Pros y contras de operar con CFDs

Se ha comentado y escrito mucho sobre CFDs.

La leyenda general a la que recurre todo aquel que no opera con este instrumento es que al ser “creadores de mercado” puede llevar a pensar que modifican las cotizaciones a su antojo sobre todo para barrer los stop-loss puestos por sus clientes.

Yo opero con CFDs y opero con otra plataforma para Forex que no tiene nada que ver con el instrumento en cuestión. Y la conclusión a la que he llegado en la comparación del dibujo de las cotizaciones en los gráficos de ambas plataformas era prácticamente similar, de manera que no había ningún indicio que me hiciese presuponer que dicha leyenda fuese cierta. Las cotizaciones eran prácticamente calcadas.

Los CFDs pueden tener diversos pros y contras pero los más importantes y significativos que he encontrado para decidirse a operar con ellos o no han sido los siguientes:

Operar con CFDs reduce el número de brokers con los que tienes que abrir una cuenta para operar en los diferentes mercados financieros.

Esto significa que puedes operar en CFDs en:

  • Acciones
  • Indices bursátiles mundiales
  • Divisas (Forex)
  • Materias Primas

Tienes todos los mercados en una sola plataforma con toda la comodidad que ello supone.

NO soy un trader al que le guste tener 20 pantallas en la oficina ni voy a criticar al que lo hace, ni mucho menos. No todos los traders somos iguales ni tenemos las mismas reglas para tratar de arrancarle el dinero al mercado, pero para mi, la simplicidad es esencial.

Todo lo que sea alejarse de lo simple, en todos los aspectos, te aleja del buen trading. Y operar en CFDS, para mi es simplicidad.

Y ya no voy a entrar en la comodidad que supone el tener todos los mercados en una sola plataforma a la hora de viajar o de cambiar de ciudad para especular.
Por supuesto que no vas a llevarte las 20 pantallas de tu oficina cuando viajas, por lo que tener todos los mercados en una sólo ventana resulta comodísimo.

Y mas que eso, para sacar el máximo rendimiento debes tratar de tener la misma rutina en casa que fuera de ella por lo que variar cualquier cosa que sea incidirá en el rendimiento de tu trading.

– Pero claro, no todo va a ser perfecto. Todo tiene sus puntos fuertes o débiles a valorar por cada trader.

Los CFDs los considero especialmente útiles para operar intradía, o sea, abrir y cerrar la posición en el mismo día.

Y esto es porque la comisión que te cobran por mantener la operación abierta aumenta a medida que pasan los días por medio de lo que ellos llaman SWAP.

Por tanto, a parte de la comisión que te cobran por abrir una posición te van a cobrar una comisión por mantenerla abierta, y la verdad es que resulta bastante cara, de manera que no recomiendo operar con CFDs si haces swing trading o especulas a medio y largo plazo.