Pautas principales a seguir en una operación

Lo primero en lo que debe fijarse un trader a la hora de operar es hacia donde va la tendencia. No es fácil y para ello hay que tener muy en cuenta el espacio temporal en el cual se va a operar. El verdadero éxito de un trader vendrá de su capacidad para interpretar la relación entre los diferentes time frames. Esto es porque hay uno que es el que domina, el que establecerá la tendencia más larga mientras en los demás (sobre todo en los más pequeños) habrá varias tendencias, arriba y abajo, aunque al final siempre tirará a favor de la tendencia dominante del time frame que manda.

Cuanto mayor sea el time frame menos ruido, menos señales falsas.

De manera innata solemos abrir una operación en contra de un movimiento dado. El resultado estadísticamente es demoledoramente claro: la posición avanza levemente a nuestro favor para darse de nuevo la vuelta siguiendo el movimiento original, siguiendo la tendencia establecida y haciéndonos saltar el stop-loss. (Y si no lo hemos puesto… adiós muy buenas).

Como digo, es innato, nos parece que la cotización ha avanzado mucho y abrimos una posición a la contra. Y es por esta característica innata que la gran mayoría de traders opera contratendencia. Es un rasgo ancestral que el especulador tiene que corregir a toda costa, con la dificultad que esto entraña ya que dicha característica ha sido forjada por el paso lento de la evolución, por lo que será harto difícil de variar.

Es verdad que hay muy buenas operaciones a la contra que dan mucho dinero, pero…. ¿para que complicarnos en buscar un giro de mercado si sólo va a haber uno?

¿No es más fácil descubrir la tendencia y esperar a un retroceso para entrar, previo posicionamiento de un stop-loss alejado, en vez de entrar a la contra?

Por supuesto que también vamos a encontrarnos con operaciones perdedoras operando a favor de tendencia, pero de esta manera estaremos a favor de las matemáticas y aunque perdamos en algunas operaciones estaremos en la mejor disposición para agarrar grandes tendencias a nuestro favor.

Por tanto, el mecanismo de acción sería el siguiente:

– Observar los distintos time frames

– Establecer la tendencia dominante

– Esperar un retroceso para entrar

– Stop- loss alejado para protegernos de los movimientos hacia atrás de la tendencia (hay que tener en consideración que abriendo una operación después un retroceso será más difícil que nos salte el stop ya que dicho retroceso elimina gran parte del recorrido hacia él).

– Dejar correr las ganancias y aprovechar los siguientes retrocesos para añadir más posiciones

– Mucho cuidado a la hora de hacer trailing-stop. Este debe estar lo suficiente alejado para que los vaivenes de la tendencia no nos dejen fuera de juego antes de tiempo.

– Dejar que sea el mercado el que nos eche. Que las ganancias no nos venzan a la hora de cerrar. Cualquier retroceso en ganancias hará que nos entren los deseos de cerrar la posición. Esto es lo que debemos evitar a toda costa. Como he dicho, que sea el mercado el que nos cierre la posición.

– La misma paciencia para aguantar la posición en ganancias que tenemos cuando esperamos a que las pérdidas se recuperen.

El trading es una mezcla de técnica y de psicología. Un pasito cada día en dirección adecuada, o sea, en tendencia también 🙂 , hará que el largo camino que discurre desde el comienzo hasta lograr vivir del trading sea cada día un poco más corto.