¿Has pensado en abandonar el trading?

Me recomendaron tu blog y gracias a él, compré tu obra “El libro Blanco del Tráding”, que ya me he leído tres veces y que recomiendo a todo el mundo.
Me permito pedirte ayuda, sin importarme que lo comentes en público, viendo tu enorme generosidad y más después de lo que me ha pasado hoy. Llevo tiempo tratando de dedicarme al tráding y prácticamente he pasado por todas las fases: demasiados cursos, demasiado apalancamiento, sin stops, demasiadas pérdidas…
Al final, conseguí domarme un poco y durante meses ha sido y es mi única fuente de ingresos.
Iba bien, con ganancias decentes cada día, pero ayer y sobre todo hoy, como dirían los alcohólicos recaí gravemente: no sé por qué todavía, pero moví mis stops hasta quitarlos del todo en una operación en la que entré largo, me obcequé y con la caída que tuvieron los índices este jueves por la tarde,perdí las ganancias de todo este mes y parte del anterior…(llevaba 5 bastante buenos).
Sé de sobra que no lo debo hacer, sé que es un error grave y más con todo lo que te leo, pero me entran ganas de abandonarlo todo (lo cuál en parte me da pena, después de todo lo que llevo invertido en tiempo, dinero y sufrimiento y después de estar casi tocando la consistencia, y después de lo que he luchado por llegar hasta aquí, con lo que me gusta…) y me siento como un inútil, como un ludópata y pienso que no voy a conseguirlo ya nunca…
Tampoco es que esté el mercado laboral para pensar en muchas alegrías y hace poco me han ofrecido un trabajo de 900 euros brutos al mes (he ganado más los meses buenos, pero claro, me puede ahora el miedo…).
No sé, ya sé que primero llega el sufrimiento y luego el dinero, pero ya había sufrido muchísimo, y pensaba q ahora me tocaba disfrutar un poco, pero cuando veo ahora de nuevo lo mal que lo estoy pasando…
Sé que recomendar algo así es difícil, pero no sé si te ha pasado y pensaste en abandonar, qué podría hacer y cómo co…volver (si es q vuelvo finalmente), con un plan super estricto (el que tenía no era malo, pero confieso que lo he incumplido…).
El sistema más o menos propio con el que operaba daba unos resultados más que aceptables, pero me siento horrible por haberlo incumplido y no sé si voy a poder quitarme este miedo y sensación de culpa del todo…
Es como llevar estudiado el 80% del temario de un examen y por miedo o por tirarte 1 mes de fiesta y verlo muy difícil, pensar en dejarlo del todo…o bien pensar q es mejor no perder más el tiempo.
Perdona si te cuento mis dudas o te molesto con ello y no puedes aconsejarme nada, pero estoy un poco asustado…
Muchas gracias por tu blog y tu experiencia.

Respondiendo a Alberto:

Verás Alberto, el tuyo es un caso muy sencillo de arreglar desde mi punto de vista.

En un principio lo que percibo es que has seguido un proceso de aprendizaje en el que has aprendido a separar lo superfluo de lo que realmente importa.

Fruto de ese proceso has elaborado unas reglas y un sistema de trading que te funciona. Por lo que dices llevabas 5 meses seguidos con buenas ganancias.

El error está muy claro y obedece a la parte psicológica del trading: la disciplina.

Una vez que te saltas la disciplina el daño ya está hecho. Los motivos pueden ser múltiples: porque no confías en tu sistema al 100%, por querer variar las reglas mientras estás operando en vez de hacerlo fuera de jornada, por tener prisa por ganar más, por no querer asumir la pérdida…

En un artículo de este blog, o quizá en el libro, no se, comenté una vez como por dejar correr las pérdidas estuve a punto de ser eliminado del mercado.

Verás, la mayoría de las veces que operes sin stop comprobarás cómo tras entrar en pérdidas, estas se acaban recuperando y sales neutro o incluso con algunos beneficios.

Esto te da la sensación de que no es necesario aplicar un stoploss a tus operaciones. Pero escúchame bien, es sólo una sensación, porque con una sola, repito, con una sola operación en que el precio no vuelva tu cuenta se irá a pique.

Me ha pasado a mí, te ha pasado a ti, le ha pasado a muchos y le pasará a muchos más.

Recuerda: si operas sin stop, con sólo una vez que entres en pérdidas y la cotización no vuelva estás perdido.
Y estás perdido porque entras en una espiral sin vuelta atrás donde dejas correr la posición días y días cuando tu intención era que durase, a lo sumo, unas horas.
Te entra la depresión, los sudores, los dolores de barriga, estás pegado a la pantalla sin creer lo que te está pasando, el mundo exterior no existe, estás como hipnotizado mirando el saldo de la operación rezando con la esperanza de que por lo menos llegue a un punto donde no pierdas ni ganes….vamos, todo un ciclo que podrías haber evitado si no te saltaras tu disciplina.

Has puesto el stop pero lo has movido. Esto es lo mismo que no haberlo puesto. Tienes que asumir la pérdida. Al Ego le duelen mucho las pérdidas por eso debes ser muy frío y aprender a asumirlas.

Tienes unas reglas que funcionan, pero estas no son nada si la parte psicológica no funciona. El trading consistente está en la psique, en el psicotrading, ni más ni menos.

No me hables ni siquiera de abandonar. Thomas Alva Edison dijo un día:

“No he fracasado. He encontrado 1.000 formas diferentes de no hacer una bombilla”

¿Qué hubiese sucedido si hubiese abandonado en la prueba 999?

Y yo te digo otra muy común:

“Si algo te funciona no lo cambies”

Tienes un sistema que dices que te funciona, salvo cuando rompes la disciplina. Ya sabes tu punto débil.

“Si tienes unas reglas y te las saltas, ya no tienes reglas”

Sin embargo yo te veo otro punto mucho más débil.

Me comentas lo siguiente:

_ “con la caída que tuvieron los índices este jueves por la tarde, perdí las ganancias de todo este mes y parte del anterior”

Sólo esta frase me da a entender el fallo de tu sistema de trading sin tener en cuenta esa salida de tono en un momento de debilidad en el que has roto tu disciplina:

“Cortas las pérdidas pero no dejas correr las ganancias”

Esa frase resume el “modus operandi” de los traders perdedores.

Si revisas tu historial de operaciones, creo que no me equivoco, la mayoría de tus operaciones son positivas pero con pequeñas ganancias y la minoría son negativas pero con grandes pérdidas.

Es normal que a un trader, que es perdedor, le cueste a horrores hacer crecer su cuenta mediante ingresos provenientes de la suma de las pequeñas cantidades que le dan sus operaciones con ganancias.

Tiene incluso varias operaciones con beneficios consecutivas pero en cada una de ellas las ganancias son mínimas salvo en un par de ellas en las que son discretas.

Le cuesta sangre, sudor y lágrimas y mucho tiempo pegado a la pantalla arrancarle el dinero al mercado; y, de repente, una sola mala operación se lleva todas las ganancias acumuladas y parte del capital inicial que tenía en su cuenta.

Entonces, esto le deja muy tocado, pierde la confianza, la autoestima y lo que es peor, se instala en él un miedo descomunal a la hora de entrar de nuevo en el mercado, a la hora de hacer una nueva operación.

Sí he pasado por lo que me cuentas, vaya que si he pasado. He tenido tantos dolores de barriga, tal como te he explicado más arriba, que cuando pongo un stop no lo levanta ni una grúa. Sólo recordar todo el proceso que se desencadena cuando van creciendo las pérdidas sin poder hacer nada para evitarlo me pone los pelos de punta y te aseguro que no lo muevo ni un punto.

Quizá necesites que te pase alguna que otra vez más antes de que se te quede grabado a fuego. Lo que te ha sucedido ha sido una lección de esas que te da el mejor de los maestros: el mercado. Una de esas que cobra muy caras. Aprende de ella, no es momento de abandonar, es momento de aprender y seguir adelante.