Categorías
Trading

¿Se pueden anticipar los movimientos de un mercado?

Uno de los errores más frecuentes que te encuentras en el trading cuando comienzas es tratar de buscar la manera de anticipar los movimientos del mercado cual adivino de bola de cristal.
[…]

Uno de los errores más frecuentes que te encuentras en el trading cuando comienzas es tratar de buscar la manera de anticipar los movimientos del mercado cual adivino de bola de cristal.

No son pocos los traders que se quedan en esta etapa tratando de buscar un sistema que te diga con total fiabilidad donde entrar y salir sin sufrir ninguna pérdida.

Son lagunas mentales que hay que superar para poder pasar a la siguiente fase. Hay que tratar de no dejarse llevar por el deseo de dinero y sí plantear el asunto con un poco de lógica.

Los mercados financieros son productos de «suma cero». Esto es que para que tu ganes, otro especulador tiene que perder. Si existe un sistema de trading que te diga donde comprar y vender con total acierto el mercado se acaba porque no hay perdedores, es de lógica.

Aun hay muchísimos traders, y no estoy hablando ya de principiantes, sino de supuestos profesionales, que siguen intentando ganar dinero tratando de emplear un sistema automático de trading.

El día que te digan que te venden un sistema automático de trading ganador, te están engañando.

NO existe, no para todos los vaivenes del mercado por lo menos. Pueden funcionar durante un tiempo, sobre todo si la tendencia les acompaña, pero después, dejan de funcionar.

  • Esta es la diferencia entre un trader sistemático y un trader discrecional:

Trader sistemático: 

– Este tipo de trader se pasa buena parte de su vida, por no decir toda, testeando todo sistema que cae en sus manos. Así hasta el resto de sus días como especulador o hasta que le salta la chispa en la cabeza y vuelve en si.

– Acaba sobreoptimizando el sistema de tal manera que en simulado le da unos resultados increíbles. Cuando lo prueba en real se da de bruces contra el suelo.

– Si bajásemos a la Edad Media, sería el típico buscador de la piedra filosofal.

– Nunca gana dinero y es presa fácil de los vendedores de sistemas, que sólo ganan dinero a costa de vendérselos a él.

– Suele ser terco, no sólo en su empecinamiento en la búsqueda del sistema que le va a sacar de trabajar, sino en no aceptar la evidencia.

– Cuando, rendido por dicha evidencia, acepta a operar discrecionalmente y tras perder en varias ocasiones seguidas, vuelve a caer en la rutina de los sistemas.

– Necesita controlar todos los aspectos del sistema. Esto ya es condición humana y uno de los aspectos que interfieren con la especulación. No puede dejar ni un cabo sin atar. NO se da cuenta que esto le lleva a la rigidez, a la no posibilidad de reacción, a la no flexibilidad, a su muerte como trader. No sabe que para vencer al mercado debe operar libre de pensamientos, automáticamente, sin tratar de controlarlo todo.

Trader discrecional:

– Hace tiempo que se ha dado cuenta de que tiene estropeada la bola de cristal.

– Su único sistema es el de la gestión del dinero y riesgo.

– Tiene la paciencia de la araña. Sabe esperar la oportunidad y no tiene miedo de entrar cuando detecta el momento de hacerlo.

– Es frío y calculador. Las pérdidas producen el mismo gesto en su cara y mente que las ganancias: ninguno.

– No teme a las pérdidas. En el momento de abrir la operación ya ha asumido lo que puede perder.

– Sabe que el trading no es una ciencia exacta sino que funciona por probabilidades.

– Comprende que no hay ninguna técnica de entrada 100% segura.

– Sabe que la única manera de destacar sobre otros especuladores es mediante la experiencia y no mediante un sistema de entrada y salida automático.

– Sabe que aunque explique con pelos y señales su modo de operar nadie podrá hacerlo de igual manera que él porque la experiencia, que sólo se adquiere mediante la práctica, no se puede transmitir.

– Sabe que nunca podrá acertar todos los movimientos del mercado, pero intuye que siempre hay una oportunidad y que sólo tiene que verla.

– Advierte que su mente es más potente que cualquier sistema u ordenador.

– Es perseverante. Se levanta tras cada caída.

Y tu, ¿a qué tipo perteneces o quieres permanecer?

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente