Puntos principales a resolver durante el desarrollo de un sistema de trading

Si se da solución a estas cuestiones se tendrá configurado buena parte del sistema de trading.

  • ¿En qué mercado vas a operar?
  • ¿Con qué broker vas a abrir una cuenta?
  • ¿Cómo y cuando vas a entrar en el mercado?. ¿Por qué?
  • ¿Operarás al alza, a la baja, o en ambos sentidos?. ¿Beneficios e inconvenientes de cada una de las opciones?
  • ¿Cuanto % por operación vas a arriesgar de tu capital total?
  • ¿De cuanto capital total dispondrás para operar?
  • ¿Donde vas a colocar tu stoploss?
  • ¿Vas a utilizar el B.E?. ¿Por qué?. ¿Cuando lo activarás?
  • ¿Vas a hacer Trailing-Stop?
  • ¿Vas a operar por objetivos o tomarás la decisión de salida en función de cómo se comporte el mercado?. Si es así, ¿cual será tu objetivo?. ¿Cómo lo optimizarás?
  • ¿Vas a añadir más posiciones?. ¿Cuando lo harás?. ¿Cómo?. ¿Qué circunstancias se tienen que dar para hacerlo?. ¿Cuantas veces?
  • ¿Vas a diversificar o no?. ¿Pros y contras?

Estas son algunas de las preguntas principales con las cuales el trader se encontrará a medida que se adentre en el mundo del trading. Hay que tener en cuenta que a partir de cada una de ellas surgirán, según se vaya profundizando en el tema, otras subpreguntas relacionadas con la principal dependiendo del camino que cada trader vaya tomando a medida que este avanza. Esto se denomina “personalización del plan o sistema de trading”.

RECUERDA: Vas a obtener mayor rendimiento en el mercado haciendo aquello que más te motive. Esto, aplicado al trading, implica o tiene incidencia inmediata sobre las diferentes estrategias a aplicar a cada uno de los fundamentos que rigen la operativa en los mercados.

Así que, como en otros aspectos de la vida, hacer un buen trading tendrá mucho que ver con saber elegir y, de paso, que cada uno se sienta a gusto haciendo lo elegido.

Es de esta manera como trading y trader confluyen y el sistema funciona.