¿Por qué los backtestings no funcionan?

Hasta ahí bien, empleando uno u otro encontrarás alguno que arroje un % positivo. El problema es que no sabes si en el futuro se va a seguir manteniendo esa fiabilidad.

Lo más probable es que no de ahí que muchos que crees que funcionan dejen de hacerlo al poco tiempo. Es más, cuantos más traders lo utilicen más rápido dejará de funcionar.

Esto es porque cada vez que cierras una operación en positivo tiene que haber alguien que la haya cerrado en negativo, o sea, que para que haya ganadores tiene que haber perdedores.

Sólo con haber entendido lo anterior debería bastar para comprender que hacer backtestings es tan inútil como buscar un sistema de trading automático.

Podrás ver en la web concursos para determinar cual es el trader que tiene el mejor sistema automático de trading, muchísimos seguidores de este tipo de operativa (es ciertamente adictivo), incluso “sitios” donde pretenden vender su sistema de trading ganador.

Se perfectamente en que fase se encuentran estos traders, en la primitiva. Se encuentran en una etapa a la que no localizan la salida de ahí que muchos abandonen y otros intenten vender un sistema que no funciona y que nunca va a funcionar sólo que de alguna manera tienen que rentabilizar tanto tiempo perdido.

Por tanto, se equivocan aquellos que tratan de buscar la consistencia a través de un sistema de trading automático.

¿Por qué se inventaron los sistemas automáticos?.

Los backtestings nacen desde el momento en que el trader entiende, de alguna manera, que debe desprenderse de sus instintos a la hora de hacer operaciones.

El miedo principalmente, la impaciencia, la avaricia…toda la rama psicológica que interviene en el trading provoca fallos devastadores en la cuenta del trader, de ahí la búsqueda de un sistema automático que no tenga sentimientos a la hora de operar.

Sin embargo, comprobará una y otra vez, desesperado, como los maravillosos resultados que el sistema le ofrece en simulado (casi siempre sobreoptimizado) no se trasladan al real.

Esto es porque el mercado es impredecible, los sistemas no son capaces de reaccionar ante sus rápidos movimientos, y cuando lo hacen ya se ha perdido gran parte del posible recorrido a favor por lo que muchas de las veces estiman abrir la operación justo antes de que el mercado se de la vuelta.
Esto es más evidente cuanto más pequeño es el Time Frame en el que se opera.

Por lo tanto, el trader entiende perfectamente desde el principio que los instintos básicos del hombre son perjudiciales para lograr hacer un buen trading por lo que emplea dichos sistemas automáticos para que no influyan en su operativa.

Acierta en eso pero, sin embargo, no lo hace a la hora de emplear el método correcto, siendo este la gestión del dinero y del riesgo.

El único modo que funciona a la hora de operar, a la hora de detener nuestros instintos primarios de manera eficaz es únicamente la gestión de la operación.