La realidad del mercado bursátil

La bolsa siempre ha sido un tabú para los neófitos.

En mi juventud, y aun algo ahora, el sentimiento respecto a operar en bolsa es el de un mundo apartado destinado sólo a gente pudiente.

Gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, al empuje de los jóvenes y a que Internet es el invento del siglo se han ido derribando muros y ya cada vez más personas operan en los mercados bursátiles.

Lo que si observo es que ese tabú se ha trasladado ahora al mercado de derivados. En comparación con la bolsa aun opera en ellos muy poca gente.

Afortunadamente, y también, gracias a foros y webs, en suma, a toda la información que puede leerse en la Red, cada vez son más los que poco a poco se acercan al mercado de divisas (Forex) u operan en Materias Primas o en Indices y Acciones pero desde el mercado de derivados ,a través de los Futuros y de los CFDs.

Volviendo a las acciones, hay un frase que lo resume todo y que cuando en su día la leí me quedó grabada:

Aquellos que ganan mucho dinero cuando sube la bolsa son los mismos que lo pierden cuando esta baja.

Tal cual.

Cuando sube la bolsa todos ricos.

¡Qué bueno soy! ¡Vaya rentabilidad que estoy obteniendo! ¡Esto es un chollo! ¡Ya me codeo con los mejores! …

Luego vienen los batacazos y vuelta a la cruda realidad.

Pero esto no es lo que quiero denunciar.

Cuando operas en el mercado de acciones al contado sólo tienes una opción: “Si sube gano, si baja pierdo”.

¿Y si la bolsa está bajando 7 años seguidos?, ¿Qué haces?, ¿Metes el dinero en un depósito bancario? Pues que bien. Y de paso vuelve a tu trabajo de siempre y compagínalo con las acciones si quieres porque nunca vas a poder vivir de ello.

Mi operativa intradía se basa prácticamente en operar a la baja. En las acciones no puedes ganar dinero cuando estas bajan, no si operas al contado.

Siempre ves en los periódicos o en la TV:

– “Día trágico en las bolsas”

– “Bajada de la bolsa, lunes negro”

¿Negro por qué? ¿Negro para quien?

Negro para el que opera en acciones porque para el que opera en derivados y se ha posicionado “corto” ha sido el mejor día de ganancias.

Cuando baja la bolsa, los medios lo retransmiten como si se hubiese muerto alguien.

Aun hay muy poca cultura al respecto. Incluso en los bancos. En su día me tuve que recorrer unas cuantas entidades bancarias para encontrar una en la que me hiciesen un contrato para operar en derivados.

Los empleados me miraban con cara rara.

Y otra vez que le fui a un empleado del banco con un recorte de un periódico de color salmón en donde decía que un trader había ganado en unas horas un 133% operando en opciones, en vez de contestarme se me quedó con el recorte y no me lo devolvió.

Yo aun era un chaval inocente, que si es hoy…

Pues nada, operando en futuros o en Cfds siempre vas a tener un mercado al alza o a la baja.
Operando con acciones al contado sólo podrás hacerlo al alza.

Es una pena, porque hoy en día es sencillísimo operar en derivados y abrir una microcuenta con muy poco dinero.

No hablo para nada de que te vas a hacer rico de la noche a la mañana, eso ya es otro cantar, pero por lo menos tendrás la probabilidad, cosa que nunca tendrás con las acciones.

“El Trading constituye una de las últimas grandes fronteras de libertad en nuestra economía. Es uno de los pocos caminos en los que cualquier persona puede empezar con una suma de dinero pequeña y convertirse en multimillonario” _Schwager

¿Acciones? para quien las quiera

Hace ya bastante que operar en acciones pasó a la gloria por mi parte. ¡Que descanso la verdad!

Cada uno habla de algo según su experiencia con ese “algo”, según como le ha ido en ello. Al principio podía pensar que mi distanciamiento con las acciones bursátiles había sido por los malos tragos pasados, pero ahora desde la distancia, desde la comparativa con otros activos o mercados veo claramente la gran decisión tomada en su día de no volver a operar con acciones al contado.

Prácticamente ni las sigo, ni las nacionales ni las internacionales. Me parece un desgaste tremendo.

Siempre oyes alguna noticia de algún que otro valor cuando ojeas la prensa económica por Internet y la verdad es que lo primero que se me viene a la cabeza es: ¡Qué gran alivio!

Qué tantos rompederos de cabeza sin tener por qué.
Altamente manipulables y sujetas a múltiples variables imprevisibles. Si, el mercado de acciones, el mejor lugar para perder tu dinero o para sacar una ridícula rentabilidad.

Gracias que existe Forex sino hace tiempo me habría retirado de la especulación.

Demasiado esfuerzo para tan poco fruto. Sin embargo, la inmensa mayoría de la gente que se acerca a los mercados en España opera sólo en acciones de bolsa, incluso los más atrevidos en las internacionales. ¡Que ganas de perder el tiempo y el dinero! Con lo predecibles que son las divisas, con el poquito dinero que hace falta para operarlas y sacar mayor rendimiento, con lo facilonas que son comparándolas con las acciones….

Las acciones para quién las quiera. Si alguna vez opero en el mercado bursátil es únicamente a través de sus índices mundiales más representativos.

Diferencias entre acciones y divisas

La mayoría de los traders hemos empezado nuestra andadura operando con acciones. Llega un momento en que el mercado bursátil se te queda corto y empiezas ha indagar hasta que, sí o sí, acabas en el mercado de divisas (Forex). Es como si empezar por acciones y acabar en Forex fuera parte del camino a recorrer.

Se  puede decir que la inmensa mayoría, diría que el 90% de los inversores que se acercan a los mercados financieros, operan únicamente en acciones. Puede que vayan un poco más allá y prueben incluso con acciones internacionales pero no salen del mercado bursátil.

Sólo unos pocos, aunque cada vez más, prueban a operar en Forex, y es sólo ahí donde se dan cuenta del “Ferrari” que tienen entre manos y de lo que se estaban perdiendo.

DIFERENCIAS PRINCIPALES ENTRE EL MERCADO DE ACCIONES Y FOREX:

PLATAFORMA:

ACCIONES: para seguir las acciones intradía tienes que pagar por la plataforma un canon mensual.

FOREX: casi todos los brokers te facilitan una plataforma gratuita de última generación.

COMISIONES:

ACCIONES: comisión de compra-venta (una al broker y otra a la Bolsa donde se negocian las acciones), por dividendo, por ampliaciones de capital, por mantenimiento.

FOREX: comisión de compra venta, swap (si extiendes la posición más allá del intradía).

LIQUIDEZ:

ACCIONES: es frecuente ver a muchos inversores atrapados en valores de baja capitalización.

FOREX:  se opera en un sólo día lo que Wall Street en un mes.

 HORARIO DE NEGOCIACIÓN:

ACCIONES: depende del horario de cada país. En España, de lunes a viernes de 9:00 a 17:35

FOREX: 24 horas al día excepto fines de semana.

ÁMBITO:

ACCIONES: territorial de cada país. Acciones propias o internacionales.

FOREX: no tiene un lugar físico. Se operan internacionalmente y a la vez.

PREDICCIÓN:

ACCIONES: su cotización es casi imprevisible, está sujeta a múltiples factores que provienen de dentro y de fuera del mercado. Además, cuando detectas la oportunidad está suele tardar en coger el camino previsto.

FOREX: es muy previsible gracias a los movimientos de los diferentes Bancos Centrales. Cuando surge la oportunidad se desarrolla sin más dilación.

OPERATIVA:

ACCIONES: Intradía sólo en valores muy líquidos y a través de futuros o de CFDs. En el mercado de contado sólo se pueden operar al alza.

FOREX: Intradía y a medio o largo plazo. Se ganar dinero tanto operando al alza como a la baja.

Estas son sólo las diferencias principales entre el mercado de acciones y el de divisas pero en la práctica lo son muchas más.

Un trader que sólo opera en acciones tiene muy pocas probabilidades de encontrar la independencia financiera al contrario que en Forex.

El período de tiempo que se puede necesitar para ganar grandes cantidades de dinero desciende dramáticamente en la operativa con divisas respecto al de acciones.

Forex es un mercado mucho más noble que el accionarial, ya que este último depende de las decisiones de los consejeros de la empresa, de ampliaciones, splits, opas, concurso de acreedores, quiebras, fusiones, malas prácticas, información privilegiada, suspensiones de negociación, en fin, multitud de variables que son incontrolables.

Además necesitas de mucho más capital inicial en acciones que en divisas para optar a ganar la misma cantidad de dinero.

CONSEJO: Si ahora me diesen la oportunidad de volver atrás empezaría y me especializaría sólo en Forex, ningún otro mercado más.

Fondos, Hedge Funds, Bolsa y Trading

Existen muchos traders famosos (españoles y extranjeros) a causa de que un buen día tuvieron un golpe de suerte y convirtieron una inversión en una gran cantidad de dinero. No voy a decir nombres, pero leyendo y navegando un poco por internet e informándose es fácil descubrir en las biografías cómo han hecho su fortuna gente que solemos considerar grandes traders.

Otros han forjado su imagen a raíz de tener una cartera de clientes y constituir un fondo. A ese fondo hay que generarle una rentabilidad, por supuesto, pero no es lo que buscamos, y tampoco los consideraremos traders.

Pero traders que se dediquen sólo al trading puro y duro, activamente, todos los días a jornada completa y vivan de ello, se cuentan con los dedos de la mano.

De esto se saca una clara conclusión: ¡ Es muy difícil este oficio !. Además suele ofrecer otras alternativas para ganar más dinero y con menos esfuerzo, pero ninguna relacionada con la operativa intradiaria.

El caso es que los que han tenido ese golpe de suerte acaban dedicándose a otras ramas relacionadas con el trading, por algo será.

Y es que te tiene que gustar muchísimo para estar horas y horas sentado pegado a una pantalla. Siempre me viene a la cabeza aquel experimento que hicieron con un mono dejándolo atado durante días mirando a una pared a unos 20 centímetros de sus ojos. El mono en cuestión acabó desarrollando miopía.

Así mismo. Y no digo que eso no sea también factible en los humanos ya que debido a los ordenadores, TV, móviles, tablets, consolas, etc cada vez ves a mas gente con problemas de visión. Y yo, sin nadie con gafas en la familia, fui el primero en desarrollarla. La verdad es que hasta leía mientras comía, y en cama, debajo de las mantas con una linterna para que mi madre no se diera cuenta.

Ahora debe hacer como 6 ó 7 años que me he operado y estoy encantadísimo. Después de reducirme las 8 dioptrias de miopía y las 2 de astigmatismo a cero, sigo viendo como el primer día. Para mi fue un milagro después de llevar gafas desde los 8 años. Y por eso, cuando estoy tantas horas pegado a la pantalla me acuerdo del mono y me da miedo que me vuelva, pero, gracias a Dios, hasta ahora, como el primer día después de la operación.

Pero bueno, volviendo al tema, los que se dicen traders, traders, no son todos los que están ni están todos los que son.

Por tanto, en todo este batiburrillo de opciones que se nos ofrecen debemos tener muy claro qué es lo que queremos:

A)  Si optamos a una rentabilidad un poco mayor que la que nos ofrece los depósitos tenemos para ello los fondos de inversión.

B)  Si queremos optar a más rentabilidad, pero con mayor riesgo, tienes que optar por los Hedge Funds

C) Si ya quieres participar del mercado e intentar ganar más, el paso que suele dar la mayoría de la gente es hacer sus pinitos en acciones. (Parece mentira, aunque cada vez menos sobre todo entre los jóvenes, como los inversores españoles se han quedado estancados en las acciones puras y duras. Ya sabéis lo que opino sobre ello. Y como he dicho, parece que los más jóvenes y gracias a las nuevas tecnologías se están pasando de la opaca bolsa a otros productos más potentes en los que puedes aspirar a mucho más.)

D) Y, finalmente, si lo que quieres es optar a vivir de los mercados e incluso a tener una oportunidad de conseguir la independencia económica, sólo te queda el trading. El trading a través de futuros o Cfds en Indices Internacionales, Materias Primas y divisas (Forex).

Eso si, a tiempo completo, repleto de esfuerzo y de grandes emociones. Nadie te da algo por nada.

Los escollos en las etapas de formación de un trader indican el final de las mismas

A modo de contestación para otros lectores a los que les surjan preguntas u observaciones similares a la de algún correo que he recibido surge la siguiente entrada.

Me gusta ver la evolución de otros traders y agradezco sus correos en este sentido. Es curioso ver como todos pasamos por las mismas etapas y lo es también advertir como fases que ya has pasado vuelven a repetirse en otros traders que pueden estar en alguna etapa inferior, seguros de lo que hacen como yo también lo estaba, y seguro de que pasarán esa etapa desechando las creencias antiguas y fijando otras que también acabarán igualmente desechando.

Es el ciclo evolutivo natural, normal, en todo proceso de aprendizaje.

Siempre he defendido que lo que le va bien a un trader no tiene porque igualmente bien a otro y viceversa.

El que yo apoye unas directrices no quiere decir que sólo haya ese camino.
Si bien las fases son las mismas, y aunque suene a controversia, los caminos son diversos.

El otro día, si lo lee se dará cuenta, un lector me comentaba que hacía trading sobre 2 valores de la bolsa española que no voy a decir cuales y que no había podido entrar por culpa de que habían arrancado con un gran gap.

Cuando leí que hacía trading sobre acciones, me asusté en un primer momento. Luego, cuando seguí leyendo y vi que lo hacía a través de CFDs ya me relajé un poco más.

Y me asusté porque la etapa de operar en acciones era algo que yo ya había desechado no me acuerdo ya cuando, pero sí que fue una de las primeras fases. Hace algún tiempo hablé al respecto de que hay mejores mercados en los que operar.

Si bien especular en acciones a través de CFDs ya me parecía un poco mejor, no apoyo para nada esta práctica. Si quieres vivir del trading nunca lo harás a través de hacer trading con valores bursátiles. Podrás coger algún pelotazo en un buen momento pero nunca podrás ir sacando un sueldo de operar en el mercado bursátil.

Aunque ahora no lo veas así, llegará el momento, según vas pasando fases en que lo verás de otra manera, y tendrás que abrir una cuenta para operar en Forex. Es el único mercado en el que más probabilidades tienes de hacerte rico.

¿Miedo a operar en estos mercados? Para nada, como le he dicho: “El sable largo es difícil de manejar, pero todo es así cuando comienzas”. _El libro de los cinco anillos.

Aun hay el estereotipo de que operar en derivados es para mentes privilegiadas y traders muy preparados. La verdad es que no le veo más riesgo que operar en acciones, incluso lo veo más fácil. Hoy en día con Internet y con las plataformas que nos ofrecen los brokers de Forex, abrir una cuenta y empezar a operar es lo más fácil que hay.

Lo difícil, claro, es salir bien parado de ello, pero en las acciones más de lo mismo o incluso mucho peor.

En cuanto a otro de los correos, compaginar trading y trabajo habitual es lo más corriente. Es harto difícil dejar de sopetón la seguridad que te da el sueldo mes a mes que te ofrece un trabajo normal por algo de lo que no sabes si vas a poder sacar tajada. Es un miedo que está ahí, pero si de verdad te gusta con pasión el trading, trabaja pero con la idea de reunir unos ahorros que te permitan vivir durante al menos 5 años sin trabajar, y contando, si puede ser, con algún ingreso fijo aunque sea pequeño (podría ser por ejemplo la prestación de desempleo).

Desde luego que el trading exige jornada completa.

Y como he dicho, tendrás que dar algún día el salto a una profesión en la que sabes que si te va bien te permitirá un horario muy flexible, sin jefes por encima, sin disputas por las vacaciones, oficina en casa, etc, etc, etc. En verdad, son muchos lo privilegios a los que podrás optar si eres capaz de triunfar con el trading. Mira, sólo tienes una vida, esto es una aventura, ¿sabes las probabilidades que hay de que hayas nacido? Pues consúltalo por Internet.

Cada día que pasa es un día menos que te queda para intentarlo.

En el caso del lector, inmerso en una fase en la que no ve la salida, este ya ha aprendido a poner los stops en cada una de sus operaciones, pero ahora se encuentra con el hándicap de que tiene muchas pequeñas pérdidas y muy seguidas, lo cual mina su moral, y la de cualquiera.

Cada una de las fases tiene su trampa que invita al trader a abandonar. Es al final de cada fase cuando te encuentras en un callejón sin salida, cuando el escollo semeja insuperable. Cuando te ocurra esto que sepas que estás al final de una fase y que si continuas pasarás a la siguiente.

Como dije, cada etapa cuenta con esa piedra final donde muchos traders abandonan. Unos lo hacen en una fase y otros en otra pero entiende que sólo se vence superando todos los obstáculos.

Cuando tienes muchas pequeñas pérdidas tras aplicar correctamente el stoploss estás apunto de pasar a otra fase si eres fuerte, en este caso, psicológicamente, puesto que un trader profesional suele caracterizarse por tener muchas pequeñas pérdidas y pocas pero grandes ganancias, al contrario de los traders que suelen perder.

Estás al final de esta fase, tras ella viene la de aprender a dejar correr las ganancias.

El verdadero salario del trader

Es verdad que el trader o especulador, una vez ha cogido la experiencia necesaria, puede obtener ganancias astronómicas.

Dicen que “dinero llama a dinero” y en este caso es cierto. Cuanto más dinero se tiene en cuenta para operar más grandes pueden ser las ganancias.

Por lo tanto, el objetivo fundamental de un trader debe ser: “conseguir tener cada vez más dinero en la cuenta para poder operar cada vez con más contratos”.

De las ganancias se debe extraer una cantidad pero la restante debe ser añadida a la suma de dinero destinada para operar para así poder aumentar cada vez más el número de contratos y que los beneficios cada vez sean más importantes.

Tengo comentado que una vez que el especulador se adentra en el mundo del apalancamiento (futuros, CFDs, forex, materias primas). Las acciones ocuparán siempre un segundo plano. ¿Por qué?.

Veamos el siguiente ejemplo:

OPERACIÓN CON ACCIONES DE INDITEX

Supongamos que tenemos 30.000 euros en cuenta.

Vamos a operar con el 5% de la cuenta. Esto supone 1.500 euros. (Hay que incluir la comisión, pero aquí la voy a obviar para no complicar la explicación).

Entonces  (fijarse en el gráfico) decidimos entrar en 53 euros.

Esto nos da para comprar, redondeando, 28 acciones de Inditex a 53 euros que venderemos en 105 euros 20 meses después.

Los BENEFICIOS suman: 108 – 53 x 28 acciones = 1.540 euros.

OPERACIÓN CON FUTUROS DE INDITEX

Ahora vamos a hacer lo mismo pero con futuros.

2,5 contratos x 100 (acciones cada contrato) x la cotización actual (53 euros) x 10% de garantia : 100 = Tenemos que desembolsar por abrir con 2,5 contratos de futuros sobre Inditex, 1.325 euros.

Ahora vendemos también en 95 euros, por lo que: 95 – 53 = 42 euros (diferencia entre precio de compra y de venta) x 2,5 contratos x 100 acciones que tiene cada contrato = 10.500 euros de beneficio .

Lo que quiero, en suma, dejar claro es :

que operando con apalancamiento controlado se puede hacer mucho más dinero y en menos tiempo que operando sin él en productos como las acciones.

que si hay productos con los que de verdad te puedes hacer rico en poco tiempo estos son: futuros y CFDs.

que a más dinero más probabilidades de conseguir la independencia financiera

 

La mala costumbre de invertir en acciones

Cuando recibes consultas, opiniones y análisis sobre los mercados, alrededor de un 90% largo lo es sobre algún tipo de valor bursátil en concreto.

Echando la vista atrás hemos mejorado porque la idea que antaño tenía la gente sobre la bolsa era la imagen de algo inaccesible salvo para grandes patrimonios. Como digo, en este punto hemos mejorado, pero aun así el pequeño inversor sigue anclado en la prehistoria.

Sólo los más  jóvenes, gracias a Internet, se van interesando y adentrando en otros mercados fuera de la renta variable. Esto deja a las claras que el mercado de acciones va a ir perdiendo adeptos poco a poco en el futuro en post de Forex, Materias Primas e Indices bursátiles mundiales.

Haciendo referencia a lo que he dicho anteriormente sobre que más de un 90% de los inversores sólo están interesados en acciones se ha desarrollado o inventado, al calor de ello, un auténtico arsenal diabólico destinado al acoso y derribo del novato.

Esta esquilmación es vista claramente desde fuera por los que llevamos tantos años en los mercados y gracias a nuestra experiencia de haberlo probado previamente en nuestras carnes.

Se trata de mecanismos de destrucción masiva que están especialmente diseñados para arruinar al pequeño accionista:

OPVs:

se suelen producir al final de un ciclo alcista cuando la empresa está cara y es buen momento para venderla. Desde ese mismo momento comienzan a aparecer en TV más y más anuncios tratando de captar al pequeño accionista, y lo hacen porque la economía está boyante y la sensación es de que todo va a seguir subiendo.
Además, las promocionan con un % de descuento más barato de lo que van a salir a mercado por lo que tratan de hacer ver al inversor que el mismo día de salida a bolsa ya van a ganar dinero. Lo que no se imaginan es que esa rebaja queda descontada en el mismo momento en que la acción sale a bolsa igualándose la cotización al precio con el descuento.

A los pocos meses el pequeño accionista comenzará a ver en su cuenta el impacto negativo de tal apuesta.

Ejemplos: Altadis, Logista, Parques Reunidos, Recoletos, Bankia…etc,etc,etc.

OPAS DE EXCLUSIÓN:

cuando el pequeño accionista, que suele aguantar siempre las pérdidas con la esperanza de que algún día se recupere la cotización, atisba ya que salimos de la recesión y que se vislumbra una posible luz para la recuperación de las cotizaciones sufre un nuevo varapalo: las OPAS DE EXCLUSIÓN: en dichas Opas se ofrece un precio por encima de la cotización actual del valor que va a ser excluido de la cotización en bolsa. Para los que han comprado en los últimos días perfecto pero para los que llevan acumulando pérdidas desde que el valor comenzó a bajar es un desastre total. Verá como el dinero que invirtió en su día se verá reducido incluso en más de un 80%.

Suelen aparecer en los momentos más bajos de la economía.
Ejemplos: Metrovacesa, Banesto, Dermoestética…

AMPLIACIONES DE CAPITAL:

son unos de los instrumentos más utilizados por las empresas que cotizan en bolsa para captar dinero para nuevas inversiones, en suma, para crecer.

Es inevitable un nuevo desembolso en metálico por parte del accionista para acudir a la ampliación de capital y para que le den un número nuevo de acciones dependiendo de la proporción que haya elegido la empresa que la emite.

En este caso el accionista tiene la opción de acudir o no. Si acude, para lo que tiene que desembolsar como he dicho x cantidad de dinero, se hace en propiedad con nuevas acciones pero cuando estás comienzan a cotizar dicha cotización suele quedar estancada meses y meses, sino baja, por el efecto dilución de las nuevas acciones.

Si decide no acudir se quedará con un menor número de acciones en proporción por lo que si sube la cotización de la compañía en cuestión ganará menos dinero que si subiese antes de la ampliación. Por decirlo de alguna manera, es como si pasara de tener 100 acciones a tener 75.

Ejemplo: aquel que haya invertido en Service Solutions pondrá muy en duda el famoso dicho de que “en bolsa a largo plazo nunca se pierde”.
Esta empresa, antigua Picking Pack, siempre ha tenido la costumbre de crecer a golpe de ampliación. No conozco accionista que haya ganado dinero con este valor a largo plazo.

QUIEBRAS:

toda empresa que cotiza en bolsa está expuesta a una posible quiebra y concurso de acreedores. La pérdida de valor por parte del accionista suele ser prácticamente total.

Ejemplos: Terra, Astroc, Bankia, Banco de Valencia, Pescanova.

Para concluir, con las acciones la probabilidad de hacerte algún día rico son prácticamente nulas, y menos para sacarte un sueldo mensual. Ni lo sueñes.
Para lo único que deberías invertir en acciones es para hacer una cartera de cara a tu jubilación.
El único momento que recomiendo para hacerlo es tras una recesión en empresas que se han reajustado duramente y que no tienen prácticamente deudas. Serán las que más suban.

Alternativa a las acciones: materias primas, divisas, Indices bursátiles y todo ello a través de Futuros y CFDs.
Y claro, tu me dirás. Si hombre, el apalancamiento puede destruir tu cuenta en minutos.

Y yo te diré: _ y una pistola puede también matarte si no la sabes usar.

Si decides operar en estos instrumentos que te he dicho si un plan de gestión del riesgo estás muerto, económicamente hablando, pero nunca verás quebrar una materia prima, una divisa o un Indice. Aquí las reglas son diferentes, las probabilidades de vivir de ello o de alcanzar la independencia económica aumentan dramáticamente respecto a las acciones.

Eso si, requiere una preparación previa…nada es fácil en este mundo.