Categorías
Trading

Si quieres ganar dinero de manera consistente elimina el objetivo de ganancias previo

Cuando operas por objetivos estás tratando de recoger los posibles beneficios que te puedan proporcionar los diversos tramos, alcistas o bajistas, que dibuja la cotización en el gráfico.
[…]

Cuando operas por objetivos estás tratando de recoger los posibles beneficios que te puedan proporcionar los diversos tramos, alcistas o bajistas, que dibuja la cotización en el gráfico.

Los tamaños de los tramos pueden abarcar todas las «longitudes» que te puedas imaginar. Y esto para un sólo Time Frame.

Por tanto, habrá ciertos tramos rentables, otros muy rentables y otros que no lo serán para nada.

Como he dicho, siempre refiriéndome a un único Time Frame.

Pensando sólo un poco de manera lógica resulta fácil entender lo complicado de seleccionar solamente aquellos tramos que nos darán la mayor rentabilidad. Esto quiere decir, seleccionar los mejores tramos, abrir la posición en el momento justo de arranque y cerrar con gran precisión.

Es realmente imposible conseguir separar de manera efectiva los tramos rentables de los que no lo son (mayoría), por lo que operar por objetivos se traduce en: férrea disciplina, muy alta experiencia, habilidad innata, soportar la disminución de capital por importantes cantidades de comisiones, asumir las pérdidas que provienen de las operaciones no rentables.

Ciñéndose a lo anterior debería poner en guardia al trader y hacerle ver que la operativa por objetivos no es viable.

Estoy claramente refiriéndome a operar con un objetivo fijado de antemano.

ACLAREMOS ESTE PUNTO.

Cuando abrimos operaciones intentando «adivinar» cual puede ser la operación más rentable, la que nos arroje una probabilidad de 3:1 por ejemplo, sucederá lo expuesto anteriormente.

Como sólo intuimos la probabilidad de la operación, que no la certeza:

  • Acertaremos en alguna ocasión según el plan establecido, cumpliendo el objetivo marcado.
  • En muchas ocasiones la operación avanzará a nuestro favor pero sin el ímpetu necesario para alcanzar nuestro objetivo por lo que se dará la vuelta y el verde se tornará rojo hasta hacer saltar el stoploss.
  • Y en otras tantas entradas, el saldo de la operación ni siquiera reflejará el verde sino que avanzará desesperadamente hacia el stop.

Esto es así y no hay vuelta que darle. El objetivo válido es aquel que se va marcando según la situación presente del mercado pero nunca el fijado de antemano como si dispusiésemos de una auténtica bola de cristal.

O sea, o eres de otro planeta o no ganas dinero consistente si estableces un objetivo de ganancias previo.

Creo que es muy claro de ver. Y cuando he dicho en alguna ocasión que cuanta más experiencia acumulas más fácil es descubrir quien realmente gana dinero en el mercado y quien no, estoy en total disposición de asegurar que todo aquel que opera o recomienda buscar una operación con una relación 2:1, 3:1, o la que sea no gana dinero de forma recurrente, ni vive de ello.

Por lo tanto, el trader que opera por objetivos es un trader con mucha experiencia, no lo voy a negar, pero no gana dinero. Y voy a decir por qué.

A este tipo de traders sólo le falta un único paso para ser consistente: ELIMINAR EL OBJETIVO DE GANANCIAS.

Es el paso definitivo hacia la libertad financiera. Sólo le queda esta última fase, como no, la más complicada de todas.

¿Por qué?

Porque cuando no sabes donde cerrar de antemano, cuando no concretas un punto de salida, estás expuesto:

  • A que los beneficios se den la vuelta incluso hasta el punto de hacer saltar el stop.

¿Por qué el trader regular busca siempre entonces un objetivo de ganancias?

Porque no puede soportar ver darse la vuelta una operación que tenía en verde y que le hacía imaginarse como la lechera con su cántaro antes de romperse.

El perjuicio mental para un trader cuya operación se da la vuelta y acaba en pérdidas tras haber estado ganando bastante dinero es psicológicamente demoledor, por eso busca un objetivo de beneficios aunque es igualmente esteril.

Se siente bien porque algunas operaciones lo alcanzan y su EGO sale satisfecho, pero el gran número de las que no lo hacen acaban reduciendo, absolutamente, todos los beneficios conseguidos. Esto es cuenta en lateral, lateral-bajista.

Entonces, ¿Cuál sería la solución?

¿Cuál sería el paso hacia la consistencia de este trader experimentado que tiene su cuenta en lateral?

A estas alturas debería estar bastante claro, ¿no?

ELIMINAR EL OBJETIVO DE GANANCIAS FIJADO DE ANTEMANO

NO RECURRIR AL «RECURRIDO»: «ENTRA CUANDO VEAS UNA PROBABILIDAD DE 3 A 1 A TU FAVOR» 🙂

¿¡ CUANDO VEAS… ! ?

¿No te ha pasado muchas veces que la cotización ha seguido avanzando a tu favor tras haber alcanzado esta tu objetivo de ganancias prefijado?

¿No te has lamentado por ello?

¿Es frustrante no?

Pues esas son las operaciones y las ganancias que te pierdes cuando marcas un objetivo, cuando marcas un profit warning.

Sin embargo, no vale sólo eliminar los objetivos de ganancias fijados previamente para llegar a ser consistentes.

NO, esto sería demasiado fácil, y todos ricos.

Esta fase es la más psicológica de todas, la que marca la diferencia.

Dejar correr unos beneficios sin un punto fijo de salida supone:

  • Fallar en la mayor parte de tus operaciones, que la mayoría sean negativas. Pero claro, tu eres listo, tienes una gran experiencia y sólo pierdes el 0.5% de tu capital total en cada una de ellas o incluso menos.
  • Ver como bastantes operaciones, con grandes beneficios, se dan la vuelta y hacen saltar el stop. Esto duele mucho pero la experiencia te tranquiliza y te dice que no son las operaciones esperadas.
  • Saber que son muy pocas las operaciones que te van a dar las grandes ganancias.

Por lo tanto:

  1. Tendrás un gran número de operaciones negativas que no han llegado ni siguiera a estar en verde, junto con otras tantas que si lo han visto fugazmente pero se han dado la vuelta y cerrado negativamente.
  2. Tendrás un número intermedio de operaciones que habrán avanzado bastante, que arrojan en algún momento unas suculentas ganancias, pero que también se darán la vuelta y harán saltar el stop.
  3. Y tendrás un pequeñísimo número de operaciones positivas que te darán la mayor parte de tus ganancias y borrarán las pérdidas ocasionadas por las operaciones descritas en el punto 1 y 2.

IMPORTANTE: En el punto 2, cuando operes, te surgirán serias dudas en cuanto a si será mejor aprovechar estas operaciones intermedias y cerrarlas cuando los beneficios son cuantiosos.

Si así lo haces caerás de nuevo en el mismo error de volver a operar con objetivos fijados de antemano y tu cuenta volverá a ser lateral, lateral-bajista, no sabrás lo que hacer, te desesperarás, retomarás tus estados negativos y dejarás de nuevo de creer en el trading.

Cuidado, es muy fácil, extremadamente fácil sucumbir al punto 2. Aun hoy en día, tras 20 años de experiencia, hay veces que me sigue costando dejar correr la posición el tiempo necesario.

Y es que el «angel malo» te está diciendo continuamente: ¡CIERRA!, ¡CIERRA! ¡CIERRA, QUE LO VAS A PERDER TODO.

Cierto, es realmente duro, y es en esta fase donde entiendes el sesgo totalmente psicológico del trading.

Es donde entiendes que la consistencia está sólo en tu mente y no en tu sistema.

Entonces, espero que quede claro que la consistencia viene de soportar toda esa gran cantidad de pequeñas pérdidas, de ver como operaciones con buenos beneficios acaban en rojo, y de saber gestionar (esto es aguantar abierta, el tiempo que haga falta, la operación que está en positivo y añadir más posiciones adecuadamente) esas poquísimas operaciones que darán como resultado las más grandes ganancias.

Cuando el trader arriesga muy poco en cada una de sus operaciones, y cuando deja correr un gran período de tiempo la posición a su favor, entonces puede decirse que ha encontrado la consistencia. A partir de ahí, la curva de resultados se volverá irremisiblemente alcista.

Y por supuesto, todo este «rollo» que he soltado sobra si grabas en tu mente la siguiente frase en lo cual se concentra todo el buen trading:

CORTA LAS PÉRDIDAS Y DEJA CORRER LAS GANANCIAS

Si, siempre ha estado ahí y siempre lo estará.

Si has pasado de ella o no has sabido interpretarla ya sólo es culpa de cada uno, pero es la auténtica solución ante tus propios ojos.

Sin duda alguna, este artículo simplifica y sintetiza mi verdadera filosofía del trading como yo lo entiendo y aplico.

Y LO MÁS IMPORTANTE:

¿A QUÉ CONDUCE ESTA FORMA DE OPERAR?

A disponer del máximo tiempo libre posible, pues dejar correr la operación a tu favor supone disfrutar de la mayor de las libertades mientras tu dinero crece sin hacer nada.

Se engaña entonces por completo aquel trader que se dedica horas y horas a sobreoptimizar su sistema en vez de sobreoptimizar su mente.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente