Sigue la línea

¿Cual es el activo más grande que tiene un ser humano? Efectivamente, EL TIEMPO.

Desde que naces la cuenta atrás comienza. Y la manera en como hayas aprovechado tu tiempo marcará el que, ya en tu silla de ruedas, te sientas realizado o no. Se trata de que cuando llegue ese momento no te arrepientas de lo que has hecho o has dejado de hacer.

Las 5 cosas de las que nos arrepentimos antes de morir

Sin ponernos ya “depres” tendemos mucho a desaprovechar el tiempo, a perdernos en cosas que realmente no valen la pena.

Ya no se trata de que viajes para disfrutar, o de que te vayas de vacaciones porque todo el mundo lo haga…

No es así, hay quien disfruta más contemplando el mar que saliendo de copas. Hay quien prefiere pasarse más horas en cama que viajando. Y no por eso podemos decir que esa persona está desaprovechando su vida. Lo puedes decir bajo tu punto de vista pero no desde el de ella.

“Para comprender a los demás tienes que tratar de ponerte en tu sitio”

Si para ti, salir de fiesta puede resultar una gozada y todo el que no lo haga es un aburrido, lo mismo puede decir de ti alguien que prefiera quedarse en casa leyendo un libro o viendo una película.

No puedes juzgar a alguien por lo que haga o por sus gustos y predilecciones.

Pero, como decía al principio, nos ha tocado vivir en una sociedad en la que puedes hacer de todo, y esto es lo que nos impide alcanzar un objetivo.

He dicho que tenemos un tiempo de vida limitado y demasiadas distracciones. Pero si tienes un objetivo en tu vida y realmente quieres llegar a él tendrás que aprender a eliminar todo lo superfluo, todo aquello que te aparta del camino.

Si no llegases a conseguir finalmente tu meta, sabrás que lo has intentado y no te arrepentirás de ello. Seguramente te sentirás muy satisfecho y lo más seguro es que lo consigas.

Verás, el día tiene 24 horas para todos. Si no estás contento con tu vida será porque algo estás haciendo mal. ¿Por qué ellos si y tu no? NO te lo preguntes, ponte ahora mismo a trabajar en tu objetivo. Pon a funcionar tu mente como nunca antes lo habías hecho.

Puede que nunca lo consigas pero el camino que tendrás que recorrer para hacerlo será lo verdaderamente gratificante.

Cuando un alpinista corona una cima no pasa sino unos momentos en ella. El camino hacia la cumbre es lo verdaderamente importante.

Cuando alguien te diga, o tu mismo pienses, que algo es imposible, recuerda a todos aquellos que han conseguido récords, marcas, hitos, que parecía que nunca se iban a lograr. Alguien tiene que ser siempre el primero. ¿Por qué no tu?

Si te has propuesto ser el especulador más grande de la historia, ¿qué te lo impide? Pues simplemente tú y tu mente.

Si te has propuesto vivir del trading, ¿qué te lo impide? tú y tu mente.

Si te has propuesto llegar a ser independiente económicamente hablando, ¿qué te lo impide? pues más lo mismo.

Y cuando digo en el título del post: sigue la linea, es eso, SIGUE LA LINEA, así, tal como suena.

Si sabes que estás perdiendo dinero porque no pones un stop-loss tendrás que centrarte en ello y no buscar en el muro de Facebook. Te estás apartando del camino.

Si sabes que no operas con un adecuado número de contratos, tendrás que trabajar en la forma para averiguar cual es la forma de hacerlo. Pero si en vez de ello te pones a arreglarle un problema al vecino, estarás allanándole el camino a ese vecino, pero no el tuyo.

El tiempo que se va no vuelve.

Si te pones a leer las noticias y cuando acabas descubres que has perdido una gran oportunidad de compra en el DAX, no te puedes lamentar, no has seguido la línea.

Si no sabes como salir de una posición y te pones a buscar en internet como hacerlo y no lo encuentras, no vale desanimarse y cerrar el ordenador, tendrás que investigarlo tu mismo, buscarte la vida, nadie lo va a hacer por ti (mamá no vale para estos casos).
Si no encuentras las respuestas, búscalas. “Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña”

Si todos nos rindiésemos a las primeras de cambio no existiría la bombilla, ni el teléfono, ni llegaríamos al Polo Norte, al Espacio, ni encontraríamos el remedio contra el cáncer…

No es la gente lista la que consigue llegar al final del camino sino la que persevera y se levanta tras cada caída.

Así que establece seriamente tu objetivo, (recuerda que tienes más probabilidades de conseguirlo si te dedicas sólo a uno que a muchos a la vez, y ten presente que no tienes tiempo para todo) y ve a por el. Aparta de ti todo aquello que te retrase, te haga dar rodeos o te envíe por otros caminos.

Ya verás como empiezas a ver la luz al fondo del túnel.

Seguir la linea es la manera más rápida de avanzar hacia el objetivo. Escucha a tu mente, te está diciendo continuamente lo que debes hacer.