Categorías
Trading

Piensas, luego existes

Puede resultar grotesco pero muchas de las mejores ideas o de las soluciones a un problema surgen cuando estás en el WC (siempre que no estés con el móvil o leyendo una revista), o incluso cuando te duchas.
[…]

Puede resultar grotesco pero muchas de las mejores ideas o de las soluciones a un problema surgen cuando estás en el WC (siempre que no estés con el móvil o leyendo una revista), o incluso cuando te duchas.

Lamentablemente, suelen ser los 2 momentos en los que estamos solos con nosotros mismos, en los que conectamos con nuestra mente.

NO se lleva, hoy en día, el pensar.

Es que sino te pierdes muchas de las buenas cosas que te ofrece esta sociedad tecnológica.

Pero ya que hablamos de pensar dedícale sólo un momento y compárate con el resto de los animales que pueblan La Tierra. Te darás cuenta de lo que nos diferencia de estes.

NO son las garras, ni las fauces…SI, es el cerebro.

El cerebro es nuestra arma más poderosa: sin garras ni colmillos nos hemos impuesto por encima de todos los seres vivos que componen el Reino Animal.

Pero, sin embargo, todos los avances tecnológicos y los privilegios de los que disfrutas es gracias a un pequeñísimo porcentaje de seres humanos que sí han utilizado su mente para pensar en muchos más lugares que en el WC y en la ducha y durante más tiempo.

Por tanto, intento decir, que tus verdaderos progresos vendrán cuando pongas a trabajar tu arma más poderosa.

Yo acostumbro mucho a pensar, mucho menos de lo que me gustaría, pero pienso.

Y mis mayores revelaciones en el campo que me ocupa, el trading, no han venido cuando me he retirado a pensar varias horas fuera de horas de trabajo sino cuando estaba desarrollando este.

Esto es porque cuando piensas, cuando te tomas un período de tiempo para pensar de x minutos en medio del trabajo (pausas intermitentes tras cada x tiempo de trabajo realizado) las soluciones surgen relacionadas con la tarea que te ocupa en ese momento en la cual estás concentrado.

Cuando lo haces de noche, o a otras horas fuera de trabajo, se mezclan más temas y es más difícil concentrarte en el tema requerido.

Por lo tanto, la clave está clara: comienza a pensar, y si puede ser aislado de personas, móviles y ruído, mucho más efectivo.

Por Pena de la Ghetto

Trader independiente