Sacrificar lotes por distancia desde el stoploss al precio de entrada sigue siendo una de las reglas estrella. Pero si se no pudiese dar la distancia suficiente, a veces se necesitarían varias aperturas fallidas antes de iniciarse el movimiento a nuestro favor teniendo en cuenta que sería absolutamente factible si arriesgamos menos del 0,5% del total de la cuenta por operación ya que luego sería relativamente fácil eliminar las pérdidas y entrar en beneficios.