Categorías
Trading

¿Qué se te puede ocurrir hacer cuando vives del trading?

Levantarte a la hora que desees o cuando oyes al perro estirarse.
[…]

Levantarte a la hora que desees o cuando oyes al perro estirarse.

Empezar a trabajar a las 10, mañana a las 11:30, pasado a las 8:00 y el día siguiente de 17:00 a 20:00

Tomarte un descanso en cualquier momento para estirar los músculos y darte una vuelta por la nevera a ver que hay.

No oír la voz del tirano del jefe ni estar pendiente de por donde te puede aparecer.

Desayunar, comer y cenar con tu familia.

Bajar un momento hasta el colegio a ver lo que hace la peque en el patio.

Ir a dar un paseo con tu mujer a las 11 de la mañana o sentarte un rato en el salón con ella a comentar el día.

Coger las vacaciones en Julio y la Semana Santa en Agosto.

No aguantar a ningún pesado de empleado.

Tomarte la tarde libre para leer un buen libro.

Trabajar en casa con las zapatillas puestas.

Ir a correr a las 7 de la mañana y disfrutar del amanecer y de la tranquilidad de la hora.

Convertir un puente  (por un festivo) en un «acueducto».

Trabajar desde cualquier ciudad del mundo cualquier día que te propongas.

Ayudar un momento a tu parienta a sacudir la alfombra del salón.

Acompañarla hasta la compra mientras paseas al perro.

Coger un fin de semana de tres días.

Levantarte el jueves a las 11:00.

Ver el sorteo de la Champions en directo por la TV un viernes a las 12:00 de la mañana.

Saber que tu hobby es tu trabajo por lo que nunca trabajarás.

Coger un martes como día libre por que si.

Bajar a media mañana a tomar una copa con un amigo.

No trabajar un lunes después de comer porque te apetece hacer unas compras en el Centro Comercial.

No pedirle permiso al jefe para arreglar un asunto ni para ir al médico.

No aguantar a los clientes.

Tomarse la tarde libre para jugar un partidillo de fútbol con los amigotes.

Que llegue el domingo y que estés deseando que sea lunes para comenzar a trabajar.

Acostarte a las 2 de la madrugada porque están poniendo un programa que te gusta y levantarte al día siguiente a las 11:00 porque hay que dormir las horas suficientes.

Ir a buscar a tu hija al cole.

Salir el martes a la una de trabajar sin que nadie te diga nada porque hay que comer temprano para marcharse a la playa después.

Acompañar a tu mujer a la ecografía sin tener que verle la cara al jefe.

Coger un miércoles y acercarte hasta ValenÇa  a ver que hay esa mañana en el mercadillo.

Irte el lunes de ruta porque el domingo hacía mal día.

Saber que no hay crisis en los mercados y que cuanto más bajen o que cuanto más empeore la situación más dinero puedes ganar.

………..

……………….

 ¿AUN CREES QUE NO MERECE LA PENA DEDICARLE AL APRENDIZAJE DEL OFICIO DE TRADER TODAS LAS HORAS POSIBLES SIN DISTRACCIÓN ALGUNA Y EL MAYOR  SACRIFICIO DEL MUNDO PARA RECOGER LUEGO TU MERECIDA RECOMPENSA?

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente