Si ya no pierdes, pero tampoco ganas, esta es la solución

Lo más difícil cuando te inicias en el trading es ser capaz de cortar las pérdidas. Normalmente no se ponen stops por lo que la merma de capital se acentúa hasta entrar al margin call. El historial de la operativa en los inicios se caracteriza por tener muchas operaciones con pocas ganancias (esto es por miedo a perder lo ganado) y pocas operaciones con pérdidas pero estas muy grandes (esto es porque el trader mantiene la esperanza de que se recuperen).

Salir de esa etapa supone una gran transformación psicológica por parte del especulador. La solución para cortar de raíz los 2 más grandes males de un trader (el miedo y la esperanza) pasan por utilizar siempre y en cada una de sus operaciones un stop-loss.

Después de superada esta etapa el trader ya no perderá, lo cual ya es un gran paso, pero tampoco ganará por lo que verá impotente como la cuenta siempre se mantiene neutral.

Esto mientras sea capaz de mantener la misma disciplina porque bastará un momento de desfallecimiento para que la cuenta comience a menguar de nuevo poco a poco.
Esta falta de disciplina viene de esa impotencia de no ser capaz de hacer crecer la cuenta por lo que salta las reglas y arriesga de nuevo más de lo necesario.

Por tanto, para salir de esta etapa surgen 2 caminos posibles:

Esto es:

LIMITAR LAS PÉRDIDAS:

a) stop- loss del 1% del total de la cuenta en cada una de las operaciones.

b) hacer trailing-stop para tener pérdidas más reducidas del 1% inicial e incluso ninguna e ir incrementando las ganancias poco a poco de manera que sea el mercado el que nos cierre la posición.

c) operar con el tamaño adecuado de contratos o lotes (relación precio de entrada/stop) para no apalancarse más de lo estrictamente seguro.

Hasta aquí bien. El trader tiene controladas las pérdidas más o menos por medios como los que acabo de exponer. Este ya no es su problema sino como incrementar las ganancias y superar la fase en que no gana ni pierde. Hasta aquí ha sido “fácil” comparado con lo que viene ahora. Esto es porque la parte anterior podríamos definirla como tangible y la que viene ahora como intangible, por expresarlo de alguna manera.

INCREMENTAR LAS GANANCIAS:

Aquí surgen dos caminos. El seguir uno u otro dependerá de cada trader. Yo siempre recomiendo seguir el que se adapte más a cada uno, o sea, con el que nos resulte más cómodo operar con él.

a) Operar al contrario de los traders perdedores. Esto es:

  • Tratar de tener muchas operaciones con pequeñas pérdidas y pocas pero con grandes ganancias.

EN CONTRA:

  • aquí ya entra en juego el aspecto mental o psicológico del trader. La mayoría de los traders no son capaces de aguantar una serie larga de operaciones con pérdidas por pequeñas que estas sean.
  • cuando se acierta con la operación buena, también hay que tener la fuerza mental suficiente para no caer en la tentación de realizar beneficios pues el rendimiento vendrá exclusivamente de estas operaciones ganadoras.
  • también tendrá que ser capaz de aguantar la presión que suponen los retrocesos de toda tendencia para coger impulso y seguir.
  • y también decir que estas operaciones suelen durar mucho en el tiempo por lo que si el trader es impaciente se aburrirá con esta operativa lo cual puede repercutir en precipitaciones que dan lugar a errores y, por ende, a fallos en la operativa. O sea, falta de disciplina.

A FAVOR:

  • si es un trader paciente y metódico está será su forma de operar ideal.
  • al ser una operativa que consiste en dejar correr las ganancias puede establecerse, o no, un Profit Warning de manera que si optas por esta forma de operar, el tiempo libre será máximo ya que las pérdidas están protegidas y las ganancias, en caso de no tocar el stop, se irán incrementando progresivamente.
  • el aburrimiento que puede traer esta forma de operar se verá compensada por las grandes ganancias recogidas. Ya sabes: “paciencia es dinero” (la máxima de Warrent Buffet).
  • es la operativa perfecta para ir promediando a favor
  • si eres capaz de seguir esta manera de obtener las ganancias, este sistema será el ideal y el que mayores beneficios y tiempo libre te aportará.

b) para traders más inquietos y que buscan ganancias rápidas:

  • Establecer un objetivo de ganancias y cerrar cuando se cumpla.

El objetivo puede ser por operación y por añadidura diario, semanal, mensual o anual.

A FAVOR:

  • te sientes más satisfecho porque has alcanzado el objetivo y te dará más confianza para seguir operando.
  • puedes obtener el objetivo de un año, por ejemplo, en un mes o menos (depende del volumen con el que operes).
  • las ganancias son más rápidas y las operaciones duran menos por que lo que realmente nos dará el dinero será el número de acciones, lotes o contratos con las que abramos la posición.

EN CONTRA:

  • si la cotización sigue avanzando una vez has cerrado, aunque hayas alcanzado el objetivo, puede que te surja un sentimiento de culpa por no haber dejado correr la posición.
  • se necesita una cantidad de dinero adecuado para operar de esta forma ya que es necesario hacerlo con un número adecuado de contratos si queremos sacar unas cantidades suficientes para vivir del trading.