Simón dice…

El médico epidemiológico español responde a Reino Unido y Bélgica que, ante la recomendación de no viajar a España para sus ciudadanos y la necesidad de guardar 14 días de cuarentena a su regreso: «Es un riesgo que nos quitan».

Sin embargo, ese riesgo, si en realidad preocupa tanto a las autoridades españolas, podría haberse evitado simplemente no abriendo fronteras. NO se entiende la contradicción.

Es más, seguro que en estos momentos no estaríamos hablando de más de 350 nuevos brotes en España…

Los británicos, en sus viajes vacacionales aportan alrededor de 4.500 millones de euros, lo cual supone un porcentaje muy importante para un país donde el turismo aporta el 12% del PIB.

Sin embargo, la hostelería española, deberá ir acostumbrándose paulatinamente a ver reducidos sus ingresos por parte de los veraneantes ingleses tras el Brexit y el diferencial económico que en un futuro próximo va a existir entre Gran Bretaña y la UE, porque la devaluación progresiva de la Libra respecto al Euro va a provocar que ya no les resulte tan barato viajar al segundo país más visitado del mundo y elijan destinos más baratos.

Johnson se ha metido en «camisa de once varas» y está estirando tanto el acuerdo con la Euro-Zona que es muy probable que se llegue a un mal pacto, si se llega. Al parecer el PM británico está deseando que todo se acabe ya. Y el caso es que cuando un asunto se te escapa tanto de las manos lo que deseas es que finalice pronto sea cual sea el resultado.

A largo plazo NO apostaría por la Libra para nada y aun menos cuando el BOE mantiene la opción de tipos negativos sobre la mesa.

A todo esto añadir que no sólo no encuentra una salida para el Brexit sino que otros posibles socios están aletargando posibles alianzas, entre ellos EEUU que se enfrenta a unas elecciones en Noviembre donde Biden está tomando clara delantera a Trump.

Y es que los ciudadanos están inclinando la balanza hacia su mala gestión de la crisis del coronavirus por mucho que sean los subsidios que proporcione. Además estos se acaban y de 600$ semanales se prevé pasen a 200$. No es de extrañar que estos incentivos incidan aun más en el mal dato de empleo que la propia crisis. ¿Quién es tan tonto para trabajar cuando sin hacerlo ganas más que yendo a la oficina?.

Entonces, una victoria demócrata cambiaría no sólo el rumbo de las negociaciones con otros países (China se sentiría muy aliviada) sino que los mercados también darían un vuelco, sobre todo el de acciones.

Un mercado, este el de acciones, sostenido por los estímulos, al que en caso de retirarlos sólo le favorece la debilidad creciente del Dólar que promueve las exportaciones.

Pero por lo demás, el Deutsche Bank piensa que el balance de la Reserva Federal puede expandirse a más de 20 millones de dólares en menos de una década.

Esto es

inflación, que se puede sumar a lo siguiente:

  • El aumento de las exportaciones favorecería un aumento de los precios.
  • Las disputas entre EEUU y China también incrementa los precios en origen ya que no tienen competencia.
  • Los estímulos por parte de los Bancos Centrales también se encaminan en esa dirección.
  • El IPC no refleja la inflación real. Hay muchos productos que incluso han duplicado sus precios en esta crisis del coronavirus.
  • Y el dinero, ante este escenario, ¿donde se está refugiando?. Efectivamente, en el Oro y en los Bonos.

Vamos, que si los mercados sospecharan por un momento que podrían cesar los estímulos y haber posibles subidas de tipos no quisiera saber hasta dónde bajarían bolsas, oro, petróleo y bonos, y hasta dónde subiría el dólar.
Esto no va a suceder tan pronto pero hay que tener un ojo, o los dos, en ello. El descalabro por parte de los deudores sería realmente devastador.

Finalmente, otro activo refugio, como es el YEN, está golpeando fuertemente el soporte que tiene situado contra el Dólar en los 105.

Post de trading: Operando con la tendencia primaria

El Trading en el mercado de divisas o derivados financieros supone un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos, no invierta capital que no pueda permitirse perder. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.