Para poder vencer al mercado primero tendrás que vencerte a ti mismo

Uno de los errores más frecuentes del trader es emplear todo su esfuerzo en tratar de predecir lo que hará el mercado.

Traders aficionados, incluso traders profesionales. Todo el mundo da su opinión sobre lo que sucederá en el futuro.

Traders que se inician en los mercados, traders que llevan muchos años de vuelo, traders que han hundido la empresa donde trabajaban por creer saber a ciencia cierta lo que iba a ocurrir con la cotización y aferrarse a ello.

Sin embargo, al fin y al cabo, el porcentaje de acierto no es lo que más importancia tiene a la hora de lograr la consistencia.

Todos tenemos un % de acierto, el fallo es querer acertar en todas las ocasiones, y error aun más grande es obstinarse en ello y dejar correr las pérdidas por creer estar en lo cierto, por empeñarse en saber más que el propio mercado.

Muchos traders han quedado arruinados sólo por eso.

Partamos de que tenemos un porcentaje de acierto, sea cual sea.

Desde ese momento asumimos que vamos a tener también operaciones negativas.

Entonces, ¿por qué no las limitamos en vez de dejar correr las pérdidas empecinándonos en tener razón?. ASUME EL FALLO.

Tengas el porcentaje de acierto que tengas, si haces que tus operaciones perdedoras arrojen una suma pequeña al mercado le será muy difícil expulsarte.

Claro que no puedes fallar ni una sola vez en ese propósito, nunca te puedes saltar la gestión, siempre debes respetarla. A esto se le llama disciplina.

Una vez logras hacer una gestión de la posición adecuada (esto es poner un stop, respetarlo y calcular el número de lotes con los que abrir una operación) la diferencia entre vivir del trading o no hacerlo será cuestión exclusivamente de tu pericia a la hora de dejar correr los beneficios.

Sí, tendrás que soportar las duras ganas de cerrar cuando estos retroceden para optar a ganancias mayores.

En muchas ocasiones cuando dejas correr las ganancias estas retroceden, incluso bastante, antes de tomar un nuevo impulso a favor. Pocos traders, muy pocos, logran soportarlo más allá de un par de veces.
Los que lo hacen durante toda su vida de traders son los consistentes, los que viven de esto.

Tendrás incluso que soportar también cómo en muchas ocasiones dichas ganancias se evaporan por completo hasta hacer saltar el stoploss.

Pero si has sido listo, si te has preparado para ello mentalmente y has respetado la gestión de la operación, sabes que como mucho habrás perdido únicamente un pequeño porcentaje de tu cuenta y que estarás en perfectas condiciones para volver a intentarlo de nuevo con todo tu “arsenal” en su máxima capacidad.

Ni tu cuenta ni tu Ego se habrán resentido.

Dejando tu orgullo a un lado (queriendo tener siempre la razón) no tendrás que esperar tanto tiempo a que la cotización se de la vuelta para recuperar tu dinero, (pues has cortado de raíz la pérdida), ni sufrirás como sólo tú sabes mientras no lo hace.

Son muchísimos los traders que pasan días o incluso semanas o meses sin operar sólo porque han decidido esperar a ser ellos los que tienen la razón y que las pérdidas se den la vuelta y vuelvan al punto donde no ganan ni pierden.

Lo malo es que se trataba de una operación donde sólo pretendían aguantar unos minutos con ella abierta en busca de un beneficio rápido.

Sigo preguntándome por qué cortan las ganancias cuando estas aun son pequeñas y no hacen lo mismo con las pérdidas sino que las aguantan el tiempo que sea necesario aun a riesgo de perderlo todo.

Si actuasen de manera contraria, habría muchos más traders consistentes que perdedores pero, como siempre, la solución está entre tus 2 orejas.