Sistema de trading definitivo

SISTEMA DE TRADING:

El objetivo de hacer trading es lograr la independencia económica necesaria que nos permita disfrutar del activo más importante que se le ofrece a un ser humano tras su nacimiento: el tiempo.

El tiempo se va agotando poco a poco desde respiras por primera vez por lo que cómo lo aproveches marcará tu aventura temporal en “La Tierra”.

El trading es uno de los pocos oficios que puede ofrecer esa libertad que todo ser humano ansía para hacer lo que desee.

Y esa independencia económica la marca cada cual. Hay gente que puede vivir perfectamente y con todos sus deseos colmados con 500 euros al mes y hay quién necesita 30.000.

Por tanto, una persona que es independiente, financieramente hablando, no es la que más dinero tiene sino la que menos necesita.

El trading te ofrece el camino para lograr esa independencia, pero no corras el riesgo de caer en la avaricia de querer siempre más porque sino serás su esclavo y perderás de nuevo tu tiempo, tu independencia y tu libertad.

PSICOLOGIA. La psicología toma un papel relevante a la hora de operar. Concretamente, “el miedo”, es el enemigo a batir por el trader.

Sí, el miedo a ganar y el miedo a perder.
Todo lo demás sobra. Si se vence al miedo la consistencia es segura.

Pero operar sin miedo no significa operar a lo loco y lanzarse al abismo sin paracaídas sino vencerlo a través de la gestión del dinero. Sólo la gestión te ofrece la tranquilidad que necesitas para operar.

GESTIÓN DEL DINERO. La gestión del dinero y del riesgo es la parte fundamental, la más importante, la determinante. Si el sistema carece de este pilar, todo se desmorona.

Es la parte concreta del trading, la que se puede “tocar”.
La psicología y la técnica son absolutamente volátiles.

Por tanto, esto es lo que hay que tener en cuenta a la hora de abrir una operación:

Todo será mucho más sencillo si se dispone de mucho capital inicial pues el objetivo del trader debe ser operar con el mínimo riesgo y el máximo número de lotes.

Se puede conseguir un gran capital empezando con una cuenta mínima, yo lo he conseguido en 2 ocasiones, pero lleva su tiempo porque las ganancias son minúsculas al principio, porque tienes que reinvertir los beneficios y porque la disciplina tiene que ser férrea, así como el control mental.

Todo esto lleva a otros pequeños afluentes que te ayudan a conseguir la estabilidad que necesitas a la hora de operar correctamente: meditación, visualización, soledad, ejercicio, alimentación… el trading es un oficio de élite, es un trabajo especial, muy celoso y que sólo te da frutos cuando lo has “cortejado” adecuadamente y con mucho mimo.

Por lo tanto, a la hora de abrir una posición se debe tener presente lo siguiente:

CANTIDAD DE DINERO TOTAL EN CUENTA: cuanto más tengas con más lotes podrás abrir, con menos riesgo podrás operar y más lejos podrás situar el stop.

PORCENTAJE DE RIESGO: siempre el mínimo posible, incluso por debajo del 0.5% por operación.

PORCENTAJE DE GANANCIAS: lo importante no es el número de operaciones positivas que tengas sino cuanto ganas en cada una de ellas y cuanto pierdes en las negativas.

MERCADO: Forex como primera y mejor opción, después índices bursátiles importantes y materias primas como el oro y el petróleo.

NÚMERO DE LOTES: el que marque la diferencia entre el stoploss y el punto de entrada, teniendo en cuenta el capital total.
Siempre será preferible sacrificar lotes en favor de mayor distancia de stop.

ENTRADA Y SALIDA DE UNA POSICIÓN: no hay reglas fijas, todo está sujeto a la interpretación del trader. El que quiera buscar un sistema de trading automático se equivoca de principio a fin.

TÉCNICA. La técnica “no importa”. Sí es cierto que hay algunos catalizadores, tanto a nivel técnico como a nivel fundamental, que dan pistas muy buenas. Pero el trader debe comprender claramente estos 6 supuestos básicos:

  1. No hay nada fijo al 100%. Nada es seguro. El mercado está cambiando a cada minuto.
  2. El éxito de la operación (entrada y salida) depende de la perspectiva propia que el trader tenga sobre el mercado. No hay reglas fijas.
  3. En algún momento, quieras o no, estarás en el lado correcto del mercado. Esta es tu ventaja y la que tienes que aprovechar.
  4. Sólo vence el trader que tiene la valentía de operar bajo su propio criterio sin dejarse influenciar por los demás.
  5. Podrás cortar correctamente las pérdidas pero si no dejas correr las ganancias siempre te mantendrás lateral. No hay un punto fijo o standard para salir, también es interpretación.
  6. En esa interpretación de los mercados y en el modo de aplicar el sistema es donde se diferencia un trader de otro. Si hubiese un sistema de trading automático ganador todos ganaríamos lo mismo y todos operaríamos igual, de ahí, y como sucede en el deporte, que el éxito dependa de la pasión, del trabajo duro y del talento.

“El trading es muy sencillo, sólo que el trader no asume esa sencillez y piensa erróneamente que cuanto más complejo es su sistema más probabilidades de éxito tendrá, sin embargo, cuantas más variables agrege más se estará alejando de la consistencia y de menos estabilidad gozará”.

Y finalmente, y para lo que deseeis, ya sabéis como contactar conmigo, estaré muy orgulloso de ayudaros en lo que humildemente pueda.
No se de que forma volveré a aparecer pero tomar los artículos de este blog como vuestro manual y seguro que lograréis vuestro objetivo, o por lo menos, desmitificareis muchas de las teorías sobre trading que andan por ahí y, de paso, será mucho más difícil que os engañen. (Hay mucho supuesto trader viviendo de lo que rodea al mercado y no de la propia opèrativa).

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis.” (Mateo 7:15-20).