Rutina diaria

Somos animales de costumbres, de rutinas.

Efectivamente, nuestro cuerpo-mente funciona mucho mejor si lo acostumbramos a seguir una rutina diaria. Es mucho más efectivo, competitivo.

Y efectividad y competitividad son dos aspectos que van unidos al trader.

Esta es, por tanto, mi rutina diaria:

  • Programar el día. Es vital para organizar el tiempo disponible. Muy a tener en cuenta: casi todo nos llevará más tiempo hacerlo de lo que prevemos.
  • Calcular el número de tareas según el tiempo disponible. Teniendo en cuenta lo anterior, programar un número de tareas mayor de lo que podemos hacer tendrá como resultado que no las haremos tan bien como debemos y, peor aun, el stress irá en aumento. Es mejor dejar un tiempo prudencial de descanso entre una y otra.
  • Ducha caliente-fría. Nada mejor para empezar el día relajado. Nota: los días que salgo a correr me ducho tras la carrera. No es bueno ducharse en demasía, eliminamos el manto ácido de la piel y esto puede acarrear problemas.
  • Me lavo los dientes antes de desayunar. Puede sonar a risa pero me da un gran frescor y una agradable sensación. Sólo los lavo con pasta en este momento, luego sin ella tras cada comida. Nota: utilizo la aplicación Yuka, tanto para mi alimentación como para los cosméticos. Nos meten mucha porquería en el cuerpo.
  • Desayuno completo. Hay que meterle energía al cuerpo, y de la sana. Hidratos de carbono, leche y fruta. Me mantienen sin probar bocado de 9:00 a 14:30
  • Lectura de noticias relacionadas con los mercados. Paso buena parte de mi tiempo de trading leyendo y buscando pistas para abrir o cerrar posiciones (luego las cotejo con los gráficos correspondientes). No practico el day-trading. Tengo que reconocer que, hoy en día, es la estrategia que mejor me funciona.
  • Descansos cortos. Tomo pequeños descansos cada x tiempo de trabajo. Me permite retornar con energía renovada y aguanto más tiempo haciendo lo que tengo que hacer cansándome menos.
  • Comida. No suelo comer entre horas, aunque ahora estoy probando la «estrategia» de no dejar el cuerpo sin comida más de 4 horas para ver si de esta forma puedo mantener mejor la concentración y la energía constante. Además, no suelo llenar el estómago más del 70% de su capacidad. Me produce somnolencia, bajo rendimiento y pesadez. Comida sana, fruta, yogur y agua.
  • La tarde la dedico a otras tareas, a echarle un vistazo a cómo están acabando el día los mercados, la familia, amigos, etc. Vamos, que desconecto.
  • Cena ligera. Frecuentemente ensalada y leche. Si «cargo» el estómago no duermo y luego lo acuso al día siguiente.
  • Estiramientos. Lo siento, pero el placer que me produce el estiramiento de los músculos agarrotados es espectacular. Suelo utilizar la APP de esta página. De utilizar el ordenador, conducir, el móvil, etc. se me acortan los músculos del pecho, brazos y dedos, así como la parte superior de la espalda. Y las piernas de estar sentado. Bueno, que estiro un poco de todo, jajaja. Lo cierto es que me permite dormir de maravilla.
  • Meditación. Pensar ocupa cierta parte de mi rutina. Menos de lo que me gustaría pero cada vez más. La mente es nuestro punto fuerte, con las distracciones que hay hoy en día pocos la usan. Es nuestra ventaja. Así como hacemos ejercicio para tener el cuerpo tonificado, la meditación tiene el mismo efecto para la mente. Te libera, ordena tus pensamientos, busca atajos para lo que tienes entre manos y te da nuevas ideas y soluciones. Mejor cuanto más silencio hay a tu alrededor.
  • Dormir. Estoy programado para dormir 7:15. Es cómo mejor funciona mi cuerpo. Si duermo menos ando atontado y si me paso de horas, más de lo mismo. El descanso es vital para rendir al 100%. No hay nada que recupere mejor al cuerpo y la mente.
  • Leer libros. Cuando tengo tiempo libre me instruyo «siguiendo la línea». Esto es leer relacionado con lo que tengo entre manos, con lo que quiero solucionar. Leer por leer no me conduce a nada. Nuestro tiempo es limitado y no podemos abarcarlo todo. Además te sales del camino trazado u objetivo, como le quieras llamar.
  • Cuidar las posturas. Tan importante o más que el ejercicio es cuidar las posturas cuando estás sentado, acostado, andando, corriendo, conduciendo, etc. Es más efectivo que ninguna otra cosa. Si no lo haces así acabarás teniendo desordenes musculares que influirán negativamente en tu esqueleto, con las consecuencias pertinentes.

Bueno, esta es mi tarea del día a día de lunes a viernes. Los fines de semana y festivos programo tareas en family. Viajes, rutas, actividades… Es bueno disfrutar de los tuyos. NO HAY MAÑANA, HAY HOY.

Y el hecho de programar las tareas es que me pierdo mucho si no lo hago, malgasto el tiempo, baja mi productividad y procrastino más de lo que deseo.

Pero bueno, como he dicho, esta es mi rutina y la que me funciona. Siempre sometiéndola a actualizaciones y mejorándola para mí y mis objetivos. Cada cual debe personalizar la suya según sus intereses.

Artículo Escrito por

Javier Pena

Trader en divisas, bolsa y materias primas.