Primero practica,después asiste a cursos

Primero practica y después asiste a cursos. Si no lo haces así no reconocerás a los “vendedores de libros”.

Es costumbre del trader novato, durante su período de aprendizaje, asistir a cursos y más cursos.

Lamentablemente, en este oficio hay mucha falta de ética, y el principal negocio es captar a novatos que se acercan a los mercados para abrirles una cuenta y acabar con sus ahorros. Es como una catarata de principiantes que llega todos los días animados por anuncios engañosos que pululan por la red para, una vez desplumados, marcharse río abajo dejando paso a los siguientes.

Con esto no quiero decir que esté mal asistir a dichos cursos, pero sólo una vez adquirido un conocimiento adecuado sobre los mercados.

Estamos en el siglo XXI, podemos disfrutar de uno de los mayores inventos que nos ha tocado vivir: Internet.

Desde la red puedes conseguir casi de todo, puedes informarte sobre todo lo que desees.

En un primer paso, al principiante que quiere iniciarse en el mundo del trading, puede beber de todos los blogs, manuales, foros y webs que hablan sobre el tema.

Cómo operar en cada mercado, cuantos hay, a través de que instrumentos, como gestionar el dinero, como enfrentarme a los mercados psicológicamente, qué técnicas tengo que usar.

Todo esto esta en la red, sólo hay que molestarse y leer un poco. Incluso tienes bibliotecas en las que los libros son gratis. Otros que no se pueden leer en una biblioteca pueden conseguirse por otros medios, y si no hay más remedio comprarlos. Algunos son asequibles.

Los cursos son caros, y sinceramente, cuando sales de uno de ellos, te crees que te vas a comer al mercado en la siguiente sesión, pero no va a ser así. Te faltan muchas horas de practica.

El experto en bolsa o de cualquier otro mercado y que vive de ello ha tenido que pasar un proceso de formación y transformación que le ha llevado muchos años. Por mucho que te explique, sólo podrá ponerte sobre el camino. Y aunque sean verdades como puños, tendrás que vivirlas tu mismo para asimilarlas.

Te lo pueden estar diciendo una docena de veces, pero hasta que tu lo experimentas no eres consciente de ello.

Además, cada frase o principio que te pueda estar diciendo suele ser concentrada. Con esto quiero decir que cada una de esas frases encierra en si misma una acumulación de otras 50, que el trader o ponente, fruto de la experiencia acumulada ha ido uniendo hasta formar esa premisa. Ten en cuenta que “un experto es aquel que cada vez sabe más sobre menos”.

Con esto quiero que se comprenda que tu, como aprendiz, sólo ves el significado de dicha frase como tal, pero el que ha acumulado toda su experiencia en esa única frase, la comprende como sí misma y como la suma de las otras 50 que se han quedado fusionadas en esta última. Es algo difícil de comprender, pero es como si esa frase principal tuviese menos poder para ti por ser una sola, la que te han dicho, que para el que ha pasado todo el proceso de fusionar todas esas frases en una. Para ti puede ser como una bomba sin dinamita.

Con esto quiero tratar de comprender que sólo ganarás dinero en el mercado con el sistema del tal o cual experto cuando hayas sido capaz de concentrar las 50 premisas en una por ti mismo, mamándolo en el mercado, adquiriendo experiencia a base de operar y operar. Vamos, que hablando claro y sin tantos rodeos: o te lo curras tu o nada de nada … sino estaríamos todos ricos.

Por tanto, y bajo mi experiencia, es muy factible explicar un sistema de gestión del dinero y que luego cualquier persona pueda aplicarlo sin problema, se puede reconducir a un trader por medio de la psicología dándole unas pautas para evitar perder dinero en los mercados, y se puede también contar cuales son las técnicas o señales que mayor porcentaje de éxito suelen dar, pero sobre todo, esta última parte del sistema, la operativa, sólo será eficaz para el trader en cuestión si la aprende sobre el mercado, ya que sólo de esta manera será capaz de lograr la experiencia necesaria para ganar dinero de verdad.

Por tanto, una vez aprendida la gestión del dinero, (podríamos decir que es la parte terrenal del trading), hay que enfrentarse con la parte espiritual, que son dos: la psicología de mercado y la técnica para entrar y salir (el éxito de esta última parte depende exclusivamente de la interpretación que el trader sea capaz de hacer sobre el mercado).

Si pones a 5 traders delante de un gráfico cada uno de ellos lo interpretará de manera diferente.

Por lo tanto, mi mejor recomendación, una vez aprendidos los fundamentos del trading es: “no apuntes nada, sólo opera”

Después, cuando tengas cierta experiencia sí te recomiendo ir a los cursos si quieres. Esto es porque ya tienes una buena base, ya tienes unas reglas propias, ya comprendes cuando puedes incorporar algo que te han explicado a tu propia técnica o no, ya es más difícil que te engañen, ya reconoces si el que da el curso es un experto en el tema o es, como dije al principio del post, un vendedor de libros….

De esta manera si aprovecharás un curso, pero ir a uno sin saber nada no hará más que confundirte y lo más seguro es que aun encima vayas a uno gratuito y acabes abriendo una cuenta por hacerte creer que el paraíso está a tus pies.