¿Qué es lo que funciona en el trading?

Miles de traders buscando, analizando y operando patrones que se repiten en miles de gráficos históricos…

Miles de libros escritos sobre análisis técnico, sobre indicadores y osciladores, pautas temporales…

Cientos de miles de backtestings realizados sobre otros cientos de miles de sistemas automáticos de trading…

Sin embargo, nada de ello funciona, ¿Por qué?

El ser humano siempre busca certezas, siempre está buscando un por qué para las cosas…pero, por desgracia o no, son muchos los fenómenos que se rigen por la aleatoriedad.

En el trading no lo es menos. Son muchos los factores que determinan una tendencia tanto bajista como alcista, y es imposible controlarlos todos. Ninguna computadora puede hacerlo.

Y aun peor, un mismo suceso puede, en un porcentaje muy elevado, no comportarse siempre de la misma manera. O incluso escapársenos el más mínimo detalle y desencadenarse un gran suceso inesperado. Que decir del archisonado “Efecto Mariposa”.

De ahí que la solución no esté en un sistema, ni en los patrones, ni en las medias móviles, ni en el RSI, ni en nada….en nada que quiera cazar al mercado.

Por tanto, sólo vale la interpretación correcta de lo que está sucediendo en el mercado y esto sólo se puede obtener mediante el talento natural y el trabajo duro.

Pero teniendo siempre en mente que es algo que no se puede tocar, concretar, formular…es intangible.

Si nos vamos al mundo del deporte os preguntaréis porque unos jugadores son mejores que otros si entrenan de la misma manera y con las mismas técnicas. Si, unos nacen con más talento que otros.

Si trabajas duro y no tienes talento obtienes los resultados que ofrece el trabajo duro, pero si tienes talento y aun encima trabajas duro obtienes resultados excelentes.

Por lo tanto, no te desesperes con lo que acabo decir, no pienses que no ganas porque no tienes talento y que vale más abandonar. NO.

Primeramente pregúntate si el trading es tu pasión y si la respuesta es afirmativa piensa qué es lo que se te da mejor. Ahí puede estar tu talento.
Puede que lo tuyo sean los gráficos, o interpretar las noticias, o los datos, o las fases lunares…¡Qué se yo! Lo que se te de bien.

Busca tu sitio, y si eres Messi no te pongas debajo de la portería.