¿Practicar con gráficos históricos o en presente?

La práctica sobre gráficos es uno de los más importantes puntos que un trader tendrá que tocar (varias horas diarias) para acostumbrar al ojo a ver las diferentes oportunidades que nos brinda el mercado.

Pero como siempre, el trading nos ofrece varios caminos, la mayor parte de las veces, excluyentes.

El objeto de practicar en gráficos históricos tiene como fin definitivo el descubrir que patrones o figuras que se han repetido en el pasado para cuando vuelvan a repetirse en el presente, tener constancia de ellas, y abrir operaciones de máxima probabilidad de acierto. Digo probabilidad porque en el trading no hay certezas. Todas las figuras técnicas tienen un porcentaje de expectativa variable y aun encima también fallan.

Hay muchos libros que hablan de ellas y todo trader sabe cuales son las figuras mas representativas del análisis técnico: hombro-cabeza-hombro, triángulos, rectángulos, doble pie, doble techo, diamante… y un largo etcétera. 

Así que por esta parte no vamos a descubrir nada nuevo que no se haya descubierto.

Incidir que considero que el trading aun está en una fase muy primitiva y que quedan muchas formas que descubrir en la manera de interpretar los movimientos de un valor, activo o mercado.

Por otra parte, los históricos son utilizados para los, para mi, inútiles backtestings con su sobreoptimación añadida.

No hay nada, como he dicho, más inútil que tratar de encerrar al mercado. Es como tratar de ponerle vallas al campo. Esto es lo que resume  a los millones de backtestings que se han hecho, sin lograr ningún resultado esperanzador, desde que existe el trading, y más en concreto, los ordenadores.

Al trading primero se le vence desde el corazón (pasión y perseverancia) y después desde el talento y la experiencia.

Tratar de encontrar un sistema ganador es tratar de descubrir la imposible forma de que todos podamos ganar a la vez dinero en los mercados. No se puede derribar de mejor manera a los buscadores del Santo Grial.

Pero el objeto principal de este post es describir de qué manera se puede hacer un entrenamiento de calidad que nos de la máxima experiencia.

Los gráficos históricos son sólo eso, históricos. Aunque las figuras se repitan sólo es eso, se repiten.

Pero tratar de operar el gráfico en presente es enfrentarse al mercado hoy, tanto si se repite un proceso del pasado (gráficamente hablando) como si no. Es aquí donde se alcanza la máxima experiencia sobre el mercado y donde podemos estar más atentos a las oportunidades que nos brinda. Es aquí donde el sistema sobra y aspiras a tener el máximo porcentaje de aciertos posible. Es aquí donde aprendes a manejar la relación entre los diferentes time frames y no en los históricos.

Por poner un ejemplo, la historia nos muestra que cuando mejora la economía las bolsas suben, pero en la actualidad todos  sabemos que las bolsas también pueden subir artificialmente por inyecciones de liquidez de los bancos centrales.
Así que, históricamente, invertiríamos nuestro dinero en comprar acciones cuando la economía va bien y el PIB sube gradualmente pero en este contexto estaríamos perdiendo dinero siguiendo esta señal puesto que, incongruentemente, aunque la economía vaya bien, la bolsa bajará cuando los bancos centrales dejen de inyectar más dinero. Esta es una visión actual y no histórica.

Esto es operar en presente teniendo en cuenta los sucesos contemporáneos que hacen mover a los distintos mercados. El aquí y el ahora. Después, el resultado que salga de ver un doble techo o un doble pie en un gráfico podrá ser mera coincidencia o podrá corroborar o no la idea actual que tenemos del mercado en este justo momento.

Está claro que adquirir experiencia operando en presente empleará mucho más tiempo en la formación de un trader, pero es que sólo esta manera es la correcta.