Categorías
Trading

¿Por qué rebota o retrocede la cotización cuando alcanza un soporte o una resistencia?

El mercado es pura psicología, de hecho las cotizaciones dibujan en el gráfico el resultado operativo de lo que las mentes de los traders perciben desde su pantalla.
[…]

El mercado es pura psicología, de hecho las cotizaciones dibujan en el gráfico el resultado operativo de lo que las mentes de los traders perciben desde su pantalla.

Si uno gana otro pierde, y viceversa.

Por lo tanto, lógicamente, uno estará en lo cierto y el otro no.

¿A donde quiero llegar? 

Cada trader, aunque posea la misma información, los mismos gráficos, interpretará al mercado de manera diferente.

Esta interpretación dependerá de muchísimos factores: de su experiencia, de los comentarios de los demás, de las noticias, de los datos, de la suerte…..

El objetivo es acertar el mayor número de veces con nuestros pronósticos, y que las pérdidas cuando fallemos sean lo menor posible.

Acertar no es fácil. Tienes que tener en cuenta que, aunque lo hagas, cada operación no te va a dar el mismo recorrido. Por lo tanto, a veces te quejarás de no haber cerrado antes y otras de no haber dejado correr la operación.

El trading es muy difícil de interpretar, de hecho ni los más profesionales logran aciertos constantes.

Es por eso que la gestión del dinero es fundamental para no quedarse sin capital. Las pérdidas entonces deben ser mínimas y las ganancias deben superar esas pérdidas para que el saldo sea positivo.

Pero lo dicho anteriormente, cuanto tienes una operación en positivo no vas a lograr cerrarla, en todas las ocasiones, en el lugar correcto. Ni tú, ni ningún sistema, ni ningún indicador, ni ninguna técnica premeditada será capaz de lograrlo.

De ahí que insista en que el dinero se lo lleva el trader discreccional, aquel que una vez aseguradas sus pérdidas tiene un cierto talento o una cierta experiencia para de alguna manera intuir, porque el trading es intuición, el fin de un tramo a su favor.

Los soportes y las resistencias están para ser superadas. En efecto, esto es lo ideal, enganchar una tendencia que tenga la suficiente fuerza para superar todos los obstáculos.

Pero mientras esto no sucede, la cotización se mueve entre los susodichos soportes y resistencias. y la culpa de que existan estos niveles somos los traders. Son, por ello, niveles psicológicos que suelen funcionar muy bien.

Claro que cuanto mayor sea el Time Frame en el que aparecen mayor fuerza tendrán.

Lo mismo si han funcionado como tal en el pasado.

Por tanto, insisto, encontrarse con uno de estos niveles no quiere decir que la cotización no los vaya a superar sino que encontrarán cierta dificultad y en ocasiones necesitaarán ser probados varias veces (debilitarlos) antes de ser superados.

Si un soporte o una resistencia es superado sin ser probado, probablemente el movimiento tenga mucha fuerza.

Un soporte traspasado suele actuar, después, como resistencia y una resistencia superada actuará como soporte.

Pero a lo que iba. Los traders tenemos la culpa de que se formen tales niveles, y, en muchas de las ocasiones, superarlos o no coinciden con la publicación de algún dato o noticia importante. Es de ahí de donde viene el dicho de que las «cotizaciones generan noticias».

Y es ahí, al llegar la cotización a esos niveles cuando debemos estar atentos a esos datos o noticias que nos den las pistas para intuir si serán sobrepasados o no.

Un ejemplo psicológico de estos niveles de soportes y resistencias:

(Primeramente decir que una de las causas por las que funcionan es porque todos los operadores están muy pendiente de ellos).

Pero lo dicho, veamos un ejemplo de su carácter altamente psicológico.

Cuando la cotización está cerca de alcanzar un soporte o una resistencia, el trader interpreta que va a ser superado fácilmente.

La velocidad de esa cotización avanzando hacia el nivel y el ambiente que lo rodea hace que este piense que, con total certeza, dicho nivel va a ser superado. Por lo tanto, entra a su favor, generalmente en el punto más próximo a ese soporte o resistencia.

Cuanto antes entre mejor, ya que si ese nivel es superado ganará más dinero por anticiparse a su ruptura.

Sin embargo, la mayoría de las veces, la cotización justo retrocede en ese punto, entrando el operador rápidamente en pérdidas que si no las corta pueden ser cuantiosas.

De ahí el dicho de los traders más nóveles: «Me vigilan la posición».

Así que el trader tiene 2 opciones:

  • Operar contra esos soportes o resistencias tratando de coger una rápida ganancia en su retroceso.
  • Operar confiando en que esos soportes o resistencias sean sobrepasados, o sea, una ruptura de los mismos.

Siempre habrá operaciones para operar cualquiera de las dos técnicas o ambas pero por mi experiencia siempre me ha resultado mejor tratar de engancharme a la tendencia primaria y dejar que esta haga su trabajo superando todos los obstáculos que encuentra a su paso.

Hay que tener también en cuenta que este tipo de operativa implica:

  • Hacer muy pocas operaciones ya que las tendencias primarias no son frecuentes y duran mucho tiempo.
  • Que antes de «agarrar» una buena, seguramente tengas varias operaciones negativas.
  • Tener mucha fuerza mental para no cerrar en los lógicos retrocesos de la tendencia primaria que suelen mermar los beneficios, incluso más del 50% antes de volver a avanzar. Estos retrocesos pueden ser más duraderos o importantes cuanto mayor es el TF en el que se opera.
  • Y tener, aun mucha más fuerza mental y desapego por el dinero, cuando, tras tener abundantes beneficios latentes, la cotización se da la vuelta y alcanza tu stoploss. (Es conveniente por esto, ponerlo alejado y sacrificar, si es necesario, lotes por distancia).

 

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente