Sistema, disciplina y entrenamiento

Siempre he comentado que no existe ni existirá un sistema de compra/venta que le de dinero a su creador a no ser que sea capaz de venderlo a los que aun creen en la Piedra Filosofal.

Yo sólo conozco un sistema válido: la disciplina de seguir unas reglas. Esto si debe ser regido por un sistema, pero es lo único.

Reglas de un sistema de trading:

StopLoss: % que se debe arriesgar según el dinero que tengamos en cuenta. Este porcentaje será para la totalidad de las operaciones abiertas y nunca un % individual ya que si sumamos todos los porcentajes arriesgados de cada operación en curso en vez de, por ejemplo, un 2% del total de la cuenta estaremos arriesgando, si hemos abierto 5 operaciones, el 10%.

Número de contratos: si el no respetar un StopLoss suele acabar con la mayoría de las cuentas de los traders principiantes y no tan principiantes, el apalancarse más de lo recomendable es dar ya a dicha cuenta el golpe de gracia.

Por tanto, también tenemos que tener un sistema que nos diga con cuantos contratos debemos abrir una o más posiciones y eso vendrá dado por el lugar en donde hayamos puesto el Stop respecto al punto de entrada.

Estas son las 2 grandes reglas que deben estar controladas por un sistema de trading. Las posibles demás reglas ya no obedecen a ninguna orden y son, casi todas, de carácter psicológico y prácticas.

Es cierto que me puedes decir que tienes un sistema de medias móviles que te dice cuando entrar y cuando salir, o que te riges por el RSI o el VIX, etc, para abrir o cerrar una posición. Paparruchas. En el momento en que haces esto otros traders podrían hacerlo también y no resultaría.

El Mercado es un “juego” donde si gana uno pierde el otro, por lo que lo anteriormente citado no es válido.

Así que llegados a este punto sólo cabe añadir que tu éxito como trader vendrá sólo y exclusivamente de tu maestría y experiencia adquirida durante horas y horas de práctica sobre los mercados.

Odio recurrir al símil del  fútbol, pero es el deporte nacional y es más fácil que la gente lo entienda. Para un futbolista, un sistema sería su disposición en el campo, la táctica del entrenador y las reglas del balompié. Pero tratar de obligarle a hacer siempre la misma o mismas jugadas sería la muerte, futbolísticamente hablando, de la carrera de ese jugador.

Si no dejamos que ese jugador se invente jugadas, ponga en prueba su talento o improvise dependiendo de como le entre el contrario o de la situación de juego en ese momento, nunca llegará a poner todo su potencial en juego.

Pues en el trading o en los mercados, lo mismo, tratar de encerrar tu estrategia de compra/venta dentro de un sistema limitando todo tu potencial como trader significa la  “defunción”.

Los sistemas de compra/venta fueron inventados para vendérselos a los incautos que no se dan cuenta que si de verdad funcionasen nunca serían vendidos, sino que se aprovecharían de ellos.
Los sistemas de compra/venta fueron inventados por traders cobardes que un día se empecinaron en demostrar que podían meter el Océano en un cubo de agua y se hicieron con un grupo de discípulos o seguidores que aun creen que se puede encontrar el sistema perfecto y siguen su labor, aun hoy en día.

Así que, amigo trader, una vez que has controlado las 2 principales variables: % de stop arriesgado y número de contratos por operación, sólo ganarás dinero en función de tu maestría. ¿Y como se consigue esto? Pues sólo y exclusivamente operando en real.

Date cuenta que sabes lo que vas a perder en cada momento porque tienes un porcentaje fijo de stop y un número de contratos adecuados a ello, por lo que aunque tengas operaciones con pérdidas estas serán lo suficientemente pequeñas como para que tu cuenta no quiebre y puedas adquirir una cierta experiencia.

Date cuenta que la mayoría de los traders acaban con su dinero antes de adquirir dicha experiencia por no cortar las pérdidas y por apalancarse demás.

Por tanto, ¿qué práctica van a adquirir así? Ni por mucho dinero que posean…

Puede adquirir más experiencia un trader con 1.000 euros en cuenta que aplique disciplinadamente un sistema de % de riesgo y un sistema de cantidad de nº de contratos por cada operación abierta que otro trader con 70.000 euros sin ningún sistema de gestión del riesgo.

Una de las máximas principales de un trader es tratar de resguardar o proteger el capital inicial. Primero viene la defensa y luego vendrán las ganancias.

Por tanto, las dos reglas que he expuesto son básicas para controlar muchos de los perjuicios psicológicos que perjudican nuestro trading, pero no se acaba ahí la cosa, luego el éxito será proporcional al número de horas que le dediquemos a operar en real en los mercados.

“El entrenamiento y la práctica son imprescindibles, esenciales e insustituibles”_ El libro de los Cinco Anillos