No excusas

Estas solo contigo mismo todo el tiempo, con cualquier cosa que hagas. Tienes que bajar a tu propio Dios en tu propio templo. Todo depende de ti, compañero.

— John Lennon