia de la empresa». Es esta opulencia la que te logra engañar, es la que te lleva al huerto.

En cuanto a los analistas, sólo tienes que leer sus recomendaciones pasadas para ver su porcentaje de aciertos. Como dije nadie ve el futuro, por lo que te encontrarás de todo. Es más, encontrarás posiciones encontradas sobre recomendaciones para un mismo valor, acción o mercado.

Y ten algo muy en cuenta. Nunca tendrás una oportunidad de ganar dinero en los mercados hasta que decidas por tí mismo sobre tu dinero.

Tiempo y dinero

Sobre todo cuando operas intradía, las ganas de ganar dinero enseguida hace precipitarse a la mayoría de los traders.

La precipitación es, a la hora de entrar (el mercado siempre nos está tendiendo trampas y nos hace ver una oportunidad donde no la hay), y a la hora de salir (sobre todo si estamos en ganancias).

Hay un refrán que dice: » Tan malo es actuar antes de tiempo como dejar pasar la oportunidad».

La misión del trader es encontrar el equilibrio entre ambas pues son los 2 defectos más evidentes a la hora de encaminarnos hacia las pérdidas.

El tiempo justo a la hora de tomar una decisión incide de manera muy importante en su resultado.

Es fácil operar intradía, sólo tienes que apretar un botón, pero es el tiempo que dejamos para madurar la decisión lo que nos va a permitir elegir las mejores oportunidades del día. Si no eres capaz de esperar el tiempo suficiente para ver la oportunidad, que puede incluso llevar al trader a estar pendiente del gráfico incluso durante varias horas, no serás capaz de mantener la cuenta en positivo porque es el elevado número de operaciones sin ton ni son la que te la mantendrán en rojo (sobreoperación).

Por tanto, la elección de la operación «verdadera» es crucial. El stop también lo es y se encargará de que las pérdidas sean muy pequeñas de manera que cerrará las malas posiciones y mantendrá abiertas las buenas recuperando el dinero perdido en las operaciones falladas. Así que el stop-loss será esencial para lograr la consistencia. La manera de colocarlo también pero eso ya es harina de otro costal (el que mejor funciona es aquel que más alejado se pone sin aumentar nunca el riesgo).

Bueno, hasta aquí todo bien, y salvo la pesada espera (hándicap mayúsculo en la operativa del trader), el problema también viene cuando las operaciones están abiertas.

No siempre se desarrollan lo rápido que deseamos por lo que en ese momento la mejor técnica que me funciona es la de hacer otras tareas, puesto que si estás mirando el sube y baja de la cotización puede hacer que cierres antes de tiempo la posición, bien por aburrimiento o bien porque tienes unas pocas ganancias y tienes miedo perderlas.

También en las salidas, el tiempo juega un papel importante ya que debemos dejar que se desarrolle libremente la estrategia trazada. El movimiento, a veces, horizontal del mercado puede llevarnos al mayor de los aburrimientos por lo que, como he dicho, cuando los stops están situados perfectamente de manera que si saltan las pérdidas son mínimas, la mejor de las estrategias es dejar que se cumpla lo que se tenga que cumplir.
Si salta el stop estarás cubierto, ya sabes de antemano lo que puedes perder, nunca te convertirás en un inversor a largo plazo y si no lo hace seguramente te encuentres con una sorpresa agradable en el saldo de la operación.

Lo que está claro es que es muy difícil que pierdas en todas, por lo que las que han acabado en ganancias compensarán las de las pequeñas pérdidas y aun encima acabarás en beneficio.

Es importante también valorar la colocación de un profit warning alejado para que si la cotización llega a un nivel donde las ganancias serán muy abundantes, estas no se evaporen.

Por lo demás, aunque pueda parecer descabellado, el abandonar la posición a su suerte hará que tengas mayores ganancias que estar siguiéndola minuto a minuto. Comprobado.