Categorías
Trading

Protegerse ante las pérdidas: la estructura defensiva de un sistema de trading

Sin dudarlo ni un instante, la estructura para evitar las pérdidas es la parte más importante de un sistema de trading.
[…]

Sin dudarlo ni un instante, la estructura para evitar las pérdidas es la parte más importante de un sistema de trading.

Dicen que sin riesgo puede no haber premio, pero lo seguro es que sin sistema defensivo la derrota está asegurada.

Capital: lo primero es saber con que capital disponemos para operar. Capital con el que no vamos a contar durante un tiempo, que no debe provenir de ningún préstamo, ni de la familia, ni guardado para alguna necesidad… (si no se está tranquilo mientras se opera las pérdidas vendrán sin remedio).

En los mercados, lo que hoy es blanco mañana es negro, y «apostar» un capital que vamos a necesitar por estar seguros del movimiento futuro del mercado suele mostrar desagradables sorpresas.

Si necesitamos generar dinero con urgencia, los mercados no son el mejor lugar por su aspecto puramente psicológico, capaz de machacar al más fuerte mentalmente hablando.

Nunca se debe arriesgar más del 0,5% del capital total por operación. Cualquier cantidad mayor pondrá en serio peligro las probabilidades de recuperarnos ante la suma de pérdidas.

A muchos traders les parece muy poco arriesgar el 2% por operación pero con que sufran una serie continua de 5 operaciones negativas, (cosa muy factible, incluso muchas más operaciones negativas seguidas con pérdidas sería algo frecuente) nos encontramos con una pérdida de capital del 10%, algo realmente duro de recuperar.

Además, según el capital en la cuenta es mayor, dicho porcentaje de riesgo a la hora de abrir una posición deberá ir disminuyendo.

Entrada: la mayoría de los traders o de los que se acercan en algún momento a los mercados lo hacen por ver una posibilidad de ganar dinero rápido (para eso se ha inventado la operativa intradía).

Sólo se debe abrir una operación, repito, sólo se debe abrir una operación cuando las esperanzas de ganancia muestren un alto porcentaje de probabilidades a nuestro favor.

Si no es así, la mejor manera de protegernos es no entrar.

Es nuestra ventaja sobre el mercado.

Es cierto que las mejores oportunidades no surgen cada día, y es ahí donde la templanza del trader para esperar las mejores piezas es una baza a su favor.

El dinero se hace en la paciencia.

Stoploss: nunca se debe abrir una operación sin haber situado un stop, en todas y cada una de ellas. Con una sola en que no lo hagamos puede ser nuestra perdición. UNA SOLA, RECUERDA.

Y ya no hablo ni de moverlo. Las pérdidas hay que asumirlas. Cuesta mucho y es muy doloroso pero es más doloroso quedarse sin todo el dinero de la cuenta y no poder operar más.

Por eso insisto en arriesgar muy poco porcentaje de capital por operación. Esto es porque cuando aciertas con la operación y la dejas correr dichas pérdidas son bastante sencillas de recuperar y puedes pasar al positivo en el global, con la satisfacción personal que ello produce.

Mercados: el trader debe operar en aquellos mercados con los cuales se sienta identificado, con aquellos que mejor conozca.
Saber qué es lo que suele mover a un mercado, cuando lo hace, por qué, es un tanto a favor del trader.

El conocimiento da el poder y te hace independiente de los comentarios de los demás.

El objetivo del sistema defensivo de un sistema de trading es eliminar toda posibilidad de pérdida posible o por lo menos minimizarla, y, sobre todo, erradicar al máximo posible el miedo a operar.

La reducción de capital es el principal motivo de los desequilibrios psicológicos de la mente del trader y el principal causante de que las cuentas se queden a cero.

Por tanto, podemos decir que lo primero de todo es la gestión del capital. Esto es porque elimina casi al completo las malas actuaciones de nuestro lado psicológico, y, por último, la estrategia de entrada.

Cuando tu sistema de defensa no tiene resquicios no te importará perder, sabes que tarde o temprano darás con la ocasión que buscas.

Pero claro, aquí no se acaba todo. Asegurar la parte defensiva es eliminar de un plumazo, dejar de preocuparse de la gestión del dinero, de la psicología de mercado y de las entradas.

Pero esta es la parte fácil, a la que todos los traders podemos aspirar, la parte difícil, la que da la consistencia a la que sólo unos pocos pueden optar surge a la hora de dejar correr las ganancias.

Esta es la piedra angular, es donde está el quiz de la cuestión.

Por tanto, lo primero es la defensa y luego el ataque.

Resumiendo, el buen trading, un buen sistema se compone de:

  1. Psicología
  2. Gestión del dinero
  3. Entrada
  4. Acumulación de beneficios

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente